El asesino Simon Bolivar, un traidor criollo, masón y oportunista, entregado a la pérfida Albion.

Simón Bolívar fue un criollo oportunista, que odiaba a negros, mulatos e indígenas (lo dejo escrito), traidor a España y a sus compañeros de batallas, al servicio del Imperio Británico.

Simón Bolivar era mantuano, es decir un español criollo de la clase mas alta y pudiente, nacido en la capital de Caracas, descendiente de familias aristócratas cercanas a la coroña española donde estudio, su madre era hija de un noble Español descendiente de un infante de Castilla.

Hay muchos rumores intencionados que aseguran que Bolivar tenia ancestros negros, pero su sola pertenecía a la elite criolla mantuana de Caracas hace muy difícil esta posibilidad, ya que la casta mantuana era sumamente elitista y racista, que solo consentían matrimonios entre su mismo circulo social.

Para casar con un mantuano no bastaba ser blanco y descendiente de conquistadores españoles, tambien se tenia que provenir de familia de abolengo, de apellidos importantes, con títulos nobiliarios y miembros con altos cargos militares o de administración publica.

El solo hecho de pensar que entre la familia Bolívar hubiera sangre negra es tan escandaloso para un mantuano como falso para la historia.

Algunas fotos de la mascara mortuoria hecha a Simon Bolivar cuando murió muestran din un ápice de duda los rasgos de un hombre caucásico.

Aniquiló sin pestañear a los 382 españoles que hacía casi un año mantenía encerrados en las mazmorras de la cárcel de Valencia, así como a los 300 prisioneros de La Guaira y otros 518 del penal de Caracas.

Eran prisioneros de guerra solo en parte; la mayor parte eran civiles capturados sin haber entrado en batalla, por el mero hecho de haber nacido en España. La orden de ejecución dictada por Simón Bolívar había llegado a Caracas y a La Guaira el 11 de febrero de 1814. El gobernador interino de Caracas, Juan Bautista de Arismendi, uno de los insurrectos más sanguinarios y crueles de Venezuela, presidió las ejecuciones.

El día 12 por la mañana comenzó el exterminio tanto en Caracas como en La Guaira. Los cadáveres fueron despedazados y quemados en piras para que quedasen en el olvido – como asi ha sido – nadie pudiera enterrarlos en tumbas y poder después reivindicar su memoria.

Los presos fueron sacados a la calle de dos en dos sujetos por cadenas, a golpes y a culatazos; los enfermos y heridos a rastras; los ancianos que apenas podían andar atados a sillas. Las madres, esposas e hijas que acudieron a las prisiones, desesperadas ante aquella barbarie que se iba a perpetrar a sangre fría, fueron apartadas a violentos empujones, e incluso algunas arrastradas al paredón con sus hombres. Muchos prisioneros reclamaron su libertad pagada con anterioridad con sus bienes a las autoridades rebeldes. De nada les valió.

En el penal de Valencia, presidió la ejecución el propio Bolívar, allí fueron asesinados los 382 españoles durante los días 14, 15 y 16 de febrero de 1814.

Todos estos están olvidados pero muy bien documentados, no hay más que buscar en su propia prensa de SimonnBolivar “La Gaceta de Caracas”, en su número 14, editada en 1815.

Sumaban 1.200 españoles (de los cuales dos tercios eran canarios) prisioneros de guerra en parte, y en parte civiles capturados sin haber entrado en batalla, por el mero hecho de haber nacido en la España peninsular o en el archipiélago canario. En efecto, la orden de ejecución dictada por Simón Bolívar había llegado a Caracas y a La Guaira el 11 de febrero de 1814.

El 12 por la mañana comenzó el exterminio tanto en Caracas como en La Guaira. Los fusileros se turnaban con los que arrastraban al suplicio a los reos. Hasta que Arismendi ordenó no gastar más pólvora, cara y escasa, y emplear las picas, sables y machetes para acabar con la vida de aquellos famélicos desgraciados

Algunos, sabiéndose muertos sin remisión, trataron de defenderse yendo contra sus verdugos, quienes se ensañaban a estocadas y mandobles salvajes en los brazos, piernas, vientres y cabezas.

