Marxismo Cultural: el fin de la razón.

Ensayos Impopulares contra el irracionalismo

PUBLICADO: 2014-11-02
Cuando en el contexto del siglo XIX a Marx no le funcionó la revolución del proletariado dado que las mismas masas veían el progreso del capitalismo, se buscó una nueva forma de atacar el capitalismo: el marxismo cultural. 
Para comienzos del siglo XX el comunismo renació con Lenin de forma activa y había tomado su verdadera y única vía que era posible, someter al hombre hacia el Estado (llamándolo “revolución”, “dictadura del proletariado”, en la realidad dicho proletario no estaba ni enterado que Lenin tomó el poder a la fuerza y constituyó la URSS). 

Sin embargo los que desecharon el comunismo de Stalin y Mao dieron el imperativo que eso no era comunismo ni tampoco era lo que decía Marx. 
Así es como se toma a Marx (anticapitalismo, socialismo) y a Freud (psicoanalisis, una pseudociencia más) para formar la Escuela de Frankfurt. La epistemología de esta escuela reformula la crítica marxista y anuncia que la revolución debe ser formada mediante el pensamiento crítico cultural hacia la modernidad para que pueda realizarse una verdadera revolución marxista desde sus bases, de forma horizontal y rechazando toda verticalidad social.
 
Claramente estos son los místicos del músculo que Ayn Rand llamaba: existencia (para ellos, la masa) sin consciencia. Estos mismo no solo generaron una “consciencia” de masa sino que se subjetivizó el pensamiento: mediante el marxismo cultural se hace crítica hacia el llamado Racionalismo Instrumental (utilitarismo capitalista, manipulación mediante los medios de comunicación, avance científico falto de valores, unidimensional) y se genera promoción de la Racionalidad Crítica (cuestionamiento de la realidad, subjetivismo puro en base a la reflexión creativa, pensamiento de masa y libertades culturales/sociales, algunos ya habrán escuchado de esto quizá).  

Ahora bien, todo estos caen en varios errores. En primer lugar la razón es una sola donde los términos que le acompañan son meros absurdos que dividen la razón en arbitrariedades como “instrumental, pura, crítica, práctica” dado que la razón lo es todo en aquellos. El otro error es mantener al capitalismo como un sistema esclavista y excluyente como si fuese independiente del poder legal estatal y de la moralidad objetiva, como si capitalismo fuese un ente pensante dispuesto a crear poder y sumisión, donde no hay ser humano que tenga juicios de valor, en este caso el marxista cultural pretende mantener que no existen juicios de valor objetivos en un capitalista (como un ser sin consciencia). Otro error es pensar que los medios de comunicación tienen una función que está a disposición de la sociedad, como si estuviesemos hablando de un Estado al servicio del pueblo, por eso es común ver cómo se promueve al intervencionismo hacia la prensa en latinoamérica (acá no importa si es prensa libre, siempre la prensa tiene para un marxista cultural una forma de generar ganancias capitalistas y promover el poder político opresor así como el “capitalismo opresor”). Un error más allá es pensar que el pensamiento moderno originó las guerras mundiales, que el capitalismo genera e impulsa guerras, esto se debe al craso error de no haber separado lo que es mercado y ley donde el primero es ausencia de fuerza y la segunda es fuerza. Un último error es el subjetivismo epistemológico y moral que se tiene: el ser humano intersubjetivamente y culturalmente crea su propia moralidad en base a la comunicación y la cultura sin juicios de valor objetivos y rechaza toda imposición social (“opresión”) desechando la realidad misma y mira con desdén todo absoluto epistémico, dando paso al relativismo.

Desde los 60’s el marxismo cultural ha tomado fuerza y ha desencadenado una decadencia moral total en la sociedad (música, arte, cultura, ciencias sociales) y desgraciadamente es un mal que se ha extendido hasta en las universidades de latinoamérica. Es el mismo marxismo intransigente pero ahora con “rostro humanitario”. En lo político, el marxismo cultural se fundamenta en la socialdemocracia del Estado de Bienestar Universal (en base a Gramsci), son las socialdemocracias las que gobiernan latinoamérica llevando a la decadencia político-económica a toda una nación. 

Curiosamente, algunos anarquistas capitalistas aunque son procapitalistas, son las nuevas presas del marxismo cultural: han caído en el subjetivismo epistemológico y moral, han eliminado todo juicio de valor objetivo para dar rienda suelta a la subjetividad, estos son los mismos que siguen a Hoppe, ahora leen a Habermas  (porque Habermas fué mentor de Hoppe) y Otto Apel, se habla de la acción comunicativa, de la intersubjetividad y de la ética argumentativa como si el sujeto no fuese un ser racional sino que se mueve en base a acciones sin razón, omisión de elección racional separando lenguaje de razón (como meras construcciones empíricas). Ergo al mantener la intersubjetividad del lenguaje de la Escuela de Frankfurt, Hans Hermann Hoppe formula su ética argumentativa. Es por ello que se sigue fundamentando el anarquismo libertario como la salvación del ser humano, como si estuviesemos hablando de crear el “hombre nuevo” en términos marxistas. 

Actualmente el mal del marxismo cultural se extiende y se lleva a grados inimaginables donde la lógica y la razón se ven sentenciadas a una inminente muerte. Un ser sin razón da paso a un ser sin moral, un ser sin orden y un ser incompleto que termina por destruirse a si mismo primero y luego la civilización.

Post: Marxismo Cultural: el fin de la razón..

5 comentarios en “Marxismo Cultural: el fin de la razón.

  1. Ciertamente el marxismo cultural es una amenaza a la civilizacion occidental…Algo hay que hacer…Se me ocurre que hay que desenmascararlos con la Verdad hablando en voz alta, sin miedo al linchamiento mediatico que este impone en las U y los medios de comunicacion.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ciertamente, occidente es una amenaza y es necesario un cambio, ojalá la destrucción de los cimientos de la modernidad que cada día es más espeluznante y los valores ya casi obsoletos de la ilustración nos den luces para una transformación de esta a martillazos. saludos prehistóricos amigos

      Me gusta

  2. Larga vida al por vosotros llamado “marxismo cultural”. Larga vida a que cualquiera pueda decidir que hacer con su vida, a que nadie sea perseguido por una condición que no puede cambiar (y no, los varones blancos heterosexuales no somos perseguidos por haber perdido un par de privilegios). Larga vida a la inclusión de lo que tengan que aportar otras culturas a la nuestra, y al vivir sin miedo al vecino, a aceptar las diferencias.

    Porque el Marxismo Cultural no es mas que un hombre de paja político de sectores que fomentan el miedo. Es una sombra.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: