Carta a Quim Torra, en el aniversario del fusilamiento de Companys – @EugeniodOrs_

Por @EugeniodOrs_

La imagen puede contener: una persona, texto

Quim, tú que eres tan de misa, quizás el líder al que hoy homenajeas te hubiera hecho fusilar por católico.
Te invito a que me acompañes en este breve repaso de sus hazañas.

Companys fundó, en 1936, el Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña. Este Comité fue responsable directo de miles de torturas y asesinatos en sus checas, contadas por decenas.

Para ellos, tú serías un fascista, Quim.
¿Me sigues acompañando?

Bajo su mandato fueron ejecutados más de 8.000 catalanes, entre ellos 47 periodistas, 4 obispos y 1.536 sacerdotes, además de miles de católicos, por el simple hecho de serlo.
A ti te hubieran pillado, Quim.
¿Seguimos?

Firmó directamente numerosas sentencias de muerte como esta.
A lo mejor, tú o alguien de tu familia hubiera estado en esa lista, Quim.
Tengo más. ¿Me acompañas?

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Prohibió el culto católico y destruyó, con la ayuda del Comité que creó, más de 7.000 templos católicos. ¡Hasta incendió la Sagrada Familia, Quim!
¿Qué te parece? El líder al que dejas flores te hubiera prohibido ir a misa, Quim.
Ven, que sigo.

Ordenó robar todo el patrimonio artístico de Montserrat. Ahí donde fuiste el otro día a rezar por los presos, Quim.
Todas las obras que se encuentran expuestas en los altares menores fueron repuestas gracias al régimen de Franco, Quim, que logró recuperarlas.

Companys construyó el campo de concentración de Omella de Na Gaia. Ahí llegaban los prisioneros hacinados en vagonetas. Los débiles eran asesinados de un tiro en la cabeza. Los que quedaban, iban muriendo de hambre o ejecutados.
A lo mejor podrías haber acabado allí, Quim.
Podría seguir con esta lista, Quim, pero tengo miedo de aburrirte.

Tú estás más por construir un relato falso de un genocida que, efectivamente, fue ejecutado. Como ejecutó él a los militares sublevados en Cataluña.
Ponle flores, Quim.
Al que quizás hubiese sido tu verdugo.

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior, texto y naturaleza

 

Hilo

5 comentarios en “Carta a Quim Torra, en el aniversario del fusilamiento de Companys – @EugeniodOrs_

  1. Excelente artículo, el problema es que estos seguidores de Companys no se acuerdan, es por lo de repetir la historia, en esta ocasión no existe la pena de muerte, lo que me lleva a pensar; si existiera en territorio español, ¿se atreverían estos “patriotas” a continuar con sus provocaciones?

    Me gusta

  2. Es difícilmente entendible -salvo que vivamos en Matrix, evidentemente, como creo desde hace tiempo- que se hagan homenajes y se adoré con procesiones con antorchas a unos de los peores criminales de guerra de la Historia de España y de Europa.

    Me gusta

  3. Es que tanto en unos como otros caso, necesitamos ídolos y mártires, para exculparnos ó justificarnos. Partimos de un personaje al que le vamos colocando encima capas y capas ó de santidad ó de inventados valores, terminando por convertirlo en algo que no se parece ni por asomo a lo que era en principio. Homófobos, convertidos en iconos del movimiento lgtbi, asesinos de gente del pueblo, convertidos en defensores del pueblo, luchadores anticasta convertidos en casta, en privilegiados, anticatólicos, asesinos de quiénes tenían esa creencia, que antes de morir confiesan y comulgan, ya se sabe…por si acaso, no vaya a ser que..me cubro las espaldas. Y si no entras en ese juego, eres adornado con otro manto, una loza,…eres facha. Si eliges el derecho a equivocarte, pero por cuenta propia, no por la ajena, estás en contra de la libertad, no formas parte de la colmena. Si.Idolos de barro, construidosy mnanipulados a gusto y necesidad de quién los crea, para beneficio propio

    Me gusta

  4. Para conocer la “humanidad” de Companys, puede bastar este botón de muestra.
    En 1934, tras la rebelión armada de la Generalitat contra el Gobierno de la II República, todo el gobierno catalán fue encarcelado. Durante el proceso, el fiscal pidió para Companys la pena de muerte. Sin embargo, el obispo Irurita, pidió que se le rebajara por la de 30 años de cárcel. Por ello, los jueces le condenaron a esa pena.
    Posteriormente, tras el comienzo de la Guerra Civil, el obispo Irurita, como otros muchos clérigos, fue apresado. Por el contrario, esta vez, Companys, no tuvo ningún remordimiento para firmar su sentencia de muerte. la cual fue ejecutada en diciembre de 1936, en el cementerio de Montcada.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s