Gobierno Británico: “EL DESARROLLO DE LOS BEBÉS SE ATROFIA DEBIDO AL ENMASCARAMIENTO DE LOS ADULTOS”: INFORME


Según un informe de la OFSTED, los bebés y los niños pequeños experimentan problemas de desarrollo «particularmente preocupantes» debido a los años de enmascaramiento.

OFSTED es la Oficina de Estándares en Educación, Servicios y Habilidades Infantiles, y es un departamento del gobierno del Reino Unido.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=griptmedia&dnt=true&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd19zZW5zaXRpdmVfbWVkaWFfaW50ZXJzdGl0aWFsXzEzOTYzIjp7ImJ1Y2tldCI6ImNvbnRyb2wiLCJ2ZXJzaW9uIjo0fX0%3D&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1511302569007722498&lang=en-gb&origin=https%3A%2F%2Fgript.ie%2Fbabies-development-stunted-due-to-adult-masking-report%2F&sessionId=9efff2b797a550a59c1701db3049c03c93e5e36e&siteScreenName=griptmedia&theme=light&widgetsVersion=940dd9ee54270%3A1649359550911&width=500px

El informe, que recopiló datos de 70 proveedores de cuidado infantil en Inglaterra, describió cómo las guarderías han expresado su preocupación por los bebés que tienen «vocabularios limitados» y que tienen dificultades para comprender las expresiones faciales comunes.

“Algunos bebés han tenido problemas para responder a las expresiones faciales básicas, lo que puede deberse a la reducción del contacto y la interacción con los demás durante la pandemia”, dice el informe.

“Los niños se han perdido de escuchar historias, cantar y tener conversaciones. Un proveedor comentó que los niños parecen haber pasado más tiempo en las pantallas y han comenzado a hablar con acentos y voces que se asemejan al material que han visto”.

Además, el informe agregó que se creía que enmascarar a los adultos tenía un impacto negativo en el desarrollo de los niños.

“Los niños que cumplen dos años habrán estado rodeados de adultos con máscaras durante toda su vida y, por lo tanto, no podrán ver los movimientos de los labios o las formas de la boca con tanta regularidad”, dijo el informe de Ofsted.

“Algunos proveedores han informado que los retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje de los niños los han llevado a no socializar con otros niños tan fácilmente como hubieran esperado anteriormente”.

Amanda Spielman, inspectora jefe de OFSTED, habló con la BBC sobre los problemas que enfrentan los niños pequeños después de la pandemia, incluida una lucha desproporcionada con el entrenamiento para ir al baño.

“Estamos viendo dificultades con la interacción social y la confianza social”, dijo.

“Niños justo detrás de donde normalmente esperarías que estuvieran. Y también en el desarrollo físico: gatear, caminar y quizás relacionado con eso también una mayor obesidad”.

Los proveedores de cuidado infantil informaron que los bebés estaban “particularmente ansiosos y no estaban acostumbrados a ver caras diferentes” cuando los padres los dejaban en la guardería.

“Los niños carecían de confianza y eran tímidos en los entornos de cuidado infantil, especialmente cuando participaban en actividades grupales”, decía el documento.

“Incluso los niños mayores que normalmente se habrían asentado todavía estaban molestos cuando los dejaron”.

En diciembre de 2021, publicamos un informe sobre los efectos continuos de la pandemia y la recuperación de la educación en los proveedores de la primera infancia , incluidos los cuidadores de niños y las guarderías. Los efectos de la pandemia en los niños fueron evidentes. Los proveedores priorizaron las principales áreas de aprendizaje (comunicación y lenguaje, desarrollo personal, social y emocional, y desarrollo físico) para abordar esto.

Después de que publicamos nuestros hallazgos anteriores, las restricciones de COVID-19 se endurecieron durante un período, pero los proveedores de los primeros años permanecieron abiertos.

Este informe se basa en la evidencia de inspección recopilada en el período de primavera de 2022 y en las discusiones con los inspectores de los primeros años sobre las implicaciones actuales de la pandemia en los niños.

