“El Gobierno publicará una ley para que los burros vuelen” – Javier Benegas.

Vean este impecable hilo:


Pasado un tiempo, se comprobará que los burros, pese a su obligación legal de volar, no lo hacen.
Entonces el Gobierno justificará el fracaso de la ley alegando que no se ha gastado lo suficiente para que los burros vuelen.
La gente sensata protestará alegando que los burros son burros, no águilas. Entonces, el Gobierno activará sus medios de propaganda para denunciar que hay sectores en nuestra sociedad que odian a los burros y quieren negarles su derecho a volar.

Con el tiempo, una parte importante de la población se olvidará de la cuestión clave, que es que los burros, en efecto, no son águilas. Y el debate derivará hacia la prevalencia de la obligación moral de amar a los burros y defender su inalienable derecho a volar como las águilas.

A tal efecto, el Gobierno legislará y establecerá el delito de odio al burro volador. Y, para reeducar a los que no creen en los burros voladores, se creará la figura del educador en perspectiva de burros voladores.

Pero, pese a todos los esfuerzos y después miles de millones de euros gastados, los burros, que son muy suyos, no volarán. Y aflorarán las críticas.
Entonces el Gobierno lanzará su consigna: “¡Ni un paso atrás en la defensa de los burros voladores!”

Décadas después, los burros seguirán sin volar.
Pero, para entonces, el burro volador se habrá convertido en un símbolo. Y a su alrededor habrá florecido un universo de observatorios, subvenciones, asociaciones…
Su peso en las citas electorales será enorme.
Habrá un Día Mundial del Burro Volador, huelgas estudiantiles, y de las otras, en defensa del burro volador, y numerosos papers ofrecerán datos agregados sobre la población de burros y la aplicación del derecho a volar.
Los partidos que antes consideraban al burro volador como un disparate legislativo, moderarán su discurso.
No reconocerán el derecho del burro a volar, pero sí su derecho a poder saltar como gacelas.
Y el burrismo derivará en dos corrientes: habrá un burrismo de tercera ola y un burrismo liberal.

#Elburrovolador”
@BenegasJ

4 comentarios en ““El Gobierno publicará una ley para que los burros vuelen” – Javier Benegas.

  1. La realidad supera la ficción. De lejos.

    En un muchos millones de Euros, distribuidos a esas asociaciones y en el número de víctimas propiciatorias, llegando ya al millón, que son responsables vicarios de que haya burros que no vuelen (o cualquier otras cosa de la que ellos no son responsables: no existe la Sippenhaftung, la responsabilidad de toda la tribu ni de todo el colectivo malvado y asesino…. ¿O sí?

    Me gusta

  2. Estimado editor de Verdades Ofenden, estaría muy interesado en realizar una entrevista en formato video sobre el trabajo que realiza en este blog. Si lo considera oportuno, no dude en contactar conmigo por el correo electrónico en la dirección kike_disorder@yahoo.com. Un cordial saludo.

    Me gusta

  3. yo lo veomuy bien pensado
    Seguramente, en la misma cuadra, se les dotará un carnet de piloto comercial.
    y todos contentos
    No hay que olvidar que con cada accidente aereo aumenta el PIB

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s