“Entre todos habéis creado una historia de Cataluña falsa en su mayor parte y completamente absurda” – Carta de Vicens Vives a Rovira i Virgili

Jaume Vicens Vives a Rovira i Virgili, en la Veu de Catalunya, 24 de agosto de 1935.

Es el romanticismo catalán el que inventa una nueva historia de Cataluña, una historia anticastellana, que intenta desligar a Cataluña de todo lo español, lo que supone de hecho un violento ataque a la verdadera e histórica identidad catalana. Ya no se explicará una historia a partir de los hechos, sino que los hechos se tendrán que adaptar a la historia que se ha inventado, y si los hechos no se adaptan, pues se destruyen o se manipulan.

Esta línea absurda nos acompaña a los catalanes desde que el Romanticismo se puso de moda en el Principado a principios del S.XIX, pero que una vez desaparecido, y de forma temprana, dicho interés en el resto de Europa, en Cataluña ha permanecido y no se ha conseguido nunca abandonar, con lo que no sólo se ensalza como fuente “histórica” a gente profundamente mediocre como lo fue Rovira i Virgili, o lo es Josep Sobrequés, sino también a otros que a pesar de su colosal labor, como Albareda o Fontana, no son capaces de abandonar su sesgo nacionalista que les llega a afirmar hechos que no se corresponden con el trabajo que han realizado contradeciéndose así mismos.

Pero también cabe denunciar como se recompensa con cátedras y reconocimientos a otros “personajes” que lejos de poderles considerar como historiadores, pero ni siquiera pseudo historiadores, ni tampoco cuentacuentos o algo parecido, sólo destacan por su antiespañolismo y castellanofobia, siguiendo la línea del partido nacionalista de turno que gobierna el Principado y que siempre cuenta con el beneplácito y/o la indiferencia del gobierno central y la simpatía de la izquierda “española”. ¿Y qué nos queda hoy de la labor de catalanes como Vicens Vives o Emili Giralt, gente empeñada en explicar historia a partir de los datos, y no adaptar los datos a la ideología?. ¡Nada!, están condenados al ostracismo y a la manipulación.

La situación política no lo permite. La mentira nacionalista no sólo se difunde, sino que muta y se amplía; niega por ejemplo,hoy, hechos que eran incuestionables hace más de cien años para los pioneros catalanistas. Así que la historia nacionalista actual cada vez es más absurda e irreal. Téngase en cuenta que por ejemplo, el que inicia el catalanismo político, Almirall llama Nación a España, y Región a Cataluña, o también que Prat de la Riba si considera que España nació con la unión de Castilla y Aragón. Hoy a ambos se les tildaría desde el nacionalismo de “fascistas españolistas”. Y así pues y en base a esta dinámica, cada generación añade nuevas mentiras y bulos a los iniciados hace más de un siglo.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s