La pandemia ha seguido afectando el desarrollo de la comunicación y el lenguaje de los niños, y muchos proveedores notaron retrasos en su progreso del habla y el lenguaje. Los proveedores están haciendo más derivaciones para ayuda externa que antes de la pandemia y están esperando más tiempo por la ayuda de este especialista. Para compensar, los proveedores se aseguraban de que los niños aprendieran en un ambiente rico en lenguaje, con un enfoque en ampliar el vocabulario y practicar el habla.

El impacto negativo en el desarrollo personal, social y emocional de los niños también ha continuado, con muchos niños sin confianza en las actividades grupales. Algunos niños mayores, que normalmente no se habrían molestado cuando sus padres los dejaran, todavía estaban inquietos después de un período de asistir a los entornos con regularidad. En consecuencia, los proveedores se estaban enfocando en ayudar a los niños a expresar cómo se sienten y habían creado más oportunidades para que los niños socializaran en grupos más grandes a medida que se levantaban las restricciones.

Algunos proveedores continúan notando retrasos en el desarrollo físico de los bebés. Varios han aumentado la cantidad de tiempo que los niños dedican a actividades físicas, tanto en el interior como al aire libre, para desarrollar sus habilidades motoras gruesas.

Todos los proveedores han realizado cambios en sus procedimientos desde el comienzo de la pandemia, y algunos de estos permanecen. Por ejemplo, la mayoría ya no espera que los padres entren en las instalaciones para dejar o recoger a los niños. Si bien esto puede significar que los niños desarrollen independencia en tareas como colgar los abrigos, también puede significar que los padres y los proveedores pierdan oportunidades para compartir información detallada.

Los proveedores han adaptado las formas en que mantienen a los padres informados e involucrados en el progreso de sus hijos durante la pandemia. Por ejemplo, algunos han utilizado métodos digitales, como videollamadas y plataformas de mensajería segura, y llamadas telefónicas para contactar a los padres. Algunos proveedores también han enviado fotografías a los padres del aprendizaje de sus hijos.

Los proveedores informaron dificultades para retener personal de alta calidad. Esto ha dejado a algunos proveedores con menos profesionales capacitados. Estas dificultades han afectado la calidad de la enseñanza y la implementación de estrategias de actualización. Para compensar, muchos proveedores han alentado al personal a completar la capacitación en línea y, en algunos casos, capacitación especializada, como en técnicas para apoyar el desarrollo del habla y el lenguaje.

Algunos proveedores están preocupados por su sostenibilidad a largo plazo dadas las fluctuaciones en el número de niños matriculados. Sin embargo, no todos los proveedores se ven igualmente afectados por esto.

Nota metodológica

En este informe, usamos evidencia de inspecciones de rutina y grupos de enfoque con inspectores de los primeros años para mostrar: 

  • cómo la pandemia sigue afectando el aprendizaje y el desarrollo de los niños
  • cómo los proveedores de primeros años están ayudando a los niños a ponerse al día
  • cómo las medidas de COVID-19 implementadas durante el período de primavera (antes del cambio en la orientación del gobierno) afectaron a los niños
  • cómo la sostenibilidad, incluida la dotación de personal, se ha visto afectada por la pandemia

El informe se basa en la evidencia recopilada durante las inspecciones de 70 proveedores de primeros años entre el 17 de enero y el 4 de febrero de 2022. Esto incluyó a 38 cuidadores de niños y 32 guarderías. Esto es alrededor del 10% de todas las inspecciones de los primeros años realizadas durante este tiempo.

Observamos una muestra de inspecciones, por lo que no podemos asumir que los hallazgos sean representativos. Sin embargo, en general, ilustran el impacto en el aprendizaje y los enfoques que estaban adoptando los proveedores.

Este informe también se basa en 4 grupos focales y 1 entrevista con inspectores de primeros años, en los que participaron 21 inspectores. Este número es pequeño, lo que significa que los hallazgos no son concluyentes. Sin embargo, ayudan a triangular y enriquecer los hallazgos de la evidencia de inspección.

