El golpismo de IUnida y el comunista #planB – VerdadesOfenden


En la historia política contemporánea la huelga general tuvo un protagonismo criminal y sangriento que no ha trascendido y que nada tuvo que ver con lucha por los derechos civiles y preservar las libertades sociales, sino con tiranías marxistas.

En la aplicación de la teoría sobre el capital y la plusvalía del tirano burgués Marx, demolidas de modo absoluto por el ex comunista y pensador @AEscohotado la huelga general era la llave para paralizar un país, movilizar a los proletarios y asaltar el poder de modo cruento.

España conoce bien esta plaga criminal. La sufrimos en tiempos de la II república de modo reiterado (golpe de estado de abril de 1931, quema de iglesias de mayo de 1931, huelga general de casas viejas, Octubre de 1934, pucherazo del 36).

Cuando los votos niegan el poder a los comunistas (jamas ganaron unas elecciones en España) estos recurren a la fuerza sobre la ley y la razón, hacer política en las calles y no en las urnas. Lo llaman revolución, pero es golpismo y violencia en estado puro.

Lo que afirmo queda de manifiesto cuando la izquierda convoca manifestaciones o huelgas, donde además se pretende hacer prevalecer el derecho a la huelga y la algarada frente a la libertad de transito o el derecho al trabajo, verdaderos derechos civiles.

Tratan de Imponer las huelgas violentamente mediante el chantaje y la fuerza ejercida por los piquetes mal llamados “de información” y no de “coacción”, proclamando que el derecho a la huelga prevalece sobre el sagrado derecho al trabajo (Javier López del sindicato comunista @CCOO en twitter).

Esta realidad de asalto a la paz civil no es ni casual ni aislada. Hace bien poco el coordinador regional de IUnida, Antonio Maíllo, considero “impecables” las declaraciones del senador de la coalición José Manuel Mariscal instando a “derribar” al gobierno de España sin esperar a unas elecciones.

Para rizar el rizo de golpismo comunista, terrorista y violento, Álvaro Carreño, concejal de @IUnida en Ronda y 2º teniente de alcalde pide rechazar participar en las elecciones, montar barricadas y poner bombas a la policía


Es la “democracia directa” léase, el viejo y casposo golpe de estado comunista vestido de la aún eficiente trampa demagógica marxista de llamar democracia a sus tiranías y calificar de fascismo a quien denuncia su criminal visión de la política, como es mi caso.

Un golpismo que financiamos con nuestros impuestos, y cuyos mas señalados activistas son los liberados sindicales, esos marxistas sin obligación de trabajar, cuyo sueldo ha de pagar el empresario por hacer de comisario político y preparar sabotajes, mientras los jefes sindicales se corrompian a manos llenas.

Lo último de IUnida es el apoyo al golpe de estado de Maduro, mientras llama fascistas golpistas a quienes se han rebelado ante el tirano, tras más de 100 asesinatos en apenas 2 meses a ciudadanos que ejercían el derecho a la manifestación, esa que el comunismo en España aplica con violencia, altercados e impunidad y cuyos destrozos jamas paga.

No se equivoquen, no hay diferencias entre partidos marxistas. La toma del poder se hace por la fuerza cuando las urnas no dan los votos. Lo anuncio Largo Caballero en 1933, lo hizo Chavez en 1992, y lo ha hecho Maduro en 2013 y 2017.

Proclaman defender la democracia como disfraz ideológico de su demagogia comunista. Un travestimo político hacia la tomar el poder e instaurar su “dictadura del proletariado”, ese modelo social y económico fracasado allá donde se intento.

Es la que anuncia esa nueva hornada de jovencitos universitarios “pijo-comunistas” de clase media que van de revolucionarios, amigos del islam y declarados antisemitas, educados en el bienestar social que heredamos de Franco y a cuya sombra sus papas progresaban como funcionarios del estado, privilegio solo reservado a los amigos de aquel “tiránico régimen”.

 Las democracias hacen mal en permitir que el comunismo siga siendo legal, no es democrático sino criminal. Pronto lo intentaran aquí, tan pronto como se crean lo suficientemente fuertes. Ya lo anuncian; no se llamen a engaños cuando ocurra. Se avecina un otoño caliente.

El socialismo no procede del pueblo. Es una doctrina de intelectuales que tuvieron la arrogancia de creer que podían planificar mejor la vida de otros” Thatcher.

3 pensamientos en “El golpismo de IUnida y el comunista #planB – VerdadesOfenden”

  1. La crítica de los partidarios de dictaduras izquierdistas es absolutamente aceptable. Mi pregunta es qué “ideología” oculta el autor de este artículo. Pues si de lo que trata es de defender las actividades derechistas, entonces yo le díria que “si mi abuela tuviera pedales sería una bicicleta”. El odio a Marx (que suena a antisemitismo) es bastante anómalo. Marx y Engels pertenecen a una serie de autores que, como todos, nos ayudan a pensar: tienen afirmaciones inaceptables pero también análisis que merecen la pena estudiar. Y calificar de marxistas (con una etiqueta unívoca) tanto a comunistas como socialistas o socialdemócratas, muestra simplemente que tanto el derechismo como el izquierdismo (terminología recogida del lugar en que se sentaban los políticos en el parlamento de la Revolución francesa) son socialmente el mismo perro con diferente collar. Hoy día España necesita un diálogo constructivo, no una polémica destructiva entre unos y otros. Pero no sé si la atmósferaactual lo permite. Yo, afortunadamente abandoné España hace ya 50 años y me hice ciudadano nórdico.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s