Lecturas obligadas para un madrileño de cara a las elecciones del 4-M: ¡¡O vosotros o nosotros!! Por Julio Merino / El Correo de España

JULIO MERINO – 28 ABRIL 2021

Cómo sé lo que nos jugamos en las elecciones del próximo 4-M y estoy de acuerdo en que aquí las cartas ya están sobre la mesa, o sea que esto más que unas elecciones es un PLEBISCITO, dado que lo que se decide es COMUNISMO O LIBERTAD, me ha parecido “de primerísima necesidad” tratar de abrir los ojos a esa buena gente que todavía creen que los Iglesias y demás ralea son, eso que ellos dicen, “casta política”, porque eso no es verdad, ellos son COMUNISTAS y como tales defensores de la DICTADURA comunista (la de ayer en Rusia y hoy en Venezuela,  Cuba y etc). Es decir, que cuando ellos hablan de Democracia no están hablando de la Democracia que tenemos desde el 78, sino de la DEMOCRACIA POPULAR, o sea, de la Democracia comunista, la Democracia en la que sólo pueden hablar, pensar, escribir e incluso vivir, los que sean comunistas, y no sólo comunistas, sino comunistas con carnet (carnet del Partido, por supuesto).

Y por ello creo de interés para los madrileños que todavía tengan dudas sobre su voto para el 4-M (“Comunismo o libertad y España”) mostrarles algunas “pruebas” de lo que es el Comunismo.

Hoy, les reproduzco una de las muchas cosas que me contó mi colaborador en “El Imparcial” y buen amigo Eduardo de Guzmán, el que fuera Director de “Castilla Libre” durante la Guerra Civil e ilustre periodista de la II República, condenado a muerte al finalizar la guerra e indultado y autor de numerosas obras, entre ellas éstas: “Madrid, rojo y negro”, “La II República fue así”, “La muerte de la esperanza” (la tragedia de Alicante), “El año de la Victoria” y “Los asesinos somos nosotros”: el Diálogo que presenció entre Gil Robles, Largo Caballero y Casares Quiroga. Fue éste:

 

¡¡ O VOSOTROS O NOSOTROS!!             

No hay más que hablar

 “Sucedió la tarde del 15 de julio de 1936, al término de la última sesión que celebró la Comisión Permanente de las Cortes y en el pasillo de los pasos perdidos del Congreso. 

Salían casi juntos Francisco Largo Caballero, José María Gil Robles y Santiago Casares Quiroga, cuando el líder socialista se detuvo y dirigiéndose al líder de la CEDA le dijo en un tono más bien amistoso:

  • Don José María, creo que hoy se ha pasado…
  • ¿En qué, D. Francisco, he dicho algo que no sea verdad?
  • Hombre, es que si las cosas están tan mal como usted las ve lo mejor sería que nos declaremos ya la guerra
  • Señor Largo Caballero, es que esto es ya la guerra.
  • No será para tanto, D. José María…
  • Vamos a ver, D. Francisco, y usted lo sabe mejor que nadie y lo viene diciendo desde febrero: aquí ya no hay diálogo posible, aquí, ¡O VOSOTROS, O NOSOTROS!
  • Sí, quizás sea así, porque si ustedes no quieren el Estado de Alarma para acabar con los desórdenes, yo le aseguro que tendrán Dictadura y si no aceptan, como usted lo ha dicho esta tarde, la PAZ civil no le quepa duda que tendrá la Guerra Civil.
  • Está claro –interviene el S. Casares Quiroga que se había quedado detenido a un lado- ustedes han roto con la legalidad y si lo que quieren es la guerra, la tendrán
  • Está bien, no hay más que hablar –y el S. Gil Robles salió acompañado de sus inseparables Conde de Mayalde y Geminiano Carrascal”

Y tan claro lo vio ya Gil Robles que del Congreso se fue directamente a su casa y cogió a la familia y el coche y sin despedirse de nadie emprendió viaje a Biarritz. El Conde de Vallellano en unión de Yanguas Messiá, marchan a una finca del Marqués de Albayda, próxima a la frontera de Portugal. Hacia el mismo destino sale el Concejal Luis María Zunzunegui que lleva en su coche al líder monárquico Antonio Goicoechea Cosculluela, a quien le busca la policía para detenerle. Alejando Lerroux, avisado por un confidente se dirige a Portugal y el catedrático y diputado socialista Luis Jiménez de Asúa, prevenido por Indalecio Prieto, sale con dirección a Francia.

Fueron muchas las familias de Derechas de Madrid que hicieron precipitadamente sus maletas y se pusieron en camino hacia zonas más seguras. Navarra atraía las preferencias de los más. Aquellos a quienes sus recursos económicos se lo permitían, buscaron las garantías en las playas portuguesas, que agregaban a la seguridad los encantos veraniegos. Muchos aristócratas se ocuparos, además de su seguridad personal, de la de sus pinturas y joyas. La carretera de La Coruña tenía un tráfico más abundante que el normal en ese mismo periodo del año y los vehículos iban excesivamente lastrados, sin una plaza libre y sin lugar en sus portamaletas ni en sus estribos para recibir un kilo de peso más… Hubo familias que no consideraron la situación  tan grave y que decidieron esperar al día siguiente y ya no les dio tiempo a salir de Madrid. A las 5 de la tarde del 17 de julio, con la sublevación de la guarnición militar de Marruecos, la Guerra había comenzado. ¿Se repetirá la Historia? Piénsalo, antes de votar el 4-M.

Origen: Lecturas obligadas para un madrileño de cara a las elecciones del 4-M: ¡¡O vosotros o nosotros!! Por Julio MerinoEl Correo de España

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: