La invencion del Barrio Gótico de Barcelona

“La invenció del “Barri Gòtic”

Catedral de Barcelona 1880

Prometí realizar un trabajo explicando la   falsedad  del “Barrio Gótico de Barcelona” y, ¡aquí está!.

          Hasta hace relativamente muy poco no me preocupaba este tema.  Incluso cuando venían amistades y familia de fuera de Cataluña a mi casa una de mis “obligaciones” era (es)  ir a Barcelona y enseñarles:  La Sagrada Família, el Tibidabo, Montjuic, el puerto “olímpico”, las Ramblas… y el Barrio Gótico.

Paseando por sus calles  –las calles del Barrio Gótico de Barcelona-  tomaban fotografías, expresaban palabras de admiración… y yo no decía nada.  Simplemente, no había nada que decir…  estábamos a gusto, es bonito y, ¡con eso bastaba!.

Pero desde el início de la época de Mas  (sí, la época de ERC + Ciu)  la ciudad se ha crispado…. Y Cataluña entera. Y yo también.

Por ese motivo creo es interesante enseñar a esos catalibanes que tenemos entre nosotros las verdades de Cataluña… que desconocen porque desde hace 30 años les han estado adoctrinando con falsedades históricas,  geográficas…   ¡y algo más!.

Hoy toca “desmitificar” el “maravilloso” Barrio Gótico de Barcelona… que, a lo mejor, demuestro  no ser tan maravilloso… ni tan gótico.

Por otra parte aclarar que a mí esto, particularmente, no representa nada:  seguiré queriendo a Cataluña y a Barcelona…  Pero no me gusta que se levanten  “imperios”  por parte de  catalibanes  sobre mentiras y falsedades…  para así hacer creer a conciudadanos mios que ellos son “más guapos”, “más listos”, “más trabajadores”, “más ricos”, etc. que el resto de los españoles.  Creo que darles alguna “ducha fría” en su ego… ¡es importante y necesario!

Bueno, dejando el lado “rollete” de la presentación…  paso a explicar la evolución del Barrio Gótico de Barcelona.   Sobre todo con imágenes por aquello que, a veces es cierto, una imagen vale por mil palabras….

Empezamos:

En catalán:    “…Durant tot l’any el centre de Barcelona està ple de turistes, però és sobretot ara, amb el bon temps, que el Barri Gòtic s’omple de gom a gom. Tothom es fa fotos davant la façana gòtica de la Catedral, al cèlebre pont medieval del Carrer del Bisbe o als detalls de les finestres de la Casa dels Canonges. El problema és, que ni la façana de la catedral és gòtica, ni el pont del carrer del Bisbe és medieval, ja que de fet, és igual de modern que les finestres de la Casa dels Canonges, de 1929. És més, el Barri Gòtic no existia a l’edat mitjana, és una estratègia per atraure al turisme, que tot sigui dit, ha funcionat molt bé. Tot i això, molts barcelonins ho desconeixen…”

Traducción al español:

          “… Durante todo el año el centro de Barcelona està lleno de turistas, pero, sobre todo ahora, con el buen tiempo, es cuando el Barrio Gótico se llena de viandantes. Todo el mundo se hace fotos delante de la fachada gótica de la Catedral, en el célebre puente medieval de la Calle del Arzobispo o con los detalles de las ventanes de la “Casa dels Canonges”.  El problema es que ni la fachada de la catedral es gótica, ni el Puente de la calle del Arzobispo es medieval, ya que de hecho son igual de modernas que las ventanes de la “Casa dels Canonges”, son de 1929.  Es más, el Barrio Gótico no existia en la Edad Media, es una estratègia PARA ATRAER AL TURISMO  que, como todo el mundo puede pensar, ha funcionado muy bien.   Todo esto, muchos barceloneses lo desconocen…”

          Les pongo una comparativa curiosa, no porque pertenezca a la catedral de Barcelona, sino por la creencia de que la portalada tiene tantos años como el edificio en sí. Y no es así. Pero para eso están los libros, lo que cuento de poco vale, si exceptuamos la foto que les pongo a colación.

Catedral de Barcelona, foto en blanco y negro 1.880. ( Si, 1.880).

La de color es de principios de este año 2.013.

