Los resultados electorales de 1931, una incógnita – A. Martínez Fornés

La proclamación de la República dos días después impidió que llegaran al Ministerio de la Gobernación los resultados de muchos municipios, y otros que llegaron no se contabilizaron

A. Martínez Fornés -FORNÉS MADRID Actualizado:28/02/2016 11:07h

Los verdaderos resultados de las elecciones municipales celebradas el 12 de abril de 1931, que desencadenaron la salida del Rey y la proclamación de la Segunda República, siguen siendo una incógnita 85 años después.

Hay unanimidad en que el número de concejales monárquicos superaba al de los republicanos en toda España y en que los republicanos triunfaron en la mayoría de las capitales de provincia. Sin embargo, hay decenas de versiones muy dispares sobre el reparto de las concejalías y no se conservan datos exactos sobre el número de votos que obtuvo cada uno de los partidos.

Con el paso de los años, algunas fuentes han dado por buenos los resultados que facilitó entonces el Gobierno de la República o el Anuario Estadístico de 1932, que también reconocían al bloque monárquico como ganador, pero con menor diferencia de la que apuntan otros autores. Pero otros muchos historiadores han considerado poco fiables los datos de la época y han preferido buscar otras fuentes.

Con los telegramas

El historiador Shlomo Ben Amí intentó reconstruir los resultados reales y, para ello, recurrió a los telegramas que los gobernadores civiles enviaron al Ministerio de la Gobernación con los datos de cada provincia. Estos telegramas se encuentran en el Archivo Histórico Nacional. Pero el hecho de que la República se declarara dos días después de los comicios, el 14 de abril, impidió que llegaran al Ministerio de la Gobernación los resultados de muchos municipios, y otros que llegaron no se contabilizaron.

El historiador Javier Tusell también investigó a fondo los resultados de estas elecciones municipales y, según sus datos, los monárquicos obtuvieron 40.324 concejales, los republicanos 34.688, los socialistas 4.813, un grupo de indefinidos 1.207 y los comunistas 67.

Lo que sí parece probado es que cuando el Rey Alfonso XIII abandonó el Palacio Real rumbo al exilio, a las ocho de la tarde del 14 de abril, los datos que se disponían eran parciales: 22.150 concejales monárquicos, frente a 5.875 concejales republicanos. A estos datos había que añadir los 14.018 concejales monárquicos y los 1.832 republicanos, que habían resultado elegidos automáticamente el 5 de abril, al no haberse presentado más que una candidatura en sus municipios.

Sorprendentemente, este resultado fue interpretado como una derrota por los monárquicos.

Fuente

2 comentarios en “Los resultados electorales de 1931, una incógnita – A. Martínez Fornés

  1. La marcha de S.M. Alfonso XIII “antes de que se ponga el sol” -como le exigieron su enemigos- fue una deserción en toda regla.
    Deserción ante el enemigo, el más grave cargo que se le puede hacer a un militar.
    Las elecciones eran municipales, no para determinar si los españoles querían monarquía o república.
    Por ello el Rey ofreció convocar, en el plazo de tres meses, un plebiscito para que el pueblo español decidiera si quería monarquía o república.
    Y la respuesta fue la exigencia de que abandonara el país antes de que se pusiera el sol.
    La proclamación de la Segunda República fue un golpe de estado en toda regla. Como se evidencia leyendo el libro “El Rey Perjuro” de Rafael Borrás Betriu, que por ser un conspicuo republicano, se trata de una “confesión de parte”
    Y ya se sabe: a confesión de parte, relevo de pruebas.
    Hoy sabemos también que se pretendía dar muerte al Rey -tal vez a toda la familia como en la revolución rusa- pero la masonería inglesa impuso a la española (que estaba detrás del destronamiento) el respeto de las vidas del monarca y su familia. Al fin y al cabo la Reina era inglesa.
    Aunque el Rey dijo que se marchaba, para que no se derramara sangre por su causa, es lo cierto que en cuanto se encontró a salvo comenzó a conspirar para volver.
    Las consecuencias de todo ello son conocidas y deben servir para que tanto S.M. Felipe VI, como los españoles, tomen buena nota de lo sucedido.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s