¿Pasteur o Bechamp? Por qué las vacunas COVID no funcionan ni lo harán jamas.

Nunca habrá una vacuna para el coronavirus. Como la Gripe, lo han intentado durante décadas y han fracasado estrepitosamente. Si pudieran hacer una vacuna para esto, no tendríamos el virus del resfriado común o gripe, que también es un coronavirus y cuya vacuna cambia cada año y jamas fue eficaz.

El gigante farmacéutico estadounidense Merck dice que las vacunas Covid que estaban desarrollando no funcionan. Es, de lejos, el mayor gigante farmacéutico y din duda el mas honesto.

Según explica el Dr. Dean Y. Li, presidente de Merck Research Laboratories:

“Esta decisión sigue a la revisión de Merck de los resultados de los estudios clínicos de fase 1 para las vacunas. En estos estudios, tanto V590 como V591 fueron generalmente bien tolerados, pero las respuestas inmunes fueron inferiores a las observadas después de una infección natural y a las informadas para otras vacunas contra el SARS-CoV-2 / COVID-19. Merck continúa avanzando en los programas clínicos y aumentando la fabricación de dos medicamentos en investigación, MK-7110 y MK-4482 (molnupiravir); molnupiravir se está desarrollando en colaboración con Ridgeback Bio”, reza el comunicado.

“La compañía ha paralizado el desarrollo de sus vacunas candidatas al SARS-CoV-2 / COVID-19, V590 y V591, y planea enfocar su estrategia de investigación y capacidad de producción en el avance de dos candidatos terapéuticos, MK-4482 y MK-7110.

Estamos agradecidos con nuestros colaboradores que trabajaron con nosotros en estas vacunas candidatas y con los voluntarios en los ensayos. Mantenemos nuestro compromiso de contribuir al esfuerzo global para aliviar la carga de esta pandemia en pacientes, sistemas de atención médica y comunidades”.

Todos hemos oído hablar de la pasteurización. La leche se pasteuriza para destruir los gérmenes. Los jugos se pasteurizan por el mismo motivo. Los alimentos se pasteurizan con el mismo propósito. La pasteurización proviene del nombre de un famoso biólogo, microbiólogo y químico francés del siglo XIX llamado Louis Pasteur. Probablemente hayas oído hablar de su nombre, al menos de pasada.

Pero es muy probable que no hayas oído hablar de otro nombre, Antoine Bechamp. Bechamp fue un prestigioso científico francés que vivió en el mismo período que Pasteur y fue un colega suyo.

Y entre los dos había una rivalidad académica, pero con repercusiones a nivel práctico, en la vida cotidiana de todo hombre que vive hoy.

Pasteur “creó” la teoría de los gérmenes o microbios. Aunque no era una idea nueva en ese momento, le puso su nombre. Según esta teoría. la enfermedad es causada por microbios que provienen del exterior. Por lo tanto, las bacterias, los virus y los hongos son los culpables de la enfermedad y, por lo tanto, los esfuerzos de los médicos deben dirigirse a matar a estos enemigos.

Bechamp, tras su laboriosa investigación, llegó a una teoría completamente opuesta, a saber, que la enfermedad se debe al cuerpo humano, el “suelo”, que debido a la comida, los pensamientos y las emociones, el estilo de vida, etc., termina desequilibrándose y en en este estado, se vuelve vulnerable a amenazas externas (microbios), que tienen un carácter oportunista y son patógenas. 

Por tanto, la causa de la enfermedad no es externa (microbios), sino interna, debido al cuerpo, o al suelo, que se vuelve “débil” y por lo tanto invita a la manifestación de microbios.

Estas dos teorías dieron lugar a dos métodos, o formas, de curación. La teoría de Pasteur te hace enfocarte en los microbios para matarlos, mientras que la teoría de Bechamp te lleva a restaurar el equilibrio del cuerpo para que ya no sea un terreno favorable para los microbios.

La teoría de Pasteur fue adoptada por la ciencia y la industria farmacéutica, y la teoría de Bechamp fue olvidada. Por eso hoy nos encontramos en esta situación.

La humanidad se basa hoy en día en gran medida en la teoría de Pasteur y las consecuencias son obvias: un mundo enfermo, un mundo gobernado por el miedo a los microbios, un mundo en el que reina el concepto ilusorio de “enfermedad”.

En su lecho de muerte, Pasteur admitió que su teoría estaba equivocada y dijo: “Los microbios no son nada, el terreno lo es todo”. Pero este reconocimiento ya no importaba. 