En catalán:   “…Els poso una comparativa curiosa, no perquè pertany a la catedral de Barcelona, sinó per la creença de que la portalada té tants anys com l’edifici en si. I no és així. Però para això estan els llibres, la qual cosa que els dic de poc val, si exceptuem la foto que els poso a col·lació.
Catedral de Barcelona, foto en blanc i negre 1.880. ( Si, 1.880). La de color és de principis d’aquest any 2.013.,,”

Aunque parezca mentira…
ES LA MISMA CATEDRAL
(¿esto no producirá “agnósticos”?)

          Lo más sorprendente del asunto resulta ser que la fachada de la Catedral de Barcelona tal y como la conocemos, es fruto de unos trabajos que finalizaron hace tan sólo 100 años. La imaginería gótica de arcos ojivales y decoración en los mismos no forma parte del diseño original. En este momento recuerdo mis estudios de historia en el instituto, cuando se hablaba de las catedrales románicas y góticas del país, y decían que la de Barcelona era una catedral de un románico avanzado. Luego yo veía el edificio y las cosas no me cuadraban. Ahora veo la fotografía del templo a mediados del siglo XIX y comprendo lo que me decían.

          La verdad no deja de ser un concepto sobrevalorado.    Y una mentira repetida muchas veces se convierte en una verdad.  De eso saben mucho los actuales catalibanes (me refiero, claro está, a muchos de ERC, Ciu y con Mas a la cabeza)  que son claramente seguidores de los catalibanes de “La Reinaxença”   (yo diría aún más, son alumnos aventajados de Goebels).

          Tergiversan la Historia, El patrimonio Artístico, la geografía… todo para su fin: el neo-imperialismo (posiblemente debido a sus grandes frustaciones de no haber sido NUNCA “independientes”…

          El barrio gótico de Barcelona es un invento del romanticismo nacionalista catalán,  aunque los nacionalistas españoles también ayudaron:

Barcelona,   la ciudad reinventada:

                    Podemos equiparar esta megalomanía fantasiosa que tiene el catalanismo político actual   (con ERC,  Ciu y Mas),  al tramposo barrio gótico del que Barcelona presume ante millones de turistas cada año.    Y que poco tiene en realidad de auténtico. Tiene másde parque temático del siglo XX que de glorioso pasado medieval catalán. Desde lo alto de la catedral menos de 100 años nos contemplan. Así lo expone el jienense Agustín Cócola en una tesis doctoral tan exhaustiva en su trabajo de campo que acaba de llegar a las librerías de Barcelona con un título tan amable que no hace justicia a lo demoledor de su contenido: El barrio gótico de Barcelona: planificación del pasado e imagen de marca.


Supongo que ya le habrá llovido las típicas florituras que sueltan  los catalibanes:  ¡es un mal  “catalá”!, ¡es un “español”!, ¡es un feixiste”, etc. etc. …  pero no argumentan, solo insultan.
El pretencioso puente de la calle del Bisbe es sobradamente conocido que muy poco tiene de antiguo.  Cumple ahora los 83 años.  La fachada de la catedral ha cumplido 100 años “casi” ahora mismo y no han celebrado el aniversario, pues una y otra obra, puente y fachada, son en último término la guinda que corona la gotificación a la que fue sometido el centro histórico de Barcelona durante, sobre todo, la primera mitad del siglo XX.

          REPITO: no han celebrado el centenario… ¡y eso que son tan hábiles, los catalibanes, en celebraciones “fictícias”…!.

          No era esta hasta ahora una historia absolutamente desconocida, pero por incómoda para una ciudad entregada hoy al turismo se ha mantenido casi premeditadamente en un discreto segundo plano yo diría algo más claro, planificadamente ocultado.

          En 1911, Barcelona era un hervidero de opiniones, y esta, por ejemplo, “…Todas las calles deberían ser devueltas no al primitivo estado de la época histórica en que se terminó la edificación de aquellas, sino al estilo gótico catalán, intervenido por la mano experta y sabia de los mejores arquitectos modernos de Catalunya…».  la expresaba en el semanario  “La Cataluña”  Ramon Rucabado, prohombre de la ciudad y emparentado lejanamente con Jacint Verdaguer.    La apertura de la Via Laietana, que condenaba a la piqueta a 335 edificios, era una oportunidad perfecta para poner fin a la imagen provinciana, insalubre, mal comunicada y obrera que Barcelona ofrecía al mundo. La corriente inicialmente literaria de la Renaixença había dado el salto ya a la política. Arquitectos como Josep Puig i Cadafalch ocupaban cargos políticos. Cuando la Lliga ganó las elecciones municipales de 1901, ocupó un determinante puesto como concejal. Fue en ese hervidero en el que se gestó el plan.