El estado actual de la educación infantil.

Niveles de ausencia del personal

Entre enero y mediados de febrero de 2022, alrededor del 4 % de las inspecciones de los primeros años se aplazaron por motivos relacionados con la COVID. La información de las solicitudes de aplazamiento muestra cómo la pandemia continúa afectando a los proveedores de primeros años de diferentes maneras.

Durante este tiempo, algunos cuidadores de niños tuvieron que cerrar temporalmente debido a que dieron positivo por COVID-19. Algunas guarderías estaban cerrando o fusionando salas, deteniendo ciertos elementos (como la provisión de sesiones para niños) o cerrando por completo debido a la ausencia del personal relacionado con COVID. El personal de las guarderías, incluidos los equipos de gestión, se trasladó para cubrir las salas de las guarderías para garantizar que se cumplieran los requisitos de proporción, y algunos proveedores dependían de una gran proporción del personal del banco para permanecer abiertos. Los miembros del personal también asumieron tareas adicionales temporalmente, como cocinar, debido a que otros miembros del personal dieron positivo.

Impacto en los niños

Muchos proveedores informaron que todavía hay retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje de bebés y niños. Por ejemplo, algunos han notado que los niños tienen un vocabulario limitado o les falta confianza para hablar. Además, algunos bebés han tenido problemas para responder a las expresiones faciales básicas, lo que puede deberse a la reducción del contacto y la interacción con los demás durante la pandemia.

Los niños se han perdido de escuchar historias, cantar y tener conversaciones. Un proveedor comentó que los niños parecen haber pasado más tiempo en las pantallas y han comenzado a hablar con acentos y voces que se asemejan al material que han visto.

Algunos proveedores sintieron que el uso de mascarillas continuaba teniendo un impacto negativo en las habilidades de comunicación y lenguaje de los niños. Los niños que cumplen 2 años habrán estado rodeados de adultos con máscaras durante toda su vida y, por lo tanto, no podrán ver los movimientos de los labios o las formas de la boca con tanta regularidad. Algunos proveedores han informado que los retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje de los niños los han llevado a no socializar con otros niños tan fácilmente como hubieran esperado anteriormente.

Muchos proveedores informaron un aumento en la espera de servicios externos para niños que necesitan apoyo adicional, como terapeutas del habla y el lenguaje. Algunos proveedores dijeron que los padres que podían hacerlo habían pagado por terapeutas privados del habla y el lenguaje para obtener apoyo de inmediato. Quienes no podían permitírselo se han enfrentado a tiempos de espera más prolongados, de hasta 9 meses en algunas autoridades locales, antes de que hubiera ayuda especializada disponible.

El desarrollo personal, social y emocional continúa afectado. Los niños carecían de confianza y eran tímidos en los entornos de cuidado infantil, especialmente cuando participaban en actividades grupales. Incluso los niños mayores que normalmente se habrían acomodado todavía estaban molestos cuando los dejaron. Los proveedores informaron que los bebés estaban particularmente ansiosos y no estaban acostumbrados a ver caras diferentes. Las habilidades sociales y de construcción de amistades de los niños se han visto afectadas. Algunos proveedores informaron que los niños pequeños y en edad preescolar necesitaban más apoyo para compartir y tomar turnos.

Continúa habiendo un impacto en el desarrollo físico de los niños. Hubo retrasos en el aprendizaje de los bebés para gatear y caminar. Algunos proveedores informaron que los niños habían retrocedido en la independencia y en las habilidades de cuidado personal.

Impacto en los niños elegibles para recibir financiamiento a los 2 años

Descubrimos que los lugares financiados para niños de 2 años no se han utilizado tanto como antes de la pandemia. [nota al pie de página 1] A lo largo de la pandemia, menos padres enviaron a sus hijos a guarderías, incluso por tiempo financiado.

