Las Cortes proclaman el derecho a profanar tumbas por motivos políticos – Federico Jiménez Losantos

Ni uno sólo de los 350 diputados del Congreso votóno’ a la moción para desenterrar a Franco del Valle de los Caídos. Ni uno. Aunque no había ninguna posibilidad de que la moción fuera derrotada, nadie se atrevió a desafiar al partido, nadie rompió la disciplina de voto, nadie se atrevió a expresar con su voto lo que piensan e incluso dicen en privado, nadie, ni uno solo de esos 350 representantes de la Soberanía nacional, de todos los españoles, tiene la menor objeción a desenterrar, como forma de infamarlo, un cadáver, que lleva enterrado cuarenta y dos años, que fue el jefe militar y político del bando nacional y que si media España ha temido mientras estuvo en el poder, la otra media ha adorado durante casi cuatro décadas.

El anterior Jefe del Estado fue enterrado en el Valle de los Caídos por decisión de su “sucesor a título de rey” Juan Carlos I de Borbón y del presidente del Gobierno Adolfo Suárez, último secretario general de FET y de las JONS (Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista), el partido único creado por Franco y más conocido como Movimiento Nacional o ‘el Movimiento’. El Rey y Suárez fueron los principales artífices de la transición a la Democracia, en primer lugar mediante la votación en Cortes y posterior referéndum de la Ley para la reforma política que permitió la legalización de los partidos políticos, el Comunista incluido; después, con la celebración de elecciones libres en junio de 1977 y, por último y fundamental, con el debate, votación en Cortes y aprobación mediante referéndum nacional de la Constitución de 1978, redactada por consenso de los principales partidos y que, con sus 39 años de vigencia, es ya la más duradera de nuestra asendereada Historia.

Ni una sola oveja abandonó el rebaño

Nadie, ni uno solo de los 350 diputados, quiso recordar lo que Franco ha significado y todavía significa para buena parte de los españoles desde hace ochenta o cuarenta años, según se valore su vida o su herencia. Nadie se atrevió a decir que fueron los franquistas los que dejaron pacíficamente el Poder para compartirlo con otras fuerzas políticas, previa aprobación de una amnistía general para todos los delitos cometidos por cualquiera de los bandos durante la Guerra y la Dictadura posterior. Nadie puntualizó que el desenterramiento de Franco significará el entierro del prestigio exterior de España, basado en la pacífica Transición de la Dictadura a la Democracia.

Tampoco nadie llamó la atención sobre el hecho de que ningún país europeo se dedica a sacar a los muertos de sus fosas por razones políticas. El regicida y dictador Cromwell tiene una estatua frente al Parlamento que asaltó con su tropa y cerró. Macron, liberal modelo para Rivera, que quiere, el muy cateto, hacer de Cuelgamuros otro Árlington, no tiene proyecto alguno para desenterrar al genocida Napoleón, ni a Pétain, ni a De Gaulle. Ningún país civilizado se plantea en el Parlamento profanar tumbas por motivos políticos. Eso supondría cambiar la política por el canibalismo.

Por cierto, que el diccionario define así canibalismo: 1/ “acción o costumbre humana de comer carne de seres de su misma especie, generalmente de forma colectiva y siguiendo un ritual”. 2/ “Crueldad o ferocidad extrema de una persona con sus semejantes, en especial en el ámbito político”. ¡Perfecta definición para la necrofagia antifranquista!

Otra vuelta de tuerca a la Desmemoria Histórica

En fin, nadie se atrevió a salir de la ovina obediencia a unos jefes políticos que, salvo en un caso, han demostrado una vileza sólo superada por la estupidez. La excepción es Pablo Manuel Iglesias, que es el único que ha actuado de acuerdo con su canto a la Guerra Civil y su plan para que España sea una dictadura como la de sus criminales padrinos de Venezuela. Los tres que dicen que defienden el orden constitucional -PP, PSOE y Cs- se han comportado como golpistas históricos, asaltatumbas y matadifuntos. Si la Ley de Memoria Histórica de Zapatero, firmada por Juan Carlos I para hacerse perdonar su corrupción, fue un delito de lesa patria, su ampliación arbitraria, siniestra, sin paralelo en Europa, es un delito de lesa humanidad.

