Carta abierta a Don Pablo Iglesias – Zortzigarrentzale

Muy Sr. mío:

Con honda pena recibo la noticia de su retirada de la política. Sí con profunda pena. Pues su presencia ha sido para nosotros, los tradicionalistas, la mejor demostración de nuestra afirmación de que la democracia es la guerra civil incruenta. Nadie ha sabido expresar mejor que Vd. el odio que ha sentido contra sus contrarios en política. Un odio que ha desmentido la utópica presentación que los demócratas vienen haciendo de su sistema. ¡Cuántas veces nos han martilleado los oídos con aquello de que en “democracia cada uno expresa sus opiniones con toda libertad; es escuchado respetuosamente por los que piensan diferentemente y él respeta a sus adversarios!”

En nuestra mocedad corrían los chistes de Jaimito. En uno de ellos, el protagonista caminaba junto a su papá por un paseo y veían venir, en sentido contrario a sus primas. El papá mostraba su disgusto por el encuentro, pues las primas tenían fama de casquivanas. Pero el encuentro es inevitable y tienen que trabar una banal conversación. En el curso de la misma, el papá dice a sus sobrinas:
-Vestís muy bien.
Y ellas contestan muy ufanas:
-Porque podemos.
Cuando, después de despedirse, se han alejado las primas, Jaimito observa a su padre.
– ¿Te has fijado, papá, qué mal pronuncian la jota?
“¡Qué mal pronuncian o escriben la jota!”, pienso yo cada vez que veo el nombre de su
partido.

Eso es lo que Vd. y su movimiento han venido haciendo con el sistema democrático y con todos los españoles. Su desaparición será un bien para la democracia. Pero es que la democracia es un gran mal. Por eso lamento su retirada.
A pesar de ello, seguirá actuando el comunismo; que es un gran mal. Pero es que el comunismo no es el único mal. El mal está en el sistema que permite la actuación del comunismo, y en los demás partidos, incluso los de derechas, que no saben, o no quieren, hacer frente al comunismo. Y el sistema sigue vigente, a pesar de su retirada. Será difícil que otra persona le sustituya a Vd. y dé la prueba evidente de que la lucha democrática termina en la más dura manifestación del odio, las calumnias y la incitación a la eliminación del adversario. Pero todo es posible.

Atentamente,

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s