¿Qué aportó España a América?

(Además de la Evangelización)
ReL

Al contrario que algunas naciones coloniales que solo buscaban saquear recursos, los españoles levantaban ciudades, estructuras, derecho, cultura, ciencia y preservación de las culturas y lenguas existentes (creación de los diccionarios indigenas) y aportaban tecnología en beneficio de todos.

Hay que tener en cuenta que en la América precolombina no había monturas, casi no había animales de carga (excepto en los Andes, que usaban llamas y alpacas) ni tampoco herramientas básicas como la rueda o la polea.  El trabajo caía enseguida sobre las espaldas de porteadores, esclavos o semiesclavos.

Incluso Wikipedia es capaz de hacer un repaso sencillo de cosas útiles para una civilización: 

– Nuevos cultivos útiles para la alimentación: vid, olivos, legumbres, arroz, frutos secos, trigo, cítricos (limón, naranjas), manzanas, peras, melocotones, higos, plátanos, caña de azúcar… 
– Ganadería: ovejas y vacas, desconocidas en el continente
– El caballo, que revolucionó la comunicación y las culturas americanas; otras monturas como el burro, la mula, incluso el humilde asno, significaron un avance real 
– Materias útiles como lino, cáñamo, sebo y alquitrán 
– Soluciones mecánicas que lo cambiaban todo como la rueda y la polea
– La noria para regar y moler y el arado para sembrar
– el hierro y la metalurgia toledana, de lo más moderno de Europa
– las técnicas cerámicas valencianas (para vajillas y azulejos) 
– la pólvora
– el papel y la imprenta y la misma escritura, desconocida por muchas culturas americanas
– el reloj mecánico, para ordenar las horas 
– la navegación marítima: astilleros, barcos, instrumentos de navegación…
– la cartografía, el conocimiento geográfico de un mundo nuevo y enorme
– técnicas modernas de minería
– técnicas hidráulicas: embalses y acueductos, regadíos... es famoso el “Sistema hidráulico del acueducto del Padre Tembleque” en México (del s.XVI, Patrimonio de la Humanidad)
– el molino de agua
– el sistema financiero: dinero, la moneda, la banca, las letras de cambio, sociedades mercantiles, etc…
– tapices y marroquinería, repujado, damasquinado, esmaltería, azabachería, etc… 
– la industria del vidrio (y las vidrieras)
– pintura y música al estilo español… que dio origen a estilos propios hispanoamericanos
– ingeniería civil eficaz: las culturas precolombinas desconocían el arco, solo tenían puentes de cuerda; los españoles llenaron América de puentes, carreteras, calzadas, canales… el Camino Real de México a Santa Fe, de 2.500 kilómetros, es Patrimonio de la Humanidad 
– el contacto con Asia, con el galeón anual que conectaba México con Filipinas
– el contacto entre productos y culturas americanas: unos tenían maíz, otros cacao, otros tabaco; pero fue solo el comercio hispánico el que hizo que estos productos americanos se extendieran con eficaz por América (patata, cacahuete, aguacate, vainilla, tomate, caucho, etc…)


  Recreación histórica de una ceremonia en la Misión Santa Bárbara en California en el siglo XVIII 

Los españoles aportaron a América la urbanística planificada, que originó ciudades Patrimonio de la Humanidad como Potosí y Sucre, en Bolivia; Cartagena de Indias y centro histórico de Santa Cruz de Mompox, en Colombia; ciudad vieja de La Habana y sus fortificaciones, Trinidad, centro histórico de Cienfuegos, centro histórico de Camagüey, en Cuba; Viejo San Juan, en Puerto Rico; centros históricos de Quito y Cuenca, en Ecuador; centros históricos de México, Oaxaca, Puebla, San Miguel de Allende, Guanajuato, Morelia, Zacatecas y Campeche, en México; distrito histórico de Panamá; centros históricos de Cuzco, Lima y Arequipa, en Perú; Antigua Guatemala, en Guatemala; Coro, en Venezuela, y otras muchas ciudades coloniales construidas por los españoles y que hoy son candidatas a figurar en la lista de la Unesco: Salta, en Argentina; Villa de Leyva, en Colombia, etc.

Los hospitales españoles
España llenó de hospitales América, y es una verdad histórica. En ellos se curaban blancos y negros, indios y mulatos. 