Porque el Parlamento -no sé si los 350 lobos, cabras y, sobre todo, ovejas eran conscientes de ello- ha proclamado su derecho a imponer qué tumbas pueden ser vaciadas y profanadas por razones políticas. Esta vez, por consenso o consensuada abstención, es decir, por lealtad perruna al que pastorea el sueldo de sus necrófagas señorías. Mañana, igual que ha votado desenterrar a Franco, votará asaltar otra tumba; y podrá decidirlo un voto.

Si las Cortes se han atrevido a votar algo sobre lo que no habían avisado en sus programas electorales, ni tienen derecho moral alguno a hacerlo, mañana o pasado volveremos a la terrible costumbre leninista de sacar a los generales y soldados “blancos” de sus tumbas y quemarlos muertos, ya que no les fue suficiente derrotarlos vivos, para sembrar el terror entre el pueblo llano, atónito ante el sacrilegio. Franco fue el general “blanco” que, a diferencia de los Kolchak y Denikin, consiguió derrotar a los comunistas. Cuarenta años después de muerto, los hijos de Largo Caballero, el “Lenin español”, han acaudillado heroicamente el asalto a su tumba. Les faltó aplaudirse unos a otros para darse ánimos, porque eso de provocar a los difuntos es actividad, no diré deporte, de muchísimo riesgo.

El Terror político al rojo vivo

En realidad, la votación y la unanimidad de los votantes obedecen a lo que Lenin instauró hace cien años desde su llegada al Poder: el Terror Rojo. En la España actual, el temor al ‘Qué-dirán-en-la-Sexta’es superior a cualquier consideración ideológica o moral. De ahí la incomprensible, pero inolvidable, votación a favor de la profanación de la tumba de Franco, de Rivera y los ex-respetables diputados de Ciudadanos. De ahí la abstención del PP -incluido Pablo Casado- porque le da igual lo que aprueba o no, o sí, depende, según. A Rajoy pueden llamarle ladrón, pero franquista, jamás. ¡Soraya, dile a Mauricio que le diga a Ferreras que eso no lo toleramos!

De los 350 matamuertos de las Cortes, no sé cuántos antifranquistas lo eran en vida de Franco. Muerto, ya se ve que todos. Los que lo fuimos antes de que Franco fuera enterrado, con el mismo derecho a que respeten sus huesos que todos los españoles, podemos recordar el peligro y el miedo que pasamos en compañía de casi nadie. Por eso, aquella mínima mayoría, que aún nos felicitamos por la democracia y la reconciliación nacional, sólo podemos sentir el más absoluto de los desprecios viendo gruñir al unísono, cuarenta años tarde, a tanto cerdito con tantísima nostalgia de jabalí.

Fuente: libertad digital

10 comentarios en “Las Cortes proclaman el derecho a profanar tumbas por motivos políticos – Federico Jiménez Losantos

  1. Máximas marxistas dicen que “Una mentira repetida cien veces se convierte en realidad” y también que “La mentira es un arma revolucionaria”
    Por ello, aunque la sexta, y su corte de necrófagos antifranquistas, sigan propalando que el Valle de los Caídos es un “monumento al dictador” seguirá siendo una infame mentira.
    Es un grandioso monumento a la reconciliación nacional y por ello resulta lógico que S.M el Rey Juan Carlos I quisiera que Franco fuera enterrado en el Valle de los Caídos, pues no solamente había concebido el monumento y su significado, sino que también había sido el artífice de esa reconciliación.
    Por eso ahora la Corona tiene la obligación de implicarse en la defensa a ultranza del Valle de los Caídos, evitando su profanación y la de los restos de Franco.
    De no hacerlo, los españoles exigiremos de inmediato la exhumación de los restos de todos los Borbones que están en El Escorial, para que sean devueltos a Francia -de donde en mala hora vinieron- y que los franceses dispongan libremente de ellos, guillotinando públicamente los esqueletos antes de arrojarlos al Sena.
    Se lo habrán ganado a pulso. Por felones y cobardes.

