Blas de Lezo: un heroico marino vasco con casa en El Puerto de Santa María

Antxon Urrestarazu

Blas de Lezo: un heroico marino vasco con casa en El Puerto de Santa María

El “héroe olvidado”, “pata palo”, “medio hombre”, muchos apelativos para este vasco de Pasajes que residió en El Puerto de Santa María junto a su familia, y que hizo de Cádiz punto de partida de sus numerosas aventuras marineras. Un personaje de otra época, un auténtico héroe, a pesar de lo cual no ha llegado a tener el reconocimiento debido. Mientras los ingleses se aprestaban a festejar una victoria en Cartagena de Indias que nunca llegó y acuñaron las monedas de un Vernon victorioso, en este país parecemos más dados a festejar las derrotas; para muestra Trafalgar. Blas de Lezo, un hombre de mar, más que de tierra firme, que sin embargo dejó algunos rastros en la costa norte y sur de nuestro territorio mágico Euskádiz. Hemos seguido sus huellas y aquí os dejamos esta historia compartida de un vasco-gaditano universal.

blas-lezo-euskadiz

Los vínculos marineros entre Euskadi y la provincia de Cádiz son muy importantes. La nómina de marinos vinculados a estas tierras gaditanas es larga e ilustre y no es de extrañar si tenemos en cuenta que, desde el siglo XVI, tanto Pasajes como la provincia de Gipuzkoa fueron lugares estratégicos en materia naval. El mutrikuarra Cosme Damián Churruca y la Batalla de Trafalgar; el getaiarra Juan Sebastián Elcano quien, acompañado, entre otros, de 35 tripulantes vasco-navarros partió de Sanlúcar de Barrameda en su vuelta al mundo; el donostiarra Antonio de Oquendo, combatiendo muy joven en el Golfo de Cádiz contra corsarios ingleses; Ignacio de Mendizábal, Manuel Emparán, Jose Manuel de Goicoa, una larga lista que os dejará boquiabiertos si visitáis el Panteón de Marinos ilustres de San Fernando, que os permitirá conocer la importancia de esos vínculos e historias compartidas.

Uno de los personajes destacados de este relato vasco-gaditano que hemos llamado Euskádiz es, sin duda, el Almirante Blas de Lezo, el gipuzkoano natural de Pasajes que residió junto a su familia en El Puerto de Santa María, en la calle Larga 70, y frecuentó Cádiz en distintos momentos de su azarosa vida.

blas-lezo-euskadiz

El héroe olvidado

Hay un par de cosas que llaman la atención de quien indaga por primera vez en la figura de este marino vasco. La primera es la constante apelación en nuestros días al calificativo de “héroe olvidado” al referirse a su persona. Me comentaba hace unos días mi paisano donostiarra y profesor en Zorroaga Fernando Savater, al calor de unas copitas en la Taberna La Manzanilla de Cádiz, que si Blas de Lezo hubiera sido inglés habría sido objeto de decenas de películas y homenajes de toda índole, en los cuales se destacaría de manera especial su carácter heroico y audaz, bien visible en el episodio de la victoria de Cartagena de Indias sobre los ingleses.

Otro aspecto realmente destacado y que realza el carácter legendario del personaje, es el hecho sorprendente de que un hombre muy mutilado (era conocido como “pata palo” o “medio hombre”) pudiera desarrollar una actividad marinera tan intensa y tan llena de riesgos, hasta el punto que la célebre batalla de Cartagena de Indias fuera dirigida por un medio cojo, manco y ciego y que, en una inferioridad militar numérica desproporcionada, fuera capaz de derrotar a la infinitamente superior Armada inglesa. Estamos ante un líder y estratega único.

Los orígenes: Pasajes- Pasaia (Gipuzkoa)

He extraído algunos datos relacionados con el nacimiento y primeros años de la vida de Blas de Lezo de la rigurosa y prolija ponencia acerca de su historia familiar elaborada por María Inés Olarán Múgica.

