Socialismo. esclavos en la URSS

En la Unión Soviética la esclavitud se había convertido en un sistema planificado.

Thomas Sgovio: Los gulags

El artista Thomas Sgovio sobrevivió a la esclavitud en los gulags soviéticos. Sus dibujos recogen la existencia tal como era en los gulags. En este dibujo supo retratar la vida cruel que tuvieron los esclavos en la URSS.

Fuente: http://www.sgovio.org

Lenin dio un golpe de Estado en Rusia la noche del 24 al 25 de octubre de 1917. Lenin puso fin a la incipiente democracia rusa e impuso una dictadura totalitaria comunista. Para mantenerse al frente de Rusia Lenin desarrolló la política del “terror bolchevique”: el 20 de diciembre de 1917 Lenin dio orden al bolchevique polaco Dzerzhinski de poner en funcionamiento la Comisión especial para combatir a contrarrevolucionarios y especuladores, Chk, y el 9 de agosto de 1918 creó la Dirección General de Campos, GULAG. El GULAG fue la red de campos de concentración, trabajo esclavo y exterminio habida en la URSS. Los prisioneros del GULAG estuvieron privados de libertad y fueron reducidos a la condición de esclavos. Durante la dictadura de Stalin, de 1924 a 1953, el número de esclavos superó los 18.000.000, es decir, el 15 % de la población de la URSS. En total 28.700.000 personas fueron esclavas mientras estuvo vigente la dictadura comunista en la URSS. También millones de extranjeros capturados por la URSS durante la Segunda Guerra Mundial fueron reducidos esclavos en concepto de “reparación de guerra”. La URSS, según la propaganda soviética la “patria del proletariado libre y emancipado”, fue en verdad un inmenso gulag lleno de esclavos. La dictadura comunista soviética fue una tiranía esclavista.

 Esclavos abriendo el Belomorkanal

La dictadura comunista soviética introdujo la esclavitud. Esclavos abriendo el Belomorkanal, 1931-1933.

Fuente: http://www.squidoo.com

Los esclavistas

Lenin puso en marcha los primeros gulags para un nuevo tipo de “criminal”: el “enemigo de clase”. La dictadura comunista consideró “enemigo de clase” a cualquier persona “sospechosa”, es decir, burgueses, profesionales liberales, banqueros, comerciantes, kulaks o propietarios de tierra, empleados públicos y mandos militares y policiales del régimen zarista, clérigos, prostitutas, opositores a la dictadura, discrepantes, etc.

    Los gulags estuvieron gestionados por la Chk. Los gulags cumplieron dos funciones:

  • Producir a coste casi cero porque el prisionero era un esclavo. En este sentido el gulag era un campo de trabajo esclavo o un campo de esclavos.
  • Eliminar al “enemigo de clase” o “sospechoso”. En este sentido el gulag era un campo de exterminio.

Lenin Stalin

Lenin (izquierda) en 1918 puso en marcha los gulags. La red soviética de campos de concentración, trabajo esclavo y exterminio. Stalin (derecha) esclavizó a 18.000.000 de personas entre 1924 y 1953.

Desde su puesta en marcha, los gulags se demostraron antieconómicos para el Estado; no consiguieron ser autosuficientes y el Estado hubo de subvencionarlos.

    En 1925 Frenkel, primero esclavo y luego uno de los jefes del gulag de Solovki, propuso el sistema “tanto trabajas, tanto comes”. El sistema de Frenkel recibió el visto bueno de Stalin, que lo vio rentable; sin embargo, los gulags siguieron siendo ruinosos. El sistema de Frenkel sólo sirvió para matar de hambre a los esclavos más débiles.

 Naftali Frenkel

Naftali Frenkel puso en marcha el sistema “tanto trabajas, tanto comes”. Cientos de miles de esclavos murieron por la aplicación de este sistema.

En 1928 se aprobó el primer plan quinquenal de la URSS que exigía un crecimiento industrial del 20 % anual, la construcción de obras públicas gigantescas, la puesta en explotación de regiones de la URSS hasta entonces improductivas y la colectivización del campo. Aquellos campesinos que se opusieron a la colectivización y los trabajadores industriales que no cumplieron en su puesto de trabajo a satisfacción de los comisarios de la dictadura comunista fueron asesinados o internados en los gulags y reducidos a la condición de esclavos. Así, Stalin consiguió los dos objetivos que buscaba: eliminar a millones de personas que consideraba “enemigos de clase” y conseguir el número de esclavos suficiente para llevar a cabo sus proyectos económicos.