          Por una parte, relata Cócola, se pretendía poner a Barcelona en el mapa del turismo internacional. «Las calles de Montcada y Mercaders están pidiendo convertirse en calles de Núremberg, Brujas o Florencia. Barcelona puede ser, en unos cuantos años, una Bruselas meridional, esa gran Barcelona soñada tantas veces», defendía Puig i Cadafalch ante sus contemporáneos. Por otra parte, prosigue el autor de la tesis doctoral, se abría de par en par la oportunidad de monumentalizar   «un origen legendario de Catalunya».    No era útil lo romano. Menos lo íbero. Los años de la decadencia eran para olvidar. Lo medieval, en cambio, aunque menospreciado hasta finales del siglo XIX, recordaba la época en que “los catalanes” dominaron parte del Mediterráneo…  (aquí falsean, una vez más, la Historia:  era la Corona de Aragón la que dominó el mediterráneo. Cataluña era parte, pertenecía a la Corona de Aragón….   Del mismo modo que ahora es parte de España).

          El edificio que hoy es sede del Museu d’Història de la Ciutat estaba originariamente en la calle de Mercaders. El Museu Marés es una suerte de frankenstein arquitectónico, con una escalera de la calle Templers, una bella puerta del paseo de Colom y varios adornos de nuevo cuño realizados con piedra de la cantera de Montjuïc. El tranquilo rincón situado tras el ábside de la catedral nada tenía del aire señorial del que hoy presume. Y así, uno tras otro, Cócola disecciona lo que el frenesí urbanístico surgido de la Renaixença metamorfaseó.

          A fin de cuentas, como reconoció en su día el padre del disonante puente de la calle del Bisbe, Joan Rubió, enrealidad «en el barrio gótico no hay más de seis casas que con buena voluntad pueden denominarse góticas».

          EDIFICIOS DEL FALSO GÓTICO BARCELONÉSSON MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL  (¿VERGÜENZA… O SINVERGÜENZA?)

          Las webs del Museu d’Història de Barcelona y del Picasso callan el pasado más innoble de sus sedes

Las memorias que justifican la declaración oficial elogian como góticas piezas construidas en el siglo XX

          La casa de la estrecha calle del Paradís es una construcción de fines de la edad media, a lo que da singular fisonomía un ventanal que hay sobre la puerta». Así se justifica la declaración como Monumento Histórico Nacional en 1924 de la sede del Centre Excursionista de Catalunya, un edificio profundamente remozado por Josep Domènech i Montaner pocos años antes. El ventanal citado nada tenía de antiguo.

          Idéntica fortuna tuvo la Casa de l’Ardiaca. En los años 20 fue objeto de una intervención que iba mucho más allá del puro  lifting  facial. Fue más bien cirugía de trasplante, pues allí fueron a parar no pocas piezas procedentes de los derribos de la Via Laietana.   En 1925 entró también en el catálogo de monumentos nacionales. Vale la pena reproducir los argumentos.  «Es construcción del siglo XVI, y tan elegante en su escalera, patio, arquerías, salones y decorados que bien puede afirmarse que refleja de modo exactísimo las condiciones materiales de la vida en aquella centuria, dándose el caso de ser la única en la ciudad conservada desde tales tiempos».

          Lo falso, pues, tiene el marchamo de lo oficial. El barrio Gòtic de Barcelona va camino, si no lo ha logrado ya, de borrar la parte que más le incomoda de su biografía. El olvido sobre lo acontecido arquitectónicamente es casi patológico. Dos ejemplos de ello son otros dos edificios intervenidos a fondo y que hoy son sede de dos prestigiosos museos, el de Història de la Ciutat y el Picasso.

