El 93% de las autopsias revelan que las personas que fueron vacunadas contra el Covid-19 murieron a causa de la vacuna – Dr. Sucharit Bhakdi & Dr. Arne Burkhardt

Las autopsias demuestran que las vacunas contra el coronavirus causaron el 93 por cien de las muertes de las personas a las que les practicaron la autopsia.

El examen reveló que la inyección indujo la formación de coágulos que causaron la muerte de 14 de los 15 pacientes.

El órgano más afectado fue el corazón, pero también se vieron afectados otros órganos como los pulmones y el hígado.

Los fallecidos eran personas que habían muerto en casa, en eventos deportivos, en el coche o en el trabajo.

Los familiares pidieron que se examinaran los cuerpos de las víctimas, lo que llevaron a cabo la doctora Arne Burkhardt y el doctor Sucharit Bhakdi.

-El doctor Bhakdi ha dedicado toda su vida a la práctica, la enseñanza y la investigación de la microbiología y las enfermedades infecciosas. -La doctora Burkhardt es patóloga y viróloga, un campo en el que ha publicado más de 300 artículos científicos.

A los primeros 15 cadáveres, Burkhardt añadió posteriormente 55 pacientes más, con lo que el número total de autopsias ascendió a 70. En más del 90 por cien de los fallecidos, Burkhardt encontró un ataque autoinmune en los tejidos de estos órganos por parte de las células T, en el rango de edad de 28 a 90 años.

En todas las muertes encontraron los mismos hallazgos patológicos.

El único denominador común en todos ellos fue la vacuna.

Cuatro de las víctimas de las vacunas sólo recibieron una dosis, pero con cada inyección el sistema inmunitario empeora progresivamente.

Bhakdi asegura que las vacunas producen proteínas de superficie que preparan a los órganos para el ataque de los linfocitos T.

Hay “una explosión de tumores y cánceres entre los vacunados que nadie puede explicar”, dice Bhakdi.

A principios de este año el doctor Hoffe descubrió que el 60 por cien de los pacientes que recibieron las vacunas tenían niveles elevados del dímero D, que es un indicador de la coagulación en las paredes de los vasos sanguíneos pequeños.

El doctor Ryan Cole, otro patólogo, señala que el cáncer de útero se ha multiplicado por veinte, así como otros tumores.

Cole señala que las vacunas no estimulan a los pacientes a producir suficiente IgA secretora, que es la primera línea de defensa que mantiene una respuesta inmune equilibrada.

Cole sostiene que los infiltrados de células T en la población vacunada son destructivos para el tejido y trabaja en un estudio para comprobar cómo se deposita la proteína de superficie en los órganos en el lugar de las inyeccciones.

En los tejidos que rodean los vasos sanguíneos hay una importante acumulación de células T. Los eventos inflamatorios en los vasos sanguíneos pequeños se caracterizan por la abundancia de células T y de células endoteliales muertas, lo que a su vez da lugar a coágulos sanguíneos.

Además, se produce una infiltración masiva de órganos y tejidos con estas células del sistema inmune. El corazón es el principal órgano implicado, pero la coagulación puede producirse en cualquier parte, desde el cerebro hasta los vasos sanguíneos.

CONCLUSIÓN

El trabajo del equipo de Bhakdi/Burkhardt es una bomba. Esta es la primera vez que un estudio explica cómo las inyecciones de genocidio están matando linfocitos en el sistema linfático, que es equivalente a una planta de tratamiento de aguas residuales del cuerpo. En consecuencia, esto conducirá a la aparición de patógenos latentes que infectan al huésped. Conozco personalmente a una enfermera practicante en Pensilvania que contrajo herpes zóster e infección por Covid-19, después de su tercera vacuna de refuerzo. Una de las preguntas que tengo y creo que necesitamos más investigación es esta: ¿La muerte de los linfocitos es una consecuencia permanente de la inyección de Covid? Sabemos por estudios previos que cada disparo parece destruir la inmunidad. ¿Se están preparando los inyectados para una mejora dependiente de anticuerpos, lo que conduciría a infecciones importantes?

El trabajo del equipo de Bhakdi/Burkhardt, así como del Dr. Hoffe y el Dr. Cole, se puede resumir de la siguiente manera. En primer lugar, los eventos inflamatorios en los vasos sanguíneos pequeños se caracterizan por una abundancia de linfocitos T y células endoteliales muertas, que a su vez pueden provocar coágulos sanguíneos. En segundo lugar, hay una gran acumulación de linfocitos T en el tejido que rodea los vasos sanguíneos. Tercero, hay una infiltración masiva de órganos y tejidos con estas células asesinas. Del trabajo de todos estos científicos, vemos que el corazón es el principal órgano involucrado, pero la coagulación puede ocurrir en cualquier lugar con estos pinchazos de Covid, desde el cerebro hasta los vasos sanguíneos. ¡Estos “disparos de coágulos” deben detenerse!

—https://nemosnewsnetwork.com/93-of-autopsies-reveal-people-who-were-vaccinated-with-covid-19-jab-died-from-vaccine/

2 comentarios en “El 93% de las autopsias revelan que las personas que fueron vacunadas contra el Covid-19 murieron a causa de la vacuna – Dr. Sucharit Bhakdi & Dr. Arne Burkhardt

  1. El doctor Burkhardt es un hombre, no es una mujer por tanto hay que corregir el escrito cuando se refieren a él.
    Pueden verlo hablando de su hayasgo en:

    https://doctors4covidethics.org/gold-standard-covid-science-in-practice-interdisciplinary-symposium-ii-december-10-2021/

    Los 300 artículos científicos son del Dr. Bhakdi.
    Dr. Burkhardt a publicado al rededor de 150.
    Es importante dar los datos correctos ya que eso le brinda más transparencia y credibilidad al artículo.
    El Dr. Bhakdi y el Dr. Burkhardt escribieron un Artículo juntos informando sobre los hayasgos y realizaron una presentación pero las autopsias fueron realizadas por el Dr. Burkhardt en compañía de otros dos patologos Alemanes.

    The Authors of the Paper
    Dr. Bhakdi has spent his life practicing, teaching and researching medical microbiology and infectious diseases. He chaired the Institute of Medical Microbiology and Hygiene at the Johannes Gutenberg Unversity of Mainz, Germany, from 1990 until his retirement in 2012. He has published over 300 research articles in the fields of immunology, bacteriology, virology and parasitology, and served from 1990 to 2012 as Editor-in-Chief of Medical Microbiology and Immunology, one of the first scientific journals of this field that was founded by Robert Koch in 1887.

    Dr. Arne Burkhardt is a pathologist who has taught at the Universities of Hamburg, Berne and Tübingen.
    He was invited for visiting professorships/study visits in Japan (Nihon University), the United States (Brookhaven National Institute), Korea, Sweden, Malaysia and Turkey. He headed the Institute of Pathology in Reutlingen for 18 years. Subsquently, he worked as an independent practicing pathologist with consulting contracts with laboratories in the US.
    Burkhardt has published more than 150 scientific articles in German and international scientific journals as well as contributions to handbooks in German, English and Japanese.
    Over many years he has audited and certified institutes of pathology in Germany.

    https://doctors4covidethics.org/on-covid-vaccines-why-they-cannot-work-and-irrefutable-evidence-of-their-causative-role-in-deaths-after-vaccination/

    Me gusta

  2. Es horrible. Y más cuando intentan por activos y por pasivo a contrarrestar con mentiras. Si no fu3vwrdadnos pondrían a jui3pero ahí saldría aún más la mierda

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s