 Belomorkanal

El Belomorkanal comunica los mares Blanco y Báltico. Fue una de las obras ejecutadas con mano de obra esclava entre 1931 y 1933.

Uno de los proyectos prioritarios para Stalin fue la construcción del Belomorkanal o canal del mar Blanco, que comunicaría los mares Blanco y Báltico. Stalin tomó la decisión de construir el canal del mar Blanco en febrero de 1931 y las obras concluyeron en agosto de 1933. La tecnología utilizada fue rudimentaria: todo se hizo a mano. Se creó la figura del udarnik o “trabajador de choque”, luego llamado stajanovita. El “trabajador de choque” trabajaba más horas de las establecidas en jornadas “voluntarias” de 24 y 28 horas seguidas a cambio de más y mejor comida, vestuario nuevo cada seis meses y reducción de pena. Para construir el canal del mar Blanco se utilizaron 170.000 esclavos de los que murieron 25.000, el 15 %.

 Belomorkanal

El Belomorkanal se construyó a mano entre 1931 y 1933. En su construcción murieron 25.000 esclavos.

Fuente: http://www.osaarchivum.org

Stalin también utilizó esclavos para la extracción de oro en las minas de Kolimá, para la extracción de carbón en las minas de Vorkutá, en la construcción del ferrocarril a las minas de Vorkutá, del ferrocarril Baikal-Amur, del metro de Moscú, de los canales Moscú-Volga, Volga-Don, Volga-mar Báltico y de Fergana, de las centrales eléctricas de Kuibishev y Stalingrado, en fábricas de ladrillos y de otros materiales de construcción, en la extracción de madera de los bosques de Siberia, para abrir carreteras en Siberia. Tras la muerte de Stalin se abandonaron dos de sus proyectos por antieconómicos: el túnel y ferrocarril de Sajalín y el ferrocarril de la tundra entre Sajelard e Igarka, conocido como la “ruta de la muerte” porque la mortalidad entre los esclavos utilizados en su construcción llegó a superar el 50 %.

    En 1936 Stalin inició las purgas abriendo la etapa del “Gran Terror”. Se establecieron dos tipos de penas para los “enemigos de clase”, los “sospechosos” y otros “delincuentes”, a saber: de primera categoría o muerte; y, de segunda categoría o confinamiento en un campo de concentración durante ocho o diez años. Los condenados de segunda categoría eran reducidos a la condición de esclavos.

    En 1937 por decreto de la NKVD las esposas y los hijos de los condenados eran arrestados y condenados por ser “esposas e hijos de enemigos del pueblo”. Así, familias enteras fueron condenadas a la muerte o la esclavitud.

    La Segunda Guerra Mundial llenó de prisioneros los gulags. El 22 de junio de 1941, el mismo día en el que Alemania invadió la URSS, Stalin aprobó la orden “condena complementaria” por la cual ningún prisionero de los gulags, es decir, esclavo, podría abandonar los gulags hasta el fin de la guerra. También se aprobó ampliar la jornada de trabajo y reducir la comida y disminuyeron las posibilidades de higiene, abrigo y de recibir asistencia médica profesional. Así, en 1942-1943 los esclavos recluidos en los gulags fueron 4.000.000 y la tasa de mortalidad del 25 %. Durante la Segunda Guerra Mundial murieron 2.000.000 de esclavos por hambre, frío, enfermedad, agotamiento, negación de higiene y de asistencia médica y asesinato indiscriminado.

    En los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial a medida que el Ejército Rojo ocupaba los países de Europa del Este hacía prisioneros a sus nacionales, los envió a la URSS y los esclavizó. Ese fue el destino de 75.000 húngaros. Stalin entendía que era una “reparación de guerra”. Sin embargo, en 1947 Stalin liberó a los esclavos extranjeros forzado por la hambruna de posguerra.

    Al finalizar la Segunda Guerra Mundial 5.500.000 súbditos soviéticos regresaron o fueron obligados a regresar a la URSS. Eran soldados del Ejército Rojo capturados por las potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial, vlasovitas (soldados del Ejército Rojo dirigidos por la general Vlasov que se sublevaron contra Stalin y se pasaron a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial) y civiles capturados por Alemania y enviados a Alemania para trabajar como esclavos durante la Segunda Guerra Mundial. Stalin dio orden de fusilar a los vlasovitas, unos 150.000, y de esclavizar al resto durante diez años.

    En 1948 Stalin dio orden de crear los “campos de destino especial” para los presos políticos más peligrosos, a saber: “espías, diversionistas, terroristas, trostkistas, derechistas, mencheviques, eseritas, anarquistas, nacionalistas, emigrados blancos y miembros de otras organizaciones antisoviéticas”. Se les redujo a esclavos, no tuvieron comunicación con el exterior, la jornada de trabajo fue de diez horas, la asistencia sanitaria fue mínima y llevron números de identificación en frente, pecho y espalda. En 1953 el número de esclavos en los “campos de destino especial” era de 210.000. Los “campos de destino especial” estaban en los lugares más inhóspitos de la URSS.

    Stalin murió en 1953 y con él el sistema esclavista masivo por ineficiente. En 1953 estaba demostrado que el trabajo esclavo masivo era antieconómico: absorbía el 16 % de las subvenciones estatales, se perdieron 1.000.000 de jornadas de trabajo por huelgas y el 32 % de los esclavos no cumplían con sus cuotas de trabajo. Se comprobó que los trabajadores libres eran más productivos que los esclavos.

    Beria asumió el poder a la muerte de Stalin. El otrora jefe de la NKVD, hombre de confianza de Stalin y partícipe en los genocidios perpetrados por Stalin, tomó las decisiones siguientes en pro del desmantelamiento del sistema esclavista soviético:

  • Dio orden de suspender obras llevadas a cabo con mano de obra esclava porque “(no) satisfacían las necesidades de la economía nacional”.
  • En memorándum al Presídium del Comité Central afirmó que “sólo 221.435 de los 2.526.402 prisioneros del GULAG eran peligrosos” y defendió que se liberasen a mujeres embarazadas o con hijos, menores de 18 años, enfermos incurables y ancianos. En números redondos 1.000.000 de esclavos. Estos esclavos se vieron beneficiados por la amnistía de 27 de marzo de 1953.
  • Prohibió la tortura en los gulags.
  • Frenó la sovietización y rusificación de Ucrania occidental y de las repúblicas bálticas lleva a cabo por Stalin y Krushev.

    El 16 de junio de 1953 Beria declaró su intención de “liquidar el sistema de trabajo forzado (por su) ineficiencia económica y su falta de perspectiva”. Krushev movilizó tropas y arrestó a Beria, que fue ejecutado a finales de 1953.

    A partir de 1954 se tomaron medidas que se aceleraron después del “discurso secreto” de Krushev en el XX Congreso del PCUS de febrero de 1956 y del XXII Congreso del PCUS de octubre de 1961. Algunas de las medidas fueron las siguientes:

  • Se restableció la jornada laboral de 8 horas en los gulags.
  • Se dio la libertad anticipada mediante la intensificación de trabajo.
  • Se desmantelaron los “campos de destino espacial”.
  • Se rehabilitaron presos mediante la anulación de su sentencia condenatoria.
  • Se aprobó la disolución del GULAG para 1957.
  • Se inició la publicación de novelas acerca de los gulags; la más importante fue Un día en la vida de Iván Denísovich, de Solzhenitsin, publicada en 1962.

 Aleksandr Solzhenitsin

El novelista Aleksandr Solzhenitsin dio a conocer la realidad de los gulags en sus novelas Un día en la vida de Iván Denísovich y Archipiélgo Gulag.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los rehabilitados fueron excluidos de los puestos de trabajo mejor remunerados, cobraron pensiones insuficientes y no recuperaron sus propiedades anteriores a ser arrestados. Los condenados en las purgas de Stalin de 1936 a 1939 no fueron rehabilitados ni puestos en libertad.

    Nikita Krushev fue depuesto en octubre de 1964. Le sucedió Leonid Brézhnez, que restableció los gulags esclavistas. Durante la dictadura de Breznev se hicieron tristemente famosos los gulags de Mordovia y Perm, donde se moría de hambre. Muchos de los esclavos de Mordovia y Perm se automutilaban para ser ingresados en el hospital y así recibir una ración de comida suficiente.