    Le gusta a 1 persona

  2. Se decia que la monarquia era reconciliadora y que arbitra y modera. Pero la izquierda jamas ha buscado la reconciliacion y la monarquia jamas, y a estas alturas ya esta demostrado, jamas a moderado nada.Sabiamos que la monarquia no gobierna pero a estas alturas vemos que tampoco reina .La utildad de tan opaca institucion es nula.Delenda est monarchia.Ya se que una humilde opinion como la mia a nadie importa pero si alguien de los aledaños de la institucion la lee, le dire quesi la tumba de Franco es profanada con la firma de quien la corona le debe y el silencio y aprobacion de juan carlos y felipe pasare de defender la monarquia directamente a denigrarla y luchar con todas mis fuerzas por su disolucion.Esta habra dejadoi ya totalmente de ser la institucion de todos, y pasara a ser algo patetico y ridiculo como pudo ser el rey de rumania en los años curenta bajo la bota comunista sovietica,hasta que les dieron la patada en el c…

    Le gusta a 1 persona

  3. “Casus Belli”
    Como siempre los mismos actores de la PROVOCACIÓN.
    Origen: 1848
    Destino: Agujero Negro de la Desgraciada población que los vota.
    Solución Pacífica: ninguna
    Solución Práctica: “Ortodoxia” a la HYDRA
    Solución Normal: ninguna
    Salidas:
    Zapatillas de deportes a la Zona Segura del Hemisferio Norte o Austral …
    … Cantando al Sol,
    … “Formaré junto a mis compañeros
    que hacen guardia sobre los luceros,
    impasible el ademán,
    y están presentes en nuestro afán” …

    Me gusta

  4. Estes energúmenos no saben donde se meten, se piensan que eso quedará en el olvido, y estoy seguro de que no, alguien pasado el tiempo le ajustará las cuentas a estos villanos, porque los pueblos que no tienen memoria, son esclavos de su propia historia, que sigan, que estamos llegando al borde, y cuando rebose ya veremos como queda todo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Aun cuando mi afiliación política (como residente en Suecia) ha sido la socialdemo-cracia, (con gran apoyo a mi tarea por el gobierno de Felipe González, que me con-cedió la distinción de la Orden del Mérito Civil) me avergüenza lo que se está tra-mando por iniciativa de Pedro Sánchez y la denominada Memoria Histórica (que yo llamaría “histérica”) promovida por ese deSastre que se llama Zapatero. El utilizar la hegemonía política para deshacerse del Valle de los Caídos y desenterrar a Franco, en lugar de dedicarse a desarrollar una política constructiva y unificadora, es
    repugnante. Yo no fui franquista pero mucho menos defensor de la república y sus crímenes. Perdí a mi padre cuando sólo había cumplido un año de edad) , asesinado por la gentuza “obrera” que introdujo las checas y los paseos. Sin ser partidario de la dictadura franquista, no puedo dejar de reconocer que protegió a mi madre viuda y me otorgó ayuda económica y educativa como “hijo de caído”. Franco fue un dictador que impuso una paz obligada, haciendo de España en el futuro una nación pacífica normal en el mundo occidental. La ONU (creada en esos tiempos) acabó reconociendo la labor pacificadora de Franco, integrando España. Y aunque Hitler había apoyado a Franco, éste nunca se dejó detener en su proceso de pacificación y fomento de restauración de un régimen democrático. (También Suecia mantuvo una relación “amistosa” con Hitler, pero no se dejó convertir en aliada a su guerra). Es sabido que Franco incluso llegó a salvar la vida de judíos que estaban a punto de ser asesinados por los nazis. Franco no tenía un pelo de racista. Y su “convicción fascista” no es fácilmente demostrable. Utilizó a la Falange, no fue utilizado por ella, A su “dictadura” debemos una evolución española pacífica y constructiva. “No siempre hay mal que por bien no venga” (podríamos decir). Al franquismo tenemos que agradecerle más que culparle. Pero ese período histórico ya pasó y ahora pretenden Sánchez y otros “izquierdistas” resucitar el odio y el enfrentamiento, sin permitir que el Valle de los Caídos pase intocable al futuro, como un signo histórico (no histérico) del “no hay mal que por bien no venga”.
    Dejemos en paz a Franco y al Valle de los Caídos. Que pasen a la historia y nos dediquemos a desarrolloar un futuro socialmente constructivo, en lugar de despertar recuerdos infames y odios del pasado.

