Ola de irracionalidad en EEUU: Derriban una estatua del autor de la Declaración de Independencia de EE.UU., quieren acabar con la de Lincoln. Análisis

Varios manifestantes derribaron una estatua de bronce de Thomas Jefferson, autor principal de la Declaración de Independencia de EE.UU., que estaba ubicada frente a un colegio de Portland (Oregón) que lleva su nombre.

Este acto de vandalismo colectivo con la efigie de quien también fue tercer presidente de EE.UU. tuvo lugar tras una multitudinaria marcha contra la injusticia racial que organizó el movimiento Black Lives Matter y comenzó en ese centro escolar.

Así, esas personas pintaron en el pedestal la palabra ‘esclavista’, ataron dos cuerdas alrededor del cuello de la estatua y, tras varios intentos, provocaron su caída. Una vez en el suelo, una persona le propinó varios hachazos.

VIDEO

Más de 8.000 residentes firman petición para quitar estatua de Lincoln en EEUU

WASHINGTON (Sputnik) — Más de 8.000 personas firmaron una petición pidiendo la remoción de una estatua en el centro de Boston (noreste) que representa al expresidente de EEUU, Abraham Lincoln, parado al lado de un esclavo negro encadenado.

“Se supone que representa la libertad, pero en cambio nos representa aún debajo de otra persona. Siempre me preguntaba “si es libre, ¿por qué sigue arrodillado?” Ningún niño debería tener que hacerse esa pregunta nunca más “, dijo Torry Bullock, un artista local que inició la petición.

Hasta el 15 de junio por la mañana, la peticiónrecibió 8.090 firmas y está cerca de cumplir el objetivo inicial de alcanzar las 10.000 firmas.

Se supone que la estatua, formalmente conocida como Homenaje a la Emancipación, celebra la abolición de la esclavitud bajo el liderazgo de Lincoln durante la Guerra Civil de EEUU.

Bullock dijo a los medios locales que no quiere que la estatua sea vandalizada, destruida y derretida, sino que se coloque en un depósito.

La iniciativa ganó el apoyo del alcalde de Boston, Martin Walsh, quien dijo que está “dispuesto a entablar un diálogo con la comunidad” sobre el futuro de la estatua.

Un hombre abre fuego y deja un herido cuando intentaban derribar la estatua del español Juan de Oñate

Un hombre recibió un disparo la noche de este lunes en la ciudad de Albuquerque (Nuevo México, EE.UU.), después de que alguien abriera fuego durante una protesta para derribar la escultura ‘La Jornada’, un monumento que representa al conquistador español Juan de Oñate.

“Se informa que la víctima se encuentra en condición crítica pero estable”, comunicó el Departamento de Policía de Albuquerque, agregando que el incidente había terminado.

Se reporta que el tiroteo se produjo durante un enfrentamiento entre manifestantes que intentaban derribar la estatua y varios miembros fuertemente armados pertenecientes a un grupo de milicias civiles llamado ‘Guardia Civil de Nuevo México’.

El FBI está ayudando en la investigación, interrogando a personas que participaron en el tiroteo. “La Policía usó químicos irritantes y granadas aturdidoras para proteger a los oficiales y detener a las personas involucradas en el tiroteo. Las personas fueron desarmadas y detenidas para ser interrogadas”, señaló el Departamento de Policía de Albuquerque en su cuenta de Twitter.

 

“Estamos recibiendo informes sobre grupos de vigilantes que posiblemente están instigando esta violencia. Si esto es cierto, se les hará responsables en aplicación de la ley”, afirmó el jefe de la Policía local, Michael Geier.

Por su parte, el alcalde Tim Keller anunció que para “contener el riesgo de seguridad pública”, la estatua será retirada “hasta que las instituciones cívicas apropiadas puedan determinar los próximos pasos”.

“El tiroteo de esta noche fue un acto de violencia trágico, indignante e inaceptable, que no tiene cabida en nuestra ciudad”, agregó Keller. “Nuestra comunidad diversa no será disuadida por actos destinados a dividirnos o silenciarnos. Nuestros corazones están con la víctima, su familia y testigos cuyas vidas fueron innecesariamente amenazadas esta noche”.

