Los de “Eguiguren” mueren pero no se rinden.

En recuerdo del Comanadante laureado D. Julio Benítez Benítez, defensor de Igueriben en el dramático mes de julio de 1921, un comandante tenaz y resuelto, que ya había repelido con éxito el ataque rifeño en Sidi Dris unos meses antes.

En 1921, Benitez tiene treinta y tres años con sus gafas de concha, es un jefe muy realista con los acontecimientos que están ocurriendo en el Marruecos español.

Del diecisiete al veintiuno de julio de 1921se llegará al paroxismo en esta posición.

En la zona Oeste del protectorado español de Marruecos, la posición fortificada de Igueriben comienza a vivir estos días una de las epopeyas más dramáticas y gloriosas de nuestra historia militar.

En la posición cercada no quedan medicinas, los heridos están faltos de cuidados, los rifeños han emplazado las dos piezas capturadas en Abarran y con ellas barren la posición,el tormento de la sed martiriza a los hombres, ante la imposibilidad de llegada de convoyes, los hombres para calmar la sed deben chupar la pulpa de las patatas, beber la colonia , la tinta, o mezclar orines con azucar para mitigar la sed.

Benitez transmite por el heliografo:

“Parece mentira que dejéis morir a vuestros hermanos, a un puñado de españoles que han sabido sacrificarse delante de vosotros”.

Al ser imposible la llegada de convoyes a Igueriben y ante lo comprometido de la situación desde Igueriben unos destellos del heliógrafo transmiten una señal:

“Solo quedan doce cargas de cañón, que empezaremos a disparar para rechazar el asalto. Contadla y al duodécimo disparo, fuego sobre nosotros, pues moros y españoles estaremos envueltos en la posición “.

Doscientos cuarenta y cuatro españoles, a las órdenes del comandante de Infantería don Julio Benítez Benítez, lucharán hasta llegar al sacrificio de sus vidas. Sólo se salvaron un oficial y un soldado, que cayeron prisioneros, y otros dieciséis que lograron llegar a Annual, de ellos, cuatro mueren entre violentos espasmos tras atacarse de agua.

Se cumplió la frase pronunciada por el heróico comandante Benítez:

“Los de Igueriben mueren, pero no se rinden”.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s