    Yuri Andrópov entre 1982 y 1984 y Constantin Chernienko entre 1984 y 1985 continuaron la política represiva de Breznev.

    Mijail Gorvachov llegó al poder en marzo de 1985. Gorvachov era nieto de “enemigos del pueblo” que fueron detenidos, torturados y esclavizados en los años treinta del siglo XX. Gorbachov inició un proceso de rehabilitación de prisioneros masivo, incluyendo a los purgados por Stalin entre 1936 y 1939, y dio el “perdón general” a todos los prisioneros políticos después de la muerte de Marchenko en diciembre de 1986. Así fue como en la URSS se clausuraron para siempre las prisiones políticas: fue el fin del GULAG soviético.

 Anatoli MarchenkoMijail Gorbachov

El preso político Anatoli Marchenko (izquierda) murió en 1986. A continuación Gorbachov (derecha) clausuró para siempre los gulags.

Stalin exporta el modelo esclavista soviético

Después de la Segunda Guerra Mundial Stalin impuso en Europa del Este el sistema soviético de campos de trabajo esclavo.

    En la República Democrática Alemana, RDA, la dictadura comunista reconvirtió en campos de trabajo esclavo los campos de exterminio de la Alemania nacionalsocialista de Sachsenhausen y Buchenwald. Los campos de concentración y trabajo esclavo de la RDA se conocieron por el nombre de spetslagerya. En los primeros años hubo 240.000 esclavos de los que murieron 95.000, es decir, el 39,5 %. Para evitar la impopularidad de la dictadura comunista de la RDA y la huída de alemanes orientales a la República Federal Alemana la spetslagerya se cerró en 1950 y los prisioneros fueron enviados a la URSS donde siguieron siendo esclavos.

    En Checoslovaquia fueron utilizados esclavos en la extracción de uranio en la mina de Yachimov. El uranio checoslovaco se envió a la URSS para la fabricación de la bomba atómica. En Checoslovaquia los campos de trabajo esclavo se cerraron en 1949.

    En Polonia aún en 1954 existían 84.200 esclavos bajo el control de la URSS.

    En Hungría Inre Nagy cerró los campos de esclavos en 1953 tras la muerte de Stalin.

    En Bulgaria los campos de esclavos se mantuvieron abiertos hasta los años setenta del siglo XX.

    En Rumanía los campos de esclavos estaban bajo el control de la Securitate. Fueron utilizados esclavos en la construcción del canal Danubio-mar Negro, un proyecto económicamente inútil, pero mortífero: murieron 200.000 personas en su construcción bajo el slogan “¡El canal del Danubio al mar Negro es la tumba de la burguesía rumana!” Los campos de esclavos en Rumanía desaparecieron en 1989 con la caída de la dictadura comunista de Ceaucescu.

    Todas las dictaduras comunistas copiaron el gulag esclavista soviético. Por ejemplo, en la República Popular China el dictador Mao puso en marcha el laogai y en la República Popular de Corea del Norte el dictador Kim Il Sum puso en marcha el kwan-li-so. El laogai y el kwan-li-so siguen en funcionamiento.

Los esclavos

Los esclavos del GULAG recibían un trato brutal incluso antes de llegar al campo de concentración. Miles de condenados a ser esclavos murieron incluso antes de llegar al gulag, miles más murieron en el gulag por frío, hambre, agotamiento, enfermedad, negación de higiene y de asistencia sanitaria profesional, tortura o asesinato. Las condiciones de vida en los gulags eran insoportables e inhumanas. Sobrevivir fue el objetivo y conseguirlo era casi milagroso.

    Cualquier persona o colectivo que la dictadura comunista considerase “sospechosa” o “enemiga del pueblo” era condenada a muerte o a la esclavitud en uno de los gulags.