La masacre continuó durante los días 12, 13 y 14. Muchos yacían agonizantes en el suelo ensangrentado y fueron rematados reventándoles la cabeza con grandes piedras. Una enorme pira se hizo con los cuerpos desmembrados, donde ardieron estando vivos aún muchos de ellos.

El hedor a carne quemada y los gritos de los que agonizaban quedó grabado en la memoria de los testigos de aquella cruel masacre.

Así transcurrieron los hechos según los datos publicados en La Gaceta de Caracas nº 14 de 1815, a los que dio luz el historiador colombiano Pablo Victoria en su libro La otra cara de Bolívar (2010), bajo el sello de Editorial Planeta Colombiana, S.A.

Explica Victoria que cuando Bolívar, impotente, a principios de febrero de 1814, tuvo que levantar el sitio a Puerto Cabello pidió refuerzos a Urdaneta, éste le informó de la imposibilidad de enviárselos. Lo mismo le contestaba Leandro Palacios desde La Guaira, argumentando que su guarnición escaseaba y el número de prisioneros españoles a su cargo era grande. No lo dudó el Libertador, con fecha 8 de febrero, dio orden por escrito de asesinar a los prisioneros de Caracas y La Guaira para así liberar a sus carceleros que engrosarían los refuerzos que requería.

Al enterarse el arzobispo de Caracas, monseñor Coll y Prat, de las intenciones macabras de Bolívar, le escribió suplicándole por las vidas de aquellos desdichados. A lo que Bolívar contestó, con absoluta impiedad, lo siguiente:

“Acabo de leer la reservada de v. s. Illma. en que interpone su mediación muy poderosa para mí, por los españoles que he dispuesto se pasen por las armas. Mas vea v. Illma. la dura necesidad en que nos ponen nuestros crueles enemigos. ¿Qué utilidad hemos sacado hasta ahora de conservar a sus prisioneros y aun de dar la libertad a una gran parte de ellos?… No solo por vengar mi patria, sino por contener el torrente de sus destructores estoy obligado a la severa medida que v. Illma. ha sabido. Uno menos que exista de tales monstruos, es uno menos que ha inmolado o inmolaría a centenares de víctimas. El enemigo viéndonos inexorables a lo menos sabrá que pagará irremisiblemente sus atrocidades y no tendrá la impunidad que lo aliente€ Su apasionado servidor y amigo, Q. B. I. M. de v. Illma. Simón Bolívar”.

He aquí la muestra del más despreciable Simón Bolívar.

Recientemente, el catedrático de Historia de América, profesor de la ULL, el tinerfeño Manuel Hernández González, ha publicado el libro La guerra a muerte. Simón Bolívar. La campaña admirable 1813-1815 (2015), de Ediciones Idea. En este ensayo recupera aquel Decreto de Guerra a Muerte emitido por Bolívar en la ciudad de Trujillo, en los Andes colombianos, el 15 de junio de 1813, por el que son ejecutados cerca de dos mil españoles de los cuales 1.600 eran canarios, sólo por el hecho de haber nacido al otro lado del Atlántico.

Bolívar provocó una”limpieza étnica” sin precedentes en Hispanoamérica. “El Libertador” advertía a los españoles peninsulares y canarios (que expresamente diferenciaba) en los siguientes términos: “Contad con la vida si apoyáis la independencia; contad con la muerte si sois indiferentes”. Hernández afirma en su libro que Bolívar llevó a cabo esta política sistemática de ejecución de españoles peninsulares y canarios en actos públicos allí por donde pasaba, y que Bolívar provocó una”limpieza étnica” que acabó con la vida de ¡un tercio de la población venezolana!, en su mayoría inmigrantes, cuando ni españoles peninsulares ni canarios eran sus enemigos. Por el contrario, aquellos españoles peninsulares e isleños suponían un pilar fundamental para la economía de Venezuela y de toda la América española, y por tanto para el progreso y bienestar de sus habitantes.

