Conferencia en Toronto del académico chiita británico-iraquí Sayed Ammar Nakshawani: Las críticas al Islam son legítimas, no constituyen islamofobia | MEMRI 

El Dr. Sayed Ammar Nakshawani, hablando en la Comunidad Islámica Canadiense Afgana (CICA) en Toronto, dijo que los musulmanes tienden a ver toda crítica hacia el Islam como islamofobia y llamó a un diálogo verdadero sobre los temas. Hablando sobre la prohibición de la homosexualidad en el Islam, el Dr. Nakshawani, historiador, conferencista y autor islámico británico-iraquí, quien ahora sirve como Imam Ali de la Cátedra de Estudios Chiitas en el Seminario Hartford en Connecticut, dijo que un individuo no-musulmán tiene derecho a preguntar por qué tenemos tales creencias, siempre y cuando se haga de una manera respetuosa. “Si vivo en Canadá”, dijo, “todo canadiense tiene derecho a objetar o cuestionar algunas de mis creencias como musulmán. Eso no es islamofobia. Eso es tener pensamiento crítico”. Criticar el Islam por al verso coránico que llama a “asesinar a los incrédulos donde sea que los vean” era una acción legítima, dijo, siempre y cuando sea dentro del contexto de un debate significativo y respetuoso. Del mismo modo, las objeciones al niqab no son islamofóbicas, dijo el Dr. Nakshawani, señalando que utilizarlo no era obligatorio en el Islam y exigió respetar las leyes del país.

El Dr. Nakshawani criticó a los musulmanes que se aprovechan del sistema social y estafan al gobierno con recibir pensiones por discapacidad o beneficios obtenidos por estar desempleado. Dicha conducta, dijo, promueve la islamofobia y agrega que: “El emir de los creyentes estaría orgulloso de países como [Canadá]”. El Dr. Nakshawani pasó a hablar sobre los salafistas Wahhabi, llamándolos “los musulmanes más asquerosos que encontrarán”: “viviendo en [propiedades] del gobierno y predicando que el gobierno es Satanás”. El Dr. Nakshawani criticó a los medios de comunicación por su papel en la propagación de la imagen negativa de los musulmanes porque esta es la imagen que “vende”. Por supuesto que tendrán ataques terroristas, dijo, porque están interpretando una narrativa que causa esto. “Cuando uno observa quién representa al Islam en algunos de estos medios de comunicación, todos ellos se ven como [si fueran] del elenco de la película ‘Los Piratas del Caribe’… y a duras penas pueden hablar inglés”. La conferencia, que fue parte de una serie, fue publicada en el canal de la CICA en YouTube el 30 de septiembre, 2017.

Para ver el video del Dr. Sayed Ammar Nakshawani en MEMRI TV, pulse aquí o debajo.

https://www.memri.org/player/clip/38768/1/1

“Si vivo en Canadá, vivo en este país, todo canadiense tiene derecho a objetar o cuestionar algunas de mis creencias como musulmán”

“Si vivo en Estados Unidos, o vivo en Londres, si alguien es ciudadano del país, estadounidense o británico, o si vivo en Canadá, si objetan contra mi religión, ¿es eso islamófobo o no? Y ese ciudadano de Toronto es qué? Ese ciudadano de Toronto se opone a que mi religión esté en el país. ¿Es islamofobia o no? No creo que sea islamofobia. ¿Qué queremos decir con esto? Si alguien se opone a mi religión, diciendo que existen ciertas cosas en mi religión que no concuerdan con los valores de Canadá, ¿es eso islamofobia? No. ¿Por qué debería serlo? Alguien dice, ‘¿Qué quiere decir con eso?’ Si un canadiense se diera la vuelta y dijera: “Tengo un problema con el Islam”. Es eso islamofobia? No, en lo absoluto. Si dicen que ‘tengo un problema con el Islam por las siguientes razones’, explique entonces sus razones. Discutamos las razones. ¿Cuales razones, por ejemplo? Alguien dice que ‘me opongo a la religión del Islam’. Eso no es un comentario islamofóbico. “Me opongo porque ustedes no permiten la homosexualidad”, alguien dice esto en Canadá hoy día. “Que me opongo a su religión, porque su religión no acepta la homosexualidad. Si ahora existe el matrimonio gay, su religión no acepta esto. Por lo tanto, me opongo a su religión. Quiero hablar’. ¿Es eso islamofóbico? No lo es. Esa persona tiene todo el derecho de preguntar el por qué tenemos ciertas creencias.

