China y el ‘gran reinicio’ – Aya Velázquez

Cómo el Partido Comunista Chino y los globalistas tecnológicos occidentales vendieron un bloqueo al mundo

Desde el 20 al 24 de enero de 2020, el 50º Foro Económico Mundial se reunió en la ciudad de Davos. Al mismo tiempo, el 23 de enero, China impuso el primer bloqueo en la historia de la humanidad y comenzó la avalancha global de cobertura de coronavirus. Apenas unos días después, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ya estaba elogiando el método de China como “sentar un precedente”. Casi todos los países del mundo copiaron a China en los meses siguientes.

Mientras tanto, Klaus Schwab, presidente ejecutivo del WEF, esperaba con ansias la oportunidad única en la vida de un “gran reinicio” que conjuró de su sombrero frente al público global en Davos. Cada día adicional de bloqueo brinda ganancias increíbles a las grandes empresas tecnológicas, farmacéuticas y monetarias. Sobre accidentes y convergencias de intereses en el siglo XXI.

6 de marzo de 2020, Wuhan. “¡Falso, falso, todo es falso!” Suena estridente desde los rascacielos de Wuhan cuando la vicepresidenta china, Sun Chunlan, y su delegación de Pekin tienen una idea por sí mismos de la situación en la peligrosa zona infectada. El paisaje es inquietante: una atmósfera distópica del fin de los tiempos, calles vacías de gente en medio de bloques de viviendas grises; sólo el círculo alrededor del cuadro interno de Xi Jinping avanza a grandes zancadas. Las llamadas intrusas de los ciudadanos encerrados de Wuhan rompen el silencio: “¡Falso!” ellos llaman, “protestamos” y “formalismo!” – ¡más o menos análogo a la “política simbólica”! (1).

Wuhan fue la primera metrópoli del mundo en cerrarse; 19 millones de personas fueron encerradas en sus apartamentos durante cinco semanas. Se impuso un bloqueo parcial a más de 57 millones de personas en la región de Hubei (2). La gente de Wuhan no estaba emocionada; La ayuda del gobierno prometida para los vecindarios con frecuencia no llegaba. Las imágenes de personas que llamaban desesperadamente desde sus ventanas de gran altura incluso se transmitieron en los medios estatales chinos, probablemente para mantener la soberanía discursiva sobre el evento (3). The Guardian también lo cubrió (4).

Sin embargo, en YouTube, Facebook, Twitter e Instagram, otros videos de Wuhan se volvieron virales, especialmente en plataformas estadounidenses que están prohibidas en China (5). El mundo se maravilló en gran medida ante el video supuestamente filtrado de un “Hombre que cae”, un funcionario que colapsa abruptamente en una calle abierta. Aparentemente como consecuencia de un caso agudo de neumonía Corona (6).

Ciertamente, las malas lenguas encontraron fallas en el hecho de que se agarró sorprendentemente bien con las manos. En otro video, un hombre sale de un automóvil y se quita la máscara. Una unidad de las fuerzas especiales cae sobre él de inmediato, le arroja una red para mariposas por la cabeza por detrás y se lo lleva esposado (7). Una compañía con trajes protectores se apresura asiduamente al lugar y desinfecta el lugar donde se encontraba. Los videos de los medios estatales chinos como CCTV, en los que equipos de limpieza y vehículos de desinfección totalmente blindados bombardean el centro de la ciudad, también se vuelven virales (8).

¿Quién lo arregló para que imágenes tan perfectamente orquestadas del área infectada de Wuhan fueran vistas y compartidas millones de veces en las plataformas de redes sociales occidentales? ¿Quién se benefició del inicio del pánico global frente al virus asesino Corona y de la narrativa de una exitosa lucha china contra la pandemia, provocada por un duro bloqueo sin precedentes en la historia de la medicina, aunque los periodistas extranjeros habían sido expulsados de el país desde febrero? (9)

Al final de la marcha, mientras casi todos los países del mundo, como dominó, impusieron bloqueos, el abogado estadounidense y periodista de investigación Michael P. Senger de Atlanta aguzó el oído. Se preguntó por qué los países extremadamente pobres que casi no tenían casos de Covid y que apenas se vieron afectados debido a su baja edad promedio implementarían casi de manera formulada el modelo de bloqueo chino, a pesar del hecho de que el colapso de las cadenas de suministro y los toques de queda inevitablemente traerían cientos de millones. de personas en todo el mundo al borde de la inanición.

Después de una amplia investigación, Senger llegó a la conclusión de que estamos tratando con una “Operación de Información” a gran escala, una guerra de información del Partido Comunista Chino (PCCh). Los sólidos hallazgos de Senger sobre las maquinaciones del PCCh forman la base de este artículo y, en mi opinión, presentan la pieza faltante del rompecabezas sin la cual no se puede entender la situación actual de la comunidad mundial. La tesis principal de Senger en su artículo “Propaganda del bloqueo global de China”, que vale la pena leer, es que los bloqueos no se basan en pruebas, sino en la propaganda estatal china en interés de una gripe de estado- de un golpe de Estado sobre la base de un virus, con un poco de ayuda de la exportación de medidas pseudocientíficas perjudiciales (10). El peso de las pruebas que aporta es abrumador. Documenta cientos de publicaciones serias en su cuenta de Twitter (@michaelpsenger) que sugieren plausiblemente una falsificación motivada geoestratégicamente por el PCCh. En un hilo titulado “Carta abierta a Xi Jinping”, Senger demuestra 70 “falsificaciones” que China utilizó para promover su gestión de pandemias en todo el mundo, entre las que se encuentran “respuesta falsa a una pandemia, datos de infección falsos, hospitales falsos, representantes falsos de la OMS, humanismo falso , falsos denunciantes ”, por nombrar solo algunos puntos de la lista sorprendente (11). En la cuenta de Senger, las “cuentas de redes sociales falsas”, comúnmente llamadas “bots”, juegan un papel central.

Los bots son cuentas falsas en las redes sociales. A menudo, son generados por algoritmos, pero también cada vez más por personas en países pobres o totalitarios a quienes se les paga por comentarios de propaganda en interés de sus clientes. A principios de mayo, el Departamento de Estado de los EE. UU. Informó a Twitter del gran aumento de la actividad de las redes de bots chinas y pidió que se borraran 250.000 cuentas falsas que servían como cámara de resonancia para la propaganda y desinformación del PCCh. Twitter se negó a cerrar las cuentas afectadas y rápidamente afirmó que no podían identificar ningún indicador de actividad de propaganda, pero que estarían atentos a las actividades de la red. Twitter está atrapado en un dilema: cuando la compañía inició una investigación sobre las actividades de los bots en 2018, el precio de las acciones cayó. También puede haber otras buenas razones para hacer la vista gorda a propósito: Twitter es una de las empresas digitales que se beneficia económicamente de cada día de bloqueo. Solo después de que el tema hizo grandes olas en los medios, Twitter intervino y eliminó alrededor de 200,000 cuentas falsas: la punta del iceberg (12).

Según estudios, el Partido Comunista de China mantiene el mayor ejército de trolls de Internet del mundo; Ya en 2013, las estimaciones suponían entre 500.000 y dos millones de personas reales acusadas de manipulación selectiva de plataformas de redes sociales en el país y en el extranjero (13). Su apodo es Ejército de los 50 centavos, ya que los escritores de comentarios supuestamente ganan 50 centavos (5 yuanes) por contribución (14).

Antes de Corona, el foco de este gigantesco ejército digital de mercenarios estaba predominantemente en las actividades domésticas; desde Corona, se han vuelto activos en plataformas extranjeras a una escala sin precedentes (15). El PCCh comanda una estructura híbrida de robots digitales y humanos. La ventaja actual de los robots humanos (personas reales que escriben comentarios en línea) radica en que los algoritmos no los detectan. Si bien los bots generados por computadora pueden ser detectados por la propia inteligencia artificial (IA) del sistema, los bots administrados manualmente solo se pueden descubrir a través de análisis de red dirigidos por analistas de redes sociales. Si algo no falta en China es la mano de obra, la gente. Con órdenes de magnitud en los cientos de millones de publicaciones, los procesos que dan forma a la opinión pública pueden ser controlados de manera efectiva y predecible en todos los países del mundo (16).

Cuando Italia, como primer país europeo, tuvo su brote, recordamos las imágenes de Bérgamo, China se puso de inmediato a su lado con ayuda y consejos, e inundó el país no solo con respiradores, máscaras y desinfectantes, sino también con cientos de miles de publicaciones en redes sociales con hashtags conmovedores como #forzaCinaeItalia (#goChinagoItaly) y #grazieCina (#thanksChina). Según los analistas de medios digitales italianos, hasta el 46,3% de todas las publicaciones de Twitter con estos hashtags, eslóganes similares a campañas, a mediados de marzo procedían de bots (17).

La conciencia colectiva de que las redes sociales en 2020 están plagadas de bots de los grupos de interés más diversos todavía se encuentra en un nivel relativamente bajo en Europa y en los EE. UU. Es posible que muchos hayan escuchado que los bots rusos y la empresa Cambridge Analytica lograron influir significativamente en la campaña electoral estadounidense de 2016, pero casi nadie puede imaginar la cantidad real de bots en nuestras redes sociales. Incluso los políticos y los medios de comunicación no están suficientemente informados y, por lo tanto, son presa fácil de las operaciones del servicio secreto. Los ejércitos bot chinos actúan de acuerdo con el principio del condicionamiento pavloviano: recompensa y castigo (18).

En numerosos comentarios de relatos que aparentemente aparecieron de la nada a principios de 2020, políticos occidentales como Boris Johnson o los gobiernos de EE. UU., Suecia y todos los demás que apoyaron la inmunidad colectiva fueron sometidos a presión moral por los medios estatales chinos y su virtual cámara de eco; “La economía” era más importante para ellos que proteger a su propia población (19).

El camino exitoso de China en la pandemia, por otro lado, fue elogiado. En agosto, cuando casi todo el mundo se encontraba en un estado de conmoción provocado por el encierro forzado, los videos de bulliciosas fiestas en la piscina en Wuhan asombraron repentinamente a la gente de todo el mundo. La búsqueda de “Wuhan Pool Party” ofrece miles de resultados en YouTube. Imágenes que alcanzaron un rango casi increíble y golpearon a los discípulos occidentales del distanciamiento social como algo poco escandaloso (20). Pero estas imágenes también, en una inspección más cercana, encajan perfectamente en una narrativa finamente tejida de superioridad cultural:

Míranos, ¡estamos de fiesta otra vez!

El mensaje central de la propaganda del PCCh es siempre el mismo: China es el único país del mundo que ha gestionado perfectamente la pandemia. El sistema chino es superior. Quien no lo haga como China es inhumano.

Con un cierre breve pero duro, cuarentena, desinfección del centro de las ciudades, distanciamiento social, saturación de pruebas de PCR, rastreo de contacto riguroso y vigilancia total de todos los ciudadanos, reconocimiento facial, pruebas rápidas y mediciones de temperatura en la entrada de todos los edificios públicos ” Contención ”y“ Zerocovid ”, se alcanzó la contención total del Virus Corona. Los gobiernos y políticos que, en cambio, optaron por dejar que la pandemia siguiera su curso o por la inmunidad colectiva son amorales, están a dos pasos de la eugenesia y son responsables de miles de muertes evitables (21).

La lógica de una guerra psicológica a esta escala es tan simple como irresistible: si se puede llevar a otros países a hundir sus economías con bloqueos prolongados, se pueden comprar productos, negocios, sucursales e infraestructuras completas; crecer uno mismo y dejar que otros se encojan, y todo eso sin ningún derramamiento de sangre directo. Al mismo tiempo, uno se presenta a sí mismo como moralmente superior y exporta los propios valores culturales al mundo.

A mediados de noviembre de 2020, la mayoría de los países del mundo se encuentran en una profunda recesión después de bloqueos de un mes, mientras que China disfruta de una tasa de crecimiento del 4,9% (22).

Preguntas que se imponen a la luz de todo esto: ¿nuestros servicios secretos están dormidos? Haga que los participantes de la simulación de pandemia “Evento 201” el 18 de septiembre de 2019, en Nueva York, la Fundación Gates, el WEF, los centros estadounidenses y chinos para el control de enfermedades, el gobierno chino, Big Money, Big Pharma, Big Data todos fundido en una misteriosa comunidad de destino e intereses compartidos (23)? ¿Por qué incluso los magnates occidentales de la inversión promovieron la idea de un cierre a principios de marzo (24)?

¿Hasta dónde llega ahora el brazo del Partido Comunista Chino a instituciones como la OMS y el FEM, y al revés?

Club de China global de Xi: Amigos de China, grandes y pequeños

Desde Davos hasta Silicon Valley, los gerentes, directores ejecutivos y transhumanistas elogian la eficiencia y precisión del sistema chino. El Partido Comunista de China ha ido acumulando su influencia institucional en el mundo occidental durante décadas. Ahora tienen a los amigos y seguidores adecuados en las centralitas adecuadas.

La OMS está actuando como una especie de gobierno mundial en la sombra y un instrumento para los apologistas del reinicio del bloqueo al implementar medidas acordadas a través de los departamentos de salud de los países individuales. El director de la OMS aprobado por el dictador, Tedros Adhanom Ghebreyesus, debe su puesto como director de la OMS al poder de voto de China (25). Una mano se lava la otra: el 30 de enero de 2020, solo seis días después de que se impuso un bloqueo en Wuhan, elogió la gestión de crisis de China en los tonos más altos, en un momento en que era imposible determinar empíricamente si era efectivo:

“Habríamos visto muchos más casos fuera de China a estas alturas, y probablemente muertes, si no fuera por los esfuerzos del gobierno y el progreso que han logrado para proteger a su propia gente ya la gente del mundo. La velocidad con la que China detectó el brote, aisló el virus, secuenció el genoma y lo compartió con la OMS y el mundo es impresionante. También lo es el compromiso de China con la transparencia y el apoyo a otros países. En muchos sentidos, China está estableciendo un nuevo estándar para la respuesta a los brotes. No es una exageración “. (26)

Ghebreyesus hizo esta declaración como el principal funcionario de la OMS; se lee, sin embargo, como propaganda gratuita para Xi y otros viejos amigos.

