Una tutora denuncia que falsos menas abusaban de chicas en un centro de menores de Ibiza – M.A. Ruiz Coll

Ana Gregorio fue expedientada y cesada como educadora del centro Pare Morey de Ibiza tras destapar numerosas irregularidades.

23 octubre, 2021 01:31

  1. ABUSOS SEXUALES
  2. CENTROS DE MENORES
  3. IBIZA
  4. PROTECCIÓN DE MENORES

M.A. Ruiz Coll

Una empleada del Consell de IbizaAna Gregorio Roig (Ibiza, 1969), denuncia que ha sufrido represalias y ha sido expedientada por denunciar la existencia de abusos sexuales y otras irregularidades en el centro de menores Pare Morey de la isla, en el que trabajó como monitora durante siete años, desde 2013 a 2019.

El centro acogió por primera vez en 2018 a dos menores extranjeros no acompañados (menas), dos varones que habían llegado en patera a la isla de Formentera.https://9340bb90b4f0a5bb400c92fcc0a851cb.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

El personal no tardó en descubrir que en realidad ambos eran mayores de edad (de 19 y 21 años), pese a lo cual siguieron conviviendo con el resto de internos, sometidos al régimen de protección de menores. Esto permitía al centro, señala Ana Gregorio, seguir percibiendo la asignación económica por acoger a dos falsos menas.

Aunque habían llegado indocumentados, uno de ellos recibió autorización para viajar a Valencia, donde residía su hermano. Al regreso de este viaje, portaba su pasaporte, que quedó custodiado en la caja de seguridad del centro, a la que sólo tenían acceso la directora y otras dos empleadas. Este documento permitió comprobar que el joven magrebí, F., tenía en realidad 19 años.

Cada día un amigo le recogía en coche para acudir a trabajar como albañil (de forma irregular, ya que no tenía permiso de residencia). Hasta que, en marzo de 2019, ambos se estrellaron con el coche, arrollaron a un motorista y le abandonaron en la carretera, dejándole malherido. Según informó la prensa local, el conductor, que fue detenido pocas horas después, no tenía carné y el coche había sido presuntamente robado.

4.000 euros en la caja

El accidente ocurrió un viernes. Asustado, el joven pasó el fin de semana oculto en casa de un amigo y no apareció por el centro hasta el lunes, cuando la prensa local publicó lo ocurrido, relata Ana Gregorio.

La educadora sostiene que el personal del centro permitió al joven marcharse llevándose el pasaporte y el dinero que guardaba en la caja fuerte de la directora (donde llegó a acumular cerca de 4.000 euros de su sueldo de albañil), para evitar que le cogiera la Policía.

La dirección del centro ocultó que tenía realmente 19 años, de modo que logró eludir un proceso penal como autor de un delito de denegación de socorro. La directora, Olga Egea Miró, ocupó el puesto número 4 en la candidatura del PSOE al Consell de Ibiza en las elecciones autonómicas de 2019.

Después de que se produjeran otros incidentes, Ana Gregorio dirigió en mayo de 2019 un escrito al Consell de Ibiza, en el que denunciaba que la dirección del centro era plenamente consciente de que los dos falsos menas en realidad eran mayores de edad y mantenían, con cierta frecuencia, relaciones sexuales con varias de las internas menores.

La denuncia que Ana Gregorio dirigió en mayo de 2019 al Consell de Ibiza.

La denuncia que Ana Gregorio dirigió en mayo de 2019 al Consell de Ibiza.

Estas relaciones sexuales, añadía en su escrito, «se minimizan a pesar de la diferencia de edad, facilitando el centro en varias ocasiones el desplazamiento a centros hospitalarios para la obtención de la pastilla del día después«.

Ana Gregorio añadía que los dos falsos menas «son consumidores de sustancias tóxicas y se encubre esta práctica» y que a menudo habían protagonizado agresiones a residentes que sí eran menores de edad.

Por último, señalaba que el personal del centro «encubre hechos constitutivos de delito, como por ejemplo abusos, consumos, robos en establecimientos públicos o fugas y sólo se informa a parte del equipo que es afín al encubrimiento de dichas faltas o delitos».

Respecto al falso mena que se había visto envuelto en un grave accidente de tráfico, indicaba que «a pesar de que se tenía constancia de que su edad no correspondía con la que afirmaba ante la Guardia Civil, se mantuvo ésta para evitar cargos penales por omisión de socorro».

«Te vuelves en patera»

Ana Gregorio había expuesto estos hechos en las reuniones semanales del equipo educativo («Y. llegó ayer fumado, A. consume cocaína…«), pero dejó de hacerlo al comprobar que sus comentarios eran eliminados de las actas de la reunión.

Apenas dos semanas después de dirigir su denuncia al Consell Insular, varios internos acudieron a la Fiscalía de Menores a presentar cargos contra ella, respaldados por empleados que formaban parte del círculo de confianza de la directora. 

Las acusaciones eran bastante endebles: dos menas sostuvieron que Ana Gregorio se había negado a darles unas magdalenas en una noche de Ramadán (cuando estaban hambrientos porque no habían comido nada en todo el día) y les había dirigido expresiones racistas: «Si no te gusta, te vuelves en patera«. Un vigilante de seguridad alegó que la educadora era demasiado «seca y dura» con los internos.

Ana Gregorio rechaza estas acusaciones: «¿Cómo voy a ser racista? Mi padre emigró con cuatro años junto a mi abuelo a Argelia. Yo misma he sido emigrante. Nací en Ibiza pero he trabajado en Suiza, en Galicia, en Salamanca…»

Agresión sexual

La Fiscalía archivó la investigación y trasladó los testimonios recogidos al servicio de Menores del Consell de Ibiza, que abrió un expediente reservado a Ana Gregorio, la cesó de su cargo de monitora y la devolvió a la plaza que había ganado en oposición en 2008, como auxiliar de enfermería en la residencia hospital de mayores de Cas Serres.

«El instructor del expediente disciplinario me dijo que no veía indicios de que yo hubiera actuado de forma incorrecta, pero que estaba recibiendo muchas presiones«, señala Ana Gregorio. 

La educadora envió numerosos mensajes en los que pidió al presidente del Consell de Ibiza, Vicente Marí Torres (PP), que le recibiera para exponerle esta situación. Nunca obtuvo respuesta. 

Mensajes de Telegram que Ana Gregorio envió al presidente del Consell de Ibiza, Vicente Marí Torres (PP), el 8 de noviembre de 2019.

Mensajes de Telegram que Ana Gregorio envió al presidente del Consell de Ibiza, Vicente Marí Torres (PP), el 8 de noviembre de 2019.

Pocos meses después, se produjo en el centro una grave agresión sexual. Cuando una de las menores que tenía cierta discapacidad psíquica salió a fumar un cigarro, tres internos la obligaron a hacerles una felación.

«Según el protocolo», añade Ana Gregorio, «debían haber llevado inmediatamente a la menor al hospital para someterla a una exploración y luego a la Guardia Civil para presentar una denuncia. Como la directora no trabajaba el fin de semana, esperaron al lunes para llevar a la chica a la Guardia Civil, sin acudir al hospital. En este tiempo la manipularon».

La menor siguió conviviendo con sus agresores sexuales en el centro durante varios días. Finalmente, el servicio de Menores del Consell aceptó que se trasladara a vivir a Zaragoza con su hermana, que había solicitado varias veces asumir su tutela.

Fuente

Un comentario en “Una tutora denuncia que falsos menas abusaban de chicas en un centro de menores de Ibiza – M.A. Ruiz Coll

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s