“Pero si se hace de una manera respetuosa, no hay ningún problema. Ahora, si alguien viene a mí y me dice: ‘Objeto a los musulmanes en Canadá’. ¿Yo digo que?’ ‘Tengo una objeción contra su religión’. ¿Cuál es la objeción? Este dice ‘la homosexualidad’. Yo digo ‘¿quiere mi opinión sobre la homosexualidad en Canadá? Le daré mi opinión’. Hay una opinión legal y hay una opinión ética. Legalmente, estoy de acuerdo con la religión judía de que la homosexualidad está prohibida. Del mismo modo que el judaísmo dice que la homosexualidad está prohibida, también digo que está legalmente prohibida. Pero éticamente, nunca le mostraré odio a alguien debido a su orientación sexual. Si vivo en Canadá, vivo en este país, todos los canadienses tienen derecho a objetar o cuestionar algunas de mis creencias como musulmán. Eso no es islamofobia. Eso es tener un pensamiento crítico. Eso es tratar de entendernos unos a otros. Algunos musulmanes se dan la vuelta y dicen: ‘¿Sabes qué?, no nos quieren porque no creemos en esto’. No, ellos están en todo su derecho. A veces no saben cuáles son nuestras creencias.

[…]

“Nunca mostraré odio hacia un ser humano, debido a su orientación sexual. Nunca. No es asunto mío. Un ser humano, que vive en este país, ha elegido una orientación sexual particular. Puedo diferir según la teología, pero éticamente no mostraré falta de respeto a esa persona porque son tan ciudadanos de este país como lo soy yo. Y tienen todo el derecho de practicar en este país, lo que el país respalda. Esa es la premisa número uno. Alguien se da vuelta y dice: ‘Tengo otra objeción contra su religión en este país’. Eso no es islamofobia, está bien. No se preocupen. ¿Cuál es la objeción? “Su Corán”. ¿Qué parte de mi Corán? ‘Su Corán dice: “Asesina a los incrédulos donde sea que los veas”. El tiene razón. Ella tiene razón. Eso no es ser islamofóbo. Eso no es odio. Es verdad, el Corán en el Capítulo 9, Verso 5 dice: ‘Asesina a los incrédulos donde sea que los veas. Asesina a los incrédulos donde sea que los veas’. Alguien en Canadá plantea una objeción: ‘¿Por qué se encuentra este Corán en nuestras estanterías en Canadá? Este Corán le enseña a la gente a que asesine a los incrédulos donde sea que los vean. Cuando plantean esta objeción, si la objeción se plantea sin insultos, sin burlas, sin falta de respeto… Es como yo, si veo algo en la Biblia, yo puedo presentar una objeción en contra de eso siendo respetuoso o irrespetuoso.

[…]

“Si alguien viene a mí ahora, y me dice que ‘no deseo el Islam en Canadá’. Yo les respondo diciendo: ‘¿Por qué? ¿Qué sucede? ¿Tienes algún elemento islamófobo?’ ‘No, no soy islamofóbo, pero su religión, explíqueme, cómo puede haber una religión en el siglo 21 en Canadá, que diga lo siguiente: asesina a los incrédulos donde sea que los veas’. Yo, como musulmán, debería estar en una mesa redonda para discutirlo y dar una respuesta.

[…]

“¿Cuál es el contexto? El contexto es: primero, el tratado ha sido roto. Segundo, aquellos que no han roto el tratado no deberían ser asesinados. Tercero, aquellos que no sienten que lo sucedido fue correcto, entonces merecen se les de seguridad. Cuarto, aquellos que han roto el tratado, si piden perdón, entonces perdónalos, sí”.

