Archivo de la categoría: Socialismo

IUnida: Maíllo refrenda en Granada que hay que derribar al Gobierno desde la calle | Radio Granada

Resultado de imagen de IU, Antonio Maíllo

Maíllo refrenda en Granada que hay que derribar al Gobierno desde la calle | Radio Granada

El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, ha considerado hoy “impecables” las declaraciones del senador de la coalición José Manuel Mariscal en las que instó a “derribar” al Gobierno central sin esperar a unas elecciones y ha considerado que el PP “sobreactúa” al pedir su reprobación.

A preguntas de los periodistas, Maíllo ha apoyado las declaraciones de Mariscal y ha considerado que la petición que hizo ayer el presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, para que reprobaran sus palabras es una “absoluta impostura”.

El coordinador regional de IU ha hecho estas declaraciones en el marco del congreso provincial del Partido Comunista de Andalucía en Granada para elegir su nueva directiva.

“El PP da golpes democráticos permanentes y no se les cae la cara de vergüenza tras hacer esa sobreactuación sobre unas declaraciones que lo que dicen es una verdad como un templo, que este Gobierno no puede seguir gobernando”, ha considerado Maíllo tras la petición de reprobación de Zoido.

El coordinador de IU ha reprochado que un PP “enfangado en la corrupción” se escandalice “como beatas de pueblo hipócritamente por unas declaraciones de Mariscal que me parecen impecables desde el punto de vista político”.

Maíllo ha pedido al Gobierno central que afronte la “única reforma” que no ha acometido Rajoy, la del fraude fiscal, frente a los 10 millones de euros por hora que el Estado deja de ingresar por fraude, según los datos aportados por IU.

“En una nueva perversión del lenguaje, hablan de recuperación, una indecencia cuando estamos asolados por el paro, los recortes y las bajadas salariales”, ha considerado Maíllo, que ha criticado los 8.000 millones que el Gobierno central recortará en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo bienio.

Ha alertado de que este recorte “puede provocar” la paralización de los servicios básicos, aunque ha asegurado que la Junta de Andalucía no hará los presupuestos que quiere el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, incluso con la “dificultad” que pone al Gobierno andaluz.

Antonio Romero insiste en el mensaje

El presidente de honor del Partido Comunista de Andalucía (PCA), Antonio Romero, ha abogado hoy por acentuar las movilizaciones contra el Gobierno para lograr su dimisión y ha defendido iniciar un proceso constituyente para instaurar la Tercera República.

Romero ha hecho estas declaraciones durante su participación en el congreso provincial que celebra el Partido Comunista de Andalucía en Granada para elegir su nueva directiva.

El presidente de honor del PCA ha considerado que es el momento de acentuar las movilizaciones contra un Gobierno central “montado en un mar de corrupción, con un programa oculto que no explicó a los electores”.

Romero, que ha calificado como “criminal y bacteria asesina para el tejido social” las actuaciones del Gobierno central, ha considerado que hay que conseguir que el Ejecutivo de Rajoy dimita para inaugurar un nuevo periodo.

“España necesita una enmienda a la totalidad, porque no se corrige con enmiendas parciales, necesita un proceso constituyente para llegar a la tercera república”, ha subrayado el presidente de honor del PCA.

Ha detallado que su partido propone, frente a la hoja de ruta del bipartidismo, un proceso constituyente para conseguir desde una república los derechos de Andalucía y “un país más solidario”.

Origen: Maíllo refrenda en Granada que hay que derribar al Gobierno desde la calle | Radio Granada

Che Guevara, la mayor estafa (criminal) del siglo XX | Instituto Juan de Mariana

Tengo que confesarte, papá, que en ese momento descubrí que realmente me gusta matar (Ernesto Che Guevara)

 

El pasado siglo será recordado, entre otras cosas, por haber alumbrado a los peores criminales que ha conocido la historia. Muchos, la mayoría, fueron comunistas. Y entre ellos se encuentra Ernesto Guevara de la Serna, el Che.

Pero este estudiante de medicina argentino añade un factor que le diferencia de sus colegas: sigue siendo, aún a día de hoy, un ídolo para muchísimas personas. Aunque no se puede decir, por citar solo unos ejemplos, que Lenin, Stalin, Mao o Fidel Castro hayan sido juzgados socialmente con la severidad que merecerían, es raro contemplar, salvo en los residuos que todavía abrazan la fe marxista, una reivindicación de sus figuras.

