La verdad ocultada de la obra de Alcover -Jorge Campos Asensi

 02 Marzo 2013.

Asisto perplejo ante el cúmulo de barbaridades históricas, filológicas y culturales que últimamente se vierten en Manacor con motivo del recién finalizado año Alcover. Supongo que es la nueva excusa a la que se acoge el alcalde Antoni Pastor para erigirse en salvador de las esencias culturales mallorquinas. Si bien lo que ha conseguido es erigirse en portavoz y altavoz de las esencias más rancias del antimallorquinismo. Dudo que los ciudadanos de Manacor respalden mayoritariamente al alcalde Pastor si sigue asesorándose por la indigencia cultural e intelectual de los miembros de las organizaciones multisubvencionadas pancatalanistas, abiertamente liberticidas y antimallorquinas como la Obra Cultural Balear (OCB) y sus sucedáneos.

Comprobada su trayectoria política e intelectual, al Pastor de la OCB no creo que le suceda lo mismo que al ilustre Mosén Antoni M. Alcover. Oculta Pastor, y sus subvencionados, que Alcover denunció el intento catalanista de acabar con la lengua y cultura balear. Si levantara la cabeza, probablemente moriría de un infarto al descubrir que en su pueblo natal lo han convertido en el referente del catalanismo contra el que se reveló. Y que incluso han creado premios con su nombre para así, según Antoni Pastor: “Hacerse eco por todos los países catalanes”.

Nada como las hemerotecas para dejar en evidencia las falsedades y tergiversaciones del catalanismo cultural y político. Hablando con la investigadora y catedrática valenciana Teresa Puerto, recuperamos datos y documentación fehaciente que sirve para refrescar la memoria histórica del calvario padecido por el filólogo Antoni M. Alcover cuando colaboró con el químico Pompeu Fabra en el 1er Congreso de la Lengua Catalana de 1906: Las aportaciones del manacorí sobre la lengua mallorquina-balear derivaron, al final, en un desvergonzado expolio y latrocinio por parte de Fabra de perversas consecuencias para Baleares.

Por su activa participación, Alcover fue nombrado Presidente de la Sección Filológica del Institut d´Estudis Catalans (IEC) con el fin de poner las bases de la 1ª codificación lingüística del catalán. Pero Pompeu Fabra se aprovechó, en beneficio propio, de la sabiduría y trabajos del mallorquín, cuyo material, repito, fue al final sustraído para incluirlo en el Diccionari General de la Llengua Catalana (1932).

El cientifismo  de la obra  lingüística de Alcover en lo referente  al estudio y codificación de las hablas populares de Baleares, con casi 1 millón de unidades lexicográficas para la confección de su Diccionario dialectológico Catalán-Valenciano-Balear, poco tenían que ver con el improvisado y escasamente científico trabajo del químico Fabra. Quien, en un alarde de arrogante despotismo impuso su proyecto dialectal barceloní. Una especie de “neocatalán” de laboratorio como el “estándar” ortopédico que ahora nos imponen. Y todo ello apadrinado por el nacionalista catalán, Prat de la Riba, quien vio en esa creación el instrumento perfecto para uniformizar lingüística y culturalmente lo que para él eran los territorios de la “gran Cataluña”. Prat de la Riba estaba empeñado en anular nuestra identidad balear. Ahora le dedicamos calles en Palma.

La protesta del ilustre filólogo mallorquín Mosén Alcover, antes de su dimisión en 1913 como Presidente de dicha Sección Filológica del IEC, quedan registradas en aquellas palabras suyas: “Quin dret ni categoria literaria té es catalá demunt es balear, o es valenciá? Absolutament cap.” “Que no s´escandalisin els nostres mallorquins catalanistes que diga aquíllengo i no llengua. Per aixó jo reivindic come forma absolutament llegitima la de les balears, per mes que s´en escarrufin certs mallorquins catalanistes”. Parecen palabras dirigidas al Antoni Pastor o Rafael Bosch de la época.

Celebraba Alcover que la variante de Barcelona apenas tuviera influencia en Baleares. ¿Cómo se iba a imaginar el filólogo mallorquín la desvergonzada traición que le preparaban, años después, los ignorantes politiquillos entregados al oro corrupto de los mercenarios de la cultura?

Le recomiendo al Pastor antimallorquín de Manacor y sus acólitos que lean la “Carta uberta al Sr. President del civisme y director de La Vanguardia Balear” que el 30 de diciembre de 1918, Mosén Alcover escribió para denunciar públicamente las verdaderas intenciones del Institut d’Estudis Catalans (IEC): “Inimics como son, tots, de la llengo de les Balears”. Algunos párrafos no tienen desperdicio:

“Han acabat per ferme impossible la vida de President, fent l´obstrucció mes obstinada i selvatge al´obra del Diccionari, vexantme  de la manera mes indigna. Es public i notori que fa devers devuit anys treball per dur a  cap aquesta obra, gastantm´hi de la meua butxaca mils i mils de pessetes en llibres de filologia i en viatges. Res d´ixo m´agraeixen els passarells de l´Institut ab llur caporal En Puig i Cadafalch que dins lo clos de la Diputació de Barcelona, Mancomunitat, Lliga Regionalista i Institut d´Estudis Catalans mana tan despóticament com may ho pogués fer lo Czar de totes les Russies. Resultant dins aqueixes entidats barcelonines l´autonomia que hi ha implantada, una vertadera irrisió, un oprobi, la mort, la degollació de la libertad individual i de la dignidat personal. (…) ¡I aquests reclamen d´Espanya l´autonomia integral! Sens dubte deu esser per consolidar a Catalunya el més inhumá dels despotismes i el mes ferest dels centralismes, no de Madrid, sino de Barcelona.”

“Jo prec a vostés que se fixin en la partida de coses que du aqueix Bolleti derrer, que proven l´horrible desgavell cientific i administratiu que reyna dins del´Institut d´Estudis Catalans, que, fins i tot, ha mereixcut la reprovació i la protesta més perentoria dels primers filolegs d´Italia i Suissa com son els grans Professors: Guarnelo de Pavía, Salvioni de Milan i Jud de Zurich i atres que no destap per no exposarlos a les ires dels elets de l´Institut.” “Jo he resolt seguir l´Obra del Diccionari donantli un caracter primordialment balear de manera que result propiament lo Diccionari Balear”. “Si vostes s´animen a ferme  costat contra els cacics antifilologics, antiliteraris i antipatriotics de Barcelona per dur endevant i a bon terme  l´Obra del Diccionari Balear, els ho agrairé de cor”. Son afectissim, Antoni Mª Alcover Pre.

Que se sepa la verdad, porque, ya saben: La Verdad nos hace Libres.

Jorge Campos Asensi.

Abogado – Presidente Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB)

“La protesta del ilustre filólogo mallorquín Mosén Alcover, antes de su dimisión en 1913 como Presidente de dicha Sección Filológica del IEC, quedan registradas en aquellas palabras suyas: “Quin dret ni categoria literaria té es catalá demunt es balear, o es valenciá? Absolutament cap.” 

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s