Klaus Schwab y la cuarta revolución industrial

Uno de los amigos más poderosos de China en Occidente es Klaus Schwab, durante las últimas cinco décadas fundador y presidente ejecutivo de la fiesta del té de élite anual, el “Foro Económico Mundial” (WEF), en Davos, que ha fomentado los más cercanos relaciones con el gobierno central comunista en Beijing, así como con universidades chinas durante más de treinta años. Schwab es un transhumanista declarado y fanático de China.

Funcionarios chinos han estado visitando el foro desde 2009: entonces primer ministro Wen Jiabao en 2009, Li Keqiang como viceprimer ministro en 2010, luego en 2015 como primer ministro. Cientos de empresarios chinos se agolpan en el foro, incluido el peso pesado Jack Ma, fundador de Alibaba, y Ren Zhengfei, fundador de Huawei. Xi Jinping asistió a la Cumbre del WEF por primera vez en 2017. Klaus Schwab lo presentó a una élite globalista sacudida por Trump y el Brexit como el salvador del libre comercio mundial: “En un mundo marcado por una gran incertidumbre y volatilidad, la comunidad internacional está mirando a China “.

Como un estadista y claramente bajo el signo del acercamiento mutuo, Xi inició su discurso con la cita de Dickens: “Fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos”, en referencia al mundo después de la primera Revolución Industrial: el mejor y el peor de todos los tiempos. Según Xi, todavía vivimos en un mundo de oposiciones en la actualidad: Estados Unidos, una vez globalista, se ha retirado al proteccionismo, mientras que China “mantendrá sus puertas abiertas de par en par” (27).

Klaus Schwab también está estrechamente vinculado personalmente a China. Su hijo Olivier Schwab está casado con una mujer china y ha dirigido la oficina del WEF en Beijing desde 2011. Schwab Junior se puso poético ante la Handelszeitung de que Occidente podría aprender tanto de China como China de Occidente hoy (28).

Schwab Senior dijo a la revista de noticias china “Xinhua News” que China estaba tecnológicamente en un muy buen camino, pero que el paso decisivo sería la aceptación y la “absorción” integral de estas nuevas tecnologías, como la tecnología de drones, en Occidente (29).

Schwab también aboga por un alejamiento del neoliberalismo hacia una especie de estado comunista de super-niñera, lavado de verde como cebo para ciudadanos honrados (30). Por supuesto, todos los ciudadanos no serían libres y serían completamente transparentes, pero bien alimentados con distracciones digitales por parte del estado a cambio de datos, el petróleo del futuro.

El sueño de Klaus Schwab es el establecimiento de un estado de vigilancia biométrico-tecnocrático sobre el modelo chino. Es autor de varios libros y coautor de “COVID-19: The Great Reset” (31).

En él, describe la Crisis de Corona como una oportunidad sin precedentes para una reestructuración completa de la economía mundial y todos los aspectos de la cooperación social. Para el transhumanista Schwab, la inteligencia artificial representa la siguiente etapa en la evolución de la conciencia. Ve a los seres humanos corrientes, con todas sus pasiones y debilidades, como una especie de modelo de evolución discontinuado. En la Biblia transhumanista, “Yo, Cyborg”, el visionario transhumanista Kevin Warwick lo describe así:

“Así como los humanos nos separamos de nuestros primos chimpancés, los Cyborgs se separan de los humanos. Aquellos que siguen siendo humanos probablemente se convertirán en una especie de subespecie. Serán los chimpancés del futuro ”(32).

Curiosamente, Schwab sabe muy bien que Corona es una de las pandemias más leves de los últimos 2000 años (33), que solo fue posible gracias a un cambio en la definición de pandemia de la OMS en 2009. No obstante, lo ve como un catalizador bienvenido hacia una completa transformación digital de la sociedad a su imagen, que para él hace mucho tiempo. Lo que faltaba hasta ese momento era un choque global, vagamente adaptado de la “Doctrina del choque” de Naomi Klein (34). Schwab apenas puede contener su entusiasmo por esta oportunidad única en la vida:

“Es nuestro momento decisivo”. “Muchas cosas cambiarán para siempre”. “La ruptura social causada por COVID-19 durará años, tal vez incluso generaciones”. “Muchos de nosotros nos preguntamos cuándo las cosas volverán a ser normales. La respuesta corta es: nunca ”(35).

Citas de: Klaus Schwab y Thierry Malleret: COVID-19: The Great Reset .

Schwab explica:

“De una forma u otra, es probable que las medidas de distanciamiento social y físico persistan después de que la pandemia misma ceda, lo que justifica la decisión de muchas empresas de diferentes industrias de acelerar la automatización. […] De hecho, las tecnologías de automatización se adaptan particularmente bien a un mundo en el que los seres humanos no pueden acercarse demasiado entre sí o están dispuestos a reducir sus interacciones. Nuestro miedo persistente y posiblemente duradero de ser infectado con un virus (COVID-19 u otro) acelerará así la marcha implacable de la automatización, particularmente en los campos más susceptibles a la automatización ” (36).

Klaus Schwab, un verdadero Dr. Mabuse de la era posmoderna al que le gusta posar con trajes de Darth Vader, fantasea con la próxima era de la inteligencia artificial: la fusión del hombre y la máquina, bebés de diseño, organismos de diseño, geoingeniería, educación en el hogar digital, hogares inteligentes. y ciudades en las que cada objeto estará conectado a una inteligencia artificial que todo lo sabe: un mundo completamente seguro gracias a la vigilancia total. Para Schwab, quien dice cosas como: “Un mundo lleno de drones es un mundo lleno de posibilidades”, (37) las personas son una masa sin rostro que hay que gestionar.

Habla sobre el “sistema de gestión de la existencia humana”, hecho posible a través de teléfonos inteligentes integrados o tatuajes inteligentes que comparten datos sensoriales del cuerpo humano con el internet de las cosas o que podrían crear sensaciones artificiales (38). O qué pasa con el polvo inteligente, equipado con microsensores y capaz de anidar en la piel humana, como Schwab puede relatar alegremente:

“Smart Dust, arreglos de computadoras completas con antenas, cada una mucho más pequeña que un grano de arena, ahora pueden organizarse dentro del cuerpo” (39).