[…]

“Hay ciertas cosas que hemos hecho que han llevado a la islamofobia: no piensen que la islamofobia simplemente apareció de la nada”

“Alguien en Canadá dice ‘pero este hijab que utilizan sus mujeres. Este niqab, se cubren el rostro. Canadá no necesita el burka’. Como le llaman? El burqa, sí. Ellos dicen que no necesitan un burqa. Sus mujeres y uno lo ven en Toronto, o en Montreal, o lo ves en Ottawa, de que hay zonas donde los musulmanes caminan y llevan puesto el burka. Les dicen, por ejemplo, que esto no es obligatorio. Una mujer musulmana, no es obligatorio para ella cubrirse el rostro. A veces no puedo sino voltearme y decirle al canadiense que, ‘no les culpo por ser islamófobo, cuando el musulmán desea imponer todo sobre ustedes’. Se nos ha dicho en el Islam que cubrirse el rostro no es obligatorio para la mujer. Alguien pudiera mencionar condiciones legales especiales a las que no necesito referirme esta noche. Pero el Islam nos dice que la mujer no necesita cubrirse el rostro. ¿Por qué insisten en cubrirse el rostro en Canadá? Alguien dice, bueno, ya sabes, ese es mi acto de piedad. Bien, es su acto de piedad, pero cuando se trata del pasaporte, ¿cómo vamos a hacer esto? ¿Cómo vamos a hacerlo? Cuando se trata del pasaporte, o incluso no es de un pasaporte, incluso algo tan trivial como exámenes. Quieren ir a un examen. Algunas personas harán trampas de todas las maneras posibles, con notas debajo de esto, que…

“Y veo a algunos de ustedes aquí riendo del lado del chico, espero que ninguno de ustedes haya realizado un examen como ese. Pero, encontraron que este niqab no es obligatorio. Encontraran a algunas musulmanas que insisten en ‘caminaré por el calle en mi niqab’. El gobierno dice: “Discúlpeme, el cubrirse la cara, esto no se ajusta a nuestras leyes. Desea irse a Arabia Saudita, es más que bienvenida. Quiere ir a otros países que permitan esto, usted es más que bienvenida. Usted encuentra que si alguien llega a objetar el niqab, ¿es islamófoba esa persona? No, no lo es. Tienen todo el derecho a aceptar o todo el derecho de rechazar este niqab. ¿Por qué me estoy imponiendo a ellos? ¿Por qué? vive en una tierra, no saben cuánta bendición tenemos viviendo en países como este. Podrías venir a Al-Majlis Al-Hussaini [una reunión religiosa chiita] a las 10:30 de la noche, 12:30 de la noche, a las 2:00 de la mañana, en comodidad y paz. El gobierno no tiene ningún problema. Y luego encuentras a nuestro pueblo dando vueltas e insistiendo, de que quiero taparme el rostro. El gobierno te dice: “No les obligaré a que se lo quiten, pero respetaremos nuestras leyes. No queremos atacar su religión”. Debido a algunos musulmanes, ¿qué están haciendo ahora? Con picardía, cuando el gobierno dice una cosa, la aprovechan desproporcionadamente y dicen: “Vean, odian el Islam”. Ellos no odian el Islam. Eres tú quien está causando estragos en su país, imponiéndote de esta manera. Y es por eso que encontraste la pregunta que surge, ¿de qué hay ciertas cosas que los musulmanes han hecho de las que deberíamos avergonzarnos? Que han conducido a la islamofobia de hoy día? Por Alá, las hay.

