Enrique Matorras, del comunismo a morir por la Falange – Juan M. Cepeda

El joven fue torturado hasta la muerte por pasarse al otro bando tras pertenecer al Partido Comunista de España

Juan M. Cepeda

Enrique Matorras LA RAZÓN

El 22 de agosto de 1936, una turba de milicianos anarquistas y socialistas asaltó la Cárcel Modelo de Madrid, al mando del anarquista Doctor Muñiz y del socialista Enrique Puente. Su propósito estaba muy claro: acabar con la vida de sus contrincantes políticos, la Guerra entre españoles había empezado hacía poco más de un mes. Comenzaron a buscar a militares, derechistas y especialmente a los presos falangistas. En una parodia de juicio comparecieron Julio Ruiz de Alda, Fernando Primo de Rivera y Andrés de la Cuerda, (este último pasante del despacho de “José Antonio”), fueron fusilados de inmediato.

Pero los milicianos buscaban, con especial ahínco, a los falangistas que antes habían sido miembros de organizaciones de izquierdas, para pasarse luego a la Falange. Encontraron a Sinforiano Moldes (ex- CNT) Nicasio Ribagorda (ex-CNT) Juan Orellana (ex- PCE) y a Enrique Matorras (ex comunista) a todos, en contra de lo escrito hasta hoy, les sacaron de la Cárcel Modelo, los llevaron a diferentes chekasy les dieron un trato especial. Hoy recordaremos a Enrique Matorras Paez.

Matorras, que en aquel entonces tenía 23 años,había ingresado en el Partido Comunista de España, en el mes de diciembre de 1930. Por su corta edad, ingreso en las Juventudes Comunistas, y por su gran activismo y preparación, en septiembre de 1932 fue nombrado secretario del Comité Central de la Juventud Comunista Española. Fue redactor del periódico comunista ” Mundo Obrero”.

Enrique Puente LA RAZÓN

Matorras se casó con la hija de un alto dirigente comunista teniendo tres hijos con ella. Pero en 1935, Enrique Matorras abandona las filas comunistas e ingresa en los sindicatos católicos. Consigue trabajo de barrendero en el Ayuntamiento de Madrid y reinicia su actividad en pos de la justicia social.

El 13 de abril de 1936, la Policía detiene a Matorras junto con otros tres compañeros, acusándoles de que querían perpetrar atentados contra dirigentes de izquierdas, curiosamente ese mismo día también son detenidos Sinforiano Moldes y Marciano Durruti (hermano del famoso dirigente de la CNT, Buenaventura Durruti) cuando llegaban de Barcelona a Madrid con ficheros de la Falange. Matorras es encarcelado en la Modelo de Madrid dónde conoce a José Antonio y a otros dirigentes falangistas, después de hablar mucho con ellos por fin ingresa en Falange.

En la tarde del 22 de agosto de 1936, cuando la Cárcel Modelo ya está tomada por los milicianos, un grupo de comunistas le saca de la Cárcel y le traslada a la cheka de San Bernardo que estaba instalada en un Convento de la calle San Bernardo nº 72, dónde radicaba el Radio Oeste del Partido Comunista Radio 8, al mando de Agapito Escanilla. Nada más entrar en la cheka, es recibido a puñetazos por un tal Elizalde, un ex falangista y boxeador que tenía por costumbre dar la bienvenida a los presos utilizándolos como sparrings, Matorras, tras el salvaje recibimiento, pierde el sentido.

Su paso por la cheka nos lo contó Enrique Castro Delgado fundador y primer Jefe del Quinto Regimiento de Milicias Comunistas que dejó escrito que cuando pasó por esa cheka se encontró con un compañero que le dijo hoy ha habido buena caza Mateo y Matorras y, refiriéndose a este último, dijo: “Muchos hombres y mucho tiempo para hacer de un vivo un muerto”.

Cadáver de Enrique MatorrasLA RAZÓN

Enrique Matorras fue torturado hasta la muerte por sus ex compañeros comunistas y su cuerpo apareció, días después, concretamente el 26 de agosto en el Arroyo de Cantarranas, paraje cercano al Palacete de la Moncloa. Muchos años después, durante el franquismo, uno de los hijos de Matorras, junto con otros falangistas, fue fundador de las CC.OO Comisiones Obreras, cuando trabajaba en Marconi.

Matorras escribió varios libros, entre ellos el titulado “El Comunismo en España” dónde nos cuenta los motivos por los que dejó y abandono las filas comunistas, sus ex compañeros nunca se lo perdonaron. Enrique Matorras fue uno de los muchos que llegaron a Falange desde partidos o sindicatos de izquierdas y que cayeron por la Revolución Nacional. Durante todo el franquismo, la figura de Enrique Matorras fue totalmente desconocida y ocultada, pero no podemos dejarlo en el olvido de la historia.

Fuente

Un comentario en “Enrique Matorras, del comunismo a morir por la Falange – Juan M. Cepeda

  1. Muy loco?
    No hay sentido de comunidad en el comunismo, lo que hay una división de clases: los oligarcas privilegiados, los trabajadores, y la carne de gulag.
    La falange era comunidad de hermanos de armas, sólo les faltaba compartir la madre.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s