La Policía de Nueva York anuncia la disolución de las unidades anticriminales de policía secreta

El comisionado de la Policía de Nueva York, Dermot Shea, anunció este lunes en conferencia de prensa un “cambio sísmico” en la estructura policial, al dar a conocer la disolución de las unidades anticriminales integradas por oficiales vestidos de civil, según recoge la NBC.

Las reformas, anunciadas como parte de la estrategia para enfocarse en acciones dirigidas a la comunidad, afectarán a cerca de 600 oficiales que actualmente pertenecen a estas unidades, quienes serán reasignados como policías de vecindario. Asimismo, Shea aseguró que algunos agentes podrían pasar a desempeñarse como detectives.

El comisionado reconoció los esfuerzos cumplidos por las unidades hasta ahora existentes para sacar las armas de la calle, y dijo que ese combate proseguirá, pero a partir del uso de la tecnología y la información provista por los agentes de inteligencia, en lugar de las tradicionales redadas dirigidas a los sospechosos de portación de armas.

“Yo consideraría esto en el ámbito del cierre de uno de los últimos capítulos sobre detención, interrogatorio y cacheo”, dijo Shea.

La disolución de tales unidades “se sentirá inmediatamente en las cinco fiscalías, se sentirá inmediatamente en las comunidades que protegemos”, enfatizó el funcionario, y advirtió que la transición debe hacerse “de manera que construya confianza entre los oficiales y la comunidad”.

Estos cambios al interior de la Policía neoyorquina, influenciados por las protestas en contra de la brutalidad policial y el racismo, se suman a  la prohibición de utilizar llaves asfixiantes contra los detenidos y a la eliminación de la ley que restringía el acceso a los antecedentes de los policías.

Un hombre negro rescata a un manifestante blanco herido por una multitud, cargando con él sobre sus hombros

Patrick Hutchinson —abuelo y entrenador personal— ha sido calificado por los medios británicos como un “héroe” después de que sacara sobre sus hombros a un manifestante blanco herido, quien se cree que era miembro de un grupo violento de extrema derecha, alejándolo de una multitud enojada donde su vida corría peligro.

La imagen de un hombre negro cargando con uno blanco recorrió los medios que compararon las acciones de Hutchinson con una llamada a la unidad y la paz en medio de protestas por la muerte de George Floyd a manos de un policía.

El suceso se registró en Londres (Reino Unido) este 13 de junio, cuando se cree que un grupo de extrema derecha empezó un altercado, atacando a los manifestantes de la marcha Black Lives Matter (BLM) y a los policías en el centro de la ciudad.

“Hemos salvado una vida hoy. No es negros contra blancos, es todo el mundo contra los racistas”, escribió Hutchinson en su cuenta de Instagram.

En una entrevista a The Channel 4 News, Patrick Hutchinson, que reside en el distrito londinense de Wimbledon, explicó que no se considera un héroe y añadió que no actuó solo, sino con sus amigos.

“Su vida corría peligro, así que lo puse sobre mis hombros y comencé a marchar hacia la Policía con él mientras todos los muchachos me rodeaban y me protegían a mí”, recuerda.

“Fue espantoso. Pero no lo piensas en ese momento, haces lo que tienes que hacer”, aseveró Hutchinson, al admitir que “realmente podía sentir golpes” mientras estaba cargando con el herido.

“Quiero igualdad para todos nosotros”

Al explicar por qué ayudó a una persona, que supuestamente era de los que se enfrentaban a los manifestantes de BLM, el entrevistado señaló que es vital que las personas intervengan para detener la violencia.

“Si los otros tres policías que estaban de pie cuando George Floyd fue asesinado hubieran pensado en intervenir y evitar que su colega hiciera lo que él estaba haciendo, George estaría vivo hoy”, declaró.

“Solo quiero igualdad, igualdad para todos nosotros. De momento, la balanza está injustamente equilibrada y quiero que las cosas sean justas para mis hijos y mis nietos“, añadió.

Se cree que el individuo herido se separó de su grupo de extrema derecha y fue atacado durante enfrentamientos cerca del Royal Festival Hall. Los medios británicos se han dirigido al público para identificarlo.