Esto significa que algunos niños que normalmente estarían en la provisión de primeros años se han quedado en casa. Muchos de estos niños ya están identificados como los más desfavorecidos. Los proveedores dijeron que algunos de los padres de estos niños se habían perdido oportunidades educativas y, por lo tanto, es posible que hayan tenido dificultades para ver el beneficio de que sus hijos regresen a la educación de los primeros años.

Sin embargo, los proveedores han estado alentando a los padres a enviar a sus hijos a su entorno, tanto para la educación temprana como para un desarrollo social más amplio, incluso si los padres estaban en casa más tiempo que antes. Por ejemplo, escuchamos de un proveedor que hablaba con los padres en un pueblo local para explicarles las oportunidades y los espacios disponibles para sus hijos. Si estos padres no ocupan plazas subvencionadas, sus hijos no empezarán la educación infantil hasta que tengan al menos 3 años, lo que podría afectar a su aprendizaje posterior.

Estrategias de recuperación

Las habilidades de comunicación y lenguaje de los niños y su desarrollo personal, social y emocional han sido dos de las principales prioridades curriculares durante la pandemia.

Sabemos que los proveedores y el personal de buena calidad conocen bien a los niños. Han identificado las brechas en el conocimiento de los niños y abordado cualquier área de preocupación de manera efectiva. El personal se ha puesto en contacto con los padres para identificar los puntos de partida de los niños y los posibles vacíos que pueden necesitar llenar. Descubrimos que en algunas disposiciones de los primeros años, los niños se han puesto al día. Sin embargo, en la provisión de peor calidad, los niños han tenido dificultades para ponerse al día. Muchos de estos proveedores citaron la pandemia de COVID-19 como la razón.

Comunicación y lenguaje

Para abordar los retrasos en la comunicación y el desarrollo del lenguaje, el personal ha continuado enfatizando el habla y el lenguaje en todas las actividades de enseñanza planificadas. También introducen continuamente nuevas palabras en el vocabulario de los niños. El personal ha estado alentando a los niños a hablar sobre lo que están haciendo en las actividades y sobre lo que pueden ver y sentir.

Muchos proveedores han seguido centrándose en la interacción. El personal ha alentado a los niños a usar su creciente vocabulario y conocimiento en el juego de roles, donde los niños pueden usar su imaginación. Los proveedores han ampliado las oportunidades para escuchar historias e introdujeron el canto de forma ad hoc, en función de ver a los niños hacer esto durante el tiempo de juego. El personal ha animado a hablar leyendo y hablando con los niños. También han animado a los niños a hablar con los demás. Repitieron y modelaron el lenguaje de manera consistente, usando palabras y señas claras en las interacciones con los niños para apoyar su adquisición del lenguaje.

Para ayudar a los niños a ponerse al día, algunos miembros del personal han recibido capacitación adicional sobre el desarrollo del lenguaje. Algunos proveedores habían desarrollado ideas innovadoras para mejorar el habla y el lenguaje de los niños y se habían asociado con los padres para ofrecer iniciativas. Un proveedor compartió el aprendizaje entre el hogar y la guardería a través de un ‘grupo de charla’ usando un diario de comunicación y actividad compartido. Esto proporcionó consistencia de estrategias y oportunidades entre el hogar y la provisión, para permitir que los niños desarrollen sus habilidades de comunicación.

Los proveedores también llevaron a cabo sesiones de habla y lenguaje para niños que se habían quedado atrás o que tenían habilidades de comunicación subdesarrolladas. Algunos niños habían recibido intervención individual dirigida y en grupos pequeños (como un programa para niños de 3 a 4 años con retraso en el desarrollo del lenguaje) y su habla había mejorado. Muchos proveedores afirmaron que los tiempos de espera para la terapia del habla y el lenguaje ahora eran muy largos, con los consiguientes retrasos en la evaluación de los niños y el inicio de las intervenciones.

Desarrollo personal, social y emocional.