Aniquiló la ciudad de Pasto (Colombia) y a sus habitantes en la llamada “Navidad Negra”, por el apoyo a España, en diciembre de 1822, cuando las tropas patriotas, al mando de Antonio José de Sucre, tomaron la ciudad y protagonizaron uno de los más horripilantes episodios de la guerra de la independencia. Fue una verdadera orgía de muerte y violencia desatada, en la que hombres, mujeres y niños fueron exterminados, en medio de los más incalificables abusos. Sus generales tenían orden de arrasar todas la “Churuatas” que eran las chozas donde vivían la población indígena y que eran leales a España por tener derechos adquiridos como seres humanos que Bolívar les arrebataba. Prohibió la confección y venta de “Guayuco” que era el tejido usado por los indios en sus vestimentas. Arrasó numerosas misiones, donde esta etnia buscaba refugio, matando indios y misioneros.

Incluso Karl Marx lo definía en la biografía que escribió de Bolívar, publicada en The New American Cyclopedia y traducida por Juan Fajardo como: “El canalla más cobarde, brutal y miserable. Bolívar es el verdadero Soulouque”, también dijo de él: “La fantasía popular es fuerza creadora de mitos que en todas las épocas ha probado su eficacia inventando grandes hombres. Simón Bolívar es el ejemplo más notable”.

Traicionó a sus generales y abandonaba a sus soldados”. Como dictador de Nueva Granada, expropió las tierras de los indios que estaban protegidas por las leyes españolas. Luego la entregó a los grandes oligarcas criollos que se quedaron con estas tierras, y es ahí donde se origina la pobreza de los indígenas. Al carecer de tierras, estos se vieron en la necesidad de servir como mano de obra barata en condiciones muy cercanas a la esclavitud.

Fue nefasto como estratega, siempre se apoyó en las acciones de sus lugartenientes Sucre, Santander, Peña, Casas o el capitán Francisco de Miranda. Y por supuesto, a años luz de distancia de la categoría humana y militar de José de Sanmartín o Bernardo O’Higgins.

Culpó a Miranda del desastre de la derrota en la batalla de Puerto Cabello frente a las tropas realistas al mando de Domingo Monteverde, cuando el motivo fue la torpeza estratégica de Bolívar que tomó el mando supremo, cosa bastante usual en él.

Lo traicionó cuando lo mandó detener el 31 de julio de 1812 y encerrarlo en el castillo de San Carlos. De ese castillo lo sacaron las fuerzas realistas (porque lo dejaron allí abandonado al dejar la fortaleza) al mando del general Francisco Javier Cerveriz, de ahí se lo llevaron al castillo de San Felipe en Puerto Cabello, luego a El Morro en Puerto Rico y a fines de 1813, un bergantín español lo llevó preso a España.

A principios de enero de 1814 estuvo encerrado en un calabozo del fuerte de las Cuatro Torres, en el arsenal de La Carraca, cerca de Cádiz. Aislado del mundo exterior, sólo recibió noticias y alguna pequeña ayuda de sus viejos amigos. Asistido sólo por su criado Pedro José Morán murió, después de una larga agonía, en la madrugada del 14 de julio de 1816. Hasta ahí lo llevó Bolívar.

Los países que Bolívar “liberó” fueron un caos en el siglo que siguió a la independencia, sus gobernadores despojaron de derechos, otorgados por los españoles, a la población india hasta un régimen de esclavitud en detrimento de la criolla blanca (como Bolívar y sus generales) y hasta el día de hoy siguen en la misma rutina.

Fuente

19 comentarios en “El asesino Simon Bolivar, un traidor criollo, masón y oportunista, entregado a la pérfida Albion.

