Casado, el último acomplejado — Verdades Ofenden / La Tribuna del País Vasco

Falsos espejismos confunden de nuevo el panorama político Español que aposenta sus reales a la derecha del hemiciclo, donde una izquierda cada vez más ufana y descarada luce banderas republicanas, hace apología de la violencia, sienta a criminales condenados, a golpistas confesos, e iza el tiránico y criminal puño marxista bajo cuyo yugo han fenecido cien millones largos de personas durante el pasado siglo, sobre la falacia política de “democracia popular o proletaria”.

Con esta frase lapidaria me desayune el otro día leyendo un artículo en “El independiente”: “no soy de derechas. Quien me conoce sabe que soy moderado”. Pablo Casado, el nuevo y flamante secretario general del que yo llamo sin atisbo de duda alguna “Partido Socialista Popular” viene a confesar poco menos que el hecho de ser o proclamarse de derechas es convertirte un politico radical, cuando desde los medios de prensa teledirigidos por la izquierda que siguen de modo burlesco reivindicando como demócratas a sus “héroes” chavistas, castristas, leninistas, estalinistas o Frente Populistas, mientras asaltan a Casado con preguntas acerca de si son “conservadoras” sus ideas políticas. Que crimen!!

Bajo mi modo de ver la política, asesinar a tus hijos en gestación vestido como un “derecho” es ser un radical, defender un estado laico mientras se canta “arderéis como en el 36” y se abren las puertas al “intolerante Islam” es ser radical, abrir la mano a los golpistas que jamás van a negociar nada más allá que seguir dando pasos hacia la ruptura de España, es ser “radical… mente imbécil”, una práctica que no por ser menos de izquierda no dejó de hacer indisimuladamente el “Partido Socialista Popular.”

Ser de derechas no es ser radical. Yo mismo me declaro una persona conservadora en valores, absolutamente respetuoso con la libertad de credo y opinión, si se ajusta a la ley y los derechos humanos, y liberal en lo económico. Lo cobardemente radical o radicalmente cobarde (allá ustedes cómo decirlo) es someterte al discurso falaz de lo “políticamente correcto” que impone cual mordaza moral esa clase política que se autoproclama “progre” mientras deja España como un páramo desierto cada vez que pierde el poder, quebrada, corrupta y arruinada; un erial marxista más.

El Partido Popular no bajó impuestos, los subió hasta el hartazgo también durante la bonanza económica. No redujo Estado, lo incrementó, pues viven felices cómodamente instalados en él con nuestro dinero que saquean vía impuestos (qué definitoria palabra). No ilegalizó los partidos de ETA, se colocó de perfil mientras soltaba a más de quinientos etarras con crímenes gravísimos que fueron homenajeados y que jamás colaboraron, jamás se arrepintieron, jamás pidieron perdón y jamás reconocerán nuestras leyes ni nuestra democracia. Pondrán eso sí, como ya hacen, el cazo de la subvención pública mientras abominan de nuestra absurda democracia que se autodestruye alimentando inexorablemente a sus enemigos. Son comunistas y separatistas, queridos estúpidos.

No, no esperen una mierda del Partido Popular. Son socialdemócratas, están corruptos hasta decir basta, viven rendidos al lenguaje políticamente correcto marxista, son abortistas, no apoyan a la familia, impusieron el invasor catalán en Baleares, han borrado del mapa oficial el español de Galicia donde gobiernan, han dado mil millonarias fortunas a los corruptos golpistas CAT y seguirán haciéndolo una vez retomen el poder.

En España decir ser de derechas para algunos resulta un estigma, dado que la “izmierda” por añadidura incluye el calificativo de “fascista”, un adjetivo politico que regalan los únicos ámbitos políticos que lo ejercen sin arrugarse un ápice.

El fascismo es un invento de izquierdas, esa que se ufana en mantener la falacia de haber sido históricamente democrática mientras vende sus patrañas que harán ley con la Memoria histórica y cuyo máximo exponente fue el primer político en aplaudir el fascio: “Si alguien es capaz de lograr la revolución en Italia ese es Benito Mussolini”. Lenin.

Nadie sabe de quién es la incisiva y certera frase que muchos llevan años atribuyendo a Churchill en las redes sociales, pero vive Dios que es sin duda alguna la más aguda y descriptiva de cuantas hoy pueden definir a esta izquierda marxista que ha copado el paisaje político español: “Los fascistas del futuro se harán pasar por antifascistas”.

@Verdadesofenden

Origen: Casado, el último acomplejado — La Tribuna del País Vasco

Un comentario en “Casado, el último acomplejado — Verdades Ofenden / La Tribuna del País Vasco

  1. Este chico es corto muy corto Lo peor es que quienes le han puesto ahi es precisamente porque es muy cortico Asi piensan en España esos joieputas en la sombra
    Pero frnete a este cortito tenemos a otro, solo que este otro es un iluminado …les paso los link no creeran en eso pero…. les paso los link
    Agarrense
    http://titomacia.ning.com/profiles/blogs/pedro-s-nchez-y-la-galaxia-ngc-1088
    y
    http://titomacia.ning.com/profiles/blogs/padro-s-nchez-y-el-juicio-general
    yo, no es que crea o deje de creer, pero este sr cuando nadie daba un chavo por pedro sanchez auguro que ganaria las primarias y… acertó

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s