Las violaciones al Tratado de Utrecht hasta 1900 – Miguel del Manzano

150 ANIVERSARIO DE LA LÍNEA

  • 1870-2020. Miguel del Manzano recorre en una serie de entregas los principales hitos del proceso por el que se creó La Línea.

MIGUEL DEL MANZANO PRATTS La Línea, 06 Febrero, 2020 – 04:00h

Con el Congreso de Viena de 1815, se marca una paz permanente entre España e Inglaterra. Sin embargo, el Reino Unido desde que se apropió fraudulentamente de Gibraltar, mostró signos inequívocos de no conformarse sólo con la fortaleza descrita en el Tratado de Utrecht y muy pronto llegaron las violaciones a lo estipulado en Utrecht, para conseguir más terreno español, utilizando como método el engaño, la fuerza y la indignidad. Estos son algunos de los atropellos cometidos:

<div id="right1" class="ad bbt-adv-container" data-google-query-id="CM3yoeimvucCFYvV1Qod-OcORg" style="box-sizing: border-box; margin: 0px auto 15px; padding: 20px 10px 10px; display: table; background-image: url("data:image/svg+xml; utf8,PUBLICIDAD”); outline: rgb(237, 237, 237) solid 1px; background-position: center 4px; background-repeat: no-repeat no-repeat”>

Nada más firmarse el Tratado de Utrecht, el gobernador de Gibraltar ocupó militarmente la llamada Torre del Diablo y un caserón denominado El Molino, situados a levante y poniente respectivamente, en terreno español. En 1730, fecha en que se inicia la construcción de La Línea de Gibraltar o Línea de Contravalación, Gran Bretaña pide a España la creación de un terreno neutral en el que ambos países se abstengan de fortificar, terreno que no dejaría, por ello, de ser español. Esta petición no es tenida en consideración, aunque, de facto, después del tercer sitio quedó una franja de terreno español de 1.450 metros de longitud, a todo lo ancho del istmo, entre la fortaleza y La Línea de Gibraltar, que España mantuvo para evitar fricciones y que fue considerado por ambas partes como “terreno neutral”.

Cuando Napoleón invadió España se produjo una alianza hispano-británica y en el momento en que las tropas francesas llegaron al sur de la Península en el año 1810, los ingleses deciden, con el consentimiento del General Castaños, volar la llamada Línea de Gibraltar, y así en un solo día artificieros británicos volaron todos los fuertes, que ya nunca más los ingleses permitieron reconstruir.

En el año 1815 se produjo en Gibraltar una epidemia de fiebre amarilla. El Gobernador de Gibraltar solicitó a las autoridades españolas la instalación de un campamento sanitario fuera de la plaza, en el llamado Campo neutral, siendo autorizada la misma por razones humanitarias, quedando instalado el mismo en el lugar que hoy ocupa el aeropuerto.

Esto fue aprovechado para continuar avanzando hacia el norte, porque una vez vencida la epidemia no sólo no fue levantado el campamento si no que, además, colocaron unos centinelas a vanguardia. Desde esa fecha, Gran Bretaña comienza a considerar Campo neutral el comprendido entre sus centinelas y los centinelas españoles, que continuaban a la altura de la ya inexistente Línea de Gibraltar.

Otra epidemia en el año 1854 sirvió de pretexto para que los ingleses volvieran a avanzar por el Campo neutral, construyendo nuevas chozas y barracones y haciendo lo mismo que hicieron en 1815. A pesar de todas las protestas por medios diplomáticos, los ingleses no se movieron.

Las versiones en español e inglés del Tratado de Utrecht.Las versiones en español e inglés del Tratado de Utrecht.

Las versiones en español e inglés del Tratado de Utrecht.

En 1865 consiguen del gobierno español una Declaración Conjunta sobre navegación en aguas de Estrecho. A partir de entonces los barcos contrabandistas se sienten protegidos por los cañones de la plaza y por la marina británica, alegando que los apresamientos españoles se producen en aguas inglesas, cuando el Tratado de Utrecht no les reconoce ninguna jurisdicción sobre las aguas que circundan el Peñón.

En 1881, las autoridades españolas colocaron unos parasoles a los centinelas españoles en el límite del Campo neutral. Esto produjo un cruce de notas diplomáticas, finalizando el conflicto con la autorización inglesa, aunque con la condición de que se quitasen al finalizar el verano, apresurándose, como compensación a esta “concesión”, a construir obras permanentes para proteger a sus centinelas y cuando España protesta, los ingleses le recuerdan que nosotros colocamos parasoles sin pedirles permiso a ellos.

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s