Se sabe que Blas de Lezo descendía de la casa solar ilustre y originaria del pueblo del mismo nombre de Lezo, casa de reputados hidalgos, conocida como casa solar Lezo Andía, y que contaba con nobleza y limpieza de sangre acreditada; un palacio que contiene episodios históricos de importancia, y cuyos restos fueron recientemente descubiertos por la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Blas de Lezo nació el 3 de febrero de 1689 en Pasajes de San Pedro (Gipuzkoa) y fue bautizado el 6 de febrero de dicho año en la primitiva iglesia románica de San Pedro de la localidad, alguno de cuyos restos son visibles en el cementerio de la misma. Hijo del capitán Pedro Francisco de Lezo y Lizarraga, natural también de Pasajes, y de la donostiarra Agustina de Olavarrieta y Ubillos, la casa donde nació y vivió se encuentra en el número 32 de la calle San Pedro de su ciudad natal, en pleno casco antiguo y junto al puerto de Pasajes, que tan bien conoció. En su entrada posterior son visibles el escudo familiar y una pequeña placa de homenaje, todo ello sin grandes alardes ni destacados honores públicos. Su entorno familiar y social, muy relacionado con el mar, así como el ambiente abierto y aventurero del Pasajes de la época, marcarán su destino.

He seguido reciéntemente la huella de sus orígenes gipuzkoanos y os dejo una pequeña galería del reportaje que realicé.

Descripción de las imágenes de izquierda a derecha:

  1. Terrenos de la antigua casa Solar de Lezo Andía, en la localidad gipuzkoana de Lezo
  2. Fachada Casa familiar de Blas de Lezo en Pasajes de San Pedro
  3. Escudo familiar y placa de homenaje en la Casa familiar de Blas de Lezo
  4. Restos de la iglesia donde fue bautizado Blas de Lezo, en el actual cementerio de Pasajes de San Pedro
  5. Escudo tallado en madera de la lápida sepulcral de la familia Lezo en el Museo San Telmo. Foto cedida por el Museo San Telmo.

Una biografía excepcional

Son varios e interesantes los artículos y biografías que he consultado relacionados con el marino vasco y la conclusión es clara: estamos ante un personaje que reúne valores de una época olvidada, una vida aventurera que tuvo en la victoria sobre los ingleses en Cartagena de Indias, en 1741, su acontecimiento más heroico y señalado. Resumiré algunos de los hechos más destacados.

Blas de Lezo abandona a edad temprana su casa natal para estudiar en un colegio francés, comenzando a servir a edad temprana en los navíos franceses. En 1704, con 15 años, es guardamarina de la flota franco-española.

En la costa de Vélez Malaga, en plena batalla contra los anglo-holandeses pierde la pierna izquierda como consecuencia de una bala de cañón, aunque sigue activo y es nombrado Alférez de Navío. Años después, defendiendo el Castillo de Santa Catalina de Tolón del ataque de los anglo-holandeses perderá el ojo izquierdo.

A partir de 1710, con 21 años y 6 de servicios, su carrera militar continúa en ascenso vertiginoso, practica el corso por todos los mares y está acompañada de actos espectaculares como el apresamiento del navío inglés “Stanhoppe”. En 1712, durante el sitio de Barcelona, queda inútil del brazo derecho, aunque no lo pierde. En 1716 parte con la flota hacia Chile y Perú, donde alcanzará el grado de Almirante de la flota del Mar del Sur.

Durante 14 años combatirá con piratas y corsarios ingleses y holandeses, con extraordinario valor y eficacia, hasta su vuelta a España en 1730, donde será recibido por Felipe V. Entretanto se casa cerca de Lima con la rica criolla Josefa Pacheco, el 5 de mayo de 1725. Un año después recibe el mando de la Escuadra del Mediterráneo y en 1732 recupera el puerto de Orán hasta en dos ocasiones.

En 1734 es nombrado Teniente General de la Armada y el 3 de febrero de 1737 zarpa de Cádiz hacia Cartagena de Indias en el que será su último y definitivo viaje. Tras la declaración de guerra de Inglaterra a España, con el propósito de controlar el comercio con América, vendrá la heroica defensa de la ciudad por parte de Blas de Lezo y el Virrey de Granada, el navarro Sebastián de Eslava, y que os recomiendo leer detenidamente en la versión biográfica o en la novelada.

A partir de entonces y de su misteriosa muerte, un 7 de septiembre de 1741, un manto de silencios y malentendidos cubre los restos ilocalizados de este personaje histórico.