Con el Che, en cambio, se acepta con toda naturalidad que no escasos sectores de la sociedad exhiban su efigie, como si se tratara de Gandhi o de John Lennon.

En ese sentido, son de alabar iniciativas como la de nuestros amigos de la Fundación Bases en Rosario (Argentina), ciudad natal del tristemente célebre Guevara. Este think tank liberal ha emprendido una campaña para que las autoridades políticas de esa localidad retiren una estatua en honor al Che porque “es un asesino que no merece homenajes”. Nos unimos, sin duda, a tan encomiable cometido.

Y es que, ciertamente, Guevara, más allá de haber pasado a la posteridad como un icono para millones de jóvenes despistados, fue eso, un asesino.

No dudó, por ejemplo, en apretar el gatillo con sus propias manos en Sierra Maestra para acabar con la vida de aquellos compañeros que generaban alguna duda en su celo revolucionario. Y, posteriormente, tras el triunfo de los barbudos, ordenó ejecutar, sin ningún atisbo de garantías, como reconocía sin rubor alguno, a casi dos centenares de personas en la fortaleza de La Cabaña. La mayoría de los detenidos eran inocentes y ninguno se había hecho acreedor al fatal desenlace.

Además de un asesino múltiple confeso, el Che, en su posterior paso por la política cubana, destrozó el país, tanto desde el Banco Nacional como en los diversos ministerios que dirigió. También colaboró desde un primer momento en la creación tanto del Estado policial castrista como de los campos de concentración, lugar al que iban a parar los enemigos de la revolución comunista, entre ellos los homosexuales. Y todo ello jalonado por escritos profundamente racistas. Un sujeto al que nada bueno se le puede atribuir.

Guevara fue un fanático de unas ideas, las comunistas, que inexorablemente conducían a la muerte y la destrucción. No fue un libertador ni un luchador por la justicia social, signifique eso lo que signifique. Tan solo buscó implantar sanguinarias dictaduras, ya fuese en Cuba, en el Congo o en Bolivia, donde finalmente hace casi 50 años la CIA lo capturó y el ejército del país andino puso fin su atroz trayectoria.

Origen: Che Guevara, la mayor estafa (criminal) del siglo XX | Instituto Juan de Mariana

El caso Tertsch. La persecución comunista de la verdad.


El aserto “Los fascistas del futuro se harán pasar por antifascistas” es tan cierto como corromper unas elecciones y llamar a eso legitimidad democrática. 

Retorcer la historia para decir lo que no ocurrió fue una de las advertencias del legado de Orwell aprendido bajo el horror comunista del Frente Popular, mentira que se reproduce ahora y aquí.

La legitimidad o no de un gobierno la determina los votos tanto como la legitimidad del 18 de julio de 1936 la determino la inexistente legitimidad electoral del golpista Frente Popular tras su asalto a la ley en febrero de 1936.

El magnicidio del 12 de julio de 1936, perpetrado en el líder de la oposición (asesinado por miembros del PSOE) señalado en Cortes por la comunista Ibarruri “La pasionaria”, culmino aquel asalto a la inexistente legalidad.

A esos hechos la izquierda los llama legitimidad democrática, y pronunciarse contra ello o contarlo fascismo golpista, una de las razones por las que yo y otros somos señalados y censurados. 

Como broche sepan Uds. que la víctima elegida aquel 12 de julio, Calvo Sotelo, además del líder de la oposición en cortes fue el primer legislador del sufragio femenino en España.

Margarita Nelken, aquella que negaba el voto femenino que defendío Clara Campoamor, tuvo entre sus asesinos milicianos a Manuel iglesias, abuelo de Pablo Iglesias (Podemos). Lo narra el historiador Francisco Espinosa en su obra “La represión franquista en Villafranca de los Barros (1936-1945).” 