          El primero era la antigua Casa Padellàs de la calle de Mercaders. La apertura de la Via Laietana la condenó, pero como sus medidas encajaban como un guante para sustituir un edificio indeseable por no ser lo suficientemente medieval, fue trasladada a su actual ubicación, junto a la plaza del Rei. El segundo, el Museu Picasso, era una antigua casa señorial que no habrían reconocido sus primeros dueños si hubieran vivido lo suficiente (40 años, que no es poco) como para ver las obras de reforma que allí se emprendieron.

         Ambos edificios no solo están catalogados, sino que, además, en sus respectivas páginas web se menciona de un modo muy curioso su historia arquitectónica. En ambos casos se acepta que fueron reformados. En ambos casos, sin embargo, se evita citar que fue en el siglo XX.

El Barrio Gótico de Barcelona……….. De símbolo nacional

                                  a parque temático (Resumen)

         El Barrio Gótico de Barcelona fue construido en las décadas centrales del siglo XX. De hecho, su nombre también es una creación moderna, ya que tradicionalmente el espacio era conocido como barrio de la Catedral. Aunque en teoría los monumentos históricos nos remiten a épocas pasadas, en muchos casos han sido fabricados recientemente.  La medievalización del centro histórico de Barcelona transformó físicamente el barrio institucional de la ciudad, dotándolo de nuevos significados simbólicos y de una apariencia antigua que hasta entonces no poseía.

          Pero si en un principio la monumentalización de la ciudad histórica fue un proyecto de la burguesía local con el fin de exhibir la arquitectura nacional catalana, en la práctica las obras sólo pudieron justificarse por los ingresos que generaría el nuevo turismo urbano, el cual gusta de contemplar edificios de apariencia antiguos, sean o no originales. Por lo tanto, el texto analiza el uso político del pasado y su posterior conversión en una mercancía cualquiera, enmarcando el análisis dentro del llamado «marketing urbano», cuyo objetivo es crear marcas con las ciudades para posicionarse en el mercado internacional que compite por la atracción de inversiones y turistas.

          “The Barcelona Gothic Quarter. From national symbol to theme park (Abstract):   The Barcelona Gothic Quarter was built in the twentieth century. Although theoretically, the historic monuments reference past epochs, in many cases they were constructed recently. The beginning of the monumentalisation of the historic city was a local bourgeoisie project to promote national Catalan architecture, but the redevelopment was self-financing from increased income generated from urban tourism with its appreciation of buildings with an ancient appearance, irrespective of whether they are original. This article analyses the political use of the past and its subsequent commoditisation alongside city marketing, whose aim is to create a distinctive brand for the city in the international tourism market so that it successfully competes for tourism and inward investment.”

          En Barcelona, el ascenso de la burguesía catalanista al poder político en 1902 incluía convertir a la capital en una moderna ciudad europea, y la reforma urbanística fue uno de los instrumentos para conseguirlo

       Sin embargo, la promoción de la ciudad no sería posible con un centro histórico degradado, habitado por población marginal y sin ningún atractivo particular. Y de esta manera, junto con la reforma interior, la creación del Barrio Gótico ―reconstruyendo edificios, trasladando otros y armonizando el entorno con construcciones neomedievales

          Ante la cantidad de piezas y materiales antiguos que se iban depositando en almacenes municipales, ya que incluso se desmontaron fachadas enteras, ya en 1908 el arquitecto Jeroni Martorell proponía que “prop de la Catedral podria reconstruirse tot aixó. Composar un conjunt que sistetisi l’art de la vella Barcelona”.

. La disputa se cerró cuando Manuel Girona, banquero y político conservador, pagó la totalidad de la obra, realizada entre 1887 y 1912

          Una de las principales consecuencias fue la reconstrucción precisamente del monasterio de Ripoll, restaurado por Elies Rogent entre 1886 y 1893.

El edificio era una completa ruina e incluso lo habían declarado cantera de materiales. De las partes conservadas resaltaba los restos de la cubierta del siglo XV, porque a pesar de que su origen se remontaba al siglo X, el edificio había sido ampliado y transformado posteriormente. Sin embargo,Rogent construyó una obra prácticamente nueva, pero siguiendo las formas ideales del estilo románico según el método establecido por Viollet-le-Duc. Como habían enseñado los revolucionarios franceses, tanto o más importante que la propia obra, era el significado simbólico que se le añadiría al objeto. Y por este motivo, las obras estuvieron acompañadas de continuas celebraciones al origen de la nación catalana, y desde aquel entonces Ripoll representa la mejor prueba de un pasado propio, inmutable e inalterado hasta la actualidad.