    1. Qué ignorancia más supina. Le recomiendo mucho estudio y revisión de textos históricos. Vuelva a la escuela antes de escribir. De sabiduría no va a morir. Respete la historia.

      Me gusta

    2. Que basura de artículo y que ignorante quien lo escribío, venir a difamar al hombre más importante de América y del mundo por ser el único que ostenta el título de Libertador de naciones y no de conquistador como todos los ilustres héroes europeos, del medio oriente o asiáticos, Padre de 6 naciones quien expulsó a todos los bárbaros Españoles de América por traer sus humanas prácticas a nuestro continente y saquearnos como esclavos “Estudia el Decreto de Guerra a muerte para q te instruyas”, es que ni Pablo Morillo y con todas sus condecoraciones y distinciones que pelio con Napoleón pudo con Bolivar analfabestia, que hasta el mismo le dijo al Rey deme 1 Bolivar y le pongo a toda europa a sus pies…!!

      No sé cómo alguien y este sitio web puede publicar esta basura y más alguien escribirla debería demandarlos por publicar semejante blasfemias..!!

      Me gusta

  1. Que te puedo decir… nos íbamos a independizar de los españoles con flores… porque ellos eran muy buenos y no se estaban llevando las riquezas de Venezuela para Europa, no esclavizaron a negros y trataron a los Indios como iguales… o sea que bolas tuvo Bolivar de acabar con esa maravilla de puro amor y sociedad equilibrada.regentada por los españoles. Es más en este mismo momento hay Españoles jodiendo Españoles, por ejemplo Podemos jodiendo a España entera.

    Me gusta

  2. La verdad me sorprende bastante lo parcial y evidente de esta reseña pues primero soy venezolano segundo los españoles no fueron ninguno divinos niños de Atocha tercero los que esclavizaron a indios y negros no fue nuestro ilustre Simón Bolivar sino el régimen español que bastante riquezas saquearon no solo de Venezuela sino de toda Latinoamérica y creo que eso no es para nada discutible en México, por ejemplo acabaron con los mayas me imagino que a besos, no para nada los españoles pobres españoles fueron unos santos inocentes si bolivar ejecutó gente porsupuesto traidores y personajes que querían seguir viviendo en ese mundo de estar a los pies del imperio español semejante afirmación es una ofensa y una aberración para los que vivimos en las 5 naciones que este gran personaje del siglo 19 ejecutó y no dicho por mi de hecho fue declarado el personaje más notorio de toda la historia por una asociación británica así que con el debido respeto:

    Ustedes están bien locos

    Me gusta

  3. Qué ignorancia más supina. Le recomiendo mucho estudio y revisión de textos históricos. Vuelva a la escuela antes de escribir. De sabiduría no va a morir. Respete la historia.

    Me gusta

  4. Nada más con decir que bolivar era masón ya veo tu ignorancia… Si según tu bolivar era masón porque le dió un golpe de estado a Miranda y prohibió la masonería en la gran Colombia? Estudie hijo no sea copia y pega

    Me gusta

    1. Bolívar, un masón que prohibió reuniones de confraternidades y sociedades secretas. Simón Bolívar, perteneció a la logia de la masonería, de hecho, fue masón de grado 33, y obtuvo su maestría dentro de las logias en sus viajes a Europa.

      Me gusta

  5. Efectivamente era una guerra y así lo hizo en su declaración de guerra a muerte, con dos cojones “españoles y Canarios contad con la muerte así siendo indiferente”; Como actuarían Uds, si se meten a tu casa? No era la revolución de las flores, era una guerra!!!
    El 15 de junio de 1813 Bolívar.

    Me gusta

  6. En ninguna página se deberían permitir comentarios contra la línea del sitio y este es un ejemplo claro de ello. Para “adorar” a su ídolo ya tienen muchas páginas e incluso sistemas educativos en países enteros en los que se sienten “comprendidos” y satisfechos, no hace falta dejarlos infectar lugares que no les son propios.