Descripción de las imágenes de 1 a 6:

  1. Retrato de Blas de Lezo. Autor Martiarena Laskurain, Ascensio (Gipuzkoa, Donostia-San Sebastián 1883-1966). Título “Almirante Blas de Lezo” Tema Retrato / Historia / España / Gipuzkoa – Guipúzcoa / Marina / S-XVIII. Cedida por el Museo San Telmo.
  2. Episodios marítimos de Blas de Lezo. Autor Vallejo, J. Grabador Vallejo, J. Impresor Donon, J. Título “El valeroso Capitán de Fragata Dn. Blas de Lezo”. Tema Retrato / Historia / España / Gipuzkoa – Guipúzcoa / Marina / S-XVIII. Firmado Sí (a.i.i.) “J. Vallejo dibº lit.” (a.i.d.) “Lit. de J. Donon” Fechado No. Inscripciones Anverso (parte central superior): “EPISODIOS MARITIMOS” // Reverso: “539″ (lápiz) /. ”169″ (azul) / “Nº de Orden 169″ (lápiz) / “4-c” / “Diario” (lápiz) / Sello del Museo. Cedida por el Museo San Telmo.
  3. Apresamiento del navío Stanhoppe por Blas de Lezo. Autor Anónimo. Grabador Hauser y Menet ( Madrid). Título “Apresamiento del navío inglés Stanhoppe por D. Blas de Lezo”. Tema Historia / España / Gipuzkoa – Guipúzcoa / Marina / S-XVIII. Firmado Si (a.i.d.). Fechado Si (a.i.d.). Cedida por el Museo San Telmo.
  4. Retrato de Blas de Lezo. Anónimo. Título “Don Blas de Lezo”. Tema Retrato / Historia / España / Gipuzkoa – Guipúzcoa / Marina / S-XVIII. Firmado No. Fechado No. Inscripciones Sello cuadrado y ovalado del Museo Municipal de San Sebastian, 713 en negro, 129 en azul. Cedida por el Museo San Telmo.
  5. Monedas acuñadas para celebrar la victoria inexistente de Vernon en Cartagena de Indias. Foto publicada en la ponencia de la biografía de Lezo.
  6. Monumento a Blas de Lezo en Cartagena de Indias. Wikimedia Commons.

Blas de Lezo y Cádiz

Ya se tienen noticias de que el bisabuelo de Blas, Pedro de Lezo Lizardi, dedicado al comercio de Indias, había otorgado poder en Cádiz para testar, por lo que su presencia en tierras gaditanas parece indudable.

A lo largo de la vida de Blas de Lezo, y en el marco de sus aventuras marineras por todos los mares, recaló y vivió en Cádiz en distintos momentos, en estancias determinadas por las fechas de partida y llegada.

El 16 de diciembre de 1716 partirá desde Cádiz con destino a Chile y Perú y en 1730, de regreso de su larga estancia en tierras americanas, residió durante 1 año en la ciudad gaditana, descansando de sus largos periplos por los Mares del Sur. A partir de entonces Cádiz se convierte en punto de partida de sus constantes aventuras mediterráneas y, como he comentado, será nombrado Comandante General del departamento marítimo de Cádiz, donde le encontramos en 1734 descansando y recuperándose de su enfermedad.

Pero el hecho más relevante que vincula al marino de Pasajes con la provincia de Cádiz viene dado por su residencia, junto a su mujer, Josefa Pacheco, e hijos, a partir de 1736, en la calle Virgen de los Milagros (Larga), número 70, de la ciudad gaditana de El Puerto de Santa María. Siendo un portuense de adopción, partiría de Cádiz hacia su último destino un 3 de febrero de 1737, del cual no regresaría. Su mujer e hijos continuarían residiendo en El Puerto hasta el fallecimiento de la primera, el 31 de marzo de 1743, siendo enterrada en el Convento de Santo Domingo de la localidad. Durante años recibió el apodo de la “gobernaora”. Una placa en su casa de El Puerto de Santa María y una lápida en su homenaje, bien visible en el Panteón de Marinos Ilustres en la localidad de San Fernando, nos recuerdan la presencia de Blas de Lezo en estas tierras gaditanas.

Descripción de la imágenes de izquierda a derecha:

  1. Lápida de homenaje a Blas de Lezo en el Panteón de Marinos Ilustres de San fernando (Cádiz)
  2. Placa en la casa residencial de la familia Lezo en El Puerto de Santa María
  3. Convento de Santo Domingo de El Puerto de Santa María. Enterrada Josefa Pacheco, mujer de Blas de Lezo
  4. Vista de Cádiz. Foto cedida Ayuntamiento de Cádiz.

Fuentes:

  • “El héroe del Caribe. La última batalla de Blas de Lezo”. J. Pérez Foncea. Libros Libres
  • “El almirante Blas de Lezo. El vasco que salvó al imperio español”. José Manuel Rodríguez. Altera.
  • “Don Blas de Lezo y Olabarrieta. Estudio genealógico e historia familiar”. Congreso iberoamericano de Ciencia genealógica y heráldica.
  • “Biografía de marinos y descubridores”. Colección de Opúsculos. Martín Fernández de Navarrete. Tomo I.

