A propósito de los judíos y la División Azul

El pasado día 10 del presente mes acudí como suelo hacer todos los años al cementerio de la Almudena para honrar a los caídos con motivo del 78 aniversario de la batalla de Krasny Bor

Cruz en recuerdo a los caídos de la División Azul en el cementerio de la Almudena en Madrid

Cruz en recuerdo a los caídos de la División Azul en el cementerio de la Almudena en MadridJESÚS HELLÍN EUROPA PRESS

Soy hijo de divisionario. Mi padre y tres hermanos suyos fueron a luchar a Rusia contra el comunismo soviético encuadrados en la División Azul. Dos de ellos cayeron allí para siempre en combate. Los restos de mi padre reposan en el Panteón de la División Azul en la Almudena.

Me honro en pertenecer a la Hermandad de la División Azul, una organización que con carácter histórico y sin ninguna connotación política, más allá de la defensa de los valores por los que tantos lucharonguarda y respeta el recuerdo de los divisionarios. Es parte de la historia de España.

El pasado día 10 del presente mes acudí como suelo hacer todos los años al cementerio de la Almudena para honrar a los caídos de la División Azul con motivo del 78 aniversario de la batalla de Krasny Bor. Un acto organizado por la Hermandad nacional de la División Azul. Allí se rezó y recordó una de las mayores gestas de las armas españolas de toda nuestra historia militar.

Con posterioridad, el día 13, fecha exacta del aniversario de la citada batalla se llevó a cabo OTRO ACTO DISTINTO en el mismo sitio organizado por una asociación denominada “Juventud Patriótica”. No estuve allí y por lo tanto no puedo hablar del mismo más que por los vídeos que he podido ver. Hoy veo en diferentes medios un ataque directo a la División Azul y a los divisionarios basados en muchas cosas pero esencialmente en las palabras que una militante de esa organización pronunció diciendo que “el judío es el culpable y la División Azul luchó por ello”.

Desde estas líneas rechazo tajantemente y con vehemencia lo que esa militante dijo envuelta en la gran confusión que tiene respecto a la nula relación de la División Azul con el problema judío en la II GM.

Uno de los graves cánceres que padecemos en la sociedad actual es el desconocimiento absoluto de la historia real. Si algo se conoce es la manipulación y falseamiento de hechos e ideologías. A ver si se enteran : el divisionario joven de camisa azul era el del espíritu social y de humanismo cristiano que pocas coincidencias tenían con el nacionalsocialismo alemán y se desarrolló en el Tercer Reich.

Con estas palabras esta militante con su torpeza ha dado pie y alas a quienes desde la ignorancia más supina acusan a los hombres que un día fueron a luchar a Rusia, contra el comunismo soviético, de genocidas, nazis y no sé cuantas lindezas más.

La historia es la que es y difícilmente la van a poder ensuciar quienes cegados por el odio acusan a la División Azul de connivencia alguna con lo ocurrido con el pueblo judío, entre otras cosas debido a su ignorancia total de lo sucedido así como de la actitud del régimen franquista a propósito de lo que ocurrió con los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

Por eso no está de más recordar que finalizada la II GM el entonces presidente del Congreso Mundial Judío, Maurice L. Perlzweig, se dirigió al General Franco para manifestarle la profunda gratitud de los judíos por el refugio que España había facilitado a los que procedían de los territorios bajo ocupación militar alemana. La carta que Perlzweig envió a Franco decía literalmente: “Los judíos son una raza poseedora de gran memoria y no han de olvidar fácilmente la oportunidad que se ha brindado a miles de sus hermanos para salvar su existencia”. Esto es historia y punto.

Fueron muchos los diplomáticos españoles que dieron todo de sí en la defensa de los judíos pero también, en el campo de batalla y a su paso por Polonia en su camino al frente, los divisionarios españoles aportaron su granito de arena protegiendo y defendiendo a los judíos. Sepan los que hoy tildan a los divisionarios de tantas barbaridades que son incontables los casos en los que estos y el mando español se las tuvieron tiesas con el mando alemán por la defensa que estos hicieron a su paso por Polonia y por los países bálticos de los judíos maltratados.