De estas ruinas….  han sacado esto:

Yo en las ruinas no consigo ver dos torres…  sobre todo la más “bonita” (aunque sea en ruinas…).  Pero, ¡en fin…! hay que pensar en los milagros….  y milagro también que -de las ruinas-  saliera esta belleza de portada… que sí, es muy bella.

Ahora bien, como buenos catalibanes….  la BANDERA QUE NO FALTE (aunque sea en una Iglesia).

Conclusión.         El Barrio Gótico.

De símbolo nacional a…

                                             parque temático

          George Orwell escribió 1984 como metáfora y revelación del totalitarismo soviético. En la novela se modificaban diariamente los periódicos conservados en los archivos, y así las nuevas capacidades del Gran Hermano se certificaban en un pasado reeditado una y otra vez. Cuando un grupo asume algún tipo de poder e intenta mantenerlo necesita explicar cómo y porqué ha llegado hasta allí, y por eso la historia se revisa como medio de legitimación política, hecho que implica contarla de una manera y omitir todo aquello que no interesa. La democracia tiene la capacidad de hacer creer que este tipo de falsificaciones o bien se remontan a épocas lejanas, o si son contemporáneas sólo se producen en dictadura.. En Cataluña, desde la muerte de Franco hasta la actualidad, y como herencia de la Renaixença, la lucha constante por controlar la producción de la historia enfrenta en dos bandos a la burguesía españolista contra la catalanista, intereses que se defienden en diferentes ámbitos, pero que se palpan directamente en los programas de cada partido político.
Al ritmo de subvenciones, la lucha a veces penetra en los departamentos universitarios y en los institutos culturales, donde se cubre con un manto de objetividad a la investigación histórica, y donde se esconde que la elección por rescatar unos hechos o personajes y relegar a otros es obviamente interesada, y cuyo resultado responde a una decisión política.

          Queda claro:  no son  reformas normales… son construcciones NUEVAS, colocar piezas de muy diferentes lugares para “fabricar” un edificio al gusto… Al gusto de los catalibanes.   Sí, es bonito, queda muy bonito… pero es FALSO.

          Lo mismo que los “cuentos” históricos que los catalibanes nos quieren hacer creer o “tragar”:  “Corona Catalana”… “La Franja”… “Païssos Catalans”… Rafael de Casanova como independentista… etc. etc.

         A partir de ahora, cuando veamos a millonarios de EEUU en sus “mansiones” vivir entre   “reconstrucciones” medievales a base de piezas compradas (o robadas) en Europa, otras “reproducidas”, etc…. no critiquemos ni riamos.  Como mínimo, callemos.

RECOMIENDO LA LECTURA de /  Ficha bibliográfica:

                 CÓCOLA GANT, Agustín. El Barrio Gótico de Barcelona. De símbolo nacional a parque temático. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. [En línea]. Barcelona: Universidad de Barcelona, 10 de agosto de 2011, vol. XV, nº 371.<http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-371.htm>. [ISSN: 1138-9788].

          No sólo nos descubre facetas muy interesantes en arte… también tiene una lucidez maravillosa adelantándose a muchos acontecimientos que hoy mismo, Octubre de 2013,  están ocurriendo en Cataluña. Habla de tergiversaciones históricas, artísticas…  y su ansia de poder, del ansia de poder de los catalibanes.                            O este otro libro:

Y sobre este tema se pueden ampliar conocimientos en las siguientes páginas webs:

La impostura del barrio Gòtic queda al descubierto en una tesis doctoral

http://es.wikipedia.org/wiki/Barrio_G%C3%B3tico_de_Barcelona

http://mtvo-lasmentiras.blogspot.com.es/2013/04/barcelonaampliacion-de-la-placa-nova-y.html

http://totbarcelona.blogspot.com.es/2013/03/una-comparativa-la-catedral.html

http://notasdekar.blogspot.com.es/2011_10_01_archive.html

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/edificios-del-falso-gotico-barcelones-son-monumento-historico-nacional-1194464

http://www.itineraplus.com/es/rutas/item/68-la-barcelona-mentidera-la-invencio-del-barri-gotic

