“Soy inspector de Barcelona y sí, se adoctrina en los colegios” – Quico Alsedo

QUICO ALSEDO 

16 OCT. 2017 03:18

Jordi Cantallops, inspector de educación en Barcelona.

Jordi Cantallops es inspector de Educación en Barcelona. Tiene 61 años, usa “por igual” Jordi o Jorge y batalla, casi en solitario, contra el independentismo doctrinal “e ilegal” en los colegios. Da la cara “porque dadas las circunstancias, hay que ser valiente”, dice.

“Las competencias en educación deberían ser devueltas al Estado”, asevera Cantallops, destinado en el Consorcio de Educación de Barcelona, formado por la Generalitat y el Ayuntamiento. Ahora, se atreve a dar la cara con una opinión no muy popular entre sus compañeros.

Trabaja en un sector, la educación, que es vanguardia del secesionismo: por algo el referéndum se votó en los colegios y Ensenyament es la joya de la corona del separatismo. “En esta situación hay que ser valiente, y más como funcionario público respetuoso con el ordenamiento jurídico”, insiste.

¿Se adoctrina ideológicamente en los colegios catalanes?
Sí, hay pruebas evidentes que ya han recogido medios, el Ministerio, algunos partidos y parece que la Fiscalía. En algunos centros, gracias a determinado profesorado, hay tareas, murales, banderas sectarias y pancartas que perfectamente podrían calificarse de adoctrinamiento escolar y partidista. Todo con el conocimiento y la inacción de responsables públicos, y muy agravado tanto el 1-O, como antes el 9-N.
¿De qué forma se hace esto?
Desde hace décadas se promueve una concepción identitaria excluyente, la catalanización, con la inmersión lingüística, o más bien imposición lingüística, con el catalán como única lengua vehicular y de comunicación en los centros. También con contenidos ideológicos de carácter nacionalista. Hay un adoctrinamiento identitario excluyente consustancial al sistema educativo prácticamente desde que se transfirieron las competencias de educación.
¿Cómo afecta esto al sistema educativo en su opinión?
Se llega al absurdo de que la mayoría de centros repiten los mismos preceptos aunque las realidades culturales o lingüísticas sean completamente distintas. Y, lo que es más grave, ignorando, infringiendo o incumpliendo derechos amparados en el ordenamiento educativo o en sentencias judiciales de tribunales superiores, sobre todo, en lo relativo a una mayor presencia de la otra lengua oficial, el castellano o español.
¿Podría poner ejemplos?
Hay muchos. Por ejemplo, el sindicato Ames recientemente denunciaba adoctrinamiento en los libros de Conocimiento del Medio de 5º y 6º de Primaria, que según ellos ensalzan lo que separa o diferencia a Cataluña del resto de España y ocultan lo que les une, presentado la relación entre ambas como un enfrentamiento constante en el que España siempre coarta las libertades, las costumbres y las tradiciones de Cataluña. O mapas en los que se separa a España de los llamados Països Catalans, Galicia y Euskadi. Por mi cometido, debo ser reservado y no puedo aportar datos concretos.
¿Cuál es el papel ahí de la inspección de la que usted forma parte?
No se nos ha encargado actuación alguna al respecto. Han tenido que ser otras entidades las que hayan estudiado la situación. Incluso estas últimas semanas ha sido la Alta Inspección del Estado en Cataluña la que ha realizado una eficaz tarea al respecto, que se encontraba a faltar, dicho sea de paso. Es bochornoso que siendo algunas pruebas tan evidentes no se hayan dado instrucciones a la inspección para actuar.
¿Reciben presiones los profesionales que no comulgan con el credo independentista?
Es muy molesto en lo personal que se observen o constaten en la actuación inspectora irregularidades, realices los preceptivos informes de acuerdo con el ordenamiento jurídico, y no se acompañen de las decisiones consecuentes por parte de los cargos correspondientes. O peor, que se te ejerza una u otra presión para modificar informes o propuestas, por unos u otros cargos con responsabilidades, cuando no son de su agrado.
¿Se presiona incluso a las editoriales de libros educativos?
Parece haber datos, divulgados por algunos medios y que han llegado incluso a las Cortes, que informan de posibles presiones hacia algunas editoriales para que algunos contenidos respondan a una determinada tendencia, orientación o ideología.
¿Y cómo afecta esa instrumentalización o adoctrinamiento al aprendizaje de los alumnos?
En el ordenamiento educativo español no es admisible ningún tipo de adoctrinamiento, por sutil que fuese, y mucho menos en la población escolar de menor edad. Los efectos de un posible adoctrinamiento escolar, cuando se relacionan con aspectos de tipo identitario excluyente, de tipo partidista, pueden ser muy negativos en la formación o desarrollo, ético o moral, del alumnado afectado. Y pueden repercutir gravemente en la convivencia respetuosa, solidaria y democrática, no sólo en los centros, sino también en la comunidad o sociedad más en general.
¿Empeora la inmersión en catalán los resultados académicos de los niños castellanoparlantes?
La Generalitat no parece interesada en sus efectos, se limita a afirmar que es un éxito, cuando estudios serios lo desmienten. Resulta difícil de admitir que un alumno al que se le enseña menos horas de castellano que de inglés, por ejemplo, tenga al final de su escolarización el mismo nivel que en catalán, que ocupa el 70% al menos del horario lectivo en la enseñanza obligatoria.
¿Cómo se posicionó Ensenyament en el 1-O?
La misma consejera manifestó que el Departamento colaboraría en el 1-O, aunque había sido prohibido por el Constitucional y de ello no se informó debidamente a los centros, sólo lo hizo Delegación del Gobierno. Yo envié dos informes con demandas a las unidades correspondientes, sin recibir respuesta. El Gobierno autonómico ha utilizado recursos públicos para actividades partidistas ilegales y antidemocráticas. Es un ataque a la voluntad de la mayoría. Esto fractura la sociedad.
¿Debe el Estado retomar competencias en Educación?
Mi opinión, como inspector y funcionario público, es que así debería ser. Y muy especialmente en lo relativo a las tareas de inspección

Origen: ELMUNDO

Un comentario en ““Soy inspector de Barcelona y sí, se adoctrina en los colegios” – Quico Alsedo

  1. Ya sabemos por la gente que vive en Cataluña lo que está pasando allí; todo lo que dice este señor es verdad y se debería de haber reaccionado a esto en cuanto se empezó a hacer, pero claro los políticos de turno han sido consentidores, ya que los políticos catalanes los amenazado siempre con la independencia y han conseguido taparles la boca siempre y como han querido, por lo tanto este problema lo han generado los propios catalanes inducidos por los políticos a base de de decirles lo que han querido oír para aprovecharse de ellos cosa que han conseguido, el adoctrinamiento es obligar a la gente a hacer cosas que por otros medios no podrían conseguir y es esto mismo lo que ha pasado, y dicho todo esto; a ver si ahora que ya sabemos todos lo que pasa lo arreglan y los ponen donde tienen que estar y barriendo las calles y devolviendo todo el dinero y bienes que han conseguido ya que se han dedicado a forrarse a costa de todo esto.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s