Ya en 1503 Isabel la Católica prescribe al gobernador Ovando de Cuba que “haga en las poblaciones donde él viera que fuera más necesario casa para hospitales en que se acojan y curen los pobres, así de los cristianos como de los indios.” En 1509, en la isla de La Española, ya funcionaban los hospitales de San Nicolás de Bari, de San Buenaventura y de Concepción de la Vega. Y en Nueva España, Hernán Cortés, en 1521, fundó y financió la construcción del hoy llamado Hospital de Jesús, que todavía está en pie y funcionando. 

Después, los españoles construyeron en ese mismo virreinato los hospitales de San Lázaro (1521), dedicado a los leprosos, el de San Juan de Letrán (1540), el Real de Nuestra Señora del Rosario (1562), el de la Caridad del Nombre de Dios (1562), el de la Santa Veracruz (1575), el de Nuestra Señora de Monserrat (1580), el Real de El Nombre de Jesús (1580), el de San Bartolomé (1582), el de San Juan de Dios (1582), y otros. Donde se fundaban ciudades y monasterios aparecían hospitales.  

Las universidades…¡también para indios!
En las colonias inglesas en Norteamérica, la primera universidad fue la Universidad de Harvard que se fundó en 1636, y la segunda la de Pensilvania en 1765 como escuela médica. 

Antes de que se fundara Harvard, la América hispana ya contaba con 13 universidades: en Santo Domingo (La Española, 1538), Lima (Perú, 1551), México (1551), Santiago (1558, en La Española), Bogotá (Colombia, 1580), Quito (1586), Pontificia de Lima (1608), Córdoba (Argentina, 1613), Santiago de Chile (1619), San Miguel de Chile (1621), la Pontificia (jesuita) de Bogotá (1621), la jesuita de Quito (1622) y la de Sucre (Bolivia, 1624)… 

A las universidades y a los distintos tipos de colegios de estudios superiores podían acudir indios. A la de México, en el siglo XVII, de hecho, acudían incluso filipinos considerados “indios japones libres vasallos de Su Majestad“, como reclamaba el estudiante filipino Manuel de Santa Fe. Un estudio (“Los indios, el sacerdocio y la Universidad en Nueva España, siglos XVI-XVIII“) cuenta 134 indios realizando estudios superiores en el siglo XVIII en México: en el seminario, en los 7 colegios universitarios de Puebla, en los 3 centros de los jesuitas en Oaxaca y en la Universidad. 

Una ordenanza mexicana de 1697 ordenaba que una cuarta parte de las becas para estudiantes se dedicase a indios, hijos de caciques, “que sepan lengua mexica, otomí o mazahua”. Muchos indios de familia noble (la nobleza tlaxcalteca y otras noblezas nativas se mantuvieron y respetaron hasta la independencia) estudiaban en los seminarios, no para ser sacerdotes -excepto algún caso-, pero sí para ser líderes locales y funcionarios de diverso grado en sus regiones.


  Una escena que recrea un detalle de la expedición de Anza de 1776, buscando una ruta terrestre de México a California 

Los jefes indios escribían al Rey con quejas… y el rey respondía
El noble tlaxcalteca Julián Cirilo Castilla Aquihualcteuhtle escribe al rey y a las autoridades con un plan para un colegio solo para indios en 1753 (que no llegó a cristalizar, pero se debatió).  

Llegará a haber  colegios para señoritas indias, como el Real Colegio de Indias Doncellas de Nuestra Señora de Guadalupe. Su patrocinadora, la india noble Anna Ventura Gómez, en 1790 escribe quejándose al Rey porque la rectora ha permitido ingresar en el Colegio a una española. 

Era común que todo tipo de caciques indios escribieran con quejas al Rey en España… y el Rey a veces contestaba. Don Patricio de Hinachuba, jefe indio en las misiones de los Apalaches, en Florida, que hablaba bien español, había escrito una carta al rey en 1699 denunciando ciertos abusos y el rey respondió en 1700 con órdenes para las autoridades civiles: “Deseo grandemente que estos pobres caciques y nativos sean bien tratados y que los ayudéis, protejáis y defendáis, como es vuestro deber y he ordenado en repetidas cédulas”. Cinco años después, los ingleses destruían a sangre y fuego estas comunidades. No constan muchos casos de jefes indios o africanos escribiendo a las ciudades holandesas ni al rey de Inglaterra con reivindicaciones: simplemente, otras potencias europeas no los consideraban súbditos. (…)

Un comentario en “¿Qué aportó España a América?

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s