    Los “sospechosos” estuvieron sujetos a la arbitrariedad y brutalidad de las autoridades soviéticas. Los “sospechosos” podían ser condenados sin juicio sobre la base de declaraciones falsas arrancadas mediante tortura. Durante la detención las torturas más frecuentes fueron la privación de sueño, las descargas eléctricas y los latigazos. En infinidad de ocasiones el juicio en el que era condenado un “sospechoso” era sólo una farsa en la que al “sospechoso” se le leía el “delito” del que se la acusaba y la sentencia. Este tipo de “juicio” podía durar menos de un minuto. El “sospechoso” podía ser condenado in absentia por una troika de oficiales.

    Una persona era considerada” sospechosa” y condenada por la dictadura comunista por los más diversos “delitos”, a saber: por ser “sospechoso”, “enemigo del pueblo”, “enemigo de la revolución”, “enemigo del Estado”, “contrarrevolucionario”, “trostkista”, “terrorista”, “derrotista”, “saboteador”, “minador”, “tener familia en el extranjero”, “ser esposa o hijo de sospechoso”, “cosmopolitismo”, etc. Aquella persona que la dictadura comunista consideraba “peligrosa” era acusada de tales “delitos”. Fueron considerados “peligrosos” los kulaks o propietarios de tierra, funcionarios del régimen zarista, clérigos, prostitutas, nacionales extranjeros de Estados enemigos, nacionales rusos que fueron hechos prisioneros por las potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial o que tuvieran familiares en el extranjero, grupos étnicos no rusos o cualquier persona que quisiese el dictador comunista en ejercicio o el comisario político de turno.

    A los esclavos se les torturaba también durante su transporte hasta los gulags. Las autoridades soviéticas se valieron de presos comunes para torturar a los esclavos: principalmente se valieron de violadores a los que dejaban hacer. Los violadores sabían que no iban a ser castigados por los abusos sexuales que pudiesen perpetrar.

    El transporte de los esclavos a los gulags era secreto e inhumano. En 1939 el navío Indigirka chocó contra un escollo. La tripulación se negó a recibir auxilio de pesqueros japoneses. Se dejó hundir al barco con 1.500 personas en la bodega. Las autoridades soviéticas no querían que se supiese de la existencia de estos barcos, para qué eran utilizados ni cuál era su destino.

    La tortura también era psicológica. En lo alto de las puertas de entrada a los gulags los esclavos leían frases sarcásticas. En el gulag de Kolimá se leía “El trabajo en la URSS es una cuestión de honradez, gloria, valor y heroísmo”, en el gulag de Irkust se leía “Con el trabajo justo pagaré mi deuda a la patria” y en el gulag de Solovki se leía “Con puño de hierro, llevaremos a la humanidad a la felicidad” y “¡Libertad! Mediante el trabajo”. En este último eslogan parece inspirada la frase que coronó años más tarde la puerta de acceso al campo de exterminio nacionalsocialista de Auschwitz “El trabajo os hará libres”. El comunismo y el nacionalsocialismo esclavizaron y asesinaron a millones de personas inocentes.

    Dentro del gulag los esclavos eran segregados en “categorías de trabajadores”, que eran cuatro, a saber: básica, funcional, reforzada y de castigo, con su ración de comida correspondiente. Así se decidía quién viviría y quién moriría. En cualquier caso, a los esclavos se les mantenía hambrientos para mantenerles bajo control. La ración de comida podía ser inferior a 200 gramos de pan al día. El esclavo que quería saciar el hambre por completo tenía que prostituirse o robar comida. Pero, quien robase se cuidaba de robar pan porque robar pan estaba penado con la muerte por apaleamiento.

    Si en un momento determinado había escasez de esclavos los más “débiles” eran sometidos a cuarentena para evitar contagios de enfermedades y para “engordarles” y convertirles en esclavos “aptos para el trabajo”.

    Stalin, que desarrolló hasta la náusea la política de culto a su persona, prohibió que hubiese fotografías suyas en los gulags porque “los prisioneros no tienen derecho a mirar al jefe porque son delincuentes y no camaradas”. Sin embargo, si un esclavo era considerado un “trabajador excelente” recibía como regalo una agenda en la que se podía leer la siguiente frase de Stalin: “La persona laboriosa se siente ciudadano libre en su país, un activista social, y si trabaja duro, y da a la sociedad lo que puede dar, es un héroe del trabajo”. Stalin nunca dejó de burlarse de sus esclavos y nunca dejó de torturarles.