Nos dijeron que muchos niños todavía carecían de confianza y eran tímidos cuando asistían a la provisión de primeros años y participaban en actividades grupales. Algunos niños mayores, que normalmente se habrían acomodado después de un breve período de asistencia regular, seguían molestos por haber sido dejados.

El personal animó a los niños a expresar cómo se sentían. Algunos proveedores hicieron esto, por ejemplo, con ‘tarjetas de emociones’. Estas son tarjetas con imágenes de niños que muestran diferentes emociones a través de sus expresiones faciales, con la palabra para describir la emoción al lado de la imagen. Cuando los niños no pueden verbalizar cómo se sienten, pueden señalar una tarjeta que muestre sus sentimientos. En un proveedor, se animó a todos los niños a compartir cómo se sentían en una pizarra. Algunos niños estaban usando muchas formas diferentes de expresar sus emociones, como a través de la música, el baile y el uso de accesorios. Más proveedores estaban enseñando a los niños técnicas de respiración para ayudarlos a calmarse. Algunos proveedores habían comprado recursos adicionales, como títeres y libros sobre emociones.

Los proveedores informaron que estas actividades han ayudado a los niños a acostumbrarse a estar en un entorno de aprendizaje de los primeros años. Los bebés han estado particularmente ansiosos y han necesitado más tranquilidad por parte del personal para hacer frente a ver caras diferentes.

Las habilidades sociales y de construcción de amistades de los niños han seguido viéndose afectadas. Los niños han tenido menos interacción social, por lo que sus habilidades sociales están menos desarrolladas de lo que habrían estado antes de la pandemia. Para abordar esto, muchos cuidadores de niños habían vuelto a llevar a los niños a grupos comunitarios. Estaban brindando tantas experiencias como fuera posible para que los niños se mezclaran con otros y desarrollaran confianza en situaciones sociales. Algunos proveedores han introducido espacios tranquilos para niños que no se sentían cómodos mezclándose con otros y luego los han introducido gradualmente en una habitación más grande con sus compañeros.

Algunos proveedores habían notado que los niños pequeños y en edad preescolar seguían necesitando más apoyo para compartir y tomar turnos. Por ejemplo, a algunos niños les resultaba difícil cooperar en un grupo y compartir juguetes, y no estaban contentos si no se salían con la suya. Los proveedores han trabajado arduamente para proporcionar actividades que impliquen tomar turnos, compartir, escuchar a otras personas, responder adecuadamente y tener una conversación. Algunos proveedores continuaron haciendo más trabajo en grupos más pequeños para abordar esta área de necesidad.

Una reducción temporal en la cantidad de personal (debido a enfermedades relacionadas con el COVID) y la ausencia de los trabajadores clave de los niños han dificultado el manejo del comportamiento de los niños en algunos proveedores. Por ejemplo, el conocimiento de los niños sobre las expectativas y cómo comportarse apropiadamente, como saber cuándo es aceptable hablar en voz alta y saber caminar cuando están adentro, es menos bueno que antes de la pandemia. Esto ha dificultado el aprendizaje de algunos niños.

Desarrollo fisico

Algunos proveedores han seguido notando retrasos en el desarrollo físico de los bebés, como gatear y comenzar a caminar. Los proveedores reconocieron que algunos niños han tenido menos oportunidades para hacer ejercicio físico y jugar al aire libre.

Como resultado, los proveedores han mejorado la oferta al aire libre con más variedad de actividades para desarrollar las habilidades motoras gruesas. Han aumentado la cantidad de tiempo que los niños pasan al aire libre y están reconociendo los beneficios más amplios para la salud y el bienestar. Han estado llevando a los niños a visitas más frecuentes a diferentes ambientes al aire libre, como parques y bosques locales.

También han estado ofreciendo una gama más amplia de actividades de interior para el desarrollo físico de los niños. Los cuidadores de niños han estado llevando a los niños a centros de juegos suaves para el desarrollo físico y también para brindarles experiencias que probablemente se hayan perdido durante la pandemia. Sin embargo, algunos proveedores han estado ofreciendo diferentes actividades para reducir la posibilidad de que los niños se infecten entre sí. Por ejemplo, algunos han usado menos áreas de juego suave en el interior y las han sustituido con más juegos al aire libre.