Agradecimientos:

A Francisco Conde Urruzola y Museo San Telmo de San Sebastián

A José Ignacio Buhigas y Archivo histórico municipal de El Puerto de Santa María

A Joaquín Zozaya, por sus informaciones acertadas.

Blas de Lezo: un heroico marino vasco con casa en El Puerto de Santa María | euskadiz.com.

4 comentarios en “Blas de Lezo: un heroico marino vasco con casa en El Puerto de Santa María

  1. Buenas tardes señor/a “Verdades que ofenden”:

    Mi nombre es Alberto Reina, miembro de esukádiz.com y responsable de difusión de contenidos en la red. Me pongo en contacto con usted para agradecerle la difusión que hace de nuestro contenido acerca de Blas de Lezo en su bitácora recopilatoria de artículos que han despertado su interés. Hasta ahí todo bien.

    Sin embargo, las buenas prácticas en la red, entre blogueros, entre personas que emplean su tiempo, esfuerzo y energías en estos quehaceres, nos dictan que los contenidos de propiedad ajena y que despiertan nuestro interés deben compartirse de otra forma, a saber: no se trata de duplicar la información (copiarla tal cual), sino de nombrar aquello que nos gusta, si es posible con otras palabras, vertir en nuestro post algo que enriquezca, critique o comente lo que otro ha escrito (en función de si estamos más o menos de acuerdo con la información), utilizando un enlace al post de interés por si terceras personas están interesadas en leerlo y, por supuesto, citando al autor del mismo.

    Observo que usted no oculta que el post es de propiedad ajena, de Euskádiz, que al final del mismo enlaza con nuestro blog para que otros, si quieren, lo consulten. Nuevamente se agradece; pero observo también que ha mantenido los agradecimientos que el autor hace a personas conocidas por él, a aquellas que nos han ayudado y documentado sobre Blas de Lezo, sin que aparezca realmente el nombre de autor agradecido.

    Por otro lado, observo también que mantiene todas las imágenes, las nuestras y las que nos han sido cedidas amablemente por instituciones con las que nos hemos puesto en contacto para su consecución. Quiere decir esto que el permiso se lo han dado a Euskádiz.

    Para finalizar, le recuerdo que redactar estas pocas palabras ha conllevado tal cantidad de horas y de consultas que usted difícilmente imagina, incluido el desplazamiento de Cádiz a Euskadi buscando las huellas de este histórico personaje. Todo este esfuerzo no lo realizamos como entretenimiento en nuestros ratos de ocio; se trata de nuestro trabajo diario, se trata del esfuerzo hercúleo por sacar adelante una futura empresa turística que resuelva nuestro situación de desempleados tras toda una vida trabajando y con un final como el de una gran millonada de españoles.

    Por tanto, nuestros artículos son para que el resto los lea, los disfrute, para informar e ilustrar, y además para darnos a conocer en el mundo online, medio a través del cual intentamos ganarnos la vida con honradez y esfuerzo, respetando un código de buenas prácticas que nos beneficie a todos, en el que todos los que generamos buenos contenidos tengamos lugar mediante la difusión correcta, invitando a terceros a visitar los blogs/webs de aquellos que nos interesan y que creemos que son dignos de mención.

    En definitiva, si yo lanzara a la red un blog de las características del suyo, me dedicaría a redactar pequeños post con un resumen de pocas palabras acerca de lo que va el artículo que he leído y ha llamado mi atención. Opinaría sobre él con mis propias palabras y lo recomendaría o no. Seguidamente, indicaría dónde se puede consultar con un simple enlace al otro blog. Esta simple acción genera interés en su propio blog (obtiene visitas) y, a la vez, ya que usted ejerce de “recopilador”, genera tráfico a los blogs recomendados. Se beneficia usted y todos aquellos que se trabajan los contenidos a conciencia. Esta acción, insisto, sería un “honrado ganamos todos”.

    Si, por el contrario, decide continuar con esta práctica, le ruego que, al menos, inserte el nombre del autor del texto, Antxon Urrestarazu, y el tipo de licencia Creative Commons que reza bajo su nombre.

    Gracias por su atención y enhorabuena por sus 4781 seguidores. Es usted y ávido lector y mejor buscador de información. Estamos a su entera disposición en info@euskadiz.com

    Alberto Reina
    euskadiz.com

    Me gusta

    1. Buenos días Sr. Riera:
      Me ha llamado la atención su extensa y cortes “carta” que me dedica, y agradezco su amabilísimo tono y las observaciones que en ella hace.

