En defensa de la verdad.

Ante la campaña contra el Valle de los Caídos con la pretensión de convertirlo en un monumento laico, desatada desde sectores comunistas y que propugnan la ruptura de la unidad de España, con datos inexactos cuando no tergiversados, es obligación de salir en defensa de la verdad para lo cual se hacen las puntualizaciones siguientes: Es falso que las grandes obras del Valle de los Caídos fueran realizadas por “presos políticos”. Es cierto que entre los obreros profesionales figuraron, a partir de 1942, determinado número de condenados por graves delitos, castigados por los tribunales a penas de muerte, en muchos casos, … Continúa leyendo En defensa de la verdad.

LLamemosle el valle del olvido.

Estas informaciones sobre el Valle no se hacían públicas y, en 40 años de periodista, yo sólo recuerdo una ocasión en la que se habló de este tema en TVE. En l979, Francisco Rabal me comentó en pantalla que, en los años 40, el único trabajo que encontró su padre, tunelero, fue el de horadar el Risco de la Nava, en cuyo interior se construiría la basílica. Los Rabal, comunistas, ocupaban viviendas que se habían construido para los trabajadores. El actor reveló también queá«en la obra reinaba una gran solidaridad y los familiares de muchos presos dormían en nuestra casa … Continúa leyendo LLamemosle el valle del olvido.

Valle de los Caídos (La leyenda de Cuelgamuros).

Antes de que fuera señalado por la izquierda española como un «museo de los horrores» el Valle de los Caídos era, descontados los museos, el monumento del Estado más visitado de España. Ahora, colocado en el centro de una virulenta polémica política, ha pasado a ser el tercero en el ranking. Un sábado cualquiera por la mañana. Centenares de personas entran y salen de la Basílica y deambulan por el interior mirándolo todo. Son en su mayoría hombres y mujeres de 30 ó 40 años, parejas con hijos pequeños y veinteañeros con aspectos variadísimos. Rodean el altar sin prestar casi … Continúa leyendo Valle de los Caídos (La leyenda de Cuelgamuros).

La ley del silencio

Antes de la promulgar la Ley de la Memoria Histórica, quizás convenga derogar la «Ley del Silencio» que, en perjuicio de todos, vencedores y vencidos, ha regido en torno a lo que ocurría en el Valle de los Caídos. Así se explica que, como nunca se dieron a conocer datos sobre la construcción de la obra, el informe elaborado en 2006 por el socialista maltés Leo Brincat para el Consejo de la Unión Europea «con objeto de que se condene internacionalmente a la dictadura franquista», insista en cifras que, después de muchas investigaciones, han sido rectificadas. Por ejemplo, el número … Continúa leyendo La ley del silencio

Vencer a los muertos no es arriesgado y produce ganancias

Cuando el almirante Juan Bautista Aznar, último presidente de Gobierno con Alfonso XIII, asistía desde su cargo al derrumbamiento dela Monarquía, se pasaba las horas leyendo las aventuras de Rocambole, personaje creado por Ponsón du Terrail, desmesurado, inverosímil, desbordado, que dio carta de naturaleza al adjetivo “rocambolesco”. El despistado almirante Aznar no atendía a lo que se le venía encima sino que estaba en otra cosa, como quien hace “pic-nic” sobre un volcán. Con una gestión que ha producido más de cinco millones de parados reales, los mayores recortes sociales conocidos en democracia y una alerta internacional sobre nuestro futuro … Continúa leyendo Vencer a los muertos no es arriesgado y produce ganancias

¡Arriba parias de la tierra!

¡Arriba parias de la tierra! ¡En pie famélica legión!  El XXXVIII Congreso Federal del PSOE en Sevilla se cerró con el canto de “La Internacional”, puño en alto, cuyos primeros versos inician estas líneas. Al tiempo que la televisión mostraba el fervor de los asistentes al Congreso con sus puños cerrados, su incitación a los parias de la tierra, y la invocación a la legión famélica, qué antiguo todo, me llegó uno de esos curiosos correos que se reciben pidiendo su reenvío. En él aparecía Felipe González en la cubierta de un lujoso yate recibiendo una ración de crema bronceadora de … Continúa leyendo ¡Arriba parias de la tierra!

Garzón y compañía ante la tumba de Montesquieu

La mayoría de los turistas que llegan desde hace casi un decenio a la iglesia de Saint-Sulpice, la segunda más grande de París tras la catedral de Notre-Dame, no lo hacen porque sepan que allí se admiran dos obras de Delacroix, ni porque custodie el singular gnomon que marca la meridiana solar, obra del astrónomo y relojero Sully, ni por la bellísima Virgen debida al escultor  Pigalle, ni porque cuenta con un magnífico órgano de dieciséis mil tubos que aún oficia, ni por la curiosidad de que en su pila fuesen bautizados Baudelaire y el marqués de Sade o ante … Continúa leyendo Garzón y compañía ante la tumba de Montesquieu