Tanto hombres como mujeres piensan que ellas son peores jefas que ellos – Miguel Ayuso

Articulo original:

Soringer.com

Prejuicios contra mujeres líderes: perspectivas desde un enfoque de preguntas indirectas

Adrian Hoffmann y Jochen musch

Para evitar la desaprobación social en los estudios sobre los prejuicios contra las mujeres líderes, las participantes pueden proporcionar respuestas socialmente deseables en lugar de respuestas sinceras. Usando el Modelo de Crosswise, una técnica de cuestionamiento indirecto que se puede aplicar para controlar la respuesta socialmente deseable, investigamos la prevalencia de prejuicios contra mujeres líderes en una muestra de comunidad universitaria alemana de 1529 participantes.

Las estimaciones de prevalencia se basaron en una pregunta indirecta que garantizaba la confidencialidad de las respuestas eran más altas que las estimaciones basadas en una pregunta directa. Se demostró, por lo tanto, que el prejuicio contra las mujeres líderes estaba más extendido de lo que se había indicado anteriormente con autoinformes potencialmente sesgados por la deseabilidad social.

Mientras que las mujeres mostraron menos prejuicios contra las mujeres líderes, en realidad se encontró que sus respuestas estaban más predispuestas por la conveniencia social, como lo indica una interacción significativa entre la técnica de cuestionamiento y el género de los participantes.

Para los hombres, las estimaciones de prejuicios aumentaron solo ligeramente del 36% al 45% cuando se utilizó una pregunta indirecta, mientras que para las mujeres, las estimaciones de prejuicios casi se triplicaron del 10% al 28%. Mientras que las mujeres dudaban particularmente de emitir juicios negativos con respecto a las cualidades de las mujeres líderes, el prejuicio contra las mujeres líderes era más frecuente entre los hombres incluso cuando se controlaban las diferencias de género en la conveniencia social.

En conjunto, los resultados resaltan la importancia de controlar la respuesta socialmente deseable cuando se utilizan los autoinformes para investigar la prevalencia del prejuicio de género. como lo indica una interacción significativa entre la técnica de cuestionamiento y el género de los participantes. Para los hombres, las estimaciones de prejuicios aumentaron solo ligeramente del 36% al 45% cuando se utilizó una pregunta indirecta, mientras que para las mujeres, las estimaciones de prejuicios casi se triplicaron del 10% al 28%. Mientras que las mujeres dudaban particularmente de emitir juicios negativos con respecto a las cualidades de las mujeres líderes, el prejuicio contra las mujeres líderes era más frecuente entre los hombres incluso cuando se controlaban las diferencias de género en la conveniencia social.

En conjunto, los resultados resaltan la importancia de controlar la respuesta socialmente deseable cuando se utilizan los autoinformes para investigar la prevalencia del prejuicio de género. como lo indica una interacción significativa entre la técnica de cuestionamiento y el género de los participantes. Para los hombres, las estimaciones de prejuicios aumentaron solo ligeramente del 36% al 45% cuando se utilizó una pregunta indirecta, mientras que para las mujeres, las estimaciones de prejuicios casi se triplicaron del 10% al 28%.

Mientras que las mujeres dudaban particularmente de emitir juicios negativos con respecto a las cualidades de las mujeres líderes, el prejuicio contra las mujeres líderes era más frecuente entre los hombres incluso cuando se controlaban las diferencias de género en la conveniencia social. En conjunto, los resultados resaltan la importancia de controlar la respuesta socialmente deseable cuando se utilizan los autoinformes para investigar la prevalencia del prejuicio de género.

Las estimaciones de prejuicio casi se triplicaron del 10% al 28%. Mientras que las mujeres dudaban particularmente de emitir juicios negativos con respecto a las cualidades de las mujeres líderes, el prejuicio contra las mujeres líderes era más frecuente entre los hombres incluso cuando se controlaban las diferencias de género en la conveniencia social. En conjunto, los resultados resaltan la importancia de controlar la respuesta socialmente deseable cuando se utilizan los autoinformes para investigar la prevalencia del prejuicio de género.

Las estimaciones de prejuicio casi se triplicaron del 10% al 28%. Mientras que las mujeres dudaban particularmente de emitir juicios negativos con respecto a las cualidades de las mujeres líderes, el prejuicio contra las mujeres líderes era más frecuente entre los hombres incluso cuando se controlaban las diferencias de género en la conveniencia social. En conjunto, los resultados resaltan la importancia de controlar la respuesta socialmente deseable cuando se utilizan los autoinformes para investigar la prevalencia del prejuicio de género.

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s