Lo que suena como los sueños febriles megalómanos de un psicópata es la visión realmente buscada por uno de los actores más poderosos de la economía global, la “Cuarta Revolución Industrial” (4IR). Entre los socios de este proyecto se encuentran grandes bancos, Big Pharma, Vaccine Alliance GAVI, compañías de seguros y petróleo, firmas consultoras como McKinsey, compañías digitales como Microsoft, Facebook y Netflix y, por último, pero no menos importante, el gigante tecnológico chino Huawei. (40).

Klaus Schwab, nacido en 1938, sueña con una “nueva normalidad” según el modelo chino: un “sistema de gestión totalitario de la existencia humana”. Desafortunadamente, no está soñando este sueño solo.

China-Club de Xi en Alemania: viejos amigos

Alemania es uno de los socios estratégicos más importantes del Partido Comunista Chino en la Eurozona. Con 120 personas, ningún otro país del mundo envía tantos diplomáticos a Alemania como China, y existen cientos de otros puntos de contacto bilaterales a nivel federal. China financia 19 Institutos Confucio en Alemania, que promueven oficialmente el idioma chino y la cultura china, pero de manera extraoficial tienen como objetivo influir en el discurso en las escuelas postsecundarias.

Más allá de eso, el Partido Comunista de China ha estado fomentando una red de cabilderos muy unida en Alemania durante décadas. Rudolf Scharping, ex ministro de Relaciones Exteriores del SPD, goza de gran popularidad; se le llama “lao pengyou”, viejo amigo. Durante una escasez de máscaras en Saarland durante la Crisis de Corona, Sharping pudo organizar un trato por 600.000 máscaras con sus amigos chinos en un abrir y cerrar de ojos. En octubre de 2019, invitó al ministro de Estado del SPD, Niels Annan, del Ministerio de Relaciones Exteriores, al secretario de Finanzas Jörg Kukies, al exministro de Relaciones Exteriores Sigmar Gabriel y a una delegación de altos funcionarios chinos a una reunión secreta en el Hotel Marriot de Frankfurt ( 41). Scharping alberga su propio pequeño Wannabe-Davos, la “Conferencia Económica Sino-Alemana” (42).

Como comentaba un notable artículo de la revista Capital Magazine, eliminado desde entonces: “El trabajo de Scharpings como cabildero es solo una pequeña parte del gran esfuerzo de China para construir influencia política en Alemania. Dado que el conflicto con Estados Unidos se ha intensificado, Alemania es considerada el país clave para que los europeos se pongan del lado de China ”. “El liderazgo chino está movilizando toda su red en Alemania a un nivel que nunca antes habíamos visto”, se puede escuchar con ansiedad desde los círculos de seguridad de Berlín (43).

Cabilderos de China en el grupo de trabajo COVID-19: Otto Kölbl, Maximilian Mayer y el “Panic Paper” de BMI

Desde el 22 de marzo de 2020, circula un documento de estrategia interna del Ministerio Federal del Interior (BMI), titulado: “Cómo controlamos el COVID-19” (44). El documento fue presentado a la canciller Merkel, el ministro de Salud Jens Spahn, la ministra de Defensa Annegret Kramp-Karrenbauer, numerosos miembros del parlamento, todas las grandes empresas de medios como Tagesschau , WDR [Westdeutsche Rundfunk – tr.] , Spiegel , Süddeutschen y los Taz , quienes informaron sobre él de manera extremadamente selectiva y con una crítica sorprendentemente débil de las fuentes (45).

Después de que el BMI se negó a publicar el documento para el público de conformidad con la Ley de Libertad de Prensa o de Información, FragDenStaat [AskTheState, tr.] Lo filtró el 01.04.2020 (46). Arne Semsrott de FragDenStaat comentó sobre el procedimiento de otras compañías de medios de la siguiente manera:

“Mientras que tagesschau.de colocó las recomendaciones de políticas para aumentar las pruebas en el centro del escenario, el Spiegel describió el peor de los casos fuera del documento, según el cual se produciría un millón de muertes. Los Taz también mencionaron sugerencias para alterar la estrategia de comunicación ”(47).

El documento de 17 páginas es el resultado de un “Grupo de trabajo COVID-19” de ocho miembros, que fue contratado el 18 de marzo por Horst Seehofer y improvisado en la vía rápida en condiciones completamente no transparentes por su Secretario de Estado, Markus. Kerber, el 19 de marzo (48). Los autores, por supuesto, recibieron una “llamada” del Ministerio Federal del Interior. Tanto el Sr. Seehofer como el Sr. Kerber, ninguno exactamente joven, habían sobrevivido previamente a enfermedades virales graves (diferentes), incluida la inflamación del miocardio y las hospitalizaciones. Como Kerber le dijo a ZeitOnline , ambos tomaron en serio el tema de los virus como resultado (49).

Es imposible reconocer claramente qué habilidades epidemiológicas trajeron los autores del artículo seleccionado por Kerber para esta gigantesca tarea de salud pública en base a sus antecedentes académicos. A juzgar por la combinación de expertos, era necesario rescatar la economía, no nuestra salud: no había epidemiólogos ni virólogos del gobierno, sino cinco economistas, un sociólogo, un politólogo y un lingüista: los dos últimos están familiarizados con China. (50).

El documento, inmediatamente apodado el “Documento del pánico”, causó gran revuelo: admite que el número relativamente bajo de muertes por COVID-19 no sería suficiente para que el público se comprometa con medidas drásticas y duraderas, para lograr lo “deseado”. efecto choque ”, requeriría una activación estratégica del miedo a la muerte, especialmente el miedo a la muerte por asfixia:

“1) Muchos de los enfermos graves serán llevados al hospital por sus seres queridos, pero se les dará la espalda y morirán agonizando en casa, luchando por respirar. La asfixia o la falta de aire es un miedo primordial para todo ser humano. Lo mismo ocurre con la situación en la que no se puede hacer nada para ayudar a los seres queridos que se encuentran en peligro de muerte. Las imágenes de Italia son inquietantes.

2) Los niños no sufrirán la epidemia: Falso. Los niños se infectarán fácilmente, incluso con restricciones para salir, por ejemplo, por los niños de los vecinos. Cuando luego contagian a sus padres y uno de ellos muere agonizando en casa y sienten que fue su culpa, porque, por ejemplo, se olvidaron de lavarse las manos después de jugar, es lo más espantoso que puede experimentar un niño ”. (51).

El autor de estas líneas tiene su propia cuenta de Twitter y admitió públicamente haberlas escrito allí.

Su nombre es Otto Kölbl, dependiendo de la fonética también Kolbl, un discreto germanista de Lausana que aún no ha publicado nada que valga la pena nombrar. Según sus propias declaraciones, ha estado investigando el “desarrollo socioeconómico de China en comparación con otros países en desarrollo y su representación en los medios occidentales”.