    Los esclavos además de tener que soportar jornadas de trabajo inacabables, de hasta 28 horas, tenían que soportar el sadismo de los guardianes del gulag. Una de las frases más repetidas por los guardianes hacia los prisioneros era “no necesito tu trabajo, necesito que sufras”. Durante la segunda Guerra Mundial se hizo célebre la frase “tu conducta es como un cuchillo en el cuello de tu hermano (o familiar más cercano al esclavo), que está en el frente”. Se pretendía que los esclavos fuesen absolutamente dóciles y sumisos. Los guardianes ejercían una brutalidad extrema sobre los esclavos: asesinaban a los esclavos si desfallecían en una marcha o en el trabajo y alentaban a los esclavos a fugarse para luego asesinarles en el intento de fuga. Esto era así porque los guardianes recibían más paga o más días de vacaciones si abortaban fugas de esclavos.

 Thoma Sgovio: Los gulags

Thomas Sgovio recogió en sus dibujos la vida en los gulags. En The work Brigade muestra que los esclavos trabajaban con la constante amenaza de ser asesinados por el jefe de la brigada de trabajo.

Fuente: http://www.hoover.org

Menos del 25 % de los esclavos fueron mujeres porque “las mujeres no eran rentables para los trabajos más duros”. Las mujeres eran humilladas mediante la negación de higiene en los días en los que tenían la menstruación. Era frecuente que las mujeres se prostituyesen a cambio de comida para sobrevivir, que optasen por quedarse embarazadas para ser sustituidas en los trabajos más duros o para ser amnistiadas como sucedió en 1945 y 1948 o que se automutilasen, incluyendo provocarse abortos, para ser hospitalizadas y así poder comer una ración suficiente para mantenerse en vida.

    Los niños eran maltratados en los gulags porque “no eran rentables”. Los niños no recibían atención médica. Si los niños sobrevivían a la primera infancia eran apartados de sus madres y llevados a los orfanatos estatales. Si los niños huían de los orfanatos se convertían en niños de la calle delincuentes y las autoridades soviéticas les internaban en los gulags. En 1935 Stalin dio orden de poner en marcha “colonias especiales”, es decir, gulags para menores. Así, en los años cuarenta del siglo XX hubo un gulag en Kolimá para niños españoles, para los “niños de la guerra (civil española)”. Stalin se cobró su ayuda a los republicanos en la Guerra Civil española de 1936-1939 esclavizando a parte de los niños que los republicanos sacaron de España y enviaron a la URSS. A los 12 años los niños cumplían la mayoría de edad penal y eran internados en los gulags ordinarios donde eran utilizados por las mafias como matones o como “mercancía sexual”.

 Niños víctimas del gulag

Los niños también fueron esclavos. Cientos de miles de niños murieron porque se les negó atención médica.

Fuente: http://www.stormfront.org

Si los esclavos intentaban fugarse y eran capturados veían aumentar su pena o eran fusilados. Si eran fusilados sus cuerpos eran exhibidos en el gulag para disuadir próximos intentos de fuga.

    Los esclavos seguían siendo “rentables” una vez fallecidos. De los cadáveres se aprovecharon los dientes de oro. Había orden de ingresar el oro extraído de los cadáveres en la sucursal del banco estatal más cercana al gulag. Pero, los empleados del gulag robaron lo que pudieron. La corrupción estuvo generalizada.

Sociedad Memoria

Sociedad Memoria está integrada por prisioneros que sobrevivieron a la brutalidad de los gulags. Apareció en 1989 aprovechando la política de perestroika iniciada por Gorbachov. Sociedad Memoria ha impulsado la investigación acerca del GULAG, la rehabilitación de condenados por la dictadura comunista, ha abierto un museo en Moscú y ha levantado monumentos en recuerdo de las víctimas de la represión del GULAG.

    Sociedad Memoria ha conseguido desde los años noventa del siglo XX la rehabilitación de más de 5.500.000 prisioneros del GULAG.

    Entre los monumentos levantados en memoria de las víctimas del GULAG la historiadora y periodista estadounidense Anne Applebaum destaca el de Siktivkar, la capital de la república de Komi. En el interior de la capilla “hay una relación de nombres de prisioneros, deliberadamente escogidos para ilustrar las diversas nacionalidades del Gulag: lituanos, coreanos, judíos, chinos, georgianos, españoles”.