En los 70 su hijo se dedicara al terror comunista en la banda asesina FRAP y su nieto a tergiversar la historia criminal de sus ancestros (condenados) y denunciar a quienes la cuenten, para de nuevo darnos la misma liebre que en la Republica vendían por conejo, “la dictadura del proletariado como la máxima expresión de democracia” (Pablo Iglesias “organizando la resistencia” marzo 2013)

Recuerden, la II Republica, hija del pucherazo del 12 de abril de 1931, vino vestida de ese “habito“ de democracia que tan útil sigue siendo a la izquierda para engañar al pueblo y someterlo a su proclamada y pretendida “dictadura del proletariado” (01-11-1933, Largo Caballero, secretario general PSOE, discurso a los trabajadores, Barcelona).

En aquellos tiempos esos marxistas no hacían bravatas gratuitas: “tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos” (Largo Caballero 19-01-1936 acto electoral en Alicante, recogido en El Liberal, de Bilbao, 20-01-1936). Los dos tiros en la nuca de Calvo Sotelo fue el acabose.

Esto que cuento (silenciar al discrepante – vender democracia por dictadura) se llama comunismo, no fascismo y llamarlo “Comunista” es lo correcto. No fue casual que Mussolini, nº 3 del partido socialista italiano, tuviese el aplauso y soporte de Lenin. 

Y aunque el Fascismo no duro ni 15 años, los creadores del agit-prop” y 100 millones de víctimas lo convirtieron en “Leit motiv” para el señalamiento político, ocultar sus crímenes y llamarlos fascismo. Aún perdura esta Orwelliana verdad retorcida.

Entre los asesinos de retaguardia estaban los milicianos de Margarita Nelken “El chaparro”, “el hornachego”, “el vinagre” y “el cojo de los molletes” que aplicaban las ideas de “la pasionaria«Más vale condenar a cien inocentes a que se absuelva a un solo culpable». 

Una de esas víctimas fue María Ceballos Zuñiga y Solís, de Villafranca de los Barros (Badajoz) si, el pueblo de Manuel Iglesias, abuelo de Pablo Iglesias. Declaro la buena señora en la causa general que Manuel Iglesias estaba en la partida de milicianos de retaguardia que el 7 de noviembre de 1936 detuvo a su marido, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, y a su hermano, Pedro Ceballos. Estos fueron entregados en Madrid a la checa de milicias de la calle Serrano 43, y fusilados en la Pradera de San Isidro. 

Este crimen que narró la viuda no fue la razón de la condena a muerte del criminal Manuel Iglesias, y el juez que vio la denuncia de Pablo Iglesias contra Hermann Tertsch se la coge con papel de fumar y condena al periodista. Para su señoría contar esta historia “excede de la crítica política desde el momento en que se basan en información que no resulta veraz, resultando vejatorias y con ánimo de injuriar, desacreditar y perjudicar”

El abuelo de Iglesias, tras 5 meses condenado a muerte, vio reducida su pena a 30 años gracias a las declaraciones de sus amigos falangistas, y tras 5 años de prisión salió libre. Fue tan dura su represión que le castigaron con uno de aquellos jugosos empleos de funcionario reservados para los privilegiados de aquel “cruel régimen franquista”.

Con aquel empleo de casta falangista que le consiguieron sus “amistades fascistas” crió a su prole marxista-leninista; el hijo le salió terrorista del FRAP y el nieto Pablo asesor de Chavez para reprimir a la oposición en Venezuela. Como ven todo tan injurioso que perjudicara y desacreditara su pedigrí de luchador antifascista.

Estoy estudiando con mis abogados enviar al señor juez dos artículos publicados donde se acusa a mi antepasado de criminal sin haber una sola condena contra él. Presumo que si demando la sentencia seria absolutoria para quienes de modo tan vil le acusan impunemente. Y es que tuvo la ocurrencia con el general Franco, de ser los últimos en alzarse contra el golpista Frente Popular en la Republica.

Lo del golpismo solo puede hacerlo la izquierda. Ya saben, lo llaman “revolución” y queda de cine para vacilar de demócratas de toda la vida, mientras insisten con la “dictadura del proletariado” de Nicolas Maduro, aplauden a Lenin, Stalin, Fidel o el Che. 

A mí me seguirán llamando fascista por pensar que mi abuelo fue héroe y no criminal por defendernos del marxismo criminal. Con dios, camaradas.

 “En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario“. Orwell


Atestado policial Manuel Iglesias


Declaraciones de los testigos

Carta de Zapatero a Fidel Castro

EL día 10 de abril de 2007 Luis María Ansón publicó en El Mundo, en la sección Canela fina, la copia de una carta que envió José Luis Rodríguez Zapatero a Fidel Castro.