De 2005 a 2006, fue profesor de idiomas en la Universidad Politécnica del Noroeste en Xi`an, China (53). Ahora vive en Suiza y tiene un blog llamado “rainbowbuilders.org”, en el que etiqueta a Hong Kong como “parasitario” (54) y elogia la explotación ejemplar del Tíbet por parte de China (55). Kölbl puede ser llamado propagandista de China; tal vez no reciba una compensación económica por ello, pero obviamente defiende la perspectiva de China sobre el mundo, que es completamente ciega a las cuestiones internas de derechos humanos. Además, defiende una postura problemática hacia la medicina y la ciencia basadas en la evidencia. En una entrevista de YouTube, niega la competencia de los científicos en la crisis de Corona:

“Con respecto a esta crisis de COVID-19, para tomar la decisión correcta, hay que empezar por no escuchar la ciencia. Los científicos occidentales se equivocaron, se equivocaron totalmente ”(56).

Speakers ‘Corner – 20 de mayo de 2020

Editar Descripción

http://www.mixcloud.com

Es mejor aprender de China y Asia en general, según la narrativa que Kölbl ha tenido en Twitter durante meses.

Junto a Otto Kölbl, el Dr. Maximilian Mayer es otro experto en China y coautor del Panic Paper. Su experiencia en China es incuestionable, su lista de publicaciones es larga. Enseñó en la Universidad de Nottingham en China y regresó desde Corona como profesor junior de Relaciones Internacionales y Política Tecnológica Global en la Hochschule Bonn (57). Sin embargo, sigue siendo cuestionable qué convierte de repente a un politólogo con concentración en China en un experto en una “situación epidemiológica de alcance nacional”.

En una entrevista en Phoenix el 17 de marzo de 2020, dos días antes de que comenzara a trabajar en Panic Paper, dijo:

“El encierro y el cierre de las fronteras no es suficiente para contener la epidemia. […] Ya se podría decir que está surgiendo una especie de nuevo orden pandémico global, y China claramente está liderando este orden. […] En Alemania, deberíamos alejarnos de este enfoque de propagación de la infección y pasar a la contención. […] En mi opinión, lo más importante que podríamos hacer ahora sería aumentar masivamente las pruebas. Pero eso no es suficiente. Necesitamos un sistema compacto, eso es lo que podemos aprender de Asia, que combine las pruebas con la búsqueda de contactos y el aislamiento de todas las personas infectadas. La cuarentena que luego tendremos que introducir salvará vidas. Es una especie de deber cívico ”(58).

¿La aparición en Phoenix le consiguió el trabajo en el grupo de trabajo, o su anterior trabajo de consultoría para el BMI?

Otto Kölbl y Maximilian Mayer, los dos expertos en China, ya se conocían antes del grupo de trabajo. Publicaron juntos un artículo el 4 de marzo, justo antes del cierre en Alemania, con el título: “Aprendiendo de Wuhan: no hay alternativa a la contención de COVID-19” (59). En él, esbozaron escenarios de terror en caso de que no se implementara un rastreo de contacto riguroso y el aislamiento de los “infectados”. “Fallar no es una opción”, de lo contrario habría “millones de muertos”. ¿Quién o qué trae realmente a un lingüista y un politólogo a aventurar pronósticos tan audaces fuera de sus campos?

Una pregunta que se plantea a la luz de tales elecciones de personal por parte del BMI es: ¿los grupos de presión de China tienen de alguna manera capacidades especiales en la lucha contra las pandemias “chinas”? En medio de una “situación epidemiológica de alcance nacional”, el secretario de Estado Markus Kerber colocó intencionalmente a expertos en el sistema de salud chino en el BMI, donde se les permitió ayudar a dar forma a nuestra política nacional sin experiencia epidemiológica ni ninguna forma de mandato democrático. Es de temer que fueron nombrados para “aprender de Asia”, como recomienda Mayer en su entrevista en Phoenix (60).

Un escenario del mejor de los casos mencionado en el documento de pánico, llamado “Hammer and Dance” , un breve bloqueo seguido de vigilancia, proporciona una pista de su base teórica. Los autores de los documentos de estrategia no mencionan ninguna fuente para este concepto; como ha demostrado Michael Senger, sin embargo, el único artículo que se cuestiona es el del mismo nombre del aficionado a la estadística Tomas Pueyo, que se volvió viral en los países de habla inglesa. world el 19.3.2020, precisamente cuando se estaba desarrollando el documento BMI (19-22 de marzo) (61). El tiempo era esencial: una nueva publicación del mundo de habla inglesa para modelar tales “escenarios” ciertamente llegó en un momento oportuno.

El problema con eso es: Pueyo no es un virólogo, y mucho menos un científico. Senger pudo demostrar con el análisis de tendencias de Google que la colocación “Hammer and Dance” no tiene antecedentes en la lucha contra pandemias y fue creada por Peuyo “de la nada” (62). Además de eso, Pueyo sostiene en su artículo que un encierro de unas pocas semanas es lo único que podría ayudar efectivamente a prevenir millones de muertes. Como Süddeutsche Zeitungcriticó el periodista Christian Endt, esto se basó en una reproducción falsa del Estudio Ferguson del Imperial College de Londres, que asumía “varios meses de fuertes restricciones” para que el cierre fuera efectivo (63). Desde entonces, John Ioannidis, el científico, epidemiólogo y estadístico más citado del mundo (64), ha refutado la eficacia general de los cierres que afirma el Estudio Ferguson (64). El Imperial College de Londres se describió a sí mismo como “el mejor socio académico de China en Occidente” (65), y por esa razón puede ser considerado como una oficina de relaciones exteriores del PCCh.

Las afirmaciones inspiradas en el PCCh del documento de pánico, incluida la transmisión asintomática, el encierro, el distanciamiento social y “los niños como impulsores de la pandemia”, no se basan en pruebas y siguen representando la opinión generalizada. El artículo se cierra con las palabras:

“No solo podemos sobrevivir a esta crisis sin demasiado daño con la cohesión social y con el distanciamiento mutuo, sino que podemos apuntar hacia una nueva relación futura entre Estado y sociedad”.

Ajá En otro lugar, esta tesis se encuentra sin evidencia:

“Para que las pruebas sean más rápidas y eficientes, la implementación a largo plazo de Big Data y Location Tracking es indispensable” (66).

Los conceptos están impresos en negrita: ¿tratando de obtener una estrella dorada del empleador y fanático de la vigilancia Horst Seehofer?

Lo que se destaca en el entrelazamiento de intereses de todos los actores alrededor de COVID-19 es el interés en el concepto de “Bioseguridad”.

Desde 2003, se ha promovido en todo el mundo un nuevo paradigma llamado “Bioseguridad”, la fusión de la medicina, la inteligencia artificial y el ejército, supuestamente para defenderse de la creciente amenaza de las armas biológicas y las pandemias (67). La palabra china para “bioseguridad” es fangkong (chin. = Limpieza, seguridad), una ideología que Xi Jinping utiliza para justificar la vigilancia totalitaria interna de China, la supresión del movimiento de Hong Kong por la democracia, así como la “purificación” del Uigures de la “contaminación por ideas terroristas” en campos de reeducación (68).