Durante la protesta de ese día, la Policía metropolitana efectuó 113 arrestos y 23 agentes resultaron heridos en los altercados con los representantes de la extrema derecha.

Aparecen dos hombres negros colgados de un árbol en California

Mientras las marchas antirracistas siguen con un ritmo imparable en diferentes ciudades de EE.UU. por la muerte de George Floyd, afroamericano que murió el 25 de mayo a manos de un agente blanco, las autoridades de California empezaron una investigación sobre la sospechosa muerte de dos hombres negros.

Las víctimas: un joven afroamericano, identificado como Robert Fuller, de 24 años, que apareció ahorcado el pasado miércoles en la ciudad de Palmdale, en el estado de California, y Malcolm Harsch, de 38 años, al que se le encontró colgado de un árbol cerca de un campamento para personas sin hogar el 31 mayo en Victorville, también en California, confirmó el portavoz del Departamento del Sheriff de la ciudad, Jodi Miller, en una declaración a la revista estadounidense Newsweek.

Sin embargo, en una conferencia de prensa realizada el viernes, Miller alegó que estos hombres se habían quitado la vida, declaración que generó una ola de críticas por parte de los ciudadanos y los familiares de las víctimas.

“Hay muchas maneras de morir, pero teniendo en cuenta la tensión racial actual, un hombre negro que se cuelga de un árbol definitivamente no nos encaja muy bien en este momento. Queremos justicia, no cómodas excusas” dijo un ser querido de Harsch en un comunicado en el que exigía “justicia”. “La explicación del suicidio no parece plausible” concluye el comunicado.

En esta misma línea, el movimiento “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan) de la ciudad de Los Angeles, en un mensaje publicado el domingo en su cuenta de la red social Twitter, criticando estas extrañas muertes, afirmó “dos afroamericanos fueron hallados colgados de unos árboles en California en las últimas dos semanas… Las autoridades catalogan los hechos de suicidios. ¿Qué hombre negro conocen que se cuelgue de un árbol? Estos son linchamientos. No ‘linchamientos’ modernos, sino de la vieja escuela”.

Este fin de semana, cientos de manifestantes salieron a las calles de Palmdale, marchando desde el parque donde se encontró el cuerpo de Fuller hasta la estación de la Policía local, con carteles en los que se podía leer “Justicia para Robert Fuller”.

Crecen los rumores sobre el estado de salud de Trump tras un mitin en West Point

El mandatario, que cumplió ayer 74 años, tuvo dificultades para bajar la rampa del estrado donde dio el discurso. También tuvo que emplear las dos manos para coger un vaso de agua.

El estado de salud de Donald Trump ha sido en las últimas horas objeto de numerosas especulaciones, tras haber dado signos de fatiga el pasado fin de semana durante una ceremonia en la prestigiosa academia militar de West Point, cerca de Nueva York.

Trump, que ayer cumplió 74 años, quiso participar el pasado sábado en la graduación de la promoción 2020 de la prestigiosa academia militar de West Point, a pesar de la pandemia de coronavirus. Acusado de haber intentado hacer política con el ejército tras la oleada de manifestaciones antirracistas, Trump pronunció un discurso marcado por un poco habitual tono de consenso.

Una vez acabada su intervención, se le pudo ver con ciertas dificultades para bajar la rampa de acceso, dando pasos muy cortos como si temiera caerse. Además, según han reportado varios medios norteamericanos, el presidente de EEUU se vio obligado a utilizar ambas manos para coger un vaso de agua y tuvo serias dificultades para pronunciar bien el nombre del general Douglas MacArthur, héroe de la Segunda Guerra Mundial.

El propio Trump no dudo en responder a través de Twitter a los comentarios sobre su estado de salud. La rampa de acceso al estrado en West Point es “muy larga, escarpada y deslizante“, dijo en un mensaje en esta red social. “Lo último que iba a hacer es caerme para que las Fake News se divirtieran con ello”, añadió.

Sin embargo, la polémica sobre la avanzada edad de Trump no ha terminado. Más aún cuando el propio Trump ha utilizado este mismo argumento para atacar a su rival demócrata, Joe Biden, que sólo tiene tres años más que él, 77. Trump le ha criticado a menudo por su avanzada edad y sus habituales despistes y suele referirse a él como “Joe el dormido”.

