Muerte de Juan Cuellar Campos – La verdad ni teme ni ofende

Muerte de Juan Cuellar Campos

Estudio crítico al libro “CONTRARREVOLUCIONARIOS” de D. Eduardo González Calleja.

Error importante en la cuantía de los que intervinieron y no aclaración de quien era Miguel Primo de Rivera.

Páginas 267 y 268 “El domingo por la mañana, medio centenar de falangistas dirigidos por Rodríguez Iglesias y supervisados desde un auto por Miguel Primo de Rivera, Guillermo Aznar, Escartín, Palao y Allanegui, hicieron acto de presencia en la llamada «Playa de Madrid» en los Montes de El Pardo, lugar habitual de esparcimiento de las juventudes de izquierda los fines de semana. La prensa conservadora denunciaba que durante esas excursiones los jóvenes eran forzados a escuchar arengas anarquistas, y que, como en los actos lerrouxistas de inicios de siglo, las meriendas campestres tenían una intencionalidad irreligiosa, descarriando a los jóvenes hacia el mal camino con actos de «amor libre [605]». La provocación a un grupo excursionista comunista condujo a una agresión que degeneró en una refriega a tiros donde fueron heridos cuatro escuadristas y muerto el joven falangista de 18 años José Cuéllar Sánchez [606]. La Guardia Civil, apercibida con anterioridad de los posibles disturbios, intervino poco más tarde, incautándose de porras, vergajos, documentos, tarjetas de identificación estudiantil a nombre de Miguel Primo de Rivera, una pistola y municiones. Los sucesos provocaron en la dirección de Falange un revuelo y consternación fáciles de imaginar: José Antonio tuvo una de sus «cóleras bíblicas» y expulsó al jefe de la escuadra de Cuéllar, mientras que el grupo de Ansaldo exigió a Primo de Rivera una represalia enérgica y definitiva, que éste aceptó tras deliberar con Ruiz de Alda, Ansaldo y Fernández-Cuesta [607].

605] Ealham, 1993: 33

[606] Una versión dramática y parcial de los hechos en Jato, 1975: 209-210

[607] Cabanellas, 1973: 254

Comentario

Recuerdo que dar por bueno el comentario, sin comprobación del hecho no es de fiar y el historiado que lo usa es lo mismo que los católicos leen la Biblia, interpretada.

Según el historiador medio centenar de falangistas, veamos:

“La Época” 11 de junio de 1934 página 1:

 “Los agredidos eran ocho o diez y los agresores se aproximaban a los doscientos”

“…Inesperadamente, este grupo atacó a los jóvenes que allí se encontraban, empleando toda clase de armas y herramientas: pistolas, navajas, vergajos, garrotes, porras, piedras… Sonaron varios disparos, y se produjo formidable alarma, corriendo la gente en todas direcciones. Ante la superioridad numérica de los agresores, que se aproximaban a los doscientos, no hubo lucha, pues no, habla posibilidad de defensa, ya que los agredidos serían unos diez. Las víctimas—Un muerto y tres heridos”

“Heraldo de Madrid” 11 de junio de 1934 página 2:

“Cerca de un centenar de personas se agredían con saña, utilizando palos, porras y piedras. Durante la refriega se oyeron numerosos disparos. Los comunistas dicen que ellos no llevaban armas, entre oras razones porque siempre son cacheados. Desde luego, no se ha podido comprobar quiénes fueron los que dispararon.”

“Luz” 11 de junio de 1934 página 1

—Nosotros—respondió él Interpelado—somos fascistas., Parece que los que acompañaban a éste, al oír la pregunta, dieron vivas al fascio, y a estos gritos los de las camisas rojas contestaron con otros de significación contraria. Los jóvenes de ambos grupos disputaron unos instantes violentamente, se insultaron, y pronto se agredieron, lanzándose unos contra otros armados de palos y vergajos. En lo más violento de la refriega sonó un disparo, y los contendientes se separaron, huyendo unos hacia el río y otros en dirección al cercano pueblo de El Pardo. En el suelo quedaban tendidos cuatro hombres.

“La Nación” 11 de Junio de 1934 página 7

“…acentuando su actitud, ya cínicamente provocadora, se dirigieron a un grupo de seis o (Siete muchachos que as hallaban merendando tranquilamente sobre, césped. Preguntaron: —¿Vosotros sois anarquistas? A la intempestiva interrogación, uno de los interpelados se limitó a responder que él era fascista, y entonces los otros, mediante un rápido movimiento, se abalanzaron sobre ellos, haciendo una descarga cerrada con sus pistolas. Cuatro jóvenes cayeron al suelo, y los asesinos golpearon sus cuerpos con porras, hiriéndolos con armas blancas.”