      Este blog o “bitacora” responde a una necesidad personal que H
      hacia años me asaltaba como inquietud: como conservar artículos aparecidos en internet para poder volverlos a leer, protegiendo y conservando dicha información.
      Entonces nació este blog que ahora Ud. ve.
      Los artículos e información que aquí aparecen y recopilo nunca hubieran sido tan útiles si los hubiese ido imprimiendo y guardando en mi modesta biblioteca personal, pues en este medio tengo un acceso rápido y eficiente, este donde este. Ademas permite que otros vean, lean y comenten o aporten como hace Ud. en su amable carta cualquier observación sobre lo publicado.

      Espero me comprenda:
      En mas de una ocasión he recurrido a links que conserve de artículos alojados en webs, que por alguna razón que se me escapa tristemente desaparecieron, y nunca mas encontré dicha valiosa información. De ahí nació la idea de publicar toda la información del articulo, sin mas aporte que alguna foto, (fuera del articulo y después del link que lo cierra), haciendo la mas que obligada referencia tanto al autor como al medio donde di con la informacion, sea cual sea sin excepción.

      No busco duplicar por duplicar información o apropiarme de nada que es evidente no es mío ni escribí yo (pobre de mi) sino conservarla y protegerla desde mis limitados conocimientos de informática y recursos públicos para editar webs. Nadie me ayuda, ni nadie me orienta, lo hago yo solo, de modo domestico en mis ratos libres, por lo que cualquier aportación sobre como editar y publicar en un blog son siempre bien recibidos, mas si cabe cuando viene de verdaderos profesionales como son uds. Esto que hago es algo puramente amateur, mi pequeña biblioteca virtual, y como tal, a veces algo desordenada, poco clara o defectuosa. Y entiendo que Uds. como profesionales pueden hacer observaciones desde la experiencia que les avala, y con muy buen tino, algo que agradezco enormemente.

      Y como no podía ser de otro modo, respeto los derechos de propiedad intelectual de sus propietarios y quienes los ostentan, por lo que si el autor lo requiere, hago las correcciones que estime adecuadas, o elimino el post si así me lo piden.
      No me debo a nadie, no pertenezco a asociaciones, gremios, partidos o instituciones, soy un español de a pie, interesado en la historia, ese tesoro que explica quienes somos y de donde venimos, en busca de nuestras raíces comunes y la mas honesta verdad, solo me debo a los medios y/o personas en donde encuentro la información, a mi conciencia, a mis ideas y a la verdad, ese escurridizo bien a veces tan difícil de lograr.

      No dude ud nunca en hacerme llegar cualquier observación que considere oportuna, da igual si es de información obtenida en su muy interesante web u otra cualquiera, será siempre bienvenida y atendida como corresponde. Haré, como no, las correcciones que hace referencia con muchísimo gusto, y le ruego disculpe mi a veces torpe modo de postear nuevas informaciones, soy tan solo un modesto e inquieto particular a quien nadie mas que mis buenas intenciones y curiosidad orientan en esta labor de atesorar el saber que encuentro por doquier.

      Trasmita a todo su equipo mi mas cordial enhorabuena por su web, tesoro de información de nuestros antepasados. Les deseo los mas dichosos éxitos y la mayor de la fortuna, algo que mis hermanos vascos siempre supieron lograr, con valentía, entrega, honradez y ejemplar dedicación. D. Blas es uno de sus mas insignes representantes, a quien ya va siendo hora esta España ingrata y olvidadiza haga la justicia que merece, y el reconocido agradecimiento a su ejemplar, generosa e impagable entrega por el bien común de todos.

      Atte.:

      Jose Luis S. Saliquet

      Me gusta

  2. Gracias por su escrito José Luis. Entendemos que lo hace con la mejor voluntad, aunque no del mejor modo. Nuestras recomendaciones sobre el modo de proceder (releer nuestra comunicación anterior) pueden serle muy útiles en su trayectoria como bloguero.
    Saludos.
    Alberto Reina.
    Euskádiz.

    Me gusta

    1. Estimado Alberto:
      Creo que no me ha entendido Ud.. Mi intención no es tener o crear un blog, debatir, influir o difundir, sino atesorar, guardar, mantener y ordenar aquello que leo, encuentro interesante y pretendo proteger y conservar… Soy mas.. Digamos un bibliotecario?
      Agradezco su ayuda e interés y confió poder leerles en el futuro y contar con sus aportaciones.
      Saludos

      Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s