 Monumento a las víctimas del gulag en Vorkutá

Monumento a las víctimas del gulag de Vorkutá.

Fuente: http://www.libcom.org

 

Documentos

Documento 1.º

    Lenin, primer dictador comunista de la URSS, puso en marcha el GULAG, la red soviética de campos de concentración, trabajo esclavo y exterminio.

“Es necesario organizar una guardia especial de hombres seleccionados, de toda confianza, para llevar a cabo una campaña de terror de masas contra los kulaks, el clero y la Guardia Blanca. Todos los sospechosos deben ser internados en un campo de concentración fuera de la ciudad. La expedición de castigo ha de partir inmediatamente. Comunicad por telégrafo el cumplimiento de esta orden.

    Lenin, presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo”.

Lenin, Orden, 8 de agosto de 1918.

Documento 2.º

    En la URSS el número de gulags creció rápidamente: en 1919 había 21 gulags y en 1920 los gulags eran 107. Bajó la dictadura de Stalin, 1924-1953, los gulags estables alcanzaron los 476. El territorio de la URSS estuvo tapizado de gulags como muestra el mapa de la Sociedad Memoria de Moscú.

 Mapa del Gulag

Mapa del Gulag

Documentos 3a, 3b y 3c

    El transporte de los condenados hasta los gulags era brutal. Las autoridades soviéticas se valían de los presos comunes para torturar a los presos políticos.

“… Yacían apretujadas en el suelo alquitranado de la bodega porque las delincuentes se habían adueñado de la tarima. Si una se atrevía a levantar la cabeza la daban la bienvenida desde arriba con una lluvia de cabezas de pescado y tripas. Cuando algunas de las delincuentes mareadas tenía náuseas, el vómito caía directamente sobre nosotras.”

Testimonio de Elinor Ripper recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“Tan pronto las mujeres aparecieron por el hueco, los hombres les arrancaron la ropa. Varios hombres a la vez asaltaban a la mujer. Pude ver sus blancos cuerpos retorciéndose. Las mujeres los golpeaban enérgicamente con las piernas y les clavaban las uñas en la cara. Mordían, gritaban, aullaban. Los violadores les respondían a golpes… cuando se quedaron sin mujeres, algunos de los más robustos se volvieron a las literas en busca de hombres jóvenes. Estos adolescentes fueron incluidos en la carnicería, yacían boca abajo, sangrando y gritando en el suelo.”

Testimonio de Janusz Bardach recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“Violaban según la orden del “conductor”… después a la orden de koncha bazar (“detened el bazar”) se separaban con esfuerzo, a regañadientes, dejando su lugar al siguiente hombre, que estaba de pie preparado… a las mujeres muertas las arrastraban por las piernas hacia la puerta, y las amontonaban en el umbral. A las que quedaban las reanimaban tirándoles agua, y la fila comenzaba otra vez. En mayo de 1951, a bordo de Minsk los cadáveres de las mujeres fueron arrojados por la borda. Los guardias ni siquiera anotaron los nombres de las muertas…”

Testimonio de Elena Glink recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

Documentos 4a, 4b, 4c y 4d

    La vida de los esclavos en los gulags era más que dura. Tenían que soportar agresiones físicas, que incluían el asesinato, de los guardias de los gulags o de los jefes de las brigadas de trabajo o tenían que prostituirse para conseguir comida.

“(Bujta Najodka era el) único campo donde los prisioneros suplicaban por trabajar… Alimentan sólo a aquellos que trabajan, pero como hay más presos que trabajo, algunos mueren de hambre… La prostitución florece como los lirios en los prados siberianos.”

Testimonio de una esclava polaca del gulag de Bujta Najodka recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“Con un berrido de toro enloquecido el jefe de brigada se volvió y se abalanzó con todo su robusto cuerpo sobre mí, golpeándome y dándome puñetazos, y finalmente me dio tal golpe en la cabeza que caí al suelo, medio inconsciente, cubierto de moratones y la sangre corriéndome por la cara…”

Testimonio de Aleksandr Weissberg, esclavo en las minasde Karaganda, recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“—Por amor de Dios —escuché gemir al hombre—, si me dejan descansar un momento los alcanzaré.

—Camina o eres hombre muerto —dijo el primer guardia.