Quede el documento guardado para la historia.

«Querido y admirado Presidente, mi Comandante:

El ministro de Asuntos Exteriores de mi Gobierno, Miguel Ángel Moratinos, me da cuenta de su viaje oficial a Cuba y me informa de la evolución favorable de la salud de Vuestra Excelencia. No sabe cómo lo celebro porque mi generación se ha educado con la vista puesta en la Cuba comunista y en la figura irrepetible de Fidel Castro, centinela de la libertad, caudillo del Caribe por la gracia del destino histórico y comandantísimo de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire de la perla de las Antillas.

Las nuevas generaciones que viven en el hedonismo, no tienen conciencia clara de lo que ha supuesto para el mundo la lucha de Vuestra Excelencia por la libertad, por los Derechos Humanos y por la política social, todo ello frente a la voracidad del Imperio, frente al incalificable bloqueo impuesto por los Estados Unidos. A pesar de esa tropelía histórica, Cuba es hoy, gracias a Vuestra Excelencia, un paraíso de libertad, una nación justa en la que se respetan y acatan las leyes derivadas de la voluntad general libremente expresada, con un pueblo libre y esperanzado que disfruta de un alto nivel de vida, habiéndose sustituido en todas vuestras ciudades el caduco signo de la cruz por el de la hoz y el martillo. El ministro Moratinos se ha quedado en un pasmo ante el progreso y la dicha de la ciudadanía cubana.

Ciertamente la depravación del turista extranjero ha obligado al Gobierno de Vuestra Excelencia a mantener en las calles a las jineteras pero la inmensa mayoría de la nueva generación vive feliz, encuadrada en ese frente de juventudes admirable que es la organización de los pioneros.

Di instrucciones a mi ministro para que no abogara por los llamados «presos políticos», que no son otra cosa que mercenarios al servicio de una potencia extranjera, traidores a la patria o terroristas que pretenden socavar los cimientos de la gloriosa Revolución, el régimen establecido por Vuestra Excelencia, que es ejemplo en todo el mundo de respeto a los derechos humanos y a las libertades. Sólo la falacia del ultraderechista Aznar pudo llevar a la decadente Europa a la posición fascista de tomar medidas contra el régimen de Vuestra Excelencia. Naturalmente yo he decidido restablecer una relación privilegiada con el Gobierno democrático de Vuestra Excelencia. También di instrucciones a mi ministro para que no atendiera a los disidentes, ridículas minorías resentidas, incapaces de comprender la grandeza de la Revolución que Vuestra Excelencia, patria o muerte, ha llevado a cabo.

Dentro de dos años, mi Comandante, se cumplirán los 50 años del acceso a la jefatura del Estado de Vuestra Excelencia. Me propongo acudir a La Habana, en compañía de todo mi Gobierno para rendir a Vuestra Excelencia el homenaje que todos los demócratas del mundo le debemos. Medio siglo, 50 años, ganando una tras otra todas las elecciones ejemplarmente democráticas que se han celebrado en vuestro país, hollado un día por aquella España de infausta memoria, colonialista, católica e inquisitorial, es acontecimiento sin precedentes.

Aprovecho esta carta, mi Comandante, para implorarle que me conceda el alto honor de permitir que España se incorpore al eje Castro-Chávez-Evo, que tiene en permanente tembladera a los Estados Unidos y a su presidente fascista, el malhadado Bush.

En espera de sus gratas noticias, le reitero, mi Comandante, mi deseo y el del pueblo español de su pronto restablecimiento y quedo como siempre a la entera disposición de Vuestra Excelencia con mi renovada admiración y mi deseo permanente de seguir recibiendo vuestras enseñanzas”.

José Luis Rodríguez Zapatero.

En Madrid, y en el Palacio de la Moncloa, a 7 de abril del año 2007.

No callaremos – Ramón Pérez Maura / ABC

Ramón Pérez Maura

Malos tiempos para la libertad. Se derrumba la Venezuela de Pablo Iglesias y los suyos, mas ellos siguen empleando aquí los tribunales para actuar con un rigor inimaginable en los lugares en los que gobiernan aquellos a quienes han aleccionado las gentes de Podemos. El juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Zamora ha condenado a mi colega y amigo Hermann Tertsch por la publicación en la Tercera de ABC el 17 de febrero de 2016 del artículo “El abuelo de Pablo”. Se le impone una indemnización de 12.000 euros al padre del secretario general de Podemos. La razón de ello es que en aquel artículo Tertsch afirmaba, recogiendo lo ya aparecido en otras publicaciones a las que nadie ha demandado, que Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo Iglesias, fue condenado a muerte por la desaparición y el asesinato en noviembre de 1936 del marqués de San Fernando y su cuñado Pedro Ceballos, tras la saca perpetrada en su domicilio.

La sentencia no niega que Iglesias participara en esa saca con “el Chaparro”, “el Hornachego”, “el Vinagre”, “el Ojo de Perdiz” y “el Cojo de los Molletes”. Pero sí niega que él asesinara a las dos víctimas pues la investigación sobre la saca fue “archivada provisionalmente” e Iglesias fue condenado a muerte por rebelión militar. Pena, que como explicaba Tertsch en su artículo, le fue conmutada por 30 años de prisión de los que, ya se sabe lo de la dureza del franquismo, sólo cumplió cinco.

Ha sido ésta una causa verdaderamente extraña. Primero porque el padre del secretario general de Podemos presentó su demanda en los juzgados de Madrid, como es lógico por ser esta ciudad la sede de ABC y, sorprendentemente, el tribunal declaró su “incompetencia territorial” y lo despachó a Zamora, residencia del demandante al que no se le debía haber ocurrido acudir directamente al juzgado allí. Después, el día de la vista oral, el 19 de abril de 2017, se decidió celebrar la vista a puerta cerrada. La sentencia no aclara si el motivo de expulsar al público –sin que hubiera habido ningún incidente- fue por proteger el supuestamente ya mellado honor de la familia Iglesias o porque la libertad de información no es un bien protegible cuando se juzga a periodistas.

Al fin la sentencia conocida ahora condena a Tertsch a pagar la indemnización referida y los costes del proceso y “a retirar a su costa de la web y del caché el artículo referido”. No entraré en lo del caché, porque en el diccionario de la Real Academia Española no hay más que dos acepciones de “caché”: la cotización de un artista y la distinción o elegancia de una persona. Y como el pobre Tertsch tenga que hacerse cargo de la distinción y elegancia de la familia Iglesias le aconsejo que opte por pedir conmutar la pena por una de cárcel. 

En cuanto a lo de retirar el artículo de la web, aquí ya hemos llegado a la censura más absoluta, una que supera lo que vemos en Venezuela. ABC es un diario publicado en papel. Los diarios en papel tienen una hemeroteca que sólo se censura en regímenes como el de la fenecida Unión Soviética. Esa hemeroteca de ABC, todas las páginas publicadas desde el 1 de enero de 1903, pueden ser vistas por cualquiera en http://hemeroteca.abc.es/ Ahora el juzgado de Zamora pretende eliminar de la hemeroteca digital el artículo de Tertsch. Y supongo que después irá a la Biblioteca Nacional y también censurará allí nuestras páginas cortando esa Tercera con una cuchilla. Ni Chávez se atrevería a tanto. Llegaremos a volver a publicar portadas con el titular “Este número está visado por la censura” como la aparecida el 16 de octubre de 1935.

Ellos lo tienen claro. No pararán hasta que nos callen. Pero no callaremos.

Fuente: ABC

FACUO junior, y el “nieto del criminal”

FACUO junior, y el “nieto del criminal”

Se llama Rubén Sánchez, alias FACUO, y es hijo del presidente de FACUA, otro personaje podemita del “tu odio mi sonrisa” pasado de peso y bilis comunista, amigo de subvenciones púbicas y de señalar a quien discrepa de la línea oficial de pensamiento único, que la progresía normalizo tras la ley de desmemoria histórica.


FACUO, cuyo papa es presidente de FACUA, gusta de lanzar en redes sociales libelos tan clamorosos cono llamarme “nieto de criminal” (nada menos) por descender de un general anti golpistas. Atreverme a dar datos históricos me sitúa, según él, en el Fascio.

Me refiero a datos tan indiscutibles como que la izquierda fue golpista varias veces antes que el alzamiento de mi abuelo y Franco, últimos en levantarse contra aquella golpista estafa monumental Republicana que termino de reventar el Frente Popular, el ultimo puntillazo marxista a lo que jamás fue democracia pues surgió de un pucherazo.

Bajo esas premisas, la conclusión es que es FACUO, ese defensor de la Republica y de aquella izquierda asesina y golpista, el gran Fascista y no yo. Mi abuelo se alzo contra aquello y por eso, curiosas paradojas del destino, también le escuece mi voz. Y digo bien; son sus actos, ademas de sus referentes políticos, los que corroboran mi humilde opinión:

-Simpatia con homofobos declarados como los Castro, el Che y los criminales Frente populistas, ultimo genocidio cristiano que la historia señalo.

-Defiende a golpistas múltiples contra los que mi abuelo se alzó, afirmacion que solo alcanza a rebatir con adjetivos e insultos.

-Desde el paraguas FACUA practica el “señalamiento”, espurio negocio chequista de comisario político sobre objetivos de noveles empresarios en redes sociales a quien llamara “fascista” si se oponen a su discurso o alzan la voz, marcados previamente desde cuentas troll que te reportan si incomodas.

-Desde esa ONG recaudan mas de 3 kilos de dinero público anuales. Lo sorprendente es que no se publica su estado de cuentas desde el año 2011. http://extraconfidencial.com/noticias/lo-que-la-sospechosa-memoria-anual-de-facua-oculta/

-Tampoco donde esta su dinero tal y como relata esta abogada  https://www.mariarosadiez.com/donde-esta-el-dinero-de-facua/

En las ultimas elecciones generales hubo reuniones entre el FACUO y Podemos. Recuerden, ademas de que sus líderes diseñaron la represión en Venezuela, llevan en listas a varios defraudadores fiscales, cuentan con pedófilos, explotadores laborales, traficantes de drogas, agresores de mujeres y de políticos. Como broche su jefe era el contacto de ETA en Madrid.

Aún asi FACUO se atreve a calificarme de “nieto de criminal” y “Fascista” ese clásico insulto marxista leninista con el que distinguen a los que discrepan, y porque mi antepasado derroto el asesino golpismo comunista del magnicidio y el tiro en la nuca que el jamas condena, mientras yo lo cuento, sin rubor.

Ánden con cuidado, el “Fascista” oculta su “jeta aniñada” bajo barba lampiña y una supuesta y benéfica ONG que el proclama que es publica y otras veces privada si bien a mi me parece “familiar” (su mujer también enreda). Ruben es sin duda alguna un comunista mas!

Posdata: el creador del Fascio era nada menos que el nº 3 del partido socialista italiano. Les ahorro quien era su abuelo, bastante tenemos con el “nietisimo”. Salud camaradas. Con dios!

Polonia. El comunismo fuera de la ley 

El Gobierno de centroderecha de Donald Tusk ha prohibido por ley la difusión de propaganda y símbolos comunistas, nazis y fascistas en Polonia. El Ejecutivo introdujo una reforma del Código Penal que fue aprobada por el Senado y ratificada por el presidente Lech Kaczynski, que endurece la represión anua “la propaganda de ideologías criminales”. El objetivo es impedir “la divulgación, colección y posesión de materiales que defiendan regímenes totalitarios”. La polémica decisión ha generado una reacción política y mediática entre partidarios y detractores y reaviva el debate sobre la naturaleza del sistema comunista y su comparación con el nazismo y el fascismo.

Por Paco Soto (Varsovia) 

Con la ley en la mano, desde el pasado mes de enero, en Polonia, está prohibido lucir camisetas con el martillo y la hoz o la cara de Lenin o el Che, así como la difusión y venta de libros, documentos y símbolos del nazismo, como fotos de Hitler, cruces gamadas y cuchillos y calaveras de las SS, que en muchos casos provienen de Alemania. El Gobierno de Donald Tusk cuenta con el apoyo del ultraconservador partido Ley y Justicia (PiS), que respalda al presidente Lech Kaczynski, para aplicar la ley, que prevé multas e incluso prisión para los infractores. La reforma del artículo 256 del Código Penal estipula que “se tiene que imponer la misma pena a quien produzca, importe, compre, almacene, ofrezca o envíe objetos que contengan símbolos comunistas”. Como ocurre en España con el franquismo y en otros países que han sufrido sistemas dictatoriales durante un largo periodo, en Polonia, el afán por perseguir el comunismo 20 años después de la caída del Muro de Berlín levanta pasiones y división de opiniones. Mientras la derecha radical se aprovecha de las emociones negativas que genera el recuerdo del socialismo real en millones de polacos de a pie que sufrieron este sistema, el centroderecha liberal no termina de aclararse y la izquierda poscomunista pone todo su empeño en no remover el pasado para evitar que le salpique demasiado. El jurista Slawomir Steinborn pone en duda la eficacia de la ley porque “no tiene sentido castigar a quienes lleven camisetas con imágenes del Che”. Para el dirigente socialista Tadeusz Iwinski, la medida es “simplemente una tontería”. SLD, la formación en la que milita Iwinski, presentará en breve una apelación ante el Tribunal Constitucional (TC) para que “revise la reforma del Código Penal llevada a cabo por el Gobierno, porque, a nuestro juicio, es inconstitucional”, declara a EL SIGLO el dirigente socialista. Para el periodista y escritor Bronislaw Wildstein, que lleva años denunciando públicamente a los ex colaboradores de los aparatos de represión del régimen anterior, “no podemos ser relativistas en cuestiones políticas y morales que ataen a derechos humanos fundamentales. Relativizar el carácter criminal y represivo del comunismo es tan inmoral e inaceptable como relativizar la barbarie del nazismo y del fascismo”. En una línea radicalmente opuesta se posiciona el fantasmagórico Partido Comunista de Polonia, que asegura que “se opondrá firmemente a estas prácticas antidemocráticas por todos los medios posibles y se prepara para el enfrentamiento”.
Frente a estas posturas irreconciliables, se oyen otras veces que, aunque no nieguen los crímenes cometidos durante más de 40 años en nombre de los principios del marxismo leninismo en Polonia, ponen en cuestión la eficacia de la ley. En este sentido, Marcin Król, politólogo y profesor de las Ideas Políticas en la Facultad de Ciencias Sociales Aplicadas de la Universidad de Varsovia, expresa sus “dudas”, porque “es fácil determinar los símbolos del nazismo, pero no es tan fácil determinar cuáles son los símbolos del comunismo”. Para Król, esta dificultad se debe a que “el comunismo nunca existió en Polonia y en otros países de Europa del Este; existió lo que se I lamó el socialismo real. Por lo tanto, habría que preguntarse si Marx es o no un símbolo del comunismo y si hay que prohibirlo”. Este profesor universitario cree que “la ley va a crear más problemas que beneficios, porque una cosa es perseguir a los que enaltecen ideas totalitarias y defienden a tiranos como Stalin, y otra bien distinta es que ya no se puedan encontrar libros de Marx o Lenin en Polonia. Sería absurdo, porque la gente tiene que conocer estos textos y juzgar con su propia cabeza”. En el campo de la nueva izquierda polaca que no procede de los aparatos del antiguo sistema dictatorial, el analista político Slawomir Sierakowski califica de “disparate” la nueva ley, porque “criminaliza” ideas y “pone en el mismo saco a los defensores del comunismo autoritario y estalinista y a los que defienden un sistema comunista basado en ideales de justicia e igualdad”. Sierakowski admite que el sistema implantado después de la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia y otros países generó “crímenes y opresión”, pero se niega a equipararlo al nazismo, porque “es imposible analizar la ideología de Hitler sin pensar en los campos de exterminio, pero sí que es posible pensar en el comunismo sin el Gulag”. Bronislaw Wildstein considera que “Sierakowski hace una trampa intelectual, política y moral, porque hasta la fecha es imposible imaginarse el comunismo sin los campos del Gulag, la represión y la falta de libertad. Algunos hacen trampas hablando de estalinismo, en lugar de comunismo. Es como si se estableciera una diferencia entre hitlerismo y nazismo. Esto demuestra la hipocresía y falta de categoría moral y política de una parte de la izquierda, que considera que matar, torturar y encarcelar en la Cuba de Castro no es tan malo como hacerlo en el Chile de Pinochet”.
Cambio pacífico La polémica que vive Polonia sobre esta cuestión no se puede entender sin conocer la .naturaleza del cambio político pacífico y pactado que tuvo lugar en esta país en 1989. La transición polaca se basó no tanto en el olvido como en la reconciliación entre partidarios y enemigos del sistema comunista. Esta dinámica funcionó hasta que en 2005 el Gobierno del PiS quiso limpiar el país de colaboradores de los servicios secretos comunistas (SB) a través de la Ley de Lustración, que fue declarada inconstitucional por el TC. En la actualidad, el debate sobre el pasado está desvirtuado por intereses políticos. La derecha conservadora, que controla el Instituto de la Memoria Nacional (IPN) -un organismo encargado de perseguir los crímenes nazis y comunistas–, busca el beneficio político y electoral. Saca partido de polémicas como el juicio contra el general Wojciech Jaruzelski, responsable de la ley marcial de diciembre de 1981, o el supuesto pasado de delator del ex líder de Solidaridad, Lech Walesa. Asuntos como el turbio papel que desempeñaron algunos brigadistas polacos que combatieron en la Guerra Civil española al regresar a su país o el derribo del Palacio de la Cultura de Varsovia –símbolo de la arquitectura estalinista en Polonia–y otros monumentos del régimen anterior también generan polémica y dividen a la sociedad. En las últimas semanas, diversas noticias sobre el pasado comunista de Polonia han agitado el panorama político y mediático. Según la denuncia de un ex militar soviético, a finales de 1981, el general Jaruzelski, en contra de lo que sostiene, pidió expresamente a la URSS que interviniera en Polonia para aplastar el movimiento obrero y popular contra el régimen dictatorial. Por otra parte, el pasado mes de enero, numerosos ex jerifaltes comunistas y antiguos agentes del SB dejaron de percibir una parte importante de sus pensiones de jubilación. El politólogo Aleksander Smolar considera que “estos asuntos demuestran que nuestro pasado más reciente todavía no está superado, por eso genera tanta tensión y malestar”. Marcin Król agrega que “la mejor manera de superar con justicia el pasado no es haciendo leyes que puedan crear situaciones absurdas y dividir innecesariamente a la sociedad polaca”.
En los países europeos ex socialistas, unamayoría de la población valora negativamente el socialismo real y, a diferencia de lo que ocurre en España y en Europa occidental, equipara los crímenes que se cometieron en nombre de este sistema a los del nazismo y el fascismo. Según el IPN, existen 600 nombres de calles y placas que conmemoran la época comunista en Polonia. En Hungría y Estonia, los símbolos del comunismo están prohibidos, pero en Eslovaquia es frecuente ver estatuas a la gloria del Ejército Rojo soviético en muchas plazas. En Bulgaria también siguen presentes los símbolos comunistas. En Chequia, el Instituto Checo para el Estudio de los Regímenes Totalitarios publicó el pasado mes de noviembre una lista con los nombres de casi un millar de antiguos agentes de los servicios de inteligencia comunistas y una comisión del Senado pidió al Gobierno de Praga la prohibición de las actividades del Partido Comunista de Bohemia y Moravia. El ministro del Interior, Marcin Pecina, se mostró escéptico sobre la i legal ización y el presidente de los comunistas checos, Vojtech Filip, calificó de “ilegítima” la iniciativa. En Rumanía, la investigación de los crímenes del comunismo choca con la resistencia de la izquierda heredera de ese sistema pero también de la extrema derecha, que, como ocurre con la derecha, tiene en sus filas a dirigentes vinculados a los aparatos del Estado del régimen anterior. Atreverse simplemente a establecer algunas similitudes entre el comunismo y el fascismo y el nazismo genera indignación en España, donde muchos comunistas sufrieron la represión durante el franquismo, y también en otros países occidentales. En la antigua Europa del ‘socialismo real’, por razones obvias, las cosas se ven de forma distinta. Pero más allá de los debates académicos sobre similitudes y diferencias , “lo que me indigna es la benevolencia de muchos progresistas con un sistema como el comunista, que durante más de 70 años de existencia provocó la muerte de 80 millones de seres humanos”, dice Bronislaw Wildstein. Así las cosas, Andrzej Szpocinski, miembro del Instituto de Ciencias Políticas de la Academia Polaca de las Ciencias de Varsovia, cree que es “chocante la indulgencia y la resistencia de los países del Oeste de Europa a reconocer la crueldad de los regímenes comunistas”.