    Este es el gran error de España, tratar como personas a gentes que ni lo son, si hubiésemos hecho lo que los anglosajones los supervivientes nos estarían adorando ¡menuda gentuza!

    La ignorancia, sectarismo y estupidez humana de estos ejemplares es solo la punta del iceberg de la frustración, el odio irracional, la estupidez y la locura que campan por esas tierras, que no tienen salvación ninguna, siempre serán segundones y esclavos, no valen para otra cosa.

    Por favor, no vengan jamás por España, se lo agradeceríamos en el alma, no venga a infectar y destruir otro país más como ya han hecho con “los suyos”, que bastante tenemos con lo nuestro para cargar además con su estupidez, vaguería, inutilidad y maldad, de la que están sobrados.

    Le gusta a 1 persona

      1. Por supuesto que el artículo es oportuno puesto que siempre lo es conocer la verdad, pero eso no tiene nada que ver con lo que expongo.

        Esta gente vive y ha sido adoctrinada en sistemas ponerogénicos, basados en la mentira y la maldad, sistemas con patologías muy peligrosas, verdaderas esquizofrenias y mundos fantasiosos plagados de odio y pura maldad, en poder de mafias de la peor calaña desde su principio y “dirigidos” por seres sin ninguno de los atributos que confiere la civilización y ajenos totalmente a sus raíces, psicópatas en estado puro.

        Esta psicopatía y maldad se ha enquistado ya muy profundamente en estos “pueblos” y erradicarla es imposible debido al tiempo y las circunstancias precisas, añadido a la incultura y la baja inteligencia de estos seres, ya que los “normales” han sido hace tiempo debidamente “cancelados”.
        Decididamente hay que tomar otros rumbos que no coincidan en nada con el de estos “pueblos” ya que eso sería sinónimo de fracaso total, que es donde están destinados.

        Me gusta

  7. Incidiendo en el primer punto: ellos jamás van a permitir que expreses opinión ninguna en sus dominios, no te van a permitir ninguna libertad y pueden llegar a cualquier límite para ello, incluso “el final”, como ya han hecho.

    Es de estúpidos (y de eso sí tenemos) dar armas a tus enemigos e introducirles en tu propio sistema para que le corrompan y te asesinen desde dentro; eso nos es de “demócratas” es de estúpidos con todas las palabras.

    Vuelvo a incidir: ese ha sido siempre el error de España, un “buenísmo” mal entendido que solo ha ido contra nosotros mismos, caso único en la historia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido. De cualquier modo, permitir sus rebuznos en publico y por escrito es muy ilustrativo para todo lector, que podra ver sin trampas ni interferencias la verdad de nuestros argumentos históricos frente a su intolerante mentira cuando publicamos y desenmascaramos su sangrante verdad

      Me gusta

      1. Yo cómo Colombiano le agradezco éstos artículos, pues ya hay más gente aquí en la América Hispana, qué está conociendo la otra historia, la que no nos cuentan en los colegios y universidades, Dios lo bendiga caballero, un saludo desde Bogotá.

        Me gusta

  8. Totalmente carente de realidad está biografía de Karl Marx. Flojo sinvergüenza. Hijo de padre Judío, y no quiso trabajar nunca en el negocio de su padre. Esa biografia, si se puede llamar así fue publicada en 1854, con muchos errores. El primero de ellos fue el apellido Ponce. Que le coloco a Bolivar . En Verdad, esa página de Telegram. Donde se publicó estos artículos Nancy Qoanon, es pura ficción. Si hubo un decreto de Guerra a Muerte. Firmado por Bolivar. Donde se derramó Sangre de hijos de esta tierra, pero ese momento histórico tiene que ser analizado muy profundamente, Por expertos no por un mequetrefe como lo Fue carl marx, flojo y sinvergüenza.

    Me gusta

Responder a VerdadesOfenden Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s