Los mares del sur – Salvador Sostres / El Mundo

Los ricos en Barcelona han sido siempre de izquierdas desde que los hijos del tardofranquismo desafiaron a sus padres. Los ricos en Barcelona fueron jóvenes comunistas durante la dictadura, adultos del PSUC recién estrenada la democracia, y luego administraron su madurez en el PSC, que pese a su adscripción y a su comedia ha sido el partido más de derechas de la política catalana.
Ada Colau no ha ganado porque sea cierto su relato tremebundo sino porque ha sido la segunda fuerza -o casi- en los barrios más ricos de Barcelona. Ada Colau es el último capricho de la burguesía barcelonesa, la última pijada de la ciudad de Manuel Vázquez Montalbán, que encarnó mejor que nadie el cinismo de mi ciudad. Ada Colau es Ana Briongos en Los mares del sur, ese Carvalho en que un rico empresario se enamora de una sindicalista de saldo y barrida. Ada Colau es la fantasía del rico barcelonés que disfruta cenando en grasientos cuchitriles por sentirse más auténtico, sobre todo cuando encima le cobran 90 euros. Ada Colau es el mismo cinismo que Montalbán, que se hacía el comunista viviendo en Vallvidrera; tal como ella lleva toda la vida viviendo del sistema al que tanto critica y se autoproclama «ciudadana de a pie», cuando lleva toda la vida cobrando de ellos.
No es ninguna novedad que los ricos de Barcelona se hayan sentido a gusto con alcaldes socialistas, tan ricos como ellos. Siempre ha sido así. Narcís Serra, Pasqual Maragall, Joan Clos y Jordi Hereu. Luego los socialistas, por culpa de Zapatero, perdieron cualquier prestigio, ya no quedaba chic decir que les votabas, y Trias ganó por la mínima en 2011, pero fue sólo un espejismo. Esta vez volvía a haber algo rompedor que votar, algo para hacerse otra vez los escritores de poesía social, y así ha ganado Ada Colau.
No han sido los pobres, ni los desheredados. Han sido mis amigos y los hijos de mis amigos. Ha sido Vázquez Montalbán, que criticó que Maragall acabara con los chiringuitos del antiguo puerto de la ciudad, otra vez en nombre de la autenticidad, aunque su interior fuera el más intenso museo de la rata, mientras él vivía en el norte fértil e higienizado.
La bofetada a Mas ha sido considerable, y de tanto coquetear con el submundo antisistema, y de tanto despreciar el cumplimiento de la Ley, Barcelona tiene hoy 14 concejales de extrema izquierda, las fuerzas políticas tradicionales están tocadas y hundidas y Colau va a necesitar tres socios para gobernar. Cuando el partido del orden, que en Cataluña es CiU, llama a la revolución, todo se desparrama.
El independentismo, que es otra ficción, pero de clase media, ya no es el único catalizador del descontento y darle la culpa de todo a España no ha funcionado. El nacionalismo ha perdido la centralidad escorándose hacia el secesionismo, y Convergència es prácticamente extraparlamentaria en el área metropolitana. Aunque los independentistas hagan sus sumas recreativas de votos soberanistas, el entusiasmo por la causa ha menguado y el llamado «eje social» ha tomado el protagonismo, y la idea de una Cataluña «libre» ya no es aquel proyecto ilusionante.
Convergència se lanzará a la yugular de Esquerra a partir de hoy mismo, en su último intento desesperado para que Junqueras sucumba a la lista única. Mas intentará hasta el último segundo refundar su partido a costa de los republicanos, ganar las próximas elecciones y continuar en el poder para administrarlo como pueda, con su principal opositor disuelto.
ERC, que es el partido que más ha subido, pero ni de lejos lo suficiente para ganar las elecciones, considera que los recortes sociales y la corrupción de CiU son un lastre para el proceso, y que una lista unitaria sería víctima del mismo retroceso que Convergència sufre en cada elección. Mas usará el 27-S para chantajear a Esquerra pero, por lo que hoy parece, es poco probable que cambie finalmente de fecha.
Las fantasías catalanas danzan enloquecidas en el caos. No sé si antes he explicado que el protagonista de Los mares del sur muere brutalmente asesinado.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s