La industrialización de Cataluña, gracias a España – Aterrizando Ideas

La industrialización de Cataluña, gracias a España

En un momento en que el nacionalismo catalán utiliza el derecho a decidir como un valor absoluto, independientemente de lo que se pretende decidir, me gustaría seguir dejando constancia de que la actual Cataluña es la consecuencia de la interrelación con España a lo largo de los siglos y, por tanto, los catalanes tenemos el derecho a decidir sobre lo que podemos decidir, pero no lo tenemos en lo que afecta también al resto de españoles.

Durante el siglo XIX y el siglo XX Cataluña ha sido la región española que ha liderado con gran diferencia el desarrollo industrial. Es interesante conocer como se ha producido este fenómeno y sobre todo como ha colaborado el resto de España e incluso a que ha renunciado para que haya sido así.
De salida se debe dejar claro que ha sido fundamental el espíritu emprendedor que demostraron los empresarios catalanes cuando a mediados del siglo XVIII se les liberaron las aduanas hacia el resto de España y al comercio con América. La plena integración en el Estado Español tenía sus ventajas.
A partir de 1741 se inició en Cataluña la fabricación de tejidos de algodón, si bien no se puede hablar de verdadera revolución industrial hasta finales del primer tercio del siglo XIX.El proceso real de industrialización comenzó con el crecimiento y modernización de la manufactura del algodón. Un hito fundamental fue la creación en 1833 de la factoría de Bonaplata en el casco antiguo de Barcelona, aplicando por primera vez en España, la máquina  de vapor al hilado de algodón, consiguiendo una gran mecanización y sirviendo de ejemplo al desarrollo de otras fábricas similares. La industria algodonera catalana ejerció un verdadero monopolio en España. Entre 1865-1869 consumía el 88% de la materia prima importada  y aún aumentó en la última parte del siglo hasta llegar al 95% de consumo.
No deja de ser curioso que una región sin campos de cultivo de algodón y sin apenas carbón  consiguiera  el liderazgo  en esta manufactura. Esta carencia de materias primas condujo a que los productos manufacturados en Cataluña fueran más caros que los producidos en otros países, concretamente Gran Bretaña.

Para el éxito del algodón catalán durante el siglo XIX de dieron dos hechos absolutamente inseparables: El espíritu emprendedor de los empresarios catalanes y la absoluta colaboración de los sucesivos gobiernos de España creando y manteniendo aranceles a la importación de productos extranjeros , generalmente ingleses, más baratos y de mayor calidad.
La prohibición en algunos años de la importación y los altos impuestos   mantenidos  durante largos periodos consiguieron que los productos catalanes se adueñaran del mercado español en su conjunto.
Esta política de proteccionismo frente a los productos ingleses fue defendida, ante los sucesivos gobiernos españoles, por los bien organizados  lobbys catalanes: Comisión de Fabricantes de Hilados, Tejidos y Estampados del Principado de Cataluña, Instituto Industrial de Cataluña, Fomento del Trabajo Nacional…. Fue un lucha decidida y ganada para que en España se consumieran solo productos catalanes, a pesar de ser peores y más caros que los ingleses.

En 1855 el fabricante y político Josep Ferrer y Vidal defendía en Madrid el proteccionismo con estas palabras: “Si un castellano compra una vez al año diez varas de genéro catalán un 40 por ciento más caro que el inglés, el catalán come, y con mucho gusto, tres veces al día pan castellano un 40 por ciento más caro que el de Odesa”.
Lo cierto es que España actuó como una sola nación facilitando la creación de una potencia industrial en Cataluña a base del esfuerzo económico de los españoles y considerando que era toda España la que se beneficiaria en el presente y en el futuro.
Se debe también tener en cuenta que la revolución del algodón arrasó al resto de los viejos paños. Avasallados por las hilaturas europeas y sometidos a las duras competencias de los algodones, el lino gallego y el cáñamo andaluz quedaron arrinconados. Lo mismo ocurrió con la seda ya que Barcelona, Manresa y Reus arrebataron a Valencia la cabecera del sector.

Mi proposito en este escrito es contribuir al esclarecimiento de que España ha actuado en el tiempo, y concretamente en el siglo XIX, como un país unido, alentando y favoreciendo la creación de una gran industria en Cataluña que ha sido la base de la industrialización global de esta región. Personalmente estoy en contra del proteccionismo, pero los hechos son los hechos.
Es aquí,  de nuevo,  donde pierde sentido el derecho a decidir la secesión. Cataluña, como Madrid, Galicia ó Andalucía es patrimonio de todos los españoles.  No de unos pocos. El derecho a decir sobre el futuro es de todos, no de un grupo.
Cobra esto mayor valor cuando vemos con datos y bibliografía quepara el éxito de la industrialización de Cataluña fue imprescindible el apoyo e incluso las renuncias del resto de España.

Biblografía.

1.- Historia económica de la España Contemporánea (1789-2009).  Crítica
2.- Historia de Cataluña. Albert Balcells. La esfera de los libros.
3.- Breve Historia de España. Fernando García de Cortázar.Alianza Editorial.
4.-Otra Historia de Cataluña.Marcelo Capdeferro. Libros Libres

Origen: Aterrizando Ideas: La industrialización de Cataluña, gracias a España

2 comentarios en “La industrialización de Cataluña, gracias a España – Aterrizando Ideas

  1. Solo comentar que gran parte de la economía española estaba protegida por aranceles en esa época. Por ejemplo el trigo castellano y andaluz. No era tanto que España protegiera la industria catalana de la Europea por que tenia peor rendimiento (que lo tenia) , sino que protegía toda su economía de la Europea (ya que la productividad era tan mala en toda España que se temía que se convirtiera en una colonia económica de Francia, Inglaterra y Alemania) y solo algunas regiones se aprovecharon de ello básicamente País Vasco, Catalunya y zonas mineras. Si fue acertada o no la política arancelaria lo desconozco, pero hemos de tener en cuenta que Europa llevaba décadas de adelanto sobre una España atrasada con poca población y eminentemente rural.

    Lo que si creo es que (como suele pasar) se abuso de esta política y algunos grupos (industriales catalanes incluidos) no se la tomaron como una medida temporal (que seria lo correcto) sino como un modus vivendi.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s