La Unión Europea era esto – Verdades Ofenden / La Tribuna del País Vasco

 

La Verdad Ofende
Viernes, 6 de abril de 2018
[Img #13663]
Ayer conocimos que el Gobierno Rajoy envió órdenes muy precisas y taxativas a los policías destacados en Cataluña tras el golpe de Estado para no subir a las redes los videos de los cientos de agresiones sufridas por los golpistas CAT, repitiendo el modelo europeo impuesto a la prensa de no dar difusión a las noticias de los miles de abusos sexuales atribuidos a refugiados musulmanes.
Después de ver las barricadas e incendios en las carreteras, las muchas coacciones, amenazas y señalamiento a jueces, la manifiesta fractura social de la próspera Cataluña, las decenas de policías heridos y guardias civiles rodeados asaltados, acosados, insultados y agredidos, armas robadas y vehículos vandalizados y destruidos, ha tenido que venir un juez alemán que ejerce a 2.000 kilómetros de España a afirmar que el “procés” del separatismo CAT no fue violento porque era impotente.
Este es el peregrino razonamiento juridico del tribunal alemán:
“Consideramos que la violencia de la que es responsable Puigdemont no era apropiada para someter al Gobierno central a una capitulación”.
Y lo dejan libre. Con un par…
Europa prometió a quienes respetarán los valores democráticos, la prosperidad de un mercado único cimentado en un entorno de respeto a la ley, la soberanía y unidad de los estados miembros de la unión, y la fortaleza que el bloque Europeo representaba ante un nuevo y competitivo mundo globalizado.
Pero la realidad es una Europa elefantiásica y corrupta, cara y cobarde, lenta e ineficiente, entregada a alimentar una falsa prosperidad basada en contraer una impagable deuda externa en los mercados financieros, comprometiendo el futuro de las generaciones de europeos a quienes espera, bajo el paraguas de la “alianza de civilizaciones” la disolución de la cultura judeo cristiana occidental y la integridad de las naciones, desde una política de sustitución de la población, apoyando el aborto, la llegada masiva de inmigración y el silencio ante la imparable invasión islámica, cuyos crímenes se nos ocultan, recurriendo al epígrafe de “islamofobia” aplicado  a quienes los denuncien.
Europa ha decidido no defender nuestras leyes ante el golpismo,
olvidando que España es una democracia y es también soberana. Ni somos Alemania ni queremos parecernos a esa llamada ejemplar justicia centroeuropea que calló ante un fingido  “suicidio” en prisión de los líderes de la banda terrorista comunista “Baader Meinhof”.
El Gobierno, sus socios y su “inteligencia” han financiado (siguen haciéndolo) el golpe de Estado. Es la hora del Tribunal Supremo, quien debe juzgar conforme a nuestra ley, debe ejercer nuestra soberanía y defender nuestra dignidad nacional sin un ápice de complejos ante quienes proclaman buscar la ruptura constitucional y nacional, blanqueados desde la izquierda y la circunspección europea.
No es que la rebelión existiera, no; está en marcha, hay que decirlo, se esta internacionalizando y el Gobierno Rajoy la financia cada día y desde años, demostrando una vergonzante y cobarde incapacidad en la aplicación del 155, poniendo en evidencia nuestro papel internacional, donde se permite una campaña de desprestigio y blanqueamiento a los golpistas, que califican a españa de totalitaria, tiránica y fascista.
El partido de Rajoy no puede defendernos ante las instancias judiciales, con avales como la mafia universitaria de la tramposa Cifuentes, o la sede del PP pagada en dinero B gracias a la trama Gurtel. Su corrupta incapacidad deja indefensos a los Españoles ante una rebelión que hoy ya goza del apoyo internacional de nuestros socios europeos.
España nunca debió permitir que nuestros “socios” europeos opinaran sobre nuestra soberanía, ni desde el maniqueo tribunal de Estrasburgo, ni desde Bélgica ni desde el estado de Schleswig-Holstein. Rajoy renunció a usar toda la fuerza de España en Europa (si su actitud sumisa y timorata dejo alguna) para exigir respeto a los tribunales y gobiernos europeos.
El verdadero problema no está en Alemania o en Bélgica sino en los gobiernos de España, que por décadas renunciaron defender la historia de la soberanía nacional y el Estado de Derecho, aquí y en Europa, arrodillándose ante el eterno chantaje separatista que hoy tiene secuestrados a millones de catalanes, un rendicionismo que nos deslegitima a la hora de pedir la firmeza a Europa que nuestros políticos no quisieron aplicar en casa.
Vimos hace días como el Gobierno se negó a colocar una casilla para enseñar español en las matrículas de Cataluña, lengua desaparecida institucionalmente en Galicia y en vías de extinción en Baleares y Valencia gracias a las leyes que aprobó el PP, no porque no haya demanda  por el uso del Español, al contrario, es Rajoy quien no está dispuesto a liberar a los españoles de la condición de rehenes del separatismo.
España necesita liberarse de la corrupta Europa. La corrupción es el único cáncer y el peor de los males para una nación trabajadora y solidaria como la muestra, alimento de populismos que prosperan apoyados en la mentira históricista que el relativismo impuesto por la cobarde socialdemocracia europa permite, desde una izquierda revisionista que afirma ser el único referente de la democracia, un sistema que sólo la aceptó cuando ante el uso de la fuerza, perdió.
“Separatismo: artificio ideologico que se inventa un pais vecino para quedarse con un trozo del tuyo mientras te llama opresor”

ropea era esto — La Tribuna del País Vasco

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s