Las especulaciones sobre el estado de salud del mandatario no son nuevas. El pasado noviembre hizo una visita misteriosa a un hospital militar cerca de Washington. Según los rumores difundidos entonces, se habría debido a los dolores en el pecho que pueden ser síntoma de afecciones cardíacas. La Casa Blanca indicó entonces que el examen rutinario del estado de salud de Trump se habían anticipado y su médico subrayó que “no se le había diagnosticado ningún problema urgente o agudo”.

Meses después, en una ceremonia de homenaje a los soldados caídos en combate, en el cementerio militar de Arlington, Trump fue capturado por las cámaras haciendo movimientos algo extraños.

Con 70 al asumir el cargo, en enero de 2017,Trump es el presidente más anciano en la historia de los Estados Unidos, por delante de Ronald Reagan. Recientemente ha sido objeto de polémica al admitir que había seguido durante dos semanas un tratamiento con hidroxicloroquina, como medida preventiva contra el nuevo coronavirus.

Según el médico de la Casa Blanca, el magnate no experimentó ninguno de los efectos secundarios causados por este antipalúdico cuya efectividad contra la Covid-19 nunca se ha demostrado. “Los datos indican que el presidente sigue gozando de buena salud”, concluyó el Dr. Sean Conley a principios de junio en un breve informe, especificando que el septuagenario, amante del golf y la comida rápida, pesaba 110 kg en 1,90 metros de altura.

Análisis: La desintegración de Estados Unidos ya no suena como una predicción loca, pero a nadie le gustarán las consecuencias

Artyom Lukin

Como alguien que vivió el colapso de la Unión Soviética, encuentro algunas imágenes e informes que salen de los Estados Unidos estos días extrañamente familiares. ¿Pero debería alguien estar esperando la desintegración de los Estados Unidos?

Disturbios, derribo de estatuas, altos funcionarios desafiando abiertamente al jefe ejecutivo de la nación … A fines de la década de 1980, la URSS era una superpotencia en declive con un liderazgo inepto, destrozada por las crecientes contradicciones internas y perdiendo abyectamente en la competencia con otra superpotencia mucho más exitosa. No es de extrañar que muchos en Rusia ahora se pregunten si Estados Unidos podría enfrentar el mismo destino que la URSS.

Ya no es una fantasía loca

Para aclarar las cosas, no creo que la desintegración de EE. UU. sea inminente o probable. Por el contrario, Estados Unidos podría emerger de la crisis actual como una nación reinventada y rejuvenecida. Sin embargo, el escenario de la implosión de los Estados Unidos ha dejado definitivamente el reino de lo hipotético. En 2008, ridiculicé a un politólogo ruso, un analista de la KGB en su carrera anterior, que profetizó una desintegración de los Estados Unidos en seis partes luego de una guerra civil desencadenada por la inmigración masiva, el declive económico y la degradación moral. En 2016, cuando Donald Trump se mudó a la Casa Blanca, comencé a tener dudas. Para 2020, la idea de un colapso estadounidense ya no parece inconcebible. Hoy no es un ruso, sino académicos estadounidenses que predicen un aumento del secesionismo en los Estados Unidos como “La pandemia y las protestas han expuesto las divisiones regionales en los Estados Unidos”. Algunos incluso argumentan que abrazar el movimiento de secesión estatal debería resultar en “entidades más felices y menos corruptas”, confederadas en una versión norteamericana de la UE .

La idea de que EE. UU. puede desintegrarse no es propiedad exclusiva de los exagerados agentes del KGB o de los académicos estadounidenses no convencionales. En 2010, nada menos que el renombrado profesor de Harvard, Niall Fergusson, publicó un artículo en Foreign Affairs en el que argumentaba que los Estados Unidos pueden encontrar un final abrupto como una política unitaria . Según Fergusson, “independientemente de si se trata de una dictadura o una democracia, cualquier unidad política a gran escala es un sistema complejo” que tiene “la tendencia a pasar de la estabilidad a la inestabilidad de manera bastante repentina”. Aquellos que vivieron bajo la Unión Soviética en sus últimos días darían fe de que tiene razón al respecto. En 1985, la Unión Soviética era una superpotencia monolítica, aunque estancada. En la segunda mitad de la década de 1980, las reformas iniciadas por Mikhail Gorbachev estaban cambiando rápidamente la Unión Soviética, pero la mayoría de los soviéticos, así como los observadores externos, todavía no tenían dudas de que la URSS continuaría existiendo. En 1991, la URSS ya no existía.

Si Estados Unidos cae, será diferente a todo

Por supuesto, Estados Unidos no es lo mismo que la Unión Soviética. Si Estados Unidos está condenado a desmoronarse, lo hará de una manera única en lugar de reproducir el escenario soviético. En 2010, Fergusson vio los desequilibrios financieros y fiscales como el principal riesgo para la existencia de los Estados Unidos. En 2020, estos desequilibrios crecieron aún más, poniendo en riesgo el estado del dólar estadounidense como la principal moneda dereserva mundial . Sin embargo, la disminución de la sostenibilidad financiera de Estados Unidos ahora se ve eclipsada por problemas aún más serios, como la polarización política interna y la creciente competencia de China.

Avancemos rápidamente hasta 2025. Después de otra elección presidencial profundamente divisiva, Estados Unidos se ve afectado por disturbios masivos, exacerbados por una epidemia de Covid-24, una nueva cepa de coronavirus. China, cuyas relaciones con los EE. UU. ahora son abiertamente adversarias, decide que es el momento adecuado para atacar: Beijing desconecta el dólar estadounidense al deshacerse de los activos denominados en dólares y detiene el uso de la moneda estadounidense, lo que desencadena el colapso del sistema financiero de los Estados Unidos (Como señaló un experto chino en 2019, “aunque parezca inexpugnable, el dólar puede ser mucho más vulnerable que muchos otros sospechosos … su final puede llegar antes de lo esperado“.) En unos pocos meses, el Congreso proclama que la disolución de los Estados Unidos será reemplazada por la Comunidad de Estados Americanos … Este es, por supuesto, un escenario puramente imaginario. Pero hay que admitir que sus elementos constitutivos, excepto quizás el último, actualmente no se ven completamente fantásticos.

Rusia no debería estar animando la caída

Muchos rusos (y no solo rusos) observan felizmente el caos que se desarrolla en Estados Unidos, algunos de ellos esperan ansiosamente el colapso del imperio estadounidense. Yo, por mi parte, no estoy seguro de que la desintegración de los Estados Unidos, si alguna vez llega a suceder, será buena para Rusia.

Por un lado, Estados Unidos es el demonio que conocemos. No tenemos idea de quién o qué lo reemplazará. Bien puede resultar que un mundo sin Estados Unidos sea un lugar mucho más desagradable a largo plazo. Nuevamente, el caso soviético es instructivo aquí. Como sabemos ahora, la desaparición de la URSS condujo a un triunfante “momento unipolar”, pero finalmente no ha garantizado nada para los Estados Unidos. Estados Unidos ahora se enfrenta a un rival geopolítico que podría decirse que es más formidable que la antigua URSS. Me pregunto si hay personas en Washington que podrían desear secretamente, en retrospectiva, que la Unión Soviética hubiera sobrevivido. En un mundo contrafactual, la existencia continua de una Unión Soviética suave y orientada al status quo podría ser un componente crucial para mantener un equilibrio global de poder beneficioso para los Estados Unidos.

Por otro lado, el colapso de la superpotencia preeminente, que durante mucho tiempo ha actuado como el centro del sistema político-económico global, puede tener efectos altamente desestabilizadores en todo el mundo. Quizás incluso podría resultar contagioso, desencadenando procesos de fragmentación en otros superestados. Rusia, que es en sí misma un imperio multirracial y multirreligioso, no es inmune. Es una entidad bastante frágil que en los últimos cien años ha sufrido al menos dos veces la desintegración causada por el desorden doméstico.

Para Rusia, el mejor resultado sería que Estados Unidos conservara su unidad, aunque humilde y menos arrogante. Desafortunadamente, tal final podría ser la más inverosímil de todas las posibilidades.

* profesor asociado de relaciones internacionales en la Universidad Federal del Lejano Oriente en Vladivostok, Rusia

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s