Team facha – Carlos Malpartida

Recordarán ustedes que Podemos se presentó a las elecciones con la cara de Pablo Iglesias por logo. Ya en su momento tenía mucho de meme y ha resultado, a posteriori, todo un icono de la evolución del partido donde Su Santidad lo mismo te llora con esa sensibilidad extrema suya que te asalta los cielos azotándote hasta hacerte sangrar. Uno y trino. Guante de seda y mano de hierro. Hoy, el meme es vicepresidente del Gobierno y dispone de un poder con el que nunca hubiera soñado. Me atrevería a decir con un poder que no quiere. PODEMOS está pensado para el derribo y el trazo grueso y no la responsabilidad de gobierno. Las barricadas, la alerta antifascista, el jarabe democrático, la burla, el desprecio y la enemistad sistemática. Esas cosas. Lo malo es que ahora, con la carambola y el abrazo insomne de Pedro Sánchez, ese derribar es real por simple inercia. El PSOE jugando a ser Podemos es bastante peligroso porque los primeros, aunque mermados, tienen la gasolina y los segundos viven con el mechero encendido. Podemos se lo ha encontrado y van a ver cómo de alta puede llegar a ser la hoguera. Ellos siempre se han sentido cómodos en apalear porque su razón de ser no es tanto reventar el sistema como perpetuarse haciendo como que lo revienta. El PPSOE y otros mantras contra el bipartidismo tenían más de estrategia que de convencimiento. Quieren influir mucho y tener poder real, pero no gobernar tal y como lo veníamos entendiendo como hasta ahora. Ser más casta que nadie por el hecho de que nadie los pudiera etiquetar como tal. Del chalé, como símbolo, mejor no hablar mucho porque es el mearse en la boca de esas clases desfavorecidas, a las que dicen representar, y que en algún momento les han votado.

Esto de decir una cosa y hacer otra, de mentir con descaro y sin ninguna vergüenza tiene mucho que ver con lo desquiciados que andan en el Gobierno a cuenta de las redes sociales. Resulta significativo que en plena pandemia una de las mayores preocupaciones sea internet. Hoy, en distintos momentos del debate hablan de bots, Capitanes A Posterioris y toda una serie de cosas sólo aptas para nativo digitales, o medio pensionistas digitales, que deben hacer bizquear a la mayoría de la población. Es cierto que muchos grupos de comunicación cuentan ya con una batería de colaboradores crecidos a los pechos de internet pero no creo que la mandanga del tuiter haya llegado, con nitidez, al españolito y españolita medio y media. Las televisiones y los medios tradicionales están bien controlados con su consentida manguita ancha pero sin pasarse. Ya sea de forma directa porque muchos se han creado como satélites de los partidos o de una forma indirecta con subvenciones y publicidad institucional. De TVE mejor no hablamos porque hemos pasado de la revolución solidaria y luctuosa de los viernes negros a ver a Carlos Bardem lavar naranjas con chascarrillos que no te los firma un alférez casposo haciendo la mili en los años ochenta.

Y entre medias, cuando pensaban que estaba todo relativamente atado y el rodillo mediático funciona adecuadamente, aparece un alzamiento nacional en tuiter que si bien venía ya preparándose en sus cuarteles de invierno desde hace tiempo ha tenido este 8 de abril de 2020, en plena crisis pandémica, su primera gran victoria ante el ejército rojo. El Gobierno, aunque no los ha mencionado por su nombre, andaba hoy preocupado por el TEAM FACHA del tuiter. El TEAM FACHA, ojo. TE-AM FA-CHA. Los que llevamos toda la vida comprando periódicos y somos más viejos que la tos estamos fliplándolo con lo del TEAM FACHA. Años leyendo Terceras del ABC para que hoy la actualidad la marque algo conocido como el TEAM FACHA. Cada vez que decían Capitán A Posteriori, se referían al TEAM FACHA. Cada vez que usaban la palabra bot, ahí que estaba el TEAM FACHA. Todo un Gobierno en el Congreso de los Diputados de España del Reino de España preocupadísimo por tuiteros. Y quizá con mucha razón porque tengo la sensación (algunos llevamos más de once años en tuiter) de que la tendencia está cambiando. Y no sólo en tuiter que no deja de ser una red social con un poder relativo entre los jóvenes. Las dulceidas al uso son más bien fachillas por sí mismas —y por el bien del negocio—, por mucho que las contrate el PSOE pero es que Franco está de moda y los niños lo mismo se ponen de avatar en TikTok a un perrete que a Millán-Astray. Pero hijo, qué haces con ese parche en el ojo. Nada, papá, haciendo un vídeo del general. Ya verás qué cringe cuando le ponga el filtro. La cosa facha es igual de pop, o bastante más, que Ana Belén cantando por Ojete Calor. Abre la muralla.

Más de 400.000 bots conectados ayer en YouTube a una manifestación facha virtual que pedía abiertamente la dimisión de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y posteriormente un troleo masivo en tuiter con el TEAM FACHA inmolándose como bots rusos. Con razón andaba hoy el Gobierno más preocupado por dirigirse a las redes que al conjunto de los españoles. Saben que para pastorear a los españoles ya está Trescapas y el Deluxe a los que les sobran horas y ardor guerrero. ¿Y las redes? ¿Quién controla a las redes? ¿Y si las redes cambian de bando, Pablo? ¿No decías que esto lo manejaba Echenique que para eso es científico? ¿Le preguntamos a Iván? Interesantísimo este momento en la historia de internet donde hay toda una disidencia facha apretando filas. Si hay que elegir bando, yo lo tengo claro. Zarpa de fiera. Honor y gloria, TEAM FACHA. https://medium.com/@c_malpartida/team-facha-ea45486da31d

2 comentarios en “Team facha – Carlos Malpartida

Responder a Remigio Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s