Lo vi levantar el rifle y apuntar. No podía creer que dispararía. Los hombres en la columna detrás de mí se habían reagrupado en ese momento y me impedían ver lo que estaba ocurriendo, pero de pronto se oyó un disparo y luego otro más, y supe que el hombre estaba muerto.”

Testimonio de Kazimierz Zarod recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“Cuando pasamos Adzhamka llevé a rastras a mi compañera de celda, Sokolovskaya, durante treinta kilómetros. Era una anciana de más de setenta años, tenía el cabello cano… caminaba con gran dificultad. Se aferró a mí e iba hablando de su nieto de quince años con quien había vivido. El mayor terror de la vida de Sokolovskaya era el miedo de que él también fuese arrestado. Con lo difícil que me resultaba arrastrarla, comencé a tambalearme. Me dijo: “descansa un poco, yo caminaré sola”. Enseguida se quedó rezagada unos dos metros. Éramos las últimas en el convoy. Me di cuenta de que se había caído, y me volví; quería recogerla, pero vi cómo la mataron. La atravesaron con la bayoneta. Por la espalda. Ella no vio lo que pasaba. Estaba claro que ellos sabían cómo hacerlo. Ni siquiera se movió. Después, me di cuenta de que la suya había sido una muerte fácil, más fácil que las otras. No vio la bayoneta. No tuvo tiempo de sentir miedo…”

Testimonio de M. Shteinberg recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

Documentos 5a y 5b

Los niños también fueron torturados en los gulags. Crecían abandonados y desnutridos, sin recibir atención. Muchos niños crecieron sin aprender a hablar. Muchos niños crecieron sin valores religiosos, éticos ni morales, deshumanizados.

“Sólo algunos de los niños de cuatro años podían proferir unas cuantas palabras inconexas. Los sonidos inarticulados, la mímica y los golpes eran los principales medios de comunicación. “¿Cómo se podía esperar que hablaran? ¿Quién estaba allí para enseñarles?, explicaba Annya sin entusiasmo. Los niños pasaban todo el día tumbados en sus cunas. Nadie los cogía en brazos, aunque lloraran hasta quedarse sin pulmones. No estaba permitido, excepto para cambiarles los pañales (cuando había pañales secos, por supuesto)”

Testimonio de Eugenia Guinzburg recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

“… No tenías nada ni a nadie. Los guardias y jefes del campo temían entrar en los barracones separados donde vivían los menores. Era allí donde ocurrían los actos más viles, más cínicos y crueles que tenían lugar en el campo. Si uno de los jefes de los delincuentes presos estaba apostando, perdía todo y se jugaba la vida también, los muchachos lo mataban por la ración de pan de un día o simplemente “por divertirse”. Las chicas se vanagloriaban de poder satisfacer a una brigada entera de leñadores. No quedaba nada humano en estos niños, y era imposible imaginar que pudieran volver al mundo normal y convertirse en seres humanos normales otra vez.”

Testimonio de Lev Razgon recogido por Anne Applebaum en Gulag, 2004.

Documento 6a, 6b y 6c

Los esclavos fueron utilizados en la construcción de obras públicas y en la extracción de materias primas.

Esclavos en Belomorkanal

Esclavos en la construcción del Belomorkanal, 1931-1933. El Belomorkanal fue una de las obras más estimadas por Stalin. Murieron 25.000 de los 170.000 esclavos empleados en su construcción.

Fuente: http://www.osaarchivum.org

Esclavos del gulag de Kolimá

Esclavos del gulag de Kolimá utilizados en la extracción de oro.

Fuente: http://www.astroenlazador.com

Canal de Fergana en Asia Central

El canal de Fergana en Asia Central se abrió con trabajo esclavo y a mano.

Fuente: http://www.pixitelca.com

Documento 7

Muchos de los esclavos murieron de agotamiento, frío, hambre, negación de higiene y de atención sanitaria, torturados o asesinados. De los cadáveres se extrajeron los dientes de oro.

 Cadáveres a todo lo largo y ancho del gulag

Los cadáveres se amontonaban en los gulags.

Fuente: http://www.laprensa.com

David López Vizcaíno

esunmomento.es >> Momentos históricos.

Un comentario en “Socialismo. esclavos en la URSS

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s