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/edificios-del-falso-gotico-barcelones-son-monumento-historico-nacional-1194464

           Si no fuera porque las tergiversaciones históricas, geográficas, artísticas que continuamente están realizando los Catalibanes fueran trágicas  (lavado de cerebros a niños en los Centros Públicos, etc.) nos lo tomaríamos así…

Antes…        y después
No hay que ir muy lejos… lo último que han realizado en el Borne.
          Es algo muy parecido a la anterior fotografía:  todo parecido a la realidad es pura ficción… ¡Y con dinero público!.   Tienen el rostro, la cara dura de llegar a decir…   que la guerra del 36 (1936-1939) fue un ataque a Cataluña…. Cinismo es poco  (y les dejamos… y les votamos).  Yo les acuso… pero sobre todo acuso al Gobierno Español y a las Academias de la Historia, etc. que están -en su poltrona- muy callados…  y al Gobierno de Aragón -a los aragoneses- porque se está dejando arrebatar (tergiversándola)  su Historia…

Mora la Nueva: El Barrio Gótico de Barcelona.

4 comentarios en “La invencion del Barrio Gótico de Barcelona

  1. Estaba leyendo con gran atención tu acertada exposición acerca del barri gótic catalán hasta que vi como inesperadamente me insultabas llamándome catalibán. Francamente, no eseraba que recurrieras a la descalificación dado el erudito modo en que comenzaba tu descripción de los hechos históricos( verídicos) sobre la construcción de gótico. Que el gótico sea un invento turístico y un engaño no niega nuestra historia compañero (la auténtica) y tradiciones de nuestros antepasados… no niega nuestras raices ni la historia de la que procedemos aunque (obviamente) dicha historia no pase por el barrio gótico. NO me ofende que te posiciones contra la independéncia si quieres, ni que denuncies acertadamente la falsedad del barrio gótico, pero si ofendes cuando pretendes negar toda una historia a raíz de la falsificación de una parte de ella. Con todo respeto. Dejando aparte tu falta de respeto hacia nosotros, defensores de nuestra historia, tradiciones e independentistas, te felicito por tus datos y tu trabajo. Un catalán que defiende lo “que és seu”

    Me gusta

    1. no podrás negar el respeto que te ofrezco con el que tú nos has negado. Repito… buen rabajo de investigación. Creo que es algo que la gente debería conocer; la verdad. Pero recuerda que aunque el barri gótic y su grandeza no existan realmente, ni hayan eistido nunca, los condes de Barcelona y el consell de cent si que existieron, así como la grendeza de un pueblo que siempre ha luchado como auténticos héroes muriendo por su tierra (1705).

      Me gusta

  2. Este “articulejo” no es novedad, porque lo he visto antes en Tv 3 catalana y en libros de historia, mucho antes uqe lo redactaras, la sardana también fue recuperada en siglo XIX. Me pareció falta de seriedad ese desliz de vincularlos con calificativos peyorativos. Yo que he vivido en Catalunya y conozco su gente no veo apropiados tus adjetivos, salvo que tú merezcas un psicólogo urgentemente. No es ningún mérito publicar en revistas electrónicas.

    Me gusta

  3. Yo siempre he adorado Cataluña. Nos soy de aquí, pero mi madre lo era y mis abuelos también. Hasta ahora ahí donde he ido la he defendido y me he sentido ofendida si la han atacado. Es más, me vine a vivir a Barcelona y he tenido una hija aquí y ahora tengo un nieto. He considerado que era una ciudad moderna y europea, mediterránea y llena de encanto. Ahora desde la neura del independentismo, me siento mal en Barcelona y si no fuera por mi hija y por mi nieto me iría a vivir a cualquier sitio, no importa donde con tal de no sentirme ciudadana de segunda. Catalunya está dividida. Unos se inventan historias y otros te tiran en cara eso de que “nosaltres son diferents'”, mes treballadors, mes cultes, mes….. Eso no nos gusta a los que no somos de aquí.En definitiva ya no adoro Cataluña, simplemente vivo aquí y punto.
    Que pena. Como yo esta mucha gente. Defraudada.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s