La industria farmacéutica se ha convertido en una industria de billones de dólares, y no se puede ganar dinero con personas que llevan estilos de vida saludables.

Si hubiéramos seguido la teoría de Bechamp, la industria farmacéutica, con sus medicamentos sintéticos y sus vacunas, no habría existido.

Y hablando de la “nueva plaga” con una tasa de supervivencia del 99,98%, Francia ha llegado al millón de personas vacunadas contra la covid, luego de que las autoridades gubernamentales aumentaran la tasa de vacunación recientemente, dado que en la primera semana de campaña solo 500 personas había logrado ser “inmunizado”. El gobierno francés tiene como objetivo vacunar a 70 millones de personas para agosto. 

Sin embargo, al mismo tiempo, un científico británico dice que las personas pueden seguir siendo contagiosas incluso después de la vacunación contra Rona. Ninguna vacuna ha sido 100% efectiva, por lo que NO hay protección GARANTIZADA, según el científico ” británico ” Jonathan Van-Tam.

Mientras tanto, en un universo paralelo, el gigante farmacéutico estadounidense Merck acaba de abandonar sus proyectos experimentales de vacunas covid-19, después de que descubrió poca o ninguna respuesta inmunitaria en los pacientes. 

Si me preguntas, es probable que Merck sea la primera empresa de vacunas que sea honesta sobre sus resultados.

Básicamente, están admitiendo que la vacuna covid es la misma que la vacuna contra la gripe, que es un objetivo en constante cambio con un beneficio mínimo en la vida real … por lo tanto, covid es la gripe … por lo tanto, la mentira más grande y costosa jamás perpetrada en el planeta.

Por cierto, según los números hasta ahora en el sitio web de los CDC, tiene 4 veces más probabilidades de sufrir un “Evento de impacto en la salud” de la vacuna que de morir de covid sin “vacuna” (incluso con todas las cifras infladas ).

Recuerde que el CEO de Pfizer dice que no está seguro de si su vacuna evitará que usted contraiga o transmita el virus. Pero todavía lo están presionando porque es una situación en la que todos ganan, es decir, mucho dinero y cero responsabilidad.   

Nunca habrá una vacuna para el coronavirus. Lo han intentado durante décadas y han fracasado estrepitosamente. Si pudieran hacer una vacuna para esto, no tendríamos el virus del resfriado común (que también es un coronavirus).

Merck ve la escritura en la pared: muertes masivas y efectos secundarios graves que los matarán desde el punto de vista de las relaciones públicas. 

A continuación se muestra un sitio editado por MD y PhD sobre los méritos de la vitamina C y cómo se cura en grandes dosis.

http://www.orthomolecular.org/resources/omns/index.shtml

La vitamina C es barata y fácil de fabricar y cura el 100% del tiempo.

Fuente y fuente

5 comentarios en “¿Pasteur o Bechamp? Por qué las vacunas COVID no funcionan ni lo harán jamas.

  1. Me va a disculpar, pero este post es falaz de toda falacia.
    Estoy muy de acuerdo con muchísimas cosas que Vd. cuelga aquí, pero en temas científicos, como este, patina mucho, sobre todo últimamente.
    Una pena: genera descrédito sobre los otros temas.

    Me gusta

  2. Estas consideraciones HAY QUE TOMARLAS EN SERIO: algo supe antes de esta artículo y me quedé inquieto. “Cómo -pensé- eso puede ser así”? Pero sí, tiene lógica… Mucha lógica!
    Aunque falta lo siguiente. Hay o no hay ‘contagios’?
    Y en todo caso, cómo se dan las sífilis , las tuberculosis y la lepra?

    Me gusta

  3. No me creo nada de los voraces laboratorios farmacéuticos fabricantes de las vacunas. Leyendo la web de Máximo Sandin, -profesor jubilado de la Universidad Complutense de Madrid y formador de un equipo puntero de biologos investigadores -, se entera una de muchas cosas que te hacen desconfiar de todo este ruido mediático. Entre ellas, de la posibilidad de que este,-y perdón por la expresión-, virus de mierda pueda estar perdiendo efectividad al haber sido fabricado artificialmente. Lo que explicaría la “urgencia” en suministrar algo más dañino y permanente que se empeñan en llamar vacuna. Como dice nuestro refranero: “Las prisas nunca fueron buenas”…Un saludo.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s