Cuando la corona de España vacuno a todo su imperio

Un 30 de noviembre de 1803, parte del puerto de La Coruña la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, cuya misión era hacer que la vacuna de la viruela llegase a todos los rincones del Imperio español.

En 1796 durante el momento de mayor extensión de la viruela en Europa, un médico rural inglés, Edward Jenner, observó que las ordeñadoras de vacas adquirían una especie de «viruela de vaca» o «viruela vacuna» por el contacto continuado con estos animales, una variante leve de la mortífera viruela humana contra la que quedaban inmunizadas. Tomó suero de esta vacuna y consiguió inocular a un niño de 8 años. El pequeño respondió sorprendentemente bien.

En diciembre de 1800, la vacuna había llegado a España y para 1803, Carlos IV de España, que había perdido a su hija María Teresa por viruela con apenas 3 años de edad, aconsejado por su médico de corte Balmis, mandó organizar una expedición para extender la vacuna a los dominios de Ultramar.

El elegido para esta misión fue Balmis, que partió de La Coruña con los 22 niños que iban a llevar el fluido vacuno en sus brazos hasta América, y 2000 ejemplares del libro sobre la vacuna, para establecer juntas de vacunación en las ciudades visitadas.

Era la primera vez en la historia que se preparaba una misión humanitaria de medicina preventiva, y que dio el primer paso para la erradicación de la enfermedad. ¿Cómo conseguir que la vacuna resistiese al trayecto? Ir pasando cada cierto tiempo la vacuna de un niño a otro, mediante el contacto de las heridas. Las normas de la expedición indicaban el cuidado que los niños debían recibir: «…serán bien tratados, mantenidos y educados, hasta que tengan ocupación o destino con que vivir, conforme a su clase y devueltos a los pueblos de su naturaleza, los que se hubiesen sacado con esa condición”.»

La misión consiguió llevar la vacuna hasta las Canarias, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Nueva España, las Filipinas y China.

Humboldt escribirá en 1825: «Este viaje permanecerá como el más memorable en los anales de la historia.»

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s