    Le gusta a 1 persona

  6. El Frente Popular quiere la ganar la guerra civil que provocó y perdió, para imponer su dictadura comunista a la imagen y semejanza de la URSS y aliados con sus más de 100 millones de muertos.
    Lo que ya ha hecho:
    – Controlar los medios de comunicación.
    – Arrogarse la buena moral.
    – Apoderarse de la “cultura”.
    – Adoctrinar en los colegios.
    – Ahogarnos y esclavizarnos a base de impuestos.
    – Legislar la injusticia social: Desigualdad de género, imposición LGTBI, Desmemoria histérica…
    – Indultar a los suyos: etarras, golpistas antiespañoles.
    – Rejuzgar lo ya juzgado en la Transición.
    – Tapar y olvidar lo que hicieron las izquierdas desde el 1931 al 1939. Incluyendo en Golpe de estado de 1934 contra su idealizada república.

    Lo que les queda por hacer:
    – Destruir, quemar y robar las Iglesias. Ya han empezado con ” actos vandálicos aislados”.
    – Reabrir las checas y los campos de concentración con trabajos forzados, torturas, violaciones y asesinatos sin juicio previo. Como cuando detenían a las monjas, las violaban, torturaban, ahorcaban, descuartizaban, echaban los trozos a los cerdos y luego, en la matanza, hacían chorizos y los vendían como “Chorizos de Monja”.
    – Robar más aún.
    – Llevarnos a la ruina y a la hambruna generalizada. Excepto la de ellos, que se enriquecerán expropiando y robando al resto.

    A ver cuántos estamos dispuestos a evitarlo.

    Me gusta

  7. La obediencia de las logias, pues todas tienen el mismo amo, hacia donde todas convergen por caminos aparentemente paralelos, a izquierda y derecha. Ya no se esconden, están casi tocándose; se estará muriendo soros y quieren pillar el último jirón?

    Asociaciones privadas deberán ser las que velen para que testigos y notarios sin sospecha exijan el correcto procedimiento de exhumacion, con cámaras grabando, pues capataces y altos grados querrán profanar sus restos en algún macabro y sanguinario ritual de invocación de alguna mierda vengativa y maligna, en la que está claro que todos creen a pies juntillas, pues todos saben que lo que han hecho es repulsivo y sin embargo lo han hecho.

    Han abierto la caja de los truenos, y lo peor es que mantienen la iniciativa.

    06OCT, manifestación para echar a esta gente.

    Me gusta

    1. En todo esto hay mucha ignorancia y mala fé.Para empezar no se puede comparar a Franco con Hitler,eran personas muy diferentes.Franco al morir deja un pais prospero,Hitler lo deja en la mayor de las ruinas.El régimen de Franco fué duro,salia de una guerra civil que no había provocado,si en
      cambio la había provocado quien merecidamente la ha perdido.Hablar de hacer un recuerdo a las
      victimas del régimen de Franco en comparación con los campos de exterminio como el de Auvisch
      es no tener ni idea de historia y usar esto en base a la ignorancia que hay,en parte debido a las leyes
      educativas del PSOE,que el partido Popular no ha sido capaz de cambiar,

      La izquierda es experta en violar tumbas,acciones cometidas durante y antes de la guerra incivil.Esta
      nueva violación es una más.Los verdaderos problemas del pais son otros más importantes y acuician
      tes,como es de donde se saca el dinero para pagar pensiones,pues en el año 2021 las pagas extras
      no se podrán pagar,como se pagarán los intereses de la deuda cuando estos suban,algo que está a
      caer,como se hace frente a la inmigración descontrolada,pues de Europa nada podemos esperar,
      que hacemos con los malditos comercios chinos que el poco consumo lo chupan ellos al margen
      de todo pues por los bancos ni los pisan,que hacemos con el terrorismo Islamista,y que hacemos
      con las mezquitas que no sabemos lo que le dicen a sus “fieles”,y como hay que hacer para acabar
      con las malditas autonomias,que solo sirven para mantener amigotes y mamandurrias.

      juan fernando

      Me gusta

  8. hay que dejarles sin merienda

    El mar., 21 ago. 2018 a las 15:54, Verdades Ofenden () escribió:

    > VerdadesOfenden posted: ” Ni uno sólo de los 350 diputados del Congreso > votó ‘no’ a la moción para desenterrar a Franco del Valle de los Caídos. Ni > uno. Aunque no había ninguna posibilidad de que la moción fuera derrotada, > nadie se atrevió a desafiar al partido, nadie rompió la ” >

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s