“Hay ciertas cosas que hemos hecho que han llevado a la islamofobia. No piensen que la islamofobia simplemente aparece de la nada. Hay ciertos comportamientos nuestros que son vistos como el problema. Permítanme darles un ejemplo. El musulmán clásico que se ha robado los beneficios del gobierno, sí, llega al consejo, al consejo local: “Soy discapacitado. Tengo la espalda lesionada’. Todos los iraquíes tienen una fractura en la espalda. Te lo garantizo. Todos los iraquíes en el mundo tienen un disco deslizado. Si conoces a algún padre iraquí, dice: “Tengo un disco deslizado’. Ese musulmán llega al gobierno, cuando el musulmán llega al gobierno, “¿Pueden darme? Estoy incapacitado”. Tres días después, lanza un balón como si nunca hubieses visto saltar a nadie. Pensé que estabas incapacitado. “Habibi, nos robaron el dinero en Irak, les estoy robando el dinero”. Perdón, ¿desde cuándo representa usted a mi religión? ¿Quién es usted? Recuérdeme su nombre para que recuerde cuál era su posición en esta religión. Algunas personas, que encontraron? ¿Qué hacen? Desde el gobierno, el gobierno dice que si son discapacitados, sinceramente, le daremos cierta asignación. Este es el gobierno del Emir de los Fieles en estos países. En estos países, es el gobierno del Emir de los Fieles y alguien puede llevarme a que yo dirija eso, me pueden llevar a donde quieran. El Emir de los Fieles estaría orgulloso de países como este. ¿Por qué? Porque alguien que es discapacitado, en Irak, en el Medio Oriente, vemos a alguien que está discapacitado, los usamos como una herramienta para reírnos en la boda. Había un enano, honestamente, había un enano, en Najaf. Cada boda solían ponerlo a bailar en la mesa. En este país, cuando ven a alguien y ven que esa persona es qué, ven que esa persona es discapacitada, te dicen: ‘Mira, hay cierto subsidio’. Esa persona dice, ‘gracias’. La persona que es incapacitada, lo toma. Cinco días después se le ve nadando, seis días más tarde tirando el aro, diez días después corriendo por el autobús cuando lo pierde. ¿Por qué mienten? ¿Saben qué sucede cuando los no musulmanes ven lo que le hacen a la imagen del Islam? Esa persona tiene odio. Esa persona dice: ‘Recibí a esta gente en mi país’.

“Luego tienen una segunda categoría de personas. ¿Qué hace él? La segunda categoría de personas viene hacia ustedes y les dice: ‘¿Puedo ser uno al que se le asigne una pensión por discapacitado?’ ‘¿Por qué?’ “No tengo trabajo. Por lo tanto, necesito la asignación de los que solicitan empleo. Deme la asignación de los que solicitan empleo’. El es dueño de 15 supermercados. ¿Cuántos? 15. Pero no tengo trabajo. ¿Por qué no tienes trabajo? Sabes que es difícil salir y trabajar. Así que ese supermercado, ese supermercado, ese supermercado. En Gran Bretaña encontraron seis de los 10 que más estafan a los chequeos y controles del gobierno, sus nombres eran nombres islámicos. Tuviste tus Muhammads, tuviste tus Jafars, Othmans, tuviste esto como tuyo. Imagínense, tienen el nombre de Jafar Al-Sadiq, se comportan así. Tienes el nombre del Santo Profeta, se comportas así. Descubres que en primer lugar tienes el problema de que nos roban el dinero de la pensión. En segundo lugar, en Gran Bretaña, ¿qué tienen? en Gran Bretaña, el tema reciente de las pandillas sexuales: recogen a chicas de lugares pobres en Gran Bretaña, chicas blancas inglesas y las venden a bandas que trafican con sexo. Las prostituyen, a las chicas blancas. Luego, cuando los británicos descubrieron esto, se alborotaron. ¿Por qué? Porque ves los nombres, piensas que tienes una guerra en [la batalla de] Uhud. Uno ve cada uno de los nombres allí, son todos los nombres de Compañeros. Musulmán tras musulmán van allí como refugiados, pidiendo asilo en un país no-musulmán. Usted y su país no son respetados, usted y su país no pueden hacer cola sin tener que sobornar. Y llegas a un país decente y vienes y les haces esto a las chicas de ese país. Jóvenes de 14 años, de 12 años, puestas en prostitución por musulmanes al norte de Inglaterra. Por Alá, la islamofobia estará allí. Número tres, no puedo culpar el lugar por ser islamofobos. ¿Por qué? Porque a veces miras a los que dicen representar al Islam y son los musulmanes más desagradables que jamás hayas conocido, sí”.