Una militarización y fascisión del sector de la salud ya se podía observar aquí mucho antes de Corona: durante la falsa alarma de la gripe porcina H1N1, el general de la Bundeswehr Hans-Ulrich Holtherm fue llamado al Ministerio Federal de Salud (Bundesgesundheitsministerium, BMG).

Qué coincidencia: justo antes de Corona, el 17.2.2020, el mismo general fue seleccionado nuevamente por el ministro de Salud, Jens Spahn, para dirigir el departamento de “Protección de la Salud” de BMG (69). Desde Corona y General Holtherm, la implementación de la bioseguridad en Alemania avanza a toda máquina. El despliegue de soldados de la Bundeswehr en los departamentos de salud (70), la administración planificada de las vacunas Corona en 60 “sitios” protegidos militarmente y aún no revelados (71), la aplicación Corona-Tracking, pruebas forzadas y cuarentenas o escáneres de máscaras en el entrada a clínicas (72). La amenaza de una nueva “segregación” de los niños fuera de sus familias en centros de cuarentena a discreción de los departamentos de salud representa un nuevo y triste punto culminante en este alarmante desarrollo (73).

Mucha gente se pregunta en la crisis de la corona por qué los países de la tierra están actuando de manera tan sincrónica, como si ya estuvieran bajo el liderazgo de un invisible “Gobierno Mundial Corona”. Durante el implacable ascenso de China y el descenso de Estados Unidos, hace mucho tiempo que surgieron nuevos círculos de poder transnacionales del imperio moribundo: Big Data, Big Pharma y Big Money. Sorprendentemente, se encuentran en una convergencia histórica y única de intereses con China; “¡Quédese en casa!”, El distanciamiento social, la destrucción de la clase media, el “reinicio” del sistema económico global en ruinas y el movimiento de capital asociado, históricamente sin precedentes, de abajo hacia arriba los beneficia a todos. Las ambiciones imperiales de China y de los globalistas corporativos occidentales no se oponen actualmente entre sí siempre que todos obtengan su parte del pastel. China propaga bloqueos en todo el mundo para debilitar económicamente a sus oponentes y exportar su propio modelo cultural.

Los transhumanistas y globalistas alrededor del WEF están planeando la reestructuración completa de la economía global desde un turbocapitalismo neoliberal, intensivo en recursos, hacia un estado de vigilancia digital con una economía planificada para su propio beneficio, enmarcado como el “Gran Reinicio”. La OMS sirve como su instrumento de transición sin importancia para ese fin, con el cabildero chino Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien vende la propaganda del bloqueo de China como un hallazgo científicamente asegurado. Esta convergencia de intereses nunca antes vista conduce a la absurda estabilidad de una “Nueva Normalidad”, que ya tiene innegables rasgos fasco-totalitarios en su forma inicial. Durante este proceso, todos los países parecen volverse cada vez más similares a China.

China ya reemplazó a Alemania como principal exportador del mundo en 2009 (74). En el ranking de las economías más grandes del mundo por PIB per cápita, están solo un 25% por detrás de EE. UU. (75), y hace mucho que están por delante en ganancias totales. Xi Jinping, que admira el sistema de Mao pero lo encuentra “demasiado caótico”, no oculta sus ambiciones de dominación mundial (76). Lo que faltaba en China hasta ahora era la hegemonía cultural. Un Hollywood chino habría sido difícil de vender, pero con la exportación de su régimen de higiene y vigilancia, actualmente tienen buenas probabilidades.

Gente como Klaus Schwab o Xi Jinping quieren hacernos creer que la transición a una distopía de vigilancia tecnocrática a la China es inevitable, lo mismo que una ley de la naturaleza. Este no es el caso. La tecnología siempre es tan buena o mala como las personas que la desarrollan y utilizan. La inteligencia artificial contiene el potencial de una gran bendición o una maldición insondable. Por mucho que los hombres poderosos quieran convencernos de que sus planes totalitarios y tristes para el mundo no tienen alternativas; al final del día, son solo hombres mayores con una necesidad pronunciada de grandeza (77), y una ideología fascista en su equipaje. No les demos una oportunidad.

Nota

Este artículo apareció por primera vez en la 28ª edición del semanario “Demokratischer Widerstand”, ( Resistencia Democrática ) la revista impresa de oposición más grande de Alemania: https://demokratischerwiderstand.de/artikel/158/china-und-der-great-reset Traducido por el equipo de traducción del artículo.

Fuentes

1 Kuo, Lily: ›Falso, Falso‹: líder chino de alto rango interrumpido por los residentes en visita a la ciudad del coronavirus. En: The Guardian. https://www.theguardian.com/ world / 2020 / mar / 06 / fake-fake-senior-chineseleader-abucheado-por-residentes-en-visita-al-epicentro-del-coronavirus (06.03.2020)

2 Baker, Sinead: China extendió su cuarentena por coronavirus de Wuhan a 2 ciudades más, aislando a 19 millones de personas en un esfuerzo sin precedentes para detener el brote. En: Business Insider. (https://www.businessinsider.com/ china-wuhan-coronavirus-quarantine-extended-cities-cut-off- 2020–1? r = – DE & IR = T (23.01.2020)

3 Tweet de noticias de Global Times: https://twitter.com/globaltimesnews/status/1235770706765451264 06.03.2020

4 Kuo, Lily: ›Falso, Falso‹: líder chino de alto rango interrumpido por los residentes en visita a la ciudad del coronavirus. En: The Guardian. https://www.theguardian.com/ world / 2020 / mar / 06 / fake-fake-senior-chineseleader-abucheado-por-residentes-en-visita-al-epicentro-del-coronavirus (06.03.2020)

5 Una generación crece en China sin Facebook, Twitter, Instagram y compañía. En: The Guardian. https://www.nytimes.com/2018/08/06/technology/china-generation-blocked-internet.html

6 Tweet: https://www.youtube.com/watch?v=E4xn0nk6NXQ

7 Tweet: https://twitter.com/1nfodaily/status/1232719653983617026

8 Tweet: https://twitter.com/manisha_kataki/status/1238007207700180992

9 Graham Harrison y Kuo: China expulsará a los periodistas del WSJ por una columna “maliciosa” sobre el coronavirus. En: The Guardian. https://www.theguardian.com/ world / 2020 / feb / 19 / china-bars-wall-street-journalreporters-over-deroga- tory-column (19.02.2020)

10 Senger, Michael P .: Campaña de propaganda del bloqueo global de China. Dentro del uso que hace el PCCh de los robots de las redes sociales y otras tácticas de desinformación para promover su propia respuesta a la pandemia de coronavirus y atacar a sus críticos. En: Tablet Mag. https://www.tabletmag.com/sections/news/articles/ china-covid-lockdown-propaganda (15.09.2020)

11 Michael P. Senger, Twitter Thread, 70 falsificaciones que rodean a Chin-

como respuesta a la pandemia: https://twitter.com/MichaelPSenger/status/1307849676834603009

