¿Que inventen otros? FALSO; la leyenda negra AngloSajona nos robo hasta eso, desde Hispanoamérica a nuestros inventos.

El domingo en Cuarto Milenio hablaron de Mariano Díez de Tobar, el cura burgalés que inventó el cinematógrafo.

Sí, un cura español inventó la máquina de cine. Sin su idea y su prototipo los hermanos Lumiere no se hubieran comido un croissant. Pero oh, casualidad. El padre Díez Tobar era español. Desgracia. Putada. Tan español como Horacio Echevarrieta, el Rockefeller español. Español como Mónico Sánchez, el Edison español. Igual de español que Marcelino Orbés, el Chaplin de nuestro país. Y Segundo de Chomón, pionero del cine de terror; y Rafael Guastavino, el arquitecto que diseño la famosa Central Station de Nueva York; y Fidel Pagés que inventó la epidural; e Isaac Peral, sí, el submarino lo inventó él; y Blas Cabrera, nacido en Lanzarote, científico a la altura de Marie Curie y Einstein, se carteaba con ellos e iban juntos a las mismas conferencias, o finalmente Colon, y no Américo Vespucio, que no descubrió nada.

¿Cuántos de estos inventores, científicos, emprendedores y eruditos estaban en vuestros libros de Historia? Ya os digo que en mis libros del colegio no aparecía ni uno de ellos. ¿Culpa de la Leyenda Negra, de la envidia patria, de la gilipollez nacional? Sí, seguramente. Clavo que sobresale pide martillo, y por lo que parece martillos no nos han faltado nunca.

A mí me repatean estos atropellos. Me jode mucho que con tanto personaje ilustre e inteligente seamos el país del cachondeo, del sol, de la borrachera barata y de las cañas bien tiradas. Para completar mi frustración, no hay más que ver quién triunfa en España hoy (los listillos, los vividores, los “grandeshermanos”, los y las de la isla del puterío…) y quién se ve obligado a emigrar (el que tiene cuatro másters, el que es un fuera de serie…). Los años han pasado pero algunas cosas no han cambiado.

Ah, y a los que les dé urticaria que todos sean hombres, no tengo más que decirles que si los hombres ilustres han sufrido este maltrato histórico, imagínense lo que tuvieron que sufrir las mujeres que en aquellos años pretéritos quisieron sacar los pies de la puerta de su casa, quiseron estudiar, investigar, o simplemente, aprender a leer.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s