“Uno observa a estos salafistas wahabíes que tenemos… que reciben dinero del gobierno – viven en una casa que les provee el gobierno, predicando que el gobierno es Shaytan [Satanás]”

 

Uno ve a los salafistas wahabíes que tenemos. Salafistas wahabíes, en sus mezquitas en Occidente, reciben dinero del gobierno. Viven en una casa del gobierno, predican que el gobierno es Shaytan [Satanás]. ¿Por qué no se regresan a sus cuevas? Váyanse de regreso a sus cuevas. ¿Quién los sacó de la cueva? O regresen a su Arabia [Saudita] que tanto aman. Vayan y vivan allí, especialmente el Wahhabi no-saudita. Veamos cómo el saudita se ocupa de ustedes. En los países del Medio Oriente tales como Arabia Saudita y otros, uno tiene que mendigar para convertirte en ciudadano y nunca se lo darán. Bahréin solo recientemente comenzó a otorgar ciudadanía, porque se estaba jugando con el grupo demográfico. Arabia Saudita les va a dar ciudadanía, pueden soñar con eso. Los Emiratos, Dubái se los dará, por ejemplo, les darán la ciudadanía. Ni siquiera los ven como seres humanos si tienes un color diferente de piel. Kuwait les dará la ciudadanía, si no nacieron después de cierto año, no tienen posibilidad en lo absoluto. Y no les importa llamarles como a alguien sin ciudadanía. Uno encuentra que estos wahhabis y salafistas han destruido la imagen de nuestro nombre. A veces no estoy en desacuerdo con aquellos que hacen comentarios islamofóbicos en política, no estoy en desacuerdo. Muchos de ellos son qué? Muchos de ellos generalizan y eso nos lastima. Sé que muchos de ellos tienen problemas con el wahabismo y el salafismo, pero yo tengo el mismo problema que ustedes. El mismo problema que tienen con el wahabismo y el salafismo lo tengo yo. Las mismas personas están siendo asesinadas por las explosiones de bombas salafistas wahhabi, tenemos personas que están siendo asesinadas por explosiones de bombas wahhabi y salafistas. Pero generalizar a todos nosotros no es justo. Sin embargo, ¿es solo culpa de los musulmanes? No. La islamofobia, también como dije, a veces los medios de comunicación también son causa de islamofobia.

“Cuando se discute sobre el Islam, uno se entera de quién viene a representar al Islam. Una vez lo dije en una discusión anterior, dije cuando uno observa quién representa al Islam en algunos de estos medios de comunicación, todos se ven como si salieran del elenco del film ‘Piratas del Caribe’. ¡Por Alá! Tienen al tipo que es ateo, esbelto, encantador, vestido con un traje de Dior y Louboutin y se le ve luciendo brillante con un [Rolex] Daytona y etc., luciendo el papel. El musulmán pareciera que acaba de salir de la guerra y apenas puede hablar el idioma. Yo le pregunto a los medios de comunicación: “¿Por qué eligen a este tipo? ¿Es porque vende? ¿No hay ninguno de nosotros que pueda hablar elocuentemente sobre el Islam? ¿Por qué no nos llaman a nosotros para que hablemos? ¿Por qué cuando el ateo viene a hablar, traen al graduado más inteligente y pulido de Harvard o de Princeton. Pero cuando se trata de un musulmán, piensan que el tipo nunca ha hablado inglés en su vida’. Incluso yo no entiendo su árabe ni mucho menos su inglés. Su árabe no lo entiendo y ahora los ponen en los medios de comunicación. Por supuesto que escucharan las detonaciones de las bombas. ¿Por qué? Porque la narrativa que juegan era la narrativa que causaba esto. Viví en Londres durante cuántos años? Cada vez que querían traer a alguien para que hablara del Islam, solían traer a Anjem Choudary. ¿Recuerdan a Anjem Choudary? Traen a Anjem Choudary: “Combatan contra Occidente, asesinen al kaffir, maten al incrédulo, mantengan a sus mujeres en casa’. Encantador, es el reflejo y la imagen de cuál es su estereotipo de musulmán, lo venden. Lo venden.