Algunos proveedores informaron una regresión en la independencia y las habilidades de cuidado personal de los niños. Por ejemplo, más niños necesitaron ayuda para ponerse el abrigo y sonarse la nariz. Los proveedores han respondido a esto creando oportunidades adicionales para practicar estas habilidades. A un número cada vez mayor de proveedores les preocupaba que menos niños hubieran aprendido a usar el baño de forma independiente. Esto significa que es posible que más niños no estén preparados para la escuela a los 4 años. Los proveedores también están preocupados por la obesidad y la salud dental. Se han centrado en proporcionar comidas bien equilibradas y nutritivas y aumentar el tiempo de actividad física para abordar estos problemas.

Cambios en la práctica y los procedimientos debido a las medidas de COVID-19

Todos los proveedores realizaron cambios en la práctica y los procedimientos para cumplir con la guía de COVID-19. A algunos les gustaría conservar las medidas de COVID-19, que se levantaron formalmente en febrero de 2022, mientras que otros han comenzado a volver a la práctica anterior a la pandemia. Algunos proveedores han comenzado a permitir que los padres ingresen con regularidad, pero han introducido sistemas unidireccionales, han establecido un tiempo limitado para que ingresen y/o les han pedido que usen máscaras.

Padres entrando al local

En la mayoría de las disposiciones para los primeros años, no se ha permitido a los padres ingresar a los edificios para dejar o recoger a sus hijos. En cambio, los han dejado y recogido en la puerta o portón. Esto significa que es posible que los padres cuyos hijos comenzaron a asistir después del inicio de la pandemia nunca hayan estado dentro de las instalaciones. Esto ha llevado a que algunos padres no conozcan o no vean a la persona clave de sus hijos.

Los proveedores dicen que les resultó más fácil acomodar a los niños al llegar cada día sin los padres en las instalaciones. Afirman que los niños han ganado independencia desde las nuevas medidas, por ejemplo, han estado colgando sus abrigos y bolsos ellos mismos, en lugar de que los padres lo hagan por ellos. Si bien se mencionan estos beneficios, es importante que los proveedores consideren el impacto de mantener esta medida, tanto en los niños como en los padres. Por ejemplo, habrá un efecto en la calidad y cantidad de información que el personal puede recopilar, como lo que le gusta y lo que no le gusta a un niño y lo que el niño ya sabe o puede hacer, cuando el niño, el padre y el profesional no están todos en el mismo lugar al mismo tiempo. Se podrían perder oportunidades para conversaciones importantes. En unos pocos casos, donde las intervenciones tempranas podrían haber ayudado a los niños,

Algunos padres han estado ansiosos por ver el entorno de aprendizaje de sus hijos, pero no han podido ir a las instalaciones del proveedor para ver el aprendizaje de sus hijos en acción. Los padres también expresaron su preocupación de que no pueden ver los cambios que el proveedor puede hacer o notar problemas de protección dentro de las instalaciones. A pesar de esto, muchos padres han aceptado que así seguirá como una forma de minimizar los riesgos de infección.

Algunos proveedores permitieron que los padres vinieran en ocasiones específicas, por ejemplo, para discutir algo sobre el niño en privado o para las veladas de padres.

Adaptación para nuevos hijos

Los proveedores han adaptado la forma en que llevan a cabo las sesiones de adaptación para los niños nuevos. Los padres con hijos mayores han encontrado que el proceso de adaptación para sus hijos más pequeños es duro en comparación.

La mayoría de los proveedores permitieron que los padres vinieran para sesiones de adaptación más cortas o usaron espacios exteriores para más sesiones. Por ejemplo, usaron el jardín del proveedor o el parque local para sesiones de adaptación más largas. Los proveedores también han utilizado videollamadas junto con, o en lugar de, discusiones en persona para compartir información relevante con padres y cuidadores. Un pequeño número de proveedores observó a los niños durante las sesiones de adaptación para ayudar a identificar a una persona clave para ellos con quien pudieran construir una buena relación.

