AlfonsoVII recibe vasallaje de Ramón berenguer IV
Alfonso VII recibe vasallaje de Ramón Berenguer IV

Ramón Berenguer IV como vasallo del rey Alfonso colaboró con Castilla, Génova y Navarra en la reconquista de Almería, nido de piratas. Por el tratado de Tudillén que ratifica en de Carrión, se delimitaba la zona de reconquista y a cambio del vasallaje al rey castellano se reconocía a Ramón Berenguer el derecho de reconquista de Valencia, Denia y Murcia.

Ayudó a pacificar el Mediterráneo lo que facilitó la conquista de Tortosa, un año más tarde toma Lérida, Fraga, Mequinenza y el bajo Aragón hasta el río Algás, terminando la Reconquista de lo que sería Cataluña, en la que invirtieron 436 años desde su conquista por los musulmanes, y 359 años desde la fundación de la Marca Hispánica.

ELSEÑAL rey de Aragón de Valencia y de Mallorca Conde de Barcelona
             EL SEÑAL real de Aragón de Valencia y de Mallorca. Conde de Barcelona

Cuando Ramón Berenguer IV añade Tortosa y Lérida lo hace así: “Raimondus dei gratia barchinonensis comes, princeps aragonensis, Tortosa et Ilerde Marchio”.

“Quien controla el presente, controla el pasado. George Orwell”

En los documentos de Jaca del Libro de la Cadena aparece “… Ego Raimondus comes Barchinonensis et princeps Aragonensis…”, y en documentos relativos a su hijo Alfonso II, bautizado Ramón pero que tomó el nombre de Alfonso para seguir la secuencia de los reyes aragoneses, aparece “…Ego Ildefonsus… Rex aragonensium, comes barchinonensium et Marchio provinciae…” (Rey de Aragón, Conde de Barcelona y Marqués de Provenza), casado con Sancha de Castilla hija de Alfonso VII El Emperador.

Los separatistas en su pirueta dialéctica dicen al hablar de Ramón Berenguer IV: …siendo el primer rey por derecho propio su hijo Ramón Berenguer V, que en honor de sus súbditos aragoneses cambió su nombre por el de Alfonso (¿?).

JAUMEI
                                                                            JAUME I

Después de la muerte de Ramón Berenguer IV, la reina Petronila que en su testamento afirma: totum meum regnum aragonense, abdicó en Alfonso II el Reino de Aragón, con el Condado de Barcelona. En el testamento de Petronila simplemente Cataluña no existía.

En libros de texto actuales de Cataluña leemos la falacia de que la unión de Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, con Petronila, reina de Aragón, dio origen a “la confederación catalanoaragonesa” y se habla de “condes-reyes”, pero sabemos que cuando se produjo la boda no hay documentación que justifique la existencia de Cataluña y menos el de una confederación. El conde fallece el 7 de agosto de 1162 dejando tan sólo una declaración oral de sus últimas voluntades a quienes le atendían. En su testamento se recogen los condados que ya hacía tiempos estaban integrados en el de Barcelona y nada más. A principios del siglo XII el Condado de Barcelona era bien conocido. Lo que se puede afirmar de forma categórica es que en la época de Ramón Berenguer IV ni se conocían ni se usaban las voces “Cataluña” o “catalán”, no hay ninguna prueba de ello.

Europa cristiana en 1235
                                                           Europa cristiana en 1235

La terminología “condes-reyes”, es un invento nacionalistas para dar preponderancia a lo “catalán” en la Corona de Aragón. Antes del matrimonio de Petronila de Aragón con Ramón Berenguer IV, éste era feudatario del Rey de Castilla y León, Alfonso VII. El matrimonio con Petronila fue visto por el rey castellano no como una traición, sino como un acercamiento a la Corona de Aragón que le permitía reequilibrar los poderes de la península frente a la oposición de la Corona de Portugal. Paradójicamente, los condes de Barcelona fueron el instrumento ideal para diseñar la actual unidad española.

La adhesión de Ramón Berenguer IV, cuñado de Alfonso VII, Armengol de Urgel, Alfonso Jordán de Tolosa, Guillermo de Montpellier, los condes de Foix o los de Pallars, que se explicitó el 25 de mayo de 1135 en la solemne coronación del castellano como Imperator totius Hispaniae, hizo de Castilla la auténtica restauradora de la unidad romana peninsular rota en 711.

Origen: (I) El Tratado de Corbeil y la falacia catalana de inventar el pasado – La Paseata