La División Azul, los divisionarios, fueron a luchar contra el sistema comunista soviético de infausto recuerdo para la humanidad y su actitud humana estuvo siempre dentro de los cauces de las leyes de la guerra. Y aquí incluyo, una vez más, la actitud con el pueblo judío. Y no lo digo yo. Es algo reflejado mil veces por numerosos historiadores de reconocido prestigio desde la más estricta neutralidad.

Flaco favor han hecho a la División Azul y al recuerdo de los divisionarios caídos las palabras de esta señorita al relacionar a la División con lo que ella llama “el judío”. Craso error fruto de la ignorancia y torpeza más supina.

Por lo que a mi respecta reitero que en ese panteón de la DA en la Almudena reposan los restos de mi padre y les aseguro que al oír esas palabras debió estremecerse y revolverse de rabia e impotencia

Origen: A propósito de los judíos y la División Azul

Anotaciones de este blog:

Erich Rose, judío alemán de la División Azul.

Por su condición de judío fue expulsado con empleo de Alférez del Ejército Alemán, en 1939 solicita la nacionalidad española y en 1941 consiguió enrolarse en la División Azul, donde fue condecorado con la Cruz de Hierro de Segunda Clase.

El 10 de febrero de 1943, durante la batalla de Karsny Bor, la más dura e importante en la que combatió la División Azul, el Teniente Erich Rose se puso al frente de una sección de cañones anti carro servida por voluntarios noruegos de las Waffen SS, que se encontraban en dificultades y cayó muerto por el fuego del Ejército Rojo.

Erich Rose dejó escrito en su testamento:

“Si caigo en combate, y espero que esto no ocurra, no quiero que lloréis por mi, porque el destino que yo he querido para mi nunca ha sido otro que el de morir vistiendo mi guerrera gris, a despecho de todo. Y eso ya lo he conseguido, después de una gran lucha”

Fuente, Carlos Caballero Jurado

4 comentarios en “A propósito de los judíos y la División Azul

  1. Qué bonito que alguien nos saqué de la ignorancia y nos recuerde el valor y buen hacer de unos españoles tan valientes. Creo haber leído que cuando le dijeron a Hitler que invadiera España contestó que no, porque Napoleón no pudo con nosotros. Qué pena que nos dejemos llevar por cuatro ignorantes vergonzosos y vergonzantes. Un saludo muy cordial.

    Le gusta a 1 persona

    1. No es cierto. No hubo planes de invadir Espana. Hitler invadio Paises que Bonaparte habia invadido y no oe freno eso. La Div Azul fue respetada en el ejercito aleman, no hubo adjetivos negativos, lo contrario, el OKW confiaba plenamente en ellos.

      Me gusta

  2. No conocía el que los días 10 de febrero se celebrase este acto en La Almudena; a partir del próximo estaré allí.
    Tampoco se nada de la organización juvenil referida pero cuidado, hay que saber en que contexto se pronunciaron las palabras de la chica.
    Si fue argumentando que el comunismo soviético se desarrollo casí plenamente por judíos y que en ese sentido, en efecto, los que estaban allí luchando incluso aunque no lo supieran, estaban en gran parte por “culpa” de ellos.
    Cuando se sacan las palabras de contexto se puede llegar a cualquier conclusión o demonizar a cualquiera, que en eso existen ahora muchos expertos.
    En efecto, la División Azul no luchaba contra los judíos, pero estos tuvieron una enorme importancia en la génesis de esa situación, aunque parece que a muchas personas no les gusta reconocerlo o siquiera saberlo.

    Me gusta

  3. Efectivamente: La División Azul nada tiene que ver con los Judíos, y representa una de las grandes glorias del ejército español.
    La División Azul combatió contra la URSS, no contra Rusia
    Es decir, contra el marxismo, para “devolver la visita” a España del comunismo soviético en la Cruzada 1936-1939
    La División Azul participó, encuadrada en el ejército alemán, en la Cruzada Europea contra el Bolchevismo, como también lo hicieron voluntarios de otros muchos países europeos.
    Otra cosa es que el marxismo sea obra de un judío Karl Marx.
    Que la Revolución Bolchevique fuera realizada fundamentalmente por judíos rusos y financiada por judíos americanos (de New York)
    Y que tanto el marxismo como el capitalismo, en apariencia antagónicos, tienen los mismos patrones. Y el mismo objetivo.
    Esto no es anti judaísmo. Es un hecho histórico.

    Me gusta

Responder a Gustav Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s