Varios proveedores han sido flexibles en su enfoque de las sesiones de adaptación y fueron impulsados ​​por las necesidades del niño. Algunos proveedores han sido flexibles con los horarios de regreso de los niños después del encierro o de un período de enfermedad para ayudarlos a adaptarse al cuidado infantil.

Por lo general, los niños que comenzaron a brindar servicios durante la pandemia tardaron más en adaptarse que las cohortes anteriores. Por ejemplo, los proveedores informan que los bebés que comienzan desde la pandemia tienen altos niveles de ansiedad y tienen que acostumbrarse a ver a diferentes personas. Además, el personal puede ver una diferencia en los niños que se unieron durante la pandemia y no tuvieron las interacciones sociales que normalmente se esperarían.

Alianzas con los padres

Los proveedores reconocieron que construir relaciones sólidas con los padres y cuidadores sigue siendo esencial para el aprendizaje y el desarrollo de los niños. Aunque muchos proveedores suspendieron las reuniones en persona entre los padres y la persona clave del niño, la mayoría las reemplazó con reuniones en línea o por teléfono. Algunos padres informaron que, aunque no pudieron ingresar a las instalaciones del proveedor, la comunicación regular con el personal ha sido buena.

Los proveedores han aumentado el uso de plataformas y métodos digitales para enviar información a los padres para compensar el acceso físico más limitado a las instalaciones. Han aumentado el uso de aplicaciones de redes sociales encriptadas para compartir fotos con los padres, ya que saben que la mayoría de los padres tendrán estas aplicaciones en sus teléfonos. Incluso cuando los niños han tenido que quedarse en casa, los proveedores han mantenido la comunicación con los padres y los niños por teléfono, mensajes de texto y aplicaciones para compartir información. Para algunos proveedores, estas aplicaciones se han convertido en el principal método de comunicación entre padres y proveedores.

Algunos proveedores dijeron que estaban usando aplicaciones para reemplazar los registros físicos sobre los niños que antes les habrían dado a los padres. Se usaron aplicaciones para monitorear el progreso, completar observaciones y cargar imágenes para compartir con los padres. Los padres recibieron una gran cantidad de información a través de métodos y plataformas digitales de los proveedores.

Algunos proveedores han descubierto que, desde la pandemia, los padres se han involucrado más en las oportunidades para apoyar el aprendizaje de sus hijos en el hogar. Por ejemplo, las áreas interiores de la biblioteca se han trasladado a áreas al aire libre accesibles para los padres, y los proveedores han descubierto que los padres se han llevado más libros a casa recientemente. Muchos proveedores han estado dando a los padres ideas y consejos sobre actividades educativas que pueden hacer con los niños en casa. El tiempo de entrega al final del día se ha vuelto importante porque es cuando el personal puede actualizar a los padres sobre lo que sus hijos han estado aprendiendo, pero este tiempo es limitado.

Hubo alguna evidencia de que, sin conversaciones informales regulares con los padres, los proveedores pueden no estar al tanto de cuáles son las actividades, experiencias e intereses de los niños fuera de la provisión para la primera infancia.

Idoneidad del personal

Calidad del personal y contratación de personal.

Los proveedores todavía luchaban por retener personal de alta calidad. Algunos miembros del personal bien calificados y experimentados se mudaron a diferentes trabajos durante la pandemia y los proveedores dijeron que ahora estaban luchando para contratar personal de calidad para reemplazarlos. Esto resultó en una falta de profesionales capacitados para la primera infancia en algunos proveedores. Muchos proveedores estaban contratando aprendices, que requerían capacitación y apoyo, mientras que el personal también estaba ayudando al aprendizaje y desarrollo de los niños, lo cual era una demanda adicional.

La escasez de personal estaba afectando la calidad de la enseñanza y la implementación de estrategias de recuperación. Tener menos personal en el sitio también podría generar problemas de manejo del comportamiento. En la mayoría de los proveedores, los gerentes han tenido que intervenir para cubrir la escasez de personal. El personal recién calificado ha tenido menos experiencia laboral y, por lo tanto, tiene conocimientos y habilidades más limitados.

La formación del personal

Durante la pandemia, muchos proveedores han estado alentando al personal a completar la capacitación en línea. Esto incluyó capacitación sobre protección, ayuda a los niños con el desarrollo del habla y el lenguaje y enfoques pedagógicos específicos. Los gerentes y el personal también han reconocido la necesidad de capacitación sobre la salud mental de los niños. Sin embargo, no estaba claro qué tan efectiva ha sido la capacitación en línea en el desarrollo de buenas prácticas. El personal informó que se han perdido la capacitación presencial y, especialmente, la oportunidad de desafiar su propio conocimiento e interpretación de lo que se les ha enseñado en un curso en línea.

Algunos buenos proveedores pudieron poner en práctica la capacitación en línea. Por ejemplo, algunos proveedores cuentan con personal experimentado capacitado en algunas estrategias terapéuticas del habla y el lenguaje. Esto fue reportado como efectivo. Sin embargo, también se reconoció que, dado que el personal no era un profesional del habla y el lenguaje, es posible que estas estrategias no se implementen de manera correcta o consistente. Por lo tanto, pueden tener beneficios más limitados para el desarrollo del habla y el lenguaje de los niños.

El personal recién calificado ha tenido oportunidades de experiencia laboral más limitadas y, por lo tanto, es posible que no tenga el conjunto de habilidades y el conocimiento necesarios para implementar un aprendizaje y desarrollo de buena calidad.

Sostenibilidad de los proveedores

Los proveedores se han preocupado de que sus negocios sean viables y sostenibles. Entre septiembre de 2021 y febrero de 2022, 64 cuidadores de niños completaron la encuesta posterior a la renuncia de Ofsted. De estos, el 23% citó a COVID-19 como el motivo del cierre.

Número de plazas y número de niños en lista

En unos pocos proveedores, el número de niños registrados ha aumentado. Esto ha tenido un impacto en las proporciones de los proveedores que no han podido contratar más personal.

En algunas disposiciones de los primeros años, el número de niños registrados ha disminuido. Algunos niños que debían hacer la transición a la escuela primaria no han regresado durante las últimas semanas o meses. Algunos padres han reducido las horas de asistencia de sus hijos porque están trabajando desde casa con más regularidad durante la pandemia. También ha habido una disminución en el acceso de los padres a los fondos para el cuidado de los niños y la educación, pero nos dijeron que hay señales de que esto está comenzando a recuperarse.

A los proveedores también les preocupa que no estén viendo a algunos de los niños que normalmente estarían en la educación de los primeros años, como muchos niños de 2 años elegibles para plazas. También había menos plazas para los niños más pequeños que de otro modo habrían asistido porque algunos proveedores con plazas limitadas estaban dando prioridad a los niños de 4 años.

Para imprimir este contenido puedes:

  • use el botón ‘Imprimir esta página’ en el menú Contenidos
  • haga clic con el botón derecho o secundario en la página y elija ‘Imprimir’ en el menú
  • presione Ctrl + P en un teclado de Windows o Comando + P en una Mac

Para guardar, use cualquiera de las opciones anteriores y cambie el destino de la impresora para guardar el contenido como PDF.

Las instrucciones pueden variar según el navegador de Internet que utilice, como Internet Explorer o Google Chrome, y el tipo de dispositivo que utilice, como un teléfono o una computadora portátil. Puede encontrar sus opciones de impresión y guardado en el menú de su navegador.

  1. Estos son los lugares financiados por las autoridades locales que se otorgan a niños elegibles de 2 años para asistir a guarderías durante 15 horas a la semana. 

Contenido

Fuente

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s