“Cuando sucedió lo de Manchester o Westminster, muchos de ellos dijeron: ‘Vean al Islam’. Pero lo que compraron referente al Islam en televisión, ¿cómo podían quejarse? Pudieron haber comprado un Islam que no podía vender, sino un Islam que sería un buen Islam. Un Islam que sería el Islam verdadero. Pero tristemente, en los medios de comunicación, van y la gente que aparece en televisión, representando la religión, uno tiene un gancho, el otro está con un parche en el ojo, el otro apenas puede hablar el idioma. Esa persona, cuando representan al Islam, naturalmente, el pueblerino promedio sentado en su casa, que ve televisión, mirará y dirá: ‘Estos musulmanes están todos locos. Todos son unos parlanchines. Miren a este tipo, pareciera que es Johnny Depp’. Lo ven, crees que el tipo parece estar chiflado. ¿Por qué no traen a gente elocuente? ¿Por qué no traen al pueblo? Y, ojo, a veces es nuestra propia culpa, no solo la de ellos. ¿Por qué? Cuando a nuestras mezquitas se le pregunta, ‘¿A quién debemos colocar en televisión?’ ‘Al Maulana [nuestro imam]’ ‘¿Maulana habla inglés o no? ¿Habla inglés o no, Maulana?’ ‘No’. ‘Entonces, ¿por qué lo ponen en televisión?’ Porque es Maulana’. ‘Oh, no hay nadie más con quien hablar?’ ‘No, no, él es Maulana’. Habibi, no niego que sea Maulana, pero se enfrentará a un tipo que habla a 25 millas por hora. Lo van a poner, quien en su majlis normal [es decir, reunión informal] no puedo permanecer despierto y ahora van a colocarlo en televisión. A veces nuestra propia gente no conoce cómo funcionan los medios de comunicación.

“Si desean eliminar la islamofobia de algún lugar, lo primero que deben hacer es conocer los medios de comunicación. Saber a quién colocar. Saber qué imagen poner. Poner a alguien que luzca inteligente, alguien que luzca preciso, alguien que posee el ingenio, el carisma y el conocimiento para estar en los medios de comunicación. En cambio, cuando se comunican por teléfono con nuestras mezquitas, ‘Al-Salam alaykum, ¿podemos depender de alguien?’ ‘Sí, le enviaremos al Maulana’. El pobre Maulana mismo aprendió a hablar inglés para su examen de obtención del pasaporte y ahora ustedes quieren ponerlo en televisión. Y si dirigen a los medios ahora, vayan a YouTube, vean a algunos de los que han representado al Islam, descubrirán que el tipo apenas puede hablar el idioma, lo exponen allí.

“Surge la pregunta, el Santo Profeta, cuando esa islamofobia comenzó a perjudicarle, ¿cuáles fueron las lecciones que él nos dio que deberíamos inculcar hoy? La primera, involucrarnos en política. Esa es la única forma en que se eliminará la islamofobia. Todos usted aquí tienen la responsabilidad de involucrarse en política. Este país tiene representantes que son musulmanes, representantes que son sij, representantes hindúes, representantes de todos los orígenes. Este país no discrimina. Basta. Hemos producido un billón de médicos, ¿Cuántos más vamos a producir? Los médicos que producimos, los dentistas que producimos, los contadores, las finanzas. Ahora es el momento de gente en política. Corran a la alcaldía, postúlense para el Congreso. El Santo Profeta ni una vez en su vida se volvió y dijo: ‘No entren en la política’. Al contrario”.

Origen: Conferencia en Toronto del académico chiita británico-iraquí Sayed Ammar Nakshawani: Las críticas al Islam son legítimas, no constituyen islamofobia | MEMRI Español

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: