Supremacismo Catalan – Emily Habsburg

Por @Emily_Habsburg

Link del hilo.

Pompeu Gener (Heregías 1887): «En España, la población puede dividirse en dos razas. La aria (celta, grecolatina, goda) o sea del Ebro al Pirineo; y la que ocupa del Ebro al Estrecho, que, en su mayor parte, es semita, presemita y aun mongólica gitana

Nosotros (los catalanes), que somos indogermánicos, de origen y de corazón, no podemos sufrir la preponderancia de tales elementos de razas inferiores tras el Ebro».

Prat de la Riba (1887) alude a la supremacía de la raza catalana. «Cataluña tiene la fuerza de la prosperidad económica, con su acompañamiento natural de energías intelectuales, morales y artísticas; la tiene menos intensa, es verdad, que las naciones extranjeras bien gobernadas;

pero es, con contadas si bien honrosas excepciones, prácticamente la única dentro de España, la principal representante de la civilización europea en ese fajo mal atado de kabilas africanos que el Estado español encarna», escribió en «La Veu de Catalunya».

“Nació Catalana” difundió el 17 de Octubre de 1933, una entrevista con Karl Cerff, portavoz y responsable de propaganda y formación de las Juventudes Hitlerianas. “Nosotros sabemos que los catalanes son una raza diferente de la española, por razones conocidas y admitidas (…)

Los materialistas en Cataluña, deben ser los judíos y demás semitas, y estos deben ser antinacionalistas”

Karl Cerff llego a ocupar el cargo de Director General del Ministerio de Propaganda de Joseph Göbbels.

‘Catalans separats de la pàtria’ (publicado en ‘Nosaltres Sols!’, Barcelona, 30 mayo 1931): “La catalanidad, savia racial irrestañable, resurge inexorable contra la asimilación aragonesa y contra la ignorancia de su origen catalán puro de nuestros hermanos de la patria,

que pueblan aquellas nobles tierras de la Cataluña estricta. […] No. Cataluña no puede renunciar. Estas tierras, estos pueblos y estos catalanes -catalanes a pesar suyo- son de ella. Le pertenecen por derechos históricos, legítimos derechos de posesión, por clamor de justicia

contra el expolio y porque, más tarde o temprano, la llamada de la sangre juntará hermanos con hermanos de aquí y de allá del Noguera Ribagorzana”.

“Cataluña y las tierras hermanas han de conocerse con un nombre común. Yo propongo que se llamen Imperio Catalán”. (Rossel i Vilar, en ‘Nosaltres sols!’).

“Hace siglos que un extenso trozo de la tierra catalana constituye la zona más oriental de Aragón. Desde los Pirineos hasta el sureste de Alcañiz, este trozo de tierra pertenece al dominio de nuestro idioma. Sus habitantes hablan catalán y son, por lo tanto, catalanes” (‘La Humanitat’, 22 de marzo de 1938)

Valentí Almirall en Lo catalanisme (1886), ya indicaba que existe una raza catalana, de origen ario-gótico, superior al resto de pueblos peninsulares, de raíces semíticas.

En 1899, Bartomeu Robert, alcalde de Barcelona, pronunció una serie de conferencias tituladas “La rassa catalana”. Ante el escándalo levantado en toda España, los nacionalistas reaccionaron de forma victimista acusando de una tergiversación maliciosa por parte de “Madrid”

Joan Bardina, dedicó una larga serie de conferencias divulgativas donde se va conformando la imagen de una España «africana» agrícola, burocrática y semita, frente a una Cataluña «europea», industrial y aria.

Enric Prat de la Riba, el arquitecto del catalanismo político, reformulará estas ideas, explicando que los catalanes no son una «raça antropológica», sino una «raça histórica». “Las naciones son distintas porque la raza, pero sobre todo la historia, las han hecho diferentes.

La «castellanización» de Cataluña es «una costra sobrepuesta, una costra que se cuartea y salta, dejando salir intacta, inmaculada, indestructible a la raza”

Hay ejemplos de políticos y autores nacionalistas, ofreciendo opiniones aún más xenófobo hacia los castellanos y andaluces

Pere Mártir Rosell vierte las posiciones más racistas nacionalistas. Diputado del Parlament de ERC, publicó en 1917 el folleto Diferéncies entre catalans i castellans. Les mentalitats específiques, donde expone que la mezcla entre ambos conduce a la “degeneración biológica”

Un nacionalista de izquierdas como Aymá i Baudina distinguía «entre los obreros auténticos que pasan hambre en silencio» y «los vagos forasteros que hablan siempre en castellano». Antoni Rovira i Virgili, uno de los pioneros del catalanismo de izquierdas, en su libro de 1914

La nacionalització de Catalunya, planteaba que la relación con España está marcada por “una irreductible oposición espiritual”, y explicaba que la inmigración es un factor de «descatalanización», proponiendo una política de defensa de la lengua y la asimilación de los inmigrantes

“Cataluña y las tierras hermanas han de conocerse con un nombre común. Yo propongo que se llamen Imperio Catalán”. (Rossel i Vilar, en ‘Nosaltres sols!’)

Antes de la Guerra Civil Española, un grupo de nacionalistas catalanes ofrecieron bases militares a la Alemania nazi

en un futuro Estado Catalán a cambio de recibir entrenamiento en “manejo de aviones y en la preparación de explosivos”.

Según un artículo publicado el 15 de junio del 1983 en el Diari de Barcelona, los estrategas de la Alemania Nazi, en su diseño de una Europa bajo el dominio del III Reich, habrían planeado la creación de una Cataluña “independiente”.

En las elecciones alemanas de 1933, los votantes alemanes de Barcelona (unos diez mil, la colonia germana más numerosa de España) daban la victoria al partido liderado por Adolf Hitler.

Paraninfo de la Universidad de Barcelona (1941 y en fecha reciente)

En 1934 La Nació Catalana defendía que el pancatalanismo debía inspirarse del pangermanismo nazi. A Cataluña, le interesaba una guerra entre Francia y Alemania, pues España e Italia se alinearían al lado de la primera. Todo ello por el bien de “l’esperança d’una Catalunya lliure”

Valentí Almirall y su Lo catalanisme (1886). ¿El carácter castellano? Idealista, autoritario, corto de inteligencia, prepotente y dominador. ¿El carácter catalán? Analizador, reflexivo, positivista, mercantilista, constante y amigo del trabajo y la libertad.

¿La unión de castellanos y catalanes? Respuesta: “es evidente que dos pueblos de condiciones y carácter tan distintos, e incluso opuestos, como el castellano y el catalán, por más que se quiera, no podrán llegar nunca a fundirse ni unificarse”.

¿Qué ocurriría si la fusión se produjese? El resultado “no podría ser más que la degeneración completa y la desnaturalización del que se dejara dominar, como para nuestra desgracia es un elocuente ejemplo Cataluña”.

En la galería de los prodigios etnicistas catalanes, encontramos, suma y sigue, a Pompeu Gener (1848-1920) que asocia la nación a la idea de raza histórica definida en términos psicológicos y demanda que la nación-raza se manifieste y organice para su superior desenvolvimiento,

a Hermenegild Puig i Sais (1860-1941) preocupado por los efectos étnicos negativos de la inmigración que propone aumentar el número de catalanes de pura raza, a Domènec Martí i Julià (1861-1917) que afirma que las naciones o nacionalidades son organismos vivos dotados de una personalidad propia que tienen derecho a la vida y previene de los “asesinos del alma catalana”.

También está Antoni Rovira i Virgili (1882-1949) que enfatiza la diferencia espiritual o de alma o de genio o de psicología entre catalanes o castellanos, o Daniel Cardona i Civit (1890-1943) que, resumen y compendio, sostiene que “un cráneo de Ávila no será nunca como uno del llano de Vic, a Pere Bosch-Gimpera (1891-1974) que explica la historia de Cataluña en términos étnico-raciales.

Pere Mártir Rosell Vilar (1882-1933) y Josep Antoni Vandellós (1899-1950) alertan de la degeneración biológica que acecha al pueblo catalán por culpa de la inmigración española.

Estat Català, (fundado en 1922), en 1980 publica: Fundamentos científicos del racismo en el que se lee que “tenemos que considerar que la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española y por tanto el catalán es superior al español en el aspecto racial”.

Celebración del aniversario de Hitler en el Palau de la Música Catalana, en 1943.

Nazis a Barcelona, l’esplendor feixista de postguerra (1939-1945) de Mireia Capdevila y Francesc Vilanova (L’Avenç, 2017), que recoge abundantísima documentación gráfica y ofrece gran cantidad de información sobre actos e idas y venidas de “la parda gente” por la capital catalana

Es sabido que entre los turistas nazis Premium se contó el mismísimo Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, uno de los hombres más poderosos del régimen de Hitler y, en dura competencia, el más siniestro.

El libro de Capdevila y Vilanova recuerda que Himmler llegó a Barcelona el 23 de octubre de 1940, una semana después del fusilamiento del president Company en Montjuïc (sin duda no a presentar sus condolencias) y que fue recibido con todos los honores y el júbilo posible…

En cuanto a la sonada visita del líder de las SS a Montserrat, los autores disienten de que fuera por la tronada afición de Himmler a buscar el Grial y la atribuyen al interés por el esqueleto de un ibero que guardaba el museo de la abadía.

Según las teorías de la Ahnenerbe, el instituto nazi de investigaciones antropológicas y arqueológicas, los iberos eran en realidad nórdicos. Una foto tremenda muestra al jefe de las SS mirando aviesamente a la Moreneta y preguntándose porque era negra y no blanca…

El periódico catalán “La Vanguardia” jaleó la visita del nazi dando la bienvenida “a uno de los más egregios forjadores de la nueva Alemania” que había hecho salir al país “de la ruina y la humillación a las que lo había condenado el sanedrín de Versalles”.

«A L´esperança d’una Catalunya lliure, relliguem el Pancatalanisme al Pangermanisme» (E. ALBERT,Quatre boigs de Mataró, Mataró: Caixa d’Estalvis Laietana/Dalmau, 1979, p. 112. El mismo Esteve Albert, de laOrganització Militar Nosaltres Sols!

Ese sector pro-fascista de Nosaltres Sols! incluso defendía hacia 1934/35 la superioridad racial de los catalanes sobre los “africanos” españoles de modo pretendidamente científico: partiendo de la desigualdad “natural” entre las razas, suponen que la evolución en la conformación

racial en España y Cataluña fue diferente, sin mestizajes de raza árabe y judía en territorio catalán, con lo que “es pot considerar l’ espanyol com un element de la raça blanca en franca evolució cap al component racial africa semític (arab)”, siendo los coeficientes de inteligencia de los catalanes superiores a los de los españoles. La inmigración supondría en Cataluña un peligro de contagio del carácter «gandul i pro-africá espanyol» (Vid. Nosaltres SoIs!, Fomanents ientifics del racisme. Quaderns del Separatisme, n.º 2, Barcelona: 1935

Los nacionalsocialistas, a principios de los 30 del siglo XX, tanteaban todas las posibilidades de apoyo en el exterior, siendo los catalanistas radicales una opción que entraría en juego sólo en el caso de que las circunstancias así lo aconsejasen.

De este modo, en el seno de la delegación catalana ante el Congreso de Nacionalidades Europeas, ya bajo influencia de la Volkstumspolitik nazi, quienes tomarán la primacía serán precisamente los catalanistas radicales: Maspons i Anglasell y Batista i Roca (…)

En 1935, un líder de Nosaltres Sols! visita Alemania y elabora un memorándum, entregado al Ministerio de Propaganda del III Reich, contemplando las ventajas mutuas que surgirían de una colaboración efectiva entre Alemania y el separatismo catalán (Ampliación de nuestro proyecto)

Aunque el memorándum quedó sin respuesta, los catalanistas esperaron al resultado de las elecciones de 1936, y al agravamiento de la situación interna en España en todos los órdenes para presentar un nuevo proyecto ampliado en el consulado alemán de Barcelona en mayo de 1936, que fue a su vez transmitido por el cónsul al Auswartiges Amt considerándolo digno de ser tenido en cuenta, por ser los catalanistas una fuerza «con la que se tendrá que contar en el futuro», y por las eventuales ventajas materiales que se prometían en caso de conflicto mundial

2 comentarios en “Supremacismo Catalan – Emily Habsburg

  1. Por si acaso alguien no lo sabe , les recuerdo la fabula de galgos o podencos : Estaban dos conejos , viendo como se acercaban dos “perros ” , y uno decia que eran galgos y el otro podencos , y tan entretenidos estaban en su discursion , que cuando quisieron escapara de los “perros ” , ya era tarde y los devoraron . ¿¿Que que tiene que ver esto con el articulo ?? .Pues que los catalanes ,al considerarse superiores al resto de españoles estan discutiendo la forma de separarse , sin enterarse que van a ser devorados por los musulmanes , y es que encima les dan facilidades . ¿¿Porque creen que de los mas de 2 millones de islamistas que ya hay en España , la mayoria van a Cataluña ?

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s