12 Shinkman, Paul D .: Las disputas del gobierno con Twitter por las afirmaciones de que China está explotando el coronavirus. – ter-over-afirma-china-está-explotando-coronavirus (11.05.2020)

13 King et al (2017): Cómo el gobierno chino fabrica publicaciones en las redes sociales para distraer estratégicamente, no como argumentos comprometidos. En: Harvard Press. https://gking.harvard.edu/files/gking/files/50c.pdf?m=1463587807

14 Phillipp, Joshua: Los correos electrónicos filtrados muestran que el régimen chino emplea a

500.000 trolls de Internet. En: E poch T imes https://www.theepochtimes.com/leaked-emails-show-chinese-regime-employs- 500000-internet-trolls_1142634.html (15.12.2014)

15 Kao, Jeff y Mia Shuang Li (26.03.2020): Cómo China construyó una máquina de propaganda de Twitter y luego la liberó sobre el coronavirus. En: Propublica https: // http://www.propublica.org/article/how-china-built-atwitter-propaganda-ma- chine-then-let-it-loose-on-coronavirus

16 Silverman et al: desinformación por contrato. La forma en que una nueva generación de empresas de relaciones públicas está vendiendo se encuentra en línea. https://www.buzzfeednews.com/article/craigsilverman/disinformation-for-hire-black-pr-firms (06.01.2020)

17 https://formiche.net/2020/03/china-unleashed-twitter-bots-covid19-propaganda-italy/

18 Zhong et al: Detrás de la campaña de Twitter de China, un turbio coro de apoyo. En: NY Times https://www.nytimes.com/2020/06/08/technology/china-twitter-disinformation.html (08.06.2020)

19 Tengjun, Zhang: las élites políticas estadounidenses intentan salvar la economía antes que la vida de las personas. En: Global Times China. https://www.globaltimes.cn/content/1184026.shtml (28.03.2020)

20 Höhepunkt der China-Propaganda: https://www.youtube.com/watch?- v = ot4LwLDiRHE & feature = youtu.be

21 Molter, Vanessa y Renee Diresta: Pandemias y propaganda: cómo los medios estatales chinos crean y propagan las narrativas del coronavirus del PCCh. En: Revisión de desinformación. https://misinforeview.hks.harvard.edu/article/ pandemics-propaganda-how-chinese-state-mediacreates-and-propaga- tes-ccp-coronavirus-narratives / (08.06.2020)

22 Glavin, Terry: La pandemia de coronavirus es el gran avance que Xi Jinping estaba esperando. En: Macleans. https://www.macleans.ca/opinion/ the-coronavirus-pandemic-is-the-breakthrough-xijinping-ha-estado-esperando-y-está-haciendo-su-movimiento / (03 de abril 2020)

23 Evento 201: https://www.centerforhealthsecurity.org/event201/videos. html

24 Goldmann, David: Bill Ackman: Cierre la economía durante un mes. En: CNN Business. https://edition.cnn.com/2020/03/26/investing/bill-ackman-coronavirus/ index.html (26.03.2020)

25 Rudin, Stacey: ¿Qué hay detrás de la mensajería mixta de bloqueo de la OMS? En: Instituto Americano de Investigaciones Económicas (AIER). https: // www. aier.org/article/whats-behind-the-whos-lockdownmixed-messaging/ (14.10.2020)

26 Declaración del Director General de la OMS sobre el Comité de Emergencia del RSI sobre el Nuevo Coronavirus (2019-nCoV) https://www.who.int/director-general/speeches/detail/who-director-general-s-statement-on-ihr- comité-de-emergencia-sobre-nuevo-coronavirus- (2019-ncov)

27 https://www.theatlantic.com/international/archive/2017/01/china-davos-xi-jinping-trump-globalization/513521/

28 Barmettler, Stefan: Der Westen kann von China viel lernen. En: Handelszeitung. https://www.handelszeitung.ch/unternehmen/der-westenkann-von-china-viel-lernen-728165 (21.01.2015)

29 Entrevista de Xinhua News mit Schwab: https://www.facebook.com/ XinhuaNewsAgency / videos / 2117025475228662 / (17.09.2018)

30 La visión de Klaus Schwab de un mundo post-COVID y cómo la economía puede funcionar con la naturaleza: podcast The Great Reset. https: //www.weforum. org / agenda / 2020/07 / klaus-schwab-nature-jobsgreat-reset-podcast / (17.07.2020)

31 Di Caro, Beatrice: Covid 19: El gran reinicio. https: //www.weforum. org / agenda / 2020/07 / covid19-the-great-reset / (14.07.2020)

32 Kevin Warwick (2002): Yo, Cyborg. Londres: Century, pág. 4

33 Schwab, Klaus y Thierry Malleret (2020): Covid-19: El gran reinicio.

34 Naomi Klein: La doctrina del choque. El auge del capitalismo de desastres. Penguin, 2008. https://www.buch7.de/produkt/the-shock-doctrine-nao- mi-klein / 105361137? Ean = 9780141024530

35 Schwab, Klaus y Thierry Malleret (2020): Covid-19: El gran reinicio.

36 ibíd.

37 Schwab, Klaus: Dando forma al futuro de la cuarta revolución industrial. 38 ibíd.

39 ibíd.

40 Teilnehmerliste 4IR: https://www.weforum.org/centre-for-the-fourth-industrial-revolution/

41 Propaganda Club de China Alemana de Beijing. En: Finanzas personales. Artikel original en »Capital« wurdegel ö scht. https://personal-financial.com/2020/08/09/propaganda-beijings-german-china- club /? – feed_id = 33014 & _unique_id = 5f2fff4f1508b (09.08.2020)

42 Deutsch-Chinesische Wirtschaftskonferenz: https://bri-rsbk.de/de/

43 Pekines deutscher China-Club. En: The World News. Artikel original en »Capital« wurde gelöscht. https://theworldnews.net/de-news/pekings-deutscher-china-club

44 Knobbe, Martin: Vertrauliche Regierungsstudie beschreibt Corona-Szenarien für Deutschland. https://www.spiegel.de/politik/deutschland/ corona-in-deutschland-vertrauliche-regierungsstudiebeschreibt-verschie- dene-szenarien-a-1cafaac1–3932–434d-b4de-2f63bce0315d (27.03.2020)

45 Charisius, Hanno, Georg Mascolo y Nicholas Richter: Innenministerium dringt auf masiva Ausweitung von Corona-Tests. En: Süddeutsche: https://www.sueddeutsche.de/politik/coronavirus- tests-Strategie-1.4858950 (27.03.2020)

46 Corona-Strategie des Innenministeriums: Wer Gefahr abwenden will, muss sie kennen. https://fragdenstaat.de/blog/2020/04/01/strategiepapier-des-innenministeriums-corona-szenarien/ (01.04.2020)

47 ibíd.

48 Brost, Marc: No soy Herzen. En: Zeitonline. https://www.zeit.de/2020/15/horst-seehofer-corona-krise-innenministerium (01.04.2020)

49 ibíd.

50 Autorenliste des BMI-Papiers: https://clubderklarenworte.de/wp-content/uploads/2020/06/BMI-Dokument-incl.-Autoren.pdf

51 Wie wir COVID-19 unter Kontrolle bekommen. En: BMI-Bund. https: // http://www.bmi.bund.de/SharedDocs/downloads/DE/veroeffentlichungen/2020/corona/szenarienpap ier-covid-19.html (28.04.2020)

52 Otto Kolbl Tweet: Autor der Zeilen zu Schuldgefühlen bei Kindern: https://twitter.com/OttoKolbl/status/1294207801791741952?s=20 (14.08.2020)

53 Otto Kolbl / Otto Kölbl https://www.unil.ch/all/fr/home/menuinst/ mitarbeitende-1 / assoziierte-mitarbeitende / kolbl-otto.html

54 Kolbl, Otto: Hong Kong: un ejemplo extremo de desarrollo parasitario http://rainbowbuilders.org/china-development/hong-kong-economy

55 Kolbl, Otto: ¿Se han beneficiado los tibetanos del desarrollo económico reciente? http://rainbowbuilders.org/tibet-development/tibet-development-aid

56 Entrevista a Otto Kölbl sobre la lucha contra el virus en Alemania: https://www.mixcloud.com/Resonance/speakers_corner_20_may_2020_1-2/ (20.05.2020)

57 Dr. Maximilian Mayer https: //www.politik-soziologie.uni-bonn. de / de / personal / jun.-prof.-maximilian-mayer

58 Prof.Dr. Maximilian Mayer im Interview bei Phoenix https: // www. youtube.com/watch?v=m-vZLITbLrM (17.03.2020)

59 Kolbl, Otto y Maximilian Mayer (2020): Aprendiendo de Wuhan: no hay alternativa a la contención de COVID-19 En: Researchgate. https://www.researchgate.net/publication/339721905_Learning_from_Wu- han__there_is_no_Alternative_to_the_Containment_of_COVID-19 (04.03.2020)

60 Prof.Dr. Maximilian Mayer im Interview bei Phoenix https: // www. youtube.com/watch?v=m-vZLITbLrM (17.03.2020)

61 Pueyo, Tomas: Coronavirus: el martillo y la danza. Cómo pueden ser los próximos 18 meses, si los líderes nos compran tiempo. En: Medio. https://tomaspueyo.medium.com/coronavirus-thehammer-and-the-dan- ce-be9337092b56 (19.03.2020)

62 Michael P. Senger Google Trend Analyze: https://trends.google.com/ trends / explore? Date = all & q =% 22hammer% 20and% 20the% 20dance% 22 https://trends.google.com/trends/explore ? date = all & q =% 22hammer% 20 y% 20dance% 22

63 periodista alemán Christian Endt sobre el viral Pueyo-Artículo: https://threadreaderapp.com/thread/1243440638386995200.html

64 Vincent, Chin, John Ioannidis, Martin Tanner, Sally Cripps: Efectos de las intervenciones no farmacéuticas en COVID-19: Una historia de tres modelos. Doi: https: //doi.org/10.1101/2020.07.22.20160341 https: //www.medrxiv. org / content / 10.1101 / 2020.07.22.20160341v2

65 Scheuber, Andrew: El presidente chino ve asociaciones académicas entre el Reino Unido y China en Imperial. Colegio Imperial de Londres. https: //www.imperial. ac.uk/news/168497/chinese-president-sees-ukchina-academic-partners- hips / (21.05.2015)

66 Wie wir COVID-19 unter Kontrolle bekommen. En: BMI-Bund. https: // http://www.bmi.bund.de/SharedDocs/downloads/DE/veroeffentlichungen/2020/corona/szenarienpa pier-covid-19.html (28.04.2020)

67 Schreyer, Paul: Chronik einer angekündigten Krise. Westend Verlag, 2020, S.34

68 Senger, Michael P .: Campaña de propaganda del bloqueo global de China. Dentro del uso que hace el PCCh de los robots de las redes sociales y otras tácticas de desinformación para promover su propia respuesta a la pandemia de coronavirus y atacar a sus críticos. En: Tablet Mag.

69 BMG beruft Bundeswehrgeneral als Leiter der Abteilung Gesundheitsschutz. En: Ärzteblatt. https://www.aerzteblatt.de/nachrichten/109585/ BMG-beruft-Bundeswehrgeneral-als-Leiter-der- Abteilung-Gesundheitsschutz. (21.02.2020)

70 Bundeswehrsoldaten in jedem zweiten Gesundheitsamt eingesetzt. https://www.spiegel.de/politik/deutschland/corona-krise-bundeswehr-solda- ten-in-jedem-zweitengesundheitsamt-eingesetzt-a-f63a8b6e-328b-4a41- ae2f-1016bc7c5298 (01.11.2020)

7 1 Petersen, Lars: Vorbereitungen für Corona-Impfungen laufen: Bundeswehr soll Impfstoff bundesweit an 60 geheime Standorte liefern. En: Business Insider. https://www.businessinsider.de/politik/deutschland/ vorbereitungen-fuer-corona-impfungen-laufenbundeswehr-soll-impf- stoff-bundesweit-an-60-geheime-standorte-liefern-c / (09.11.2020)

72 Pressemitteilung Helios: Maskenscanner en allen Kliniken https: // www. helios-gesundheit.de/unternehmen/aktuelles/pressemitteilungen/detail/ news / heliosfuehrt-maskenscanner-in-allen-kliniken-ein / (14.10.2020)

73 Lange, Stefan: Ämter drohen Eltern en Briefen mit Inobhutnahme

der Kinder https://www.augsburger-allgemeine.de/politik/Aemter-drohen-Eltern-in-Briefen-mit-Inobhutnahme-der- Kinder-id58496726.html ( 07.11.2020)

74 China, du bist Deutschland. En: Süddeutsche. https://www.sueddeutsche.de/wirtschaft/exportweltmeister-china-du-bist-deutschland-1.62753 (17.05.2010)

75 Beauchamp, Chris: Die 10 größten Volkswirtschaften der Welt. En: https://www.ig.com/de/trading-strategien/10-groesste-volkswirtschaften-der-welt-190711 (31.07.2019)

76 Su, Alice: Sueños de un emperador rojo. El implacable ascenso de Xi Jinping. En: LA Times. https://www.latimes.com/world-nation/story/2020-10-22/ china-xi-jinping-mao-zedong-communistparty (22.10.2020) https://www.tabletmag.com/sections/ noticias / artículos / china-planes-global-order

77 Joachim Dorfs, Claus Larass: »Ich sehe mich fast als Künstler«. Der Davos-Gründer Klaus Schwab. En: Bernd Ziesemer (Hrsg.): Pioniere der deutschen Wirtschaft.

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s