Madrid 3 ABR 1994

El documento redactado por HB como acta de la reunión de abril de 1990 refleja en una frase la opinión que Xabier Arzalluz mantenía entonces sobre una coincidencia de objetivos entre su partido y ETA. La frase del presidente peneuvista es la siguiente: “No conozco ningún pueblo que haya alcanzado su liberación sin que unos arreen y otros discutan; unos sacudan el árbol, pero sin romperlo para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas”.Arzalluz también se extendió en la entrevista con los dos miembros de HB en sus consideraciones sobre los socialistas, socios de Gobierno de su partido en Euskadi, a los que califica de enemigos. Las consideraciones del líder del Partido Nacionalista Vasco son éstas:

– “El enemigo número uno es el de siempre, aunque ahora gobernemos con él. Ellos no se fían de nosotros. Hacen como que sí, pero no, y a veces se les escapan cosas”.

– “Felipe González no se fía de mí. No se fían de nosotros ni con la Ertzaintza ni con las cárceles. A Cataluña le han transferido hace tiempo la competencia penitenciaria. A nosotros no, porque no se fían. Madrid intuye que al final el objetivo principal del PNV y de ETA es el mismo”.El acta de HB recoge también de la siguiente forma dos anécdotas que fueron contadas por Arzalluz durante la reunión: “Discusión acalorada entre Barrionuevo [José Barrionuevo, ex ministro del Interior] y Retolaza [Luis María Retolaza, ex consejero del Interior del Gobierno vasco]. En un momento que Barrionuevo pierde el control le echa en cara: ‘Al fin y al cabo vosotros, si no llega a ser por ETA, no tendríais ni Ertzaintza ni Estatuto ni nada’. Comentario de Felipe González a Arzalluz: “Tú, al final, terminarás poniéndoles las medallas a estos de la ETA”.

El presidente del PNV también reflexionó sobre la posibilidad de que Euskadi alcance su soberanía política: – “Los alemanes [de la CSU] más de una vez nos han expresado su apoyo diciendo que nuestras aspiraciones son perfectamente asumibles en la Europa del futuro. Nosotros tenemos un plan diseñado ya y le hemos puesto fechas. La soberanía de Euskadi, estilo Lituania, a proclamar entre el 1998 y el 2002. Lo que es impresentable en Europa es andar a tiros”.

El peneuvista Gorka Agirre, que acompañaba a Arzalluz, señaló: “Al final, tendremos que llegar a algún acuerdo porque, para conseguir lo que buscamos, tendremos que gobernar con vosotros”.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 1994

Origen: Sacudir el árbol para que caigan las nueces | Edición impresa | EL PAÍS