“El Siglo futuro” 11 de junio de 1934 página 2

“Una turba de jóvenes socialistas a comete a tiros a siete fascistas en el Pardo, matando a uno e hiriendo a tres.”

“La Voz”  11 de junio de 1934 página 5 y “Ahora” 12 de junio de 1934 página 7

“Sobre la una de la tarde, y cuando muchos de los excursionistas se disponían a comer, cruzó un grupo que llevaba determinadas insignias. Entonces, varios de los muchachos que se encontraban allí, y que formaban una de las “peñas”, preguntaron a los que pasaban qué significado tenían aquellos distintivos, a lo que respondieron en tomo destemplado que eran del fascio. Seguidamente, y de manera rápida, ambos grupos vinieron a las manos, y se produjo una enorme confusión, que aumentó al sonar varios disparos.”

“La Libertad”  12 de junio de 1934 página 3

En el lugar indicado se encontraban pasando el día una de tantas «peñas» societarias dedicadas a hacer excursiones domingueras. Estos excursionistas vestían pantalón blanco y camiseta roja. Sobre la una de la tarde, y cuando estos muchachos se disponían a almorzar, cruzó por las inmediaciones otro grupo de excursionistas formado por ocho o diez jóvenes que llevaban determinados trajes.

Con estas notas de los principales periódicos de la época en Madrid, se confirma que el grupo de falangistas no era superior a las diez personas.

El lugar en que ocurrió el incidente fue en el lugar denominado Valdemarinas a medio Kilómetro de la denominada “Playa de Madrid”.

El historiador debe conocer que MIGUEL PRIMO DE RIVERA, no solo es el nombre y primer apellido del hermano de José Antonio, sino que un primo, de ellos, se llama igualmente Miguel Primo de Rivera y Cobos de Guzmán, siendo este último el que se encontraba en el lugar del incidente. Y lógicamente se tiene que aclarar, para que no haya confusión.

Si repasan aunque solamente sean estos diarios, pondrán comprobar que de la famosa reyerta a tiros no resulto ningún herido, que los únicos que lo fueron eran falangistas y no de bala, esto demuestra la gran superioridad de los contrarios.

De los libros tenemos, a Francisco Bravo en “Historia de la Falange Española de las JONS” que en su página 49 dice 50 falangistas.

Joaquín Arrarás “Historia de la segunda República Española” Tomo II página 321, dice un grupo

Julio Gil Pecharamón “Retrato de un visionario José Antonio Primo de Rivera” página 279 “Los efectivos de una escuadra”

El historiador nos da  una referencia del libro “La Rebelión de los estudiantes” páginas 209-210, que no puedo contrastar por no poder localizar ese libro de 1975, pero si poseo el del año 1953 y nos informa en su página 108 (El mismo comentario expuesto en Tema XII):

“El domingo siguiente, 10 de junio, en una acción posiblemente mal calculada, era asesinado en el Pardo el estudiante Juan Cuéllar. Se había planeado que dos centurias fueran acallando a golpe limpio las reuniones de los “chiribis”. Juan Cuellar, con otros de su escuadra, en las primeras horas de la mañana se dedico a localizar  y a observar a los grupos socialistas de los alrededores de la playa de Madrid. Incapaces de ocultar su falangismo, fueron atacados por una partida numerosa; mientras pudieron pedir auxilio a otros camaradas, Cuéllar fue asesinado a navajazos … Tarde para evitarlo llegaron otros camaradas del S.E.U., Miguel Primo de Rivera, primo de José Antonio, Guillermo Aznar, Escartín, Palao, Allanegui, pero pronto la presencia  de la Guardia Civil termino la pelea…” 

La represalia existió y la comentamos en el siguiente  Tema.

<<<XIX>>>

Origen: Muerte de Juan Cuellar Campos – La verdad ni teme ni ofende

Un comentario en “Muerte de Juan Cuellar Campos – La verdad ni teme ni ofende

  1. pero cuando cuestionan los 6 millones o los adoptados por lobos o los que comieron maná o les cayó una pata de res brostizada del